Llama Violeta

Llama Violeta


 

 
 
 
 
 
 
 

Neale Donald Walsch

Conversaciones con Dios 3

Capitulo XX

 

¡Espera! ¡Un momento! ¡No puedes dejarlo ahora! ¡Tengo más preguntas sobre los seres extraterrestres! ¿Algún día van a aparecer en la Tierra para “salvarnos”? ¿Nos rescatarán de nuestra propia locura, trayéndonos nuevas tecnologías para controlar las polaridades del planeta, limpiar nuestra atmósfera, aprovechar la energía de nuestro sol, regular el clima, curar todas las enfermedades y traernos una mejor calidad de vida en nuestra propia y pequeña nirvana?

 Tal vez no deseen que suceda eso. Los “SME” lo saben. Saben que esa intervención sólo los subyugaría a ellos, convirtiéndolos en sus dioses, en lugar de los dioses a los que en la actualidad aseguran están subyugados.

La verdad es que no están subyugados a nadie y esto es lo que los seres de las culturas muy avanzadas harían que comprendieran. Si compartieran con ustedes algunas tecnologías, estás las darían en cierta forma y cantidad que permitiera a ustedes reconocer sus propios poderes y potenciales y no convertir en dioses a sus maestros.

 Demasiado tarde. Ya hicimos eso.

 Sí, lo he notado.

Esto nos lleva a uno de nuestros mejores maestros, el hombre llamado Jesús. Incluso aquellos que no lo consideran un dios, han reconocido la grandeza de sus enseñanzas.

 Enseñanzas que han distorsionado mucho.

 ¿Fue Jesús uno de esos “SME” (seres muy evolucionados)?

¿Crees que estaba muy evolucionado?

Sí, al igual que Buda, Lord Krishna, Moisés, Babaji, Sai Baba y Paramahansa Yogananda.

Así es y también muchos otros que no mencionaste.

En el Libro 2 “sugeriste” que Jesús y esos otros maestros podrían haber llegado del “espacio exterior”, que pudieron haber sido visitantes aquí, compartiendo con nosotros las enseñanzas y la sabiduría de los seres muy evolucionados. Ya es tiempo de que aclares ese asunto. ¿Fue Jesús un “hombre del espacio”?

     

Todos ustedes son “hombres del espacio”.

¿Qué significa eso?

 No son nativos de este planeta que llaman hogar.

 ¿No lo somos?

 No. El “material genético” del que están formados se colocó deliberadamente en su planeta, no “apareció” allí por accidente. Los elementos que formaron su vida no se combinaron entre sí mediante un proceso de casualidad biológica. Hubo un plan. Hay algo mucho más grande en esto. ¿Imaginas que el billón de reacciones bioquímicas necesarias para producir la vida como la conocen, apareció en su planeta por azar? ¿Consideras este resultado como una cadena fortuita de eventos al azar, que produjeron un resultado feliz por casualidad?

No, por supuesto que no. Estoy de acuerdo en que hubo un plan. El plan de Dios.

 Bien, porque tienes razón. Todo fue idea Mía y fue Mi Plan y Mi proceso.

 Entonces, ¿estás diciendo que Tú eres un “hombre del espacio”?

 ¿Hacia donde miras tradicionalmente cuando imaginas que estás hablando Conmigo?

Hacia arriba. Miro hacia arriba.

¿Por qué no hacia abajo?

No lo sé. Todos miran siempre hacia arriba, hacia el “cielo”.

¿De donde vengo Yo?

Supongo que sí.

¿Eso Me convierte en un hombre del espacio?

No lo sé, ¿te convierte?

Si Yo soy un hombre del espacio, ¿eso haría que no fuera un Dios?

Con base en lo que la mayoría de nosotros decimos que Tú puedes hacer, no Supongo que no.

Si Yo soy un Dios, ¿eso haría que no fuera un hombre del espacio?

Supongo que todo dependería de nuestras definiciones.

¿Y si no soy un “hombre”, sino más bien una Fuerza, una “Energía” en el universo, que ES el universo y eso en realidad Todo Lo Que ES. ¿Y si Yo soy la Colectividad?

Bueno, eso fue lo que dijiste que eres. En este diálogo, dijiste eso.

Sí, lo dije. ¿Y lo crees?

Sí, creo que sí. Al menos, en el sentido de que pienso que Dios es Todo Lo Que Es.

Ahora, ¿crees que existe eso que ustedes llaman “hombres del espacio”?

¿Te refieres a los seres del espacio exterior?

Sí.

Sí, lo creo. Creo que siempre lo he creído. Aquí me dijiste que existen, por lo que lo creo con seguridad.

¿Estos “seres del espacio exterior” son parte de “Todo Lo Que Es”?

Sí, por supuesto.

¿Y si Yo soy Todo Lo Que Es, eso no Me convertiría en un hombre del espacio?

Sí... pero de acuerdo con esa definición, Tu eres también yo.

¿Lotería!

 

Sí, pero te has apartado de mi pregunta. Te pregunté si Jesús era un hombre del espacio. Creo que sabes a lo que me refiero. ¿Era él un ser del espacio exterior o nació aquí, en la Tierra?

 u pregunta supone de nuevo “si/o”. Enfoca las cosas desde afuera. Rechaza “si/o” y considera “ambos/y”.

 ¿Estás diciendo que Jesús nació en la Tierra, pero que tenía sangre de “hombre del espacio”, por decirlo así?

 ¿Quién fue el padre de Jesús?

 José.

 Sí, pero, ¿Quién se dice que lo concibió?

 Algunas personas creen que fue una concepción inmaculada. Dicen que un arcángel visitó a la Virgen María. Jesús fue “concebido por el Espíritu Santo y nació de la Virgen María”.

 ¿Crees eso?

 No sé qué creer al respecto. 

Si un arcángel visitó a María, ¿de dónde imaginas que llegó el ángel?

 Del cielo.

 ¿Dijiste “de los cielos”?

 Dije del cielo. De otro reino, de Dios.

 Comprendo. ¿No acabamos de estar de acuerdo en que Dios es un hombre del espacio?

 No exactamente. Estuvimos de acuerdo en que Dios es todo y que como los hombres del espacio son parte de “todo”, Dios es un hombre del espacio, en el mismo sentido en el que Dios es nosotros. Todos nosotros. Dios es Todo. Dios es la colectividad.

 Bien. Entonces, este arcángel que visitó a María llegó de otro reino, de un reino celestial.

 Sí.

De un reino muy dentro de tu yo, porque el cielo está dentro de ti.

No dije eso.

Entonces, de un reino dentro del espacio interior del universo.

No, no diría tampoco eso, porque no sé lo que eso significa.

 Entonces, ¿de dónde? ¿De un reino en el espacio exterior?

(Una pausa prolongada)

Estás jugando con las palabras.

Estoy haciendo lo más que puedo. Estoy utilizando palabras, a pesar de sus terribles limitaciones, para acercarme lo más posible a una idea, a un concepto de las cosas, que, en verdad, no puede describirse con el vocabulario limitado de tu lenguaje ni comprenderse dentro de las limitaciones de tu nivel actual de percepción.

Estoy tratando de abrirte hacia nuevas percepciones, utilizando tu lenguaje de una nueva manera.

De acuerdo. Entonces, ¿estás diciendo que el padre de Jesús fue un ser muy evolucionado de otro reino y, así, él fue un ser humano, pero también un SME?

Muchos seres muy evolucionados han caminado sobre tu planeta y en la actualidad hay muchos.

¿Quieres decir que hay “extraterrestres entre nosotros”?

Me doy cuenta de que tu trabajo en los periódicos, tus programas de radio y televisión te han servido bien.

¿Qué quieres decir?

Puedes encontrar la forma para sensacionalizar cualquier cosa. Yo no llamé a los seres muy evolucionados “extraterrestres” y no llamé “extraterrestre” a Jesús.

No hay nada “extraterrestre” en Dios. No hay “extraterrestres” en la Tierra.

Todos Somos Uno. Si Todos Somos Uno, ninguna individualización nuestra es ajena a sí misma.

Algunas individualizaciones de nosotros (esto es, algunos seres individuales) recuerdan más que otros. El proceso de recordar (reunirse con Dios o ser de nuevo Uno Con El Todo, con la colectividad) es un proceso que ustedes llaman evolución. Todos ustedes son seres en evolución. Algunos están más evolucionados. Esto es, que recuerdan más. Saben Quienes Son Realmente. Jesús lo sabía y lo declaró.

De acuerdo, comprendo que vamos a jugar con las palabras respecto a Jesús.

De ninguna manera. Te lo diré abiertamente. El espíritu del ser humano que ustedes llaman Jesús no era de esta Tierra. Ese espíritu simplemente ocupó un cuerpo humano, se permitió aprender como niño, convertirse en hombre y autorrealizarse. No fue el único que ha hecho esto. Todos los espíritus “no son de esta Tierra”. Todas las almas vienen de otro reino y ocupan el cuerpo. Sin embargo, no todas las almas se autorrealizan en un “tiempo de vida” particular. Jesús sí lo hizo. Era un ser muy evolucionado (lo que algunos de ustedes llaman un Dios) y vino a ustedes con un propósito, en una misión.

Para salvar nuestras almas.

Sí, en cierto sentido. No obstante, no de la condenación eterna. No existe tal cosa, como ustedes la han concebido. Su misión fue (es) salvarlos de no saber y nunca experimentar Quienes Son Realmente. Su intención fue demostrarles eso, mostrándoles lo que pueden llegar a ser. En realidad, lo que son, si sólo lo aceptaran.

Jesús intentó dirigir mediante el ejemplo. Por eso dijo: “Yo soy el camino y la vida, síganme”. No quiso decir “síganme” en el sentido de que todos se convirtieran en sus “seguidores”, sino en el sentido de que todos siguieran su ejemplo y se convirtieran en uno con Dios. Dijo: “El Padre y Yo Somos Uno y ustedes son mis hermanos”. No pudo haberlo explicado con mayor claridad.

Entonces, Jesús no vino de Dios, vino del espacio exterior.

Tu error está en separar las dos cosas. Continúas insistiendo en hacer una distinción, así como insistes en hacer una separación y una distinción entre los seres humanos y Dios. Te digo que no hay distinción.

Hmmm. De acuerdo. ¿Puedes decirme por último algunas cosas más sobre los seres de otros mundos, antes de que terminemos? ¿Qué ropa usan? ¿Cómo se comunican? Por favor, no digas que todo esto es curiosidad vana. Creo que he demostrado que aquí hay algo que podemos aprender.

De acuerdo. Seré breve.

En las culturas muy evolucionadas, los seres no consideran necesario vestirse, excepto cuando se requiere alguna clase de cubierta para protegerse de los elementos o las condiciones sobre las que no tienen control o cuando se utilizan ornamentos para indicar algún “rango” u honor.

Un SME no comprendería por qué ustedes se cubren todo el cuerpo, cuando no tienen que hacerlo (por supuesto, no comprendería el concepto de “vergüenza” o el de “modestia”) y nunca entendería la idea de cubrirse para estar “más bonito”. Para un SME no puede haber más belleza que el cuerpo desnudo y, por lo tanto, el concepto de llevar puesto algo sobre éste para, de alguna manera, hacerlo más agradable o atractivo, sería totalmente incomprensible.

Igualmente incomprensible sería la idea de vivir (pasar la mayor parte del tiempo) en cajas... que ustedes llaman “edificios” y “casas”. Los SME viven en el medio ambiente natural y sólo permanecerían en el interior de una caja si su medio ambiente fuera inhóspito, que rara vez lo es, puesto que las civilizaciones muy evolucionadas crean, controlan y cuidan sus ambientes.

Los SME comprenden también que son Uno con su medio ambiente, que comparte algo más que el espacio con su medio ambiente, que comparten también una relación mutuamente dependiente. Un SME nunca comprendería porque ustedes dañan o destruyen lo que los mantiene y sólo podrían llegar a la conclusión de que ustedes no comprenden que es su medio ambiente el que los mantiene; que son seres con habilidades de observación muy limitadas.

Respecto a la comunicación, un SME utiliza como su primer nivel de comunicación el aspecto de su ser que ustedes llamarían sentimientos. Los SME están conscientes de sus sentimientos y de los sentimientos de los demás y nadie intenta jamás ocultar sus sentimientos. Los SME considerarían autodestructivo y, por lo tanto, incomprensible, ocultar los sentimientos y luego quejarse de que nadie comprende lo que sienten.

Los sentimientos son el lenguaje del alma y los seres muy evolucionados comprenden esto. El propósito de la comunicación en una sociedad de SME es conocerse mutuamente en verdad. Por lo tanto, un SME no puede y nunca podría comprender su concepto humano llamado “mentir”.

Para un SME, lograr comunicar una mentira sería una victoria tan vacía, como no lograr ninguna victoria, sino una derrota total.

Los SME no “dicen” la verdad, pues son la verdad. Todo su ser proviene de lo “que es así” y de lo “que da resultado” y aprendieron desde hace mucho tiempo, en una época más allá del recuerdo, cuando la comunicación todavía se lograba a través de sonidos guturales, que la mentira no da resultado. Ustedes todavía no han aprendido esto en su sociedad.

En su planeta, gran parte de la sociedad se basa en la reserva. Muchos de ustedes creen que lo que se ocultan mutuamente y no lo que se dicen mutuamente es lo que hace que la vida funcione. Así, la reserva se ha convertido en su código de ética. Es en realidad su Código Secreto.

Esto no es verdad respecto a todos ustedes. Sus culturas antiguas, por ejemplo, y sus pueblos indígenas no viven de acuerdo con este código. Muchos individuos en su sociedad actual se han negado a adoptar estos comportamientos.

Sin embargo, su gobierno se rige por este código, sus negocios lo aceptan y muchas de sus relaciones lo reflejan. Mentir (acerca de cosas grandes y pequeñas) ha llegado a aceptarse por muchos, que incluso mienten respecto a mentir. Así, desarrollaron un código secreto sobre su Código Secreto. Como el hecho de que el emperador no lleva ropa puesta, todos lo saben, pero nadie habla de eso. Incluso, intentan pretender que no es así y en esto, se mienten a sí mismos.

Ya explicaste este punto anteriormente.

En este diálogo estoy repitiendo los puntos esenciales, los puntos principales que deben “captar”, si en verdad desean cambiar las cosas, como dicen que desean hacerlo.

Lo diré de nuevo: la diferencia entre las culturas humanas y las culturas muy evolucionadas es que los seres muy evolucionados:

1.       Observan plenamente.

2.       Se comunican verdaderamente.

Ven lo “que da resultado” y dicen “lo que es”. Éste es otro cambio pequeño pero profundo, que mejoraría mucho la vida en su planeta.

A propósito, esto no es una cuestión de moral. No hay “imperativos morales” en una sociedad de SME y ése sería un concepto tan confuso como mentir. Simplemente, es una cuestión de lo que da resultado y lo que produce beneficio.

¿Los SME no tienen moral?

No como ustedes la entienden. La idea de que un grupo cree un conjunto de valores mediante los cuales los SME individuales deban vivir violaría su comprensión de lo “que da resultado”, que es que cada individuo es el árbitro único y final de lo que es y no es un comportamiento apropiado para él.

La discusión siempre gira alrededor de lo que da resultado para una sociedad de SME, lo que es útil y produce beneficios para todos, no alrededor de lo que los seres humanos llamarían “correcto” e “incorrecto”.

¿Acaso no es lo mismo? ¿Acaso no llamamos simplemente a lo que da resultado “correcto” y a lo que no da resultado “incorrecto”?

Vincularon la culpa y la vergüenza a esas etiquetas (conceptos igualmente extraños para los SME) y han etiquetado como “incorrectas” a un número sorprendente de cosas, no porque “no den resultado”, sino sólo porque imaginan que son “inapropiadas” (en ocasiones, no ante sus ojos, sino ante los “ojos de Dios”). De esta manera, construyeron definiciones artificiales de “lo que da resultado” y de lo que no resulta (definiciones que no tienen nada que ver con lo “que es en realidad”).

Por ejemplo, expresar los propios sentimientos con honestidad a menudo lo califica la sociedad humana como “incorrecto”. Un SME nunca llegaría a tal conclusión, puesto que el conocimiento preciso de los sentimientos facilita la vida en cualquier comunidad o grupo. Como dije, un SME nunca ocultaría sus sentimientos ni consideraría “socialmente correcto” ocultarlos.

Sería imposible, porque un SME recibe “vibras” (vibraciones) de otros seres, que expresan plenamente sus sentimientos. Así como en ocasiones puedes “sentir el aire” cuando caminas en una habitación, de la misma manera, un SME puede sentir lo que está pensando y experimentando otro SME.

Rara vez utilizan sonidos (lo que ustedes llamarían “palabras”). Esta “comunicación telepática” ocurre entre todos los seres sensibles muy evolucionados. En realidad, podría decirse que el grado en que una especie (o una relación entre miembros de la misma especie) ha evolucionado se demuestra por el grado en que los seres requieren el empleo de “palabras” para expresar sentimientos, deseos o información.

Antes de que formules la pregunta, sí, los seres humanos pueden desarrollar (y algunos han desarrollado) la misma capacidad. Hace miles de años, era normal. Desde entonces retrocedieron al uso de las expresiones primarias (“sonidos” en realidad) para comunicarse. Muchos de ustedes están volviendo a una forma más limpia de comunicación, más precisa y más elegante. Esto es en especial cierto entre los seres queridos, enfatizando una importante verdad: el cariño crea comunicación.

Donde existe un amor profundo, las palabras son virtualmente innecesarias. Lo contrario de este axioma es también verdad: mientras más palabras tengan que emplear mutuamente, menos tiempo dedican a interesarse uno por el otro, porque el cariño crea comunicación.

Por último, toda la comunicación real es acerca de la verdad y la única verdad real es el amor. Por ese motivo, cuando está presente el amor, también lo está la comunicación. Cuando la comunicación es difícil, esto es una señal de que el amor no está plenamente presente.

Lo expresaste hermosamente. Podría decir que lo comunicaste hermosamente.

Gracias. Para resumir, el modelo de la vida en una sociedad muy evolucionada:

Los seres viven en grupos o en lo que ustedes llamarían pequeñas comunidades intencionales. Estos grupos no se organizan luego en ciudades, estados o naciones, sino que cada uno interactúa con los otros en una base de igualdad.

No hay gobiernos como ustedes los entenderían y no hay leyes. Hay consejos o cónclaves. Por lo general, formados por las personas mayores. Hay lo que podría traducirse mejor a su lenguaje como “acuerdos mutuos”. Estos se han reducido a un Código Triangular: Conocimiento, Honestidad, Responsabilidad.

Los seres muy evolucionados decidieron desde hace mucho tiempo que así es como eligen vivir juntos. Hicieron esta elección basándose no en una estructura moral o en una revelación espiritual que algún otro ser o grupo haya proporcionado, sino en la observación simple de lo que es así y lo que funciona.

¿En verdad no hay guerras y/o conflictos?

No, principalmente por que un ser muy evolucionado comparte todo lo que tiene y te daría cualquier cosa que intentaras tomar por la fuerza. Hace esto debido a su conocimiento de que todo pertenece a todos y que él siempre puede crear más de lo que “dio”, si en realidad lo desea.

No existe el concepto de “propiedad” o “pérdida” en una sociedad de SME, que comprenden que no son seres físicos, sino seres que están siendo físicos. Entienden también que todos los seres proceden de la misma fuente y, así, Todos Somos Uno.

Sé que dijiste eso antes... pero incluso si alguien amenazara la vida de un SME, ¿aún así no habría conflicto?

No habría argumento. Simplemente, dejaría su cuerpo (literalmente dejaría el cuerpo para ti). Entonces, crearía otro cuerpo, si lo decidiera, volviendo a lo físico como un ser plenamente formado o regresando como el hijo recién nacido de una pareja amorosa de otros seres.

Éste es el método preferido para entrar de nuevo a lo físico, porque nadie es más honrado en las sociedades muy evolucionadas, que los hijos recién creados y las oportunidades de desarrollo son inigualables.

Los SME no tienen temor de lo que su cultura llama “muerte”, porque saben que viven eternamente y que es sólo una cuestión de qué forma van a tomar. Los SME pueden vivir en un cuerpo físico casi siempre indefinidamente, porque aprendieron a cuidar el cuerpo y el medio ambiente. Si por algún motivo relacionado con las leyes físicas, un cuerpo de un SME ya no es funcional, el SME simplemente lo abandona y regresa feliz su materia física al Todo de Todo para “reciclarla”. (Lo que ustedes entienden como “de polvo eres y en polvo te convertirás”.

Permite que retroceda un poco. Sé que Tú dijiste que no hay “leyes”, como tales. Sin embargo, si alguien no se comporta de acuerdo con el “Código Triangular”, ¿qué sucede entonces? ¿Ka-boom?

No, de ninguna manera. No hay “juicio” ni “castigo”, sólo una simple observación de “por qué es así” y lo “que funciona”.

Se explica con detenimiento “por qué es así” (lo que el ser hizo) está ahora en desacuerdo con “lo que funciona” y que cuando algo no funciona para el grupo, finalmente no dará resultado para el individuo, por que el individuo es el grupo y el grupo es el individuo. Todos los SME “captan” esto con mucha rapidez, por lo general, al principio de lo que ustedes llaman juventud, por lo que es muy raro que un SME maduro actúe de una manera que produzca un “lo que es así” que no sea lo “que funciona”.

Pero, ¿cuando alguien lo hace?

Simplemente, le permiten corregir su error. Utilizando el Código Triangular, primero se le hace estar consciente de todos los resultados relacionados con algo que él pensó o dijo o hizo. Luego, se le permite valorar y declarar su papel al producir esos resultados. Por último, se le da la oportunidad de responsabilizarse de esos resultados tomando medidas correctivas o remediantes o curativas.

¿Y si se niega a hacerlo?

Un ser muy evolucionado nunca se negaría a hacerlo. Esto es inconcebible. En ese caso, no sería un ser muy evolucionado y ahora estás hablando sobre un nivel diferente de ser sensible.

¿Dónde aprende todo esto un SME? ¿En la escuela?

No hay “sistema escolar” en una sociedad de SME, sólo un proceso de educación mediante el cual a los hijos se les recuerda “lo que es así” y lo “que funciona”. A los hijos los educan las personas mayores, no las que los concibieron, aunque no necesariamente están separados de sus “padres” durante el proceso, quienes pueden estar con ellos siempre que lo deseen y pasar a su lado todo el tiempo que decidan.

En lo que ustedes llamarían “escuela” (se traduciría mejor como “tiempo de aprendizaje”) los hijos establecen su propio “curriculum”, eligen las habilidades que les gustaría adquirir, en lugar de que les digan lo que van a tener que aprender. La motivación está en su nivel más elevado y la habilidad para vivir se adquiere con rapidez, facilidad y alegría.

El Código Triangular (en realidad no son “reglas codificadas”, sino que es el mejor término que puedo encontrar en su lenguaje) no es algo que se “inculca” en el SME joven, sino algo que se adquiere, casi por ósmosis, a través de los comportamientos que los “adultos” modelaron para el “niño”.

A diferencia de en la sociedad de ustedes, en la que los adultos ejemplifican comportamientos contrarios a los que desean que aprendan sus hijos, en las culturas muy evolucionadas, los adultos comprenden que los niños hacen lo que ven que hacen los demás.

Nunca se le ocurriría a un SME colocar a su hijo durante muchas horas frente a un aparato que muestra imágenes de comportamientos que le gustaría que su hijo evitara. Tal decisión sería incomprensible para un SME.

Sería igualmente incomprensible, si un SME hiciera esto y luego negara que las imágenes tuvieron algo que ver con el comportamiento aberrante y repentino de sus hijos.

Diré una vez más que la diferencia entre la sociedad de SME y la sociedad humana difiere en un elemento muy simple, que llamaremos observación verdadera.

En las sociedades de SME, los seres reconocen todo lo que ven. En las sociedades humanas, muchos niegan lo que ven.

Ven que la televisión arruina a sus hijos y lo ignoran. Ven que la violencia y la “pérdida” se utilizan como “entretenimiento” y niegan la contradicción. Observan que el tabaco daña el cuerpo y pretenden que no es así. Ven a un padre que es borracho y abusivo y toda la familia lo niega y no permiten que nadie diga una palabra al respecto.

Observan que durante miles de años sus religiones no han logrado cambiar el comportamiento de las masas y también niegan esto. Ven con claridad que sus gobiernos hacen más para oprimir que para ayudar y lo ignoran.

Ven un sistema de cuidado de la salud que en realidad es un sistema de cuidado de la enfermedad y gastan una décima parte de sus recursos en prevenir las enfermedades y nueve décimas partes en atenderlas y niegan que el motivo de la ganancia es lo que detiene cualquier progreso real para educar a la gente sobre como actuar, comer y vivir, de una manera que promueva la buena salud.

Ven que comer carne de animales que han sido sacrificados, después de haber sido obligados a alimentarse con comida que contiene sustancias químicas no es bueno para su salud y, sin embargo, niegan lo que ven.

Hacen más que eso. Tratan de demandar a los comentaristas de programas que se atreven a discutir el tema. Hay un libro maravilloso que explora todo este tema de la comida con una perspectiva exquisita. Se llama Diet for a New América, de Jhon Robbins.

La gente leerá ese libro y negará, negará, negará que tiene sentido. Ése es el punto. Gran parte de tu raza vive en la negación. Niegan no sólo las observaciones dolorosamente obvias de todos a su alrededor, sino también las observaciones de sus propios ojos. Niegan sus sentimientos personales y, finalmente, su propia verdad.

Los seres muy evolucionados (algunos de ustedes están convirtiéndose en eso) no niegan nada. Observan “por qué es así”. Ven con claridad lo “que funciona”. Al emplear estas herramientas simples, la vida se simplifica “El Proceso” se honra.

Sí, pero ¿cómo funciona “El Proceso”?

Para responder eso, tengo que afirmar algo que ya dije, repetidas veces en este diálogo. Todo depende de quién piensas que eres y en lo que estás tratando de hacer.

Si tu objetivo es vivir una vida de paz, alegría y amor, la violencia no da resultado. Esto ya se ha demostrado.

Si tu objetivo es vivir una vida de buena salud y gran longevidad, consumir carne muerta, fumar carcinógenos conocidos y beber gran cantidad de líquidos que manan a los nervios y dañan el cerebro, no da resultado. Esto ya se demostró.

Si tu objetivo es criar hijos libres de violencia e ira, colocarlos directamente frente a imágenes de violencia e ira durante años, no da resultado. Esto ya se demostró.

Si tu objetivo es cuidar la Tierra y aprovechar sus recursos, actuar como si esos recursos fueran ilimitados, no da resultado. Esto ya se demostró.

Si tu objetivo es descubrir y cultivar una relación con un Dios amoroso, para que la religión pueda hacer una diferencia en los asuntos de los seres humanos, entonces, enseñar sobre un Dios de castigo y retribución terrible, no da resultado. Esto también ya se demostró.

El motivo lo es todo. Los objetivos determinan los resultados. La vida procede de acuerdo con tu intención. Su verdadera intención se revela en tus acciones y tus acciones las determina tu verdadera intención. Al igual que todo en la vida (y la vida en sí), la vida es un círculo.

Los SME ven el círculo. Los seres humanos no lo ven.

Los SME responden al porqué de las cosas; los seres humanos lo ignoran.

Los SME dicen siempre la verdad. Los seres humanos mienten a menudo, a sí mismos y a los demás.

Los SME dicen una cosa y hacen lo que dicen. Los seres humanos dicen una cosa y hacen otra.

Muy en el fondo, saben que algo está mal, que tienen la intención “ir a Seattle” pero que están en “San José”. Ven las contradicciones en su comportamiento y en verdad están listos ahora para abandonarlas. Ven con claridad el porqué son así las cosas y lo que da resultado y ya no desean apoyar las divisiones entre las dos cosas.

La suya es una raza que está despertando. Su tiempo de realización está a la mano.

No necesitan desanimarse por lo que escucharon aquí, porque se preparó el camino para una nueva experiencia, una realidad mayor y todo y todo esto fue sólo una preparación para la realización. Están listos ahora para cruzar la puerta.

Este diálogo, en particular, tuvo la intención de abrir esa puerta. Primero, señalarla. ¿Ven? ¡Allí está! La Luz de la verdad mostrará siempre el camino. La Luz de la verdad es lo que se les ha dado aquí.

Acepten esta verdad ahora y vívanla. Mantengan esta verdad ahora y compártanla. Abracen esta verdad ahora y atesórenla por siempre.

En estos tres libros (la trilogía de Conversaciones con Dios) les hablé de nuevo sobre porqué son así las cosas.

No es necesario continuar. No hay necesidad de hacer más preguntas ni de escuchar más respuestas ni de satisfacer más curiosidades ni de proporcionar más ejemplos ni de ofrecer más observaciones.

 Todo lo que necesitan para crear la vida que desean, lo han encontrado aquí, en esta trilogía como se presentó. No hay necesidad de continuar.

Sí, tienen más preguntas. Sí, tienen más “pero - qué - si”. Sí, todavía no han “terminado” con esta exploración que disfrutamos, porque nunca terminarán con ninguna exploración.

Es evidente que este libro podría continuar por siempre, pero no continuará. Su conversación con Dios continuará, pero no este libro. La respuesta a cualquier otra pregunta que pudieran formular se encontrará aquí, en esta trilogía completa. Lo único que podemos hacer ahora es repetir, amplificar de nuevo, regresar a la misma sabiduría una y otra vez. Incluso esta trilogía fue un ejercicio de eso. No hay nada nuevo aquí, sino sólo la sabiduría antigua recordada.

Es bueno recordar. Es bueno familiarizarse una vez más. Éste es el proceso para recordar del que he hablado con frecuencia. No tienen nada que aprender. Sólo tienen que recordar...

Revisen a menudo esta trilogía; consulten sus páginas una y otra vez.

Cuando tengan una pregunta que sientan que no ha sido respondida aquí, lean de nuevo las páginas. Descubrirán que su pregunta fue respondida. Sin embargo, si en realidad sienten que no quedó respondida, entonces, busquen sus propias respuestas. Tengan su propia conversación. Creen su propia verdad.

En esto experimentarán Quiénes Son Realmente.

 

 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas