Llama Violeta

Llama Violeta


 
   
 
 
 
 
 
 

Neale Donald Walsch

Conversaciones con Dios 2

Capitulo III

 

Haciendo una recapitulación de lo que me dices, extraigo estos puntos principales:

 

§         La vida es un proceso continuo de creación.

§         Un secreto de los Maestros es mantener la firmeza de un pensamiento, es decir, frenar los cambios de idea, y procurar que la elección siga un mismo camino.

§         No adoptes un "no" como respuesta.

§         Nosotros "atraemos" lo que pensamos, sentimos y decimos.

§         La vida puede ser un proceso de creación o reacción.

§         El alma crea, la mente reacciona.

§         El alma entiende lo que la mente no puede concebir.

§         Deja de tratar de imaginarte lo que es "mejor" para ti (cómo puedes ganar lo máximo, cómo puedes perder lo menos, obtener lo que quieres) y empezar a avanzar con lo que sientes que conforma Quién Eres Tú.

§         Tus sentimientos son tu verdad. Lo que es mejor para ti es lo que es la verdad para ti.

§         Los pensamientos no son sentimientos; más bien son ideas acerca de cómo "debes" sentir. Cuando se confunden los pensamientos y sentimientos, la verdad se vuelve nebulosa, se pierde.

§         Volviendo a tus sentimientos, salte de tus esquemas y recupera la sensatez.

§         Una vez que conozcas la verdad, vívela.

§         Los sentimientos negativos no son sentimientos verdaderos; más bien, son tus pensamientos acerca de algo, basados en tu experiencia previa y la de otros.

§         La experiencia previa no es indicadora de la verdad, ya que la Verdad Pura se crea aquí y ahora, no se reactúa.

§         A fin de cambiar tu respuesta a cualquier cosa, vive en el presente (es decir, el momento "pre-sente"), el momento que es y ya era lo que es, antes de que hubieses pensado al respecto. En otras palabras, sé Aquí y ahora, no en el pasado o en el futuro.

§         El pasado y el futuro sólo suelen existir en tu pensamiento. El momento pre-sente es la Única Realidad. ¡Permanece ahí!

§         Busca y encontrarás.

§         Ejecuta lo que se requiera para permanecer conectado con Dios/Diosa/Verdad. No interrumpas las prácticas, las oraciones, los rituales, las meditaciones. Las lecturas, la escritura, lo que funcione para ti para permanecer en contacto con Todo Lo Que Es.

¿Qué te parece este resumen?

 ¡Estupendo! Hasta ahora, vamos bien. Lo has entendido. No obstante, ¿puedes vivirlo?

 Lo voy a intentar.

 Bien.

 ¿Podemos ahora continuar? Háblame acerca del Tiempo.

 ¡No hay tiempo como el presente!

Ya lo has oído antes, estoy seguro. Pero no lo entendías. Ahora ya lo percibes.

No hay más tiempo que este tiempo. No hay ningún momento más que este momento. "Ahora" es todo lo que existe.

 ¿Qué pasa con "ayer" y "mañana"?

 Productos de tu imaginación. Construcciones de tu mente. Inexistentes en la Realidad Fundamental.

Todo lo que ha sucedido alguna vez, está sucediendo, y lo que sucederá, está sucediendo ahora mismo.

 No entiendo.

 Y no puedes, no completamente. Pero puedes empezar. Y todo lo que se necesita es captar el principio.

Por lo tanto... escucha.

El "tiempo" no es un continuo. Es un elemento de relatividad que existe vertical, no horizontalmente.

No pienses en el como algo de "izquierda a derecha", una llamada línea de tiempo que transcurre desde el nacimiento hasta la muerte para cada individuo, y desde un punto finito hasta un punto finito para el universo.

¡El "Tiempo" es un concepto "vertical"! Piensa en el cómo si fuese un eje que representa el Momento Eterno del Ahora.

Ahora imagínate hojas de papel adheridas a ese eje, una junto a otra. Éstos son los elementos del Tiempo. Cada elemento separado y distinto, y, sin embargo, existiendo al mismo tiempo que otros. ¡Todo el papel a la vez! Tantas hojas como habrá siempre, tantas como hubo siempre...

Sólo hay Un Momento - este momento -, el Momento Eterno de Ahora.

Es ahora mismo que todo está sucediendo, y estoy glorificado. No hay espera para la gloria de Dios. Abrí este camino porque ¡no podía esperar! Era tan feliz de Ser Quién Soy que no podía esperar para proclamar este testimonio de Mi realidad. Por lo tanto, BUUM, aquí está, justo aquí, justo ahora, ¡TODO LO QUE ENCARNA ES!

No hay Principio para esto, y no hay Final. El Todo de la Totalidad sólo Es.

En lo que Es radica tu experiencia, y es tu mayor secreto. Te puedes mover en consciencia del Ser a cualquier "tiempo" o "lugar" que elijas.

 ¿Significa que podemos viajar en el tiempo?

 En efecto, y muchos lo han hecho. En realidad, todos lo han hecho, y lo hacen rutinariamente, en general, en lo que llaman el estado del sueño. La mayoría no están conscientes de ello, no pueden retener esa consciencia. Pero la energía se adhiere como pegamento, algunas veces queda suficiente residuo para que otros, sensibles a esa energía, puedan rescatar algo acerca de su "pasado" o "futuro". Ellos sienten o "leen" este residuo, y ustedes les llaman videntes o psíquicos. En ocasiones, hay suficiente residuo para que incluso tú, en tu limitada consciencia, te des cuenta de que "has estado aquí antes". ¡Todo tu ser se sacude súbitamente por la comprensión  de que has "hecho esto antes"!

 ¡Déjà vu!

 Sí. O ese maravilloso sentimiento cuando te encuentras con algunas personas a quienes has conocido toda tu vida, ¡o por toda la eternidad!

Es un sentimiento espectacular. Es un sentimiento fabuloso. Y es un sentimiento verdadero. ¡Has conocido a esa alma desde siempre!

¡Desde siempre es justo aquí y ahora!

Con frecuencia has mirado hacia arriba y hacia abajo, desde tu "hoja de papel" en el eje y ¡has visto todas las demás hojas! Y te has visto a ti mismo ahí, ¡porque una parte de Ti está en cada hoja!

 ¿Cómo es posible esto?

 Te diré lo siguiente: Tú siempre has sido, eres ahora y siempre serás.

Nunca ha habido un tiempo que no seas tú, ni nunca habrá tal tiempo.

 ¡Pero espera! ¿Qué hay acerca del concepto de almas viejas? No hay algunas que sean "más antiguas" que otras?

 Nada es "más antiguo".  Yo creé TODO A LA VEZ, y TODO existe justo ahora.

El concepto de "más viejo" y "más joven" al que te refieres, tiene que ver con los niveles de consciencia de un alma en particular, o Aspecto del Ser. Tú eres todos los Aspectos del Ser, simplemente partes de lo Que Es. Cada parte tiene encarnada la consciencia del Todo, cada elemento la lleva impresa.

El "Conocimiento" es la experiencia del despertar de esa consciencia. El aspecto individual del TODO se vuelve consciente de Sí mismo. Literalmente se vuelve autoconsciente.

Después, poco a poco se vuelve consciente de todos los demás y, entonces, de hecho no hay otros; Todos son Uno.

Así finalmente, toma consciencia de Mí, de Mí Magnificencia.

     

Vaya, realmente te agradas a ti mismo, ¿verdad?

 ¿A ti no te agrado?

 ¡Sí, sí! ¡Creo que eres fabuloso!

 Concuerdo contigo. ¡Y pienso que tú eres grandioso! Es el único punto en el que Tú y Yo discrepamos. ¡Tú no crees que eres grandioso!

 ¿Cómo puedo verme como grandioso cuando me doy cuenta de todas mis debilidades, todos mis errores, toda mi maldad? 

Yo te digo: ¡No hay maldad!

 Desearía que fuese cierto.

 Tú eres perfecto tal como eres.

 Desearía que eso también fuese cierto.

 ¡Es verdad! Un árbol no es menos perfecto porque sea una plántula. Un infante pequeño no es menos perfecto que uno mayor. Es la perfección en sí misma. El hecho de que no pueda hacer nada, no conozca nada, no lo vuelve menos perfecto.

Un niño comete errores. Se pone de pie, empieza a caminar, se cae. Se levanta de nuevo, un poco inseguro, deteniéndose de la pierna de su madre. ¿Eso hace que el niño sea imperfecto?

¡Te digo que es justo lo contrario! Ese niño es la perfección misma, total y completamente adorable.

Así, tú también eres perfecto.

 

¡Pero el niño no hace nada malo! El niño no ha desobedecido conscientemente, ni ha lastimado a otro, ni se ha perjudicado a sí mismo.

 El niño no puede distinguir entre el bien y el mal.

 Precisamente.

 Tampoco tú.

 Yo sí puedo. Sé que está mal dar muerte a otras personas, y que esta bien amarlas. Sé que es malo herir y correcto sanar, mejorar las cosas. Sé que está mal tomar lo que no es mío, usar a otro, ser deshonesto.

 Podría mostrarte casos en que cada una de esas acciones es correcta.

 Ahora estas jugando conmigo.

 En lo más mínimo. Sólo soy objetivo.

 Si estás diciendo que hay excepciones para cada regla, entonces estoy de acuerdo.

 Si hay excepciones a una regla, entonces no es una regla.

 Me estás diciendo que no es malo matar, herir, robarle a otro?

 Depende de lo que estés tratando de hacer.

 Está bien, está bien, lo entiendo. Pero eso no convierte esas cosas en buenas. Algunas veces se tienen que realizar actos perniciosos para alcanzar un buen fin.

 En esos casos, no se convierten en "acciones malas", ¿no es verdad?

 ¿Estás diciendo que el fin justifica los medios?

 ¿Tú que piensas?

 No, absolutamente no.

 Así sea.

¿No ves lo que estás haciendo aquí? ¡Estás elaborando las reglas en tu camino!

¿Y no ves algo más? Está perfectamente bien.

¡Eso es lo que supones que estás haciendo!

Toda la vida es un proceso de decidir Quién Eres Tú, y después experimentarlo.

¡Mientras sigas expandiendo tu visión, formulas nuevas reglas para cubrir tus actos! En tanto agrandas tu idea acerca de tu Ser, creas nuevos "se hace y no se hace, síes y nos" para rodearlos. Éstos son los límites que contienen algo que no puede contenerse.

No puedes contenerte a "ti mismo", porque eres tan ilimitado como el Universo. Sin embargo, puedes crear un concepto a cerca de tu ser sin esos límites imaginando, y después aceptando, los límites.

En un sentido, ésta es la única forma en que puedes conocerte a ti mismo como un ser en particular.

Lo que es sin límites, es sin límites. Lo que es ilimitado, es ilimitado. No puede existir en cualquier sitio, porque está en cualquier sitio. Si está en cualquier sitio, no está en ningún sitio en particular.

Dios está en todas partes. Por lo tanto, Dios no está en ningún sitio en particular, porque a fin de estar en algún sitio en particular, Dios tendría que no estar en otro sitio, lo que no es posible para Dios.

Sólo hay una cosa que no es posible para Dios, y es que Dios no sea Dios. Dios no puede "no ser". Ni puede Dios no ser como Sí mismo. Dios no puede "despojarse" de Él mismo.

Yo estoy en todas partes, y eso es todo. Y puesto que estoy en todas partes, no estoy en ninguna. ¿Y si no estoy en NINGUNA PARTE, ¿dónde estoy?

AQUÍ AHORA.

 ¡Me encanta! Estableciste este punto en el primer libro, pero me encanta, así que te dejaré proseguir.

 Es muy amable de tu parte. ¿Y ahora lo entiendes mejor? ¿Te das cuenta de que has creado tus ideas de "lo bueno" y lo "malo" simplemente para definir Quién Eres?

¿Entiendes que sin estas definiciones - límites - no eres nada?

¿Y comprendes que, lo mismo que Yo, sigues cambiando los límites según cambias tus Ideas de Quién Eres?

 Bien, entiendo lo que estas diciendo, pero me parece que no he cambiado mis límites - mis propios límites personales - en buena medida. Para mí, matar siempre ha sido malo. Robar siempre ha sido malo. Siempre ha sido malo herir a otro. Los conceptos más altos con los cuales nos gobernamos han estado vigentes desde el inicio del tiempo, y la mayor parte de los seres humanos están de acuerdo con ellos.

 ¿Entonces por qué hay guerras?

 Porque siempre habrá alguien que rompa las reglas. En cada canasta hay una manzana podrida.

 Lo que voy a decir ahora y en los pasajes que siguen, puede ser difícil de que lo entiendan y acepten algunas personas. Va a violar mucho de lo que se sostiene como verdad en tu actual sistema de pensamiento. Sin embargo, no puedo permitir que sigas viviendo con estas construcciones si este diálogo tiene la intención de servirte. Por lo tanto, ahora debemos, en este segundo libro, enfrentar directamente algunos de esos conceptos. Pero nuestro camino será un poco escabroso por un rato. ¿Estás listo? 

Creo que sí. Gracias por la advertencia. ¿Qué es eso tan dramático o difícil de entender o aceptar que me vas a decir?

 Yo te digo que no hay "manzanas podridas". Sólo hay personas que discrepan de tu punto de vista, seres que construyen un modelo diferente del mundo. Ninguna persona hace nada inadecuado, según su modelo del mundo.

 Entonces su "modelo" está del todo confundido. Yo sé lo que está bien y lo que está mal y el hecho de que otras personas no lo sepan, no significa que yo está demente. ¡Ellas son quienes carecen de cordura!

 Lamento decirte que es precisamente esa actitud la que inicia las guerras.

 Lo sé, lo sé. Lo estaba haciendo a propósito. Sólo me limitaba a repetir lo que he oído que dicen otras personas. ¿Pero como puedo responder a seres como ésos? ¿Qué podría decirles?

 Podrías decirles que las ideas de la gente de "bien" y "mal" cambian - y han cambiado - una y otra vez de cultura a cultura, de época a época, de religión a religión, de lugar a lugar... incluso de familia a familia y de persona a persona. Podrías señalarles que lo que muchas personas calificaban de "bueno" en una época - quemar a individuos en la hoguera por lo que se consideraba brujería, como un ejemplo - hoy en día se juzga como "malo".

Podrías decirles que una definición de "bueno" y "malo" es una definición no sólo establecida por la época, sino también por simple geografía. Podrías permitirles observar que algunas actividades en este planeta (la prostitución por ejemplo) son ilegales en un lugar, y en otro, a unos cuantos kilómetros de distancia son legales. Y así, cuando se juzga a una persona por haber hecho algo "malo" no se trata de lo que ha hecho la persona realmente, sino de dónde lo ha hecho.

Ahora voy a repetir algo que dije en el libro anterior, y sé que fue muy, muy difícil para que algunos lo captaran, lo entendieran.

Hitler se fue al cielo.

 No estoy seguro de que la gente esté preparada para eso.

 El propósito de este libro, y de todos los libros en la trilogía que estamos creando, es propiciar la preparación para un nuevo paradigma, un nuevo entendimiento; una visión más amplia, una idea más grandiosa.

 Bien, voy atener que formularte aquí las preguntas que sé que muchas personas están pensando y queriendo plantear. ¿Cómo pudo un hombre como Hitler ir al cielo? Todas las religiones del mundo... pensaría que cada una de ellas lo han condenado y lo han enviado directamente al infierno.

 Primero, no podía haberse ido al infierno porque el infierno no existe. Por lo tanto, sólo queda un lugar al que podría haber ido. Pero eso evade la pregunta. La verdadera cuestión aquí es si los actos de Hitler fueron "malos". Sin embargo, he dicho una y otra vez que no hay "bueno" o "malo" en el universo. Nada es intrínsecamente bueno o malo. Simplemente es.

Ahora bien, tu idea de que Hitler fue un monstruo está basada en el hecho de que ordenó el asesinato de millones de personas, ¿correcto?

 Sí, obviamente.

 Si yo dijese que lo que llamas muerte es lo más grandioso que le pudiese suceder a cualquier persona, ¿qué dirías?

 Lo encontraría difícil de aceptar.

 ¿Tú crees que la vida en la Tierra es mejor que la vida en el paraíso? Yo te digo que en el momento de morir te darás cuenta de que gozas de la mayor libertad, la mayor paz, la mayor alegría y el amor más grandioso que hayas conocido. ¿Debemos, por lo tanto, castigar a la Zorra Bre´r por lanzar al zarzal al Conejo Bre´r?

Ignoras el hecho de que, no obstante lo maravillosa que pueda ser la vida después de la muerte, nuestra vida aquí no debe terminarse contra nuestra voluntad. Vinimos a este mundo a lograr algo, a experimentar algo, a aprender, y no esta bien que nuestra vida se trunque por algún asesino maníaco con ideas dementes.

 Antes que nada, ustedes no están aquí para aprender algo. (¡Vuelve a leer el libro anterior!) La vida no es una escuela, y tu propósito aquí no es aprender; es recordar. Y sobre tu punto más extenso, la vida se "trunca" con frecuencia por muchos motivos: un huracán, un terremoto...

 Eso es diferente. Estas hablando de un Acto de Dios. 

Cada acontecimiento es un acto de Dios.

¿Te imaginas que podría tener lugar un suceso  si yo no lo quisiera? ¿Piensas que podrías levantar siquiera tu dedo meñique si Yo elijo que no lo hagas? No podrías hacer nada si Yo me opongo.

No obstante, continuemos examinando juntos esta idea de muerte injusta. ¿Está "mal" que se trunque una vida por una enfermedad? 

"Mal" no es una palabra que sea adecuada en este caso. Ésas son causas naturales. No es lo mismo que un ser humano como Hitler con sus asesinatos de millones. 

¿Qué hay acerca de un accidente? ¿Un accidente estúpido? 

Es lo mismo. Es desafortunado, trágico, pero ésa es la voluntad de Dios. No podemos asomarnos a la mente de Dios y descubrir por qué suceden estas cosas. No debemos intentarlo, porque la Voluntad de Dios es inmutable e incomprensible. La pretensión de desembrollar el Divino Misterio es codiciar un conocimiento más allá de nuestro alcance. Es inmoral.

 ¿Cómo lo sabes?

 Porque si Dios quisiera que entendiéramos todo esto, lo haríamos. El hecho de que no lo hagamos - no podemos - es evidencia de que es Voluntad de Dios que no sea así.

 Ya veo. El hecho de que no entiendas es evidencia de la Voluntad de Dios. El hecho de que suceda, no es evidencia de la Voluntad de Dios. hummm...

 Parece que no soy muy bueno para explicarte esto, pero sé lo que creo. 

¿Crees en la voluntad de Dios, que Dios es todopoderoso? 

Sí. 

Excepto en lo que concierne a Hitler. Lo que sucedió no fue Voluntad de Dios.

 No.

¿Cómo puede ser eso? 

Hitler violó la Voluntad de Dios. 

Ahora bien, ¿cómo piensas que pudo hacerlo si Mi Voluntad es todopoderosa?

 Tú se lo permitiste. 

Si Yo se lo permití... entonces fue Mi Voluntad que actuara así.

 

Parecería que así fuese... ¿Pero que posible razón pudiste tener? No. Fue tu Voluntad que él tuviese Libre Elección. Fue su voluntad que cometiera esos actos.

 Estás muy cerca en esto. Muchísimo.

Tienes razón, por supuesto. Fue Mi Voluntad que Hitler - que todos ustedes - tuviesen Libre Elección. Sin embargo, no es Mi Voluntad que sean castigados incesantemente, interminablemente, si no hacen la elección que yo quiero. Si ése fuera el caso, ¿cuán "libre" he hecho esa elección? ¿Realmente son libres de hacer lo que Yo quiero si saben que los haré sufrir indeciblemente si no hacen lo que Yo quiero? ¿Qué clase de elección es ésa?

 No es una cuestión de castigo. Es una Ley Natural. Se trata de consecuencias, simplemente.

 Veo que te has instruido bien en todas las construcciones teológicas que te permiten considerarme como un Dios vengador, sin hacerme responsable de eso.

¿Pero quién estableció esas Leyes Naturales? Y si podemos concordar en que Yo debo ponerlas en vigor, ¿por qué pondría en vigor esas leyes, y después les daría el poder para violarlas?

Si no quise que les afectaran, si fue Mi Voluntad que Mis seres maravillosos nunca sufrieran, ¿por qué crearía la posibilidad de que sucediera así?

Y además, ¿por qué continuaría tentándolos, día y noche, a violar las leyes que he promulgado?

 Tú no nos tientas. Es el diablo quién lo hace.

 Vuelves a lo mismo, no Me haces responsable.

¿No te das cuenta de que la única forma en que puedes racionalizar tu teología radica en interpretarme sin poder? ¿Entiendes que la única forma en que tus construcciones pudiesen tener sentido sería que la Mía no lo tuviese?

¿Estás realmente satisfecho con la idea de un Dios que crea un ser cuyas acciones no puede controlar?

No he dicho que no puedas controlar el mal. Tú puedes controlar todo. ¡Tú eres Dios! Pero Tú eliges no hacerlo. Tú permites que el mal nos tiente, que trate de ganarse nuestras almas.

 ¿Pero por qué? ¿Por qué haría eso si no quiero que regresen a Mí?

 

Porque Tú quieres que lleguemos a Ti por elección, no porque no haya opciones. Tu instauraste el Cielo y el Infierno para que hubiese elección. Así podríamos actuar por elección, y no siguiendo simplemente una senda porque no hay otra.

 

Ya veo cómo obtuviste esta idea. Así es como se estableció en este mundo, y por eso, piensas que debe ser Mía.

En tu realidad, Dios no puede existir sin el Mal. Por eso crees que debe ser igual en la Mía.

Sin embargo, yo te digo que dónde Yo estoy no hay "mal". Y no hay perversidad. Sólo hay el Todo de Todo. La Unicidad. Y la Conciencia, la Experiencia de eso.

El Mío es el Reino de lo Absoluto, donde no existe Una Cosa en relación con Otra, sino independiente de todo lo demás.

El Mío es el lugar donde Todo lo que hay es Amor.

 

¿Y no hay consecuencias por algo que pensemos, digamos o hagamos en la Tierra?

 

Oh, si hay consecuencias. Mira a tu alrededor.

 

Me refiero a después de la muerte.

 

La "muerte" no existe. La vida sigue para siempre. La vida Es. Cambias de forma, simplemente.

 

Está bien, como Tú quieras, después de que "cambiamos de forma".

 

Después de que cambias de forma, ya no existen las consecuencias. Sólo hay Conocimiento.

Las consecuencias son un elemento de relatividad. No tienen lugar en lo Absoluto porque dependen de un "tiempo" lineal y acontecimientos secuenciales. Éstos no existen en el Reino de lo Absoluto.

En ese reino no hay más que paz y alegría y amor.

En ese reino conocerás por fin las Buenas Nuevas: Que tu "mal" no existe, que tú eres quién siempre pensabas que eras: bondad y amor. La idea de que podrías ser otra cosa proviene de un mundo exterior insensato, lo que ocasiona que actúes insensatamente. Un mundo exterior de juicio y condena. Otros te han juzgado, y a partir de esos juicios te juzgas a ti mismo.

Ahora quieres que Dios te juzgue, y no lo haré.

Y debido a que no puedes entender a un Dios que no actuará como lo hacen los humanos, estás perdido.

Tu teología es tu intento para encontrarte a ti mismo de nuevo.

 

Calificas de insensatas nuestras teologías, ¿pero como puede funcionar una teología sin un sistema de Recompensa y Castigo?

 

Todo depende de lo que percibas como el propósito de la vida, y, por tanto, la base de la teología.

Si crees que la vida existe como una prueba, una tentativa, un periodo de situarte a través de tus pasos para ver si eres digno de "mérito", tus teologías empiezan a tener sentido.

Si crees que la vida existe como una oportunidad, un proceso por el cual descubres - recuerda - que eres digno de mérito (y siempre lo fuiste), entonces tus teologías me parecen insensatas.

Si crees que Dios es un Dios lleno de ego que requiere atención, adoración, aprecio y afecto - y matará para obtenerlo -, tus teologías empiezan a tener lógica.

Si crees que Dios carece de ego o necesidad, pero es la fuente de todas las cosas, y la sede de toda sabiduría y amor, entonces tus teologías se desmoronan.

Si crees que Dios es un Dios vengador, celoso en Su amor e iracundo en Su enojo, entonces tus teologías son perfectas.

Si crees que Dios es una Diosa pacífica, gozosa en Su amor y apasionada en Su éxtasis, entonces tus teologías son inútiles.

Yo te digo que el propósito de la vida no es complacer a Dios. E propósito de la vida es conocer y recrear Quién Eres Tú.

Y al hacerlo, complaces a Dios, y glorificas a Ella también, a la esencia femenina de Dios.

 ¿Por qué dices eso? ¿Eres también una mujer?

 No soy "Él" ni "Ella". Ocasionalmente uso el pronombre femenino para sacudirte de tu pensamiento restringido.

Si piensas que Dios es una cosa, entonces pensarás que no es otra. Y eso sería un gran error.

Hitler fue al cielo por estas razones:

No hay infierno, por lo que no había otro lugar para él.

Sus acciones fueron lo que tú llamarías equivocaciones - las acciones de un ser sin evolucionar - y las equivocaciones no son castigables por condena, sino que se trata de proporcionar la oportunidad de corrección, de evolución.

Los errores que Hitler cometió no causaron ningún daño o perjuicio a aquellos cuyas muertes ocasionó. Esas almas fueron liberadas de su cautiverio terrenal, como mariposas que emergen de su capullo.

Las personas que quedan atrás lamentan esas muertes debido únicamente a que desconocen el júbilo del cual están gozando ahora esas almas. Nadie que haya experimentado la muerte lamenta el fallecimiento de otra persona.

Tú afirmación de que esas muertes fueron, no obstante, prematuras y, por lo tanto, "equivocadas", sugiere que algo podría suceder en el universo cuando no se supone que sea así. Sin embargo, dado Quién y Qué Soy Yo, eso es imposible.

Todo lo que ocurre en el universo está ocurriendo perfectamente. Dios no ha cometido un error desde hace mucho, mucho tiempo.

Cuando vez la absoluta perfección en todo lo que nos rodea, no sólo esas cosas con las que tú concuerdas, sino (y tal vez especialmente) esas cosas con las cuales discrepas, alcanzas la maestría.

 

Sé todo esto, desde luego. Lo abordamos en su totalidad en el libro anterior. Pero para aquellos que no lo han leído, creo que es importante contar con una base de comprensión al principio de este libro. Por eso introduzco esta serie de preguntas y respuestas. Sin embargo, antes de que prosigamos, me gustaría hablar un poco más acerca de las teologías tan complejas que hemos creado los seres humanos. Por ejemplo, cuando era niño, se me enseño que era un pecador, que todos los seres humanos somos pecadores, y que no podemos evitarlo; nacemos así, nacemos en el pecado.

 

Un concepto muy interesante. ¿ Cómo pudo alguien inducirte a creer eso?

 

En el catecismo se enseña que, aunque nosotros no hayamos pecado - ciertamente los bebés no lo han hecho -, Adán y Eva sí lo hicieron y nosotros, que somos sus descendientes, en consecuencia heredamos su culpa, lo mismo que sus naturalezas pecadoras.

Adán y Eva comieron la fruta prohibida - participaron en el conocimiento del Bien y el Mal - y así sentenciaron a todos sus herederos y descendientes a una separación de Dios desde el nacimiento. Cada uno de nosotros nace con este "Pecado Original" en el alma. Todos compartimos la culpa. Por eso creo que se nos ha dado el Libre Albedrío, para ver si haremos lo mismo que Adán y Eva y desobedeceremos a Dios, o si podemos superar nuestra tendencia natural, heredada a "hacer el mal", y, en cambio, portarnos correctamente, a pesar de las tentaciones del mundo.

 

¿Y si hacen el "mal"?

 

Entonces Tú nos envías al infierno.

 Yo lo hago.

 Sí, a menos que nos arrepintamos.

 Ya veo.

 Si afirmamos que estamos arrepentidos - hacemos un Acto de Contrición Perfecto -, Tú nos salvarás del infierno, pero no de todo el sufrimiento. Aun así, tenemos que ir al Purgatorio por un tiempo, para limpiarnos de nuestros pecados.

 ¿Por cuánto tiempo tienen que morar en el "Purgatorio"?

 Depende. Tenemos que quemar nuestros pecados. No es muy agradable, déjame decirte. Y cuantos más pecados tengamos, tanto más tiempo se llevará consumirlos, y será más largo el periodo que permanezcamos ahí. Eso es lo que se me ha enseñado.

 Entiendo.

 Pero al menos no iremos al infierno, ya que ahí es para siempre. Por otra parte, si morimos en pecado mortal, nos vamos directamente al infierno.

 ¿Pecado mortal?

 En comparación con el pecado venial. Si morimos con un pecado venial en nuestra alma, sólo vamos al Purgatorio. El pecado mortal nos envía derecho al infierno.

 ¿Me puedes dar un ejemplo de esas diversas categorías de pecado que te enseñaron?

 Por supuesto. Los pecados mortales son serios: delitos mayores; infracciones teológicas; actos como asesinato, violación robo. Los pecados veniales son un tanto menores: ofensas teológicas, como faltar a los oficios religiosos o, hace algún tiempo, comer carne en viernes.

 ¡Cómo! ¿Este Dios de ustedes los envía al purgatorio si comen carne en viernes?

 Ya no. Desde principio de los años sesenta ya no se considera pecado. Sin embargo, si comíamos carne en viernes antes de principios de los sesenta, nos arriesgábamos a sufrir el infortunio.

 ¿De verdad?

 Totalmente.

 Bien, ¿qué sucedió a principio de los años sesenta para que este "pecado" dejara de serlo?

 El Papa dijo que se nos dispensaba de esa imposición.

 Entiendo. ¿Y este Dios los obliga adorarlo, a asistir a los oficios religiosos? ¿Bajo pena de castigo?

 Faltar es un pecado, sí. Y si no se practica la confesión y la persona muere con ese pecado en el alma, tendrá que ir al Purgatorio.

 Pero, ¿qué pasa con un niño? ¿Qué sucede con un pequeño niño inocente que desconoce todas estas "reglas" por medio de las cuales Dios ama?

 Si un niño muere antes de que sea bautizado en la fe, ese niño va al Limbo. 

¿Va a dónde? 

Al Limbo. No es un lugar de castigo, pero tampoco es el cielo. No se puede estar con Dios, pero por lo menos tampoco se está con el "demonio".

 ¿Pero por qué no podría ese hermoso niño inocente estar con Dios? El niño no hizo nada malo...

 Eso es verdad, pero el niño no fue bautizado. No importa cuán intachables o inocentes sean los bebés - o cualquier persona -, tienen que estar bautizados para entrar al cielo. De otra manera, Dios no puede aceptarlos. Por eso es muy importante bautizar rápidamente a los niños, lo antes posible después de su nacimiento.

 ¿Quién te dijo todo esto?

 Dios, por medio de Su iglesia. 

¿Cuál iglesia? 

La Santa Iglesia Católica Romana, por supuesto. Ésa es la iglesia de Dios. De hecho, si se es católico y se asiste a otra iglesia, también es pecado.

 ¡Creía que era pecado no asistir a la iglesia!

 Lo es. También es pecado asistir a la iglesia equivocada.

 ¿Qué es una iglesia equivocada?

 Cualquier iglesia que no sea la Católica Romana. No se debe bautizar, ni contraer matrimonio en la iglesia equivocada, ni siquiera asistir a una iglesia equivocada. Esto lo sé a ciencia cierta porque hace muchos años quise ir con mis padres a la boda de un amigo para fungir como escolta, pero las monjas me dijeron que no debería aceptar la invitación porque era la iglesia equivocada.

 ¿las obedeciste?

 No, me figuré que Dios - Tú - te presentarías en la otra iglesia con la misma disposición con la que Te presentas en la mía, por lo que sí fui, y me sentí muy bien.

 Actuaste correctamente. Bueno, veamos: tenemos el cielo, tenemos el infierno, tenemos el purgatorio, tenemos el limbo, tenemos el pecado mortal, tenemos el pecado venial... ¿Hay algo más?

 Pues sí, la confirmación y la confesión, el exorcismo y la Extremaunción, los Santos Patrones y los Días Sagrados de Obligación.

 Cada día está santificado. Cada minuto es sagrado. Éste, ahora, es el Instante Sagrado.

 Desde luego, pero algunos días son realmente sagrados, los Días Sagrados de Obligación, y en esos días también se debe asistir a los oficios.

 ¿Y qué sucede si no asistes?

 Es pecado.

 Así que te vas al infierno.

 En este caso al Purgatorio si se muere con ese pecado en el alma. Por eso es bueno acudir ala Confesión con la mayor frecuencia posible. Algunas personas van cada semana. Otras, todos los días. De ese modo, se puede mantener limpia el alma por si ocurriera la muerte...

 ...Y hablábamos de vivir en temor constante.

 Sí, ése es el propósito de la religión, infundir en nosotros el temor a Dios. Así, actuamos con rectitud y resistimos la tentación.

 ¿Y si cometes un "pecado" entre una y otra confesión, y te ves atrapado en un accidente o algo así, y mueres?

No hay por qué temer, sólo se tiene que realizar un Acto Perfecto de Contrición. "Oh, Dios, me arrepiento de todo corazón por haberte ofendido..."

 Es suficiente.

 Ésa es sólo una de las religiones del mundo. ¿Deseas que te hable de algunas otras?

 No, ya comprendo.

 Espero que no se interprete como una ridiculización de estas creencias.

 Realmente no estás ridiculizando a nadie, sólo informas al respecto. Es como acostumbraba a decir el presidente estadounidense Harry Truman: "¡Mándalos al demonio, Harry!", le gritaba la gente, y él decía: "Yo no los mando al demonio. Sólo los cito directamente, y se siente de todos los demonios".

 

 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas