Llama Violeta

Llama Violeta


 
   
 
 
 
 
 
 

Neale Donald Walsch

Conversaciones con Dios 3

Capitulo 3  

 

¿Podremos hablar un momento sobre este tema de la muerte? Dijiste que este tercer libro iba a tratar

 verdades supremas, las verdades universales. En las conversaciones que hemos tenido no hemos hablado mucho acerca de la muerte y sobre lo que sucede después de ésta. Hagámoslo ahora, hablemos sobre eso.

 Bien. ¿Qué deseas saber?

 ¿Qué sucede cuando morimos?

 ¿Qué eligen que suceda?

 ¿Quieres decir que lo que sucede es lo que elegimos que sucediera?

 ¿Piensas que sólo porque mueren dejan de crear?

 No lo sé. Por eso Te lo pregunto.

 Es bastante justificable. (Incidentalmente, lo sabes, pero veo que lo olvidaste, lo que es grandioso. Todo va de acuerdo con el plan.)

Cuando mueren, no dejan de crear. ¿Eso es definitivo para ti?

 Sí.

 Bien.

El motivo por el que no dejan de crear cuando mueren es que ni siquiera mueren. No pueden, puesto que son la vida en sí y al vida no puede morir. Por lo tanto, ustedes no pueden morir.

En el momento de su muerte, lo que sucede es... que continúan viviendo.

Por este motivo, muchas personas que han “muerto” no lo creen, por que no tienen la experiencia de estar muertas. Por el contrario, se sienten (puesto que están) llenas de vida. Por lo tanto, hay confusión.

El Yo puede ver el cuerpo que yace allí, desplomado, sin movimiento; sin embargo, el Yo se mueve de pronto por todo el lugar. A menudo, tiene la experiencia de volar literalmente por toda la habitación; luego, de estar en todas partes en el espacio, todo al mismo tiempo. Cuando desea ver algo en particular, de pronto descubre que lo está experimentando.

Si el alma (el nombre que entonces recibe el Yo) se pregunta, “¿Por qué no se mueve mi cuerpo?” se encontrará justamente allí, volando sobre el cuerpo, observando con curiosidad la quietud.

Si alguien entra en la habitación y el alma piensa, “Quién es esa persona?” de inmediato el alma se encuentra frente o cerca de esa persona.

Así, en muy poco tiempo, el alma aprende que puede ir a cualquier parte, con la velocidad de su pensamiento.

Una sensación de libertad y ligereza increíbles se apodera del alma y, por lo general, transcurre muy poco tiempo antes de que la entidad “se acostumbre” a ir a cualquier parte, con cada pensamiento.Si la persona tenía hijos y debe pensar en esos niños, de inmediato el alma está en la presencia de esos niños, en cualquier sitio que estén. Así el alma aprende que no sólo puede estar en cualquier sitio que desee con la velocidad del pensamiento, sino que puede estar en dos sitios a la vez o en tres o en cinco.

Puede existir, observar y desempeñar actividades simultáneamente en estos lugares, sin dificultad ni confusión. Puede “reunirse nuevamente” consigo misma y regresar de nuevo a un sitio, simplemente reenfocándolo.

En la otra vida, el alma recuerda lo que era bueno recordar en esta vida: que todo efecto es creado por el pensamiento y que la manifestación es un resultado de la intención.

Lo que enfoco como mi intención se convierte en mi realidad.

Exactamente. La única diferencia es la velocidad con que experimentas el resultado. En la vida física, podría haber un lapso entre el pensamiento y la experiencia. En el reino del espíritu, no hay lapso y los resultados son instantáneos.

De esta manera, las almas recién partidas aprenden a controlar con mucha precaución sus pensamientos, porque experimentan lo que piensan.

Aquí utilizo la palabra “aprender” de una forma muy vaga, más como una forma de hablar que como una descripción real. El término “recordar” sería más preciso.

Si las almas fisicalizadas aprendieran a controlar sus pensamientos con la misma rapidez y eficiencia que las almas espiritualizadas, todas sus vidas cambiarían.

En la creación de la realidad individual, el control del pensamiento o lo que algunos llaman oración, lo es todo.

¿Oración?

El control del pensamiento es la forma más elevada de oración. Por lo tanto, piensa sólo en las cosas buenas, en las correctas. No ahondes en la negatividad y en la oscuridad. Incluso en momentos cuando la situación parece sombría, especialmente en esos momentos, ve sólo la perfección, expresa únicamente gratitud e imagina sólo la manifestación de perfección que elijas.

En esta fórmula se encuentra la tranquilidad. En este proceso se encuentra la paz. En este acontecimiento se encuentra la alegría.

Eso es extraordinario. Es una información excelente. Gracias por darla a través de mí.

Gracias por permitir recibirla. En algunas ocasiones estás más “limpio” que en otras. En algunos momentos estás más abierto, como un colador que acaban de enjuagar y que está más “abierto”; hay más hoyos abiertos.

Es una buena forma de expresarlo.

     

Lo hago lo mejor posible.

Para resumir: las almas separadas del cuerpo recuerdan con rapidez examinar y controlar con mucho cuidado sus pensamientos, porque cualquier cosa que piensen, eso es lo que crean y experimentan.

Lo repito, es lo mismo para las almas que aún residen en un cuerpo, excepto que los resultados por lo general no son tan inmediatos. Es el lapso de “tiempo” entre el pensamiento y la creación (que puede ser de días, semanas, meses o incluso años) lo que crea la ilusión de que están sucediendo cosas a ti, no debido a ti. Ésta es una ilusión que te hace olvidar que tú tienes dominio en este asunto.

Como lo describí ya varias veces, este olvidarse es “construir en el sistema”. Es parte del proceso, puesto que no puedes crear Quién Eres, hasta haber olvidado Quién Eres. Por lo tanto, la ilusión que ocasiona olvido es un efecto creado a propósito.

Cuando abandonas el cuerpo, será una gran sorpresa ver el vínculo instantáneo y obvio entre tus pensamientos y tus creaciones. Será una sorpresa impactante al principio y, más adelante, una sorpresa muy placentera, cuando empieces a recordar que tienes el dominio en la creación de tu experiencia, no en el efecto de ésta.

¿Por qué hay ese retraso entre el pensamiento y la creación antes de morir y no lo hay después de que morimos?

Porque están trabajando dentro de la ilusión del tiempo. No hay retraso entre el pensamiento y la creación lejos del cuerpo, porque también están separados del parámetro del tiempo.

En otras palabras, como lo has dicho con mucha frecuencia, el tiempo no existe.

No como ustedes lo comprenden. El fenómeno del “tiempo” es en realidad una función de perspectiva.

¿Por qué existe mientras nos encontramos en el cuerpo?

Ustedes lo crearon al cambiar hacia su perspectiva actual y asumirla. Utilizan esta perspectiva como una herramienta con la cual pueden explorar y examinar sus experiencias más plenamente, separándolas en piezas individuales, en lugar de un solo hecho.

La vida es un solo hecho, un evento en el cosmos, que está sucediendo en este momento. Todo está sucediendo; en todas partes.

No existe el “tiempo”, sino el ahora. No hay “lugar”, sino aquí.

Aquí y ahora es Todo Lo Que Hay.

No obstante, eligen experimentar la magnificencia del aquí y el ahora con todos sus detalles y experimentar su Yo Divino como el creador actual de esa realidad. Hubo sólo dos maneras, dos campos de experiencia, en los que pudieron hacer eso. El tiempo y el espacio.

¡Este pensamiento fue tan magnífico, que literalmente explotaron de alegría!

En esa explosión de alegría se creó espacio entre las partes de ustedes y el tiempo necesario para moverse de una parte de ustedes a otras.

De esta manera, literalmente separaron en partes su Yo para observar los pedazos. Podrían decir que estaban tan felices, que “se rompieron en pedazos”.

Desde entonces han estado recogiendo los pedazos

¡Eso es toda mi vida! Estoy uniendo las partes, tratando de ver si tiene algún sentido

Es a través del mecanismo que llaman tiempo que han logrado separar las partes, dividir lo indivisible, para de esta manera verlo y experimentarlo más plenamente, como lo están creando.

Así como miran un objeto sólido a través de un microscopio y ven que no es sólido, sino que en realidad es un conglomerado de un millón de efectos diferentes que suceden todos al mismo tiempo y crean así el efecto más grande, de la misma manera utilizan el tiempo como el microscopio de su alma.

Considera la Parábola de la Roca.

Había una vez una Roca que contenía innumerables átomos, protones, neutrones, y partículas subatómicas de materia. Estas partículas se movían alrededor de manera continua, en un patrón, cada partícula yendo de “aquí” para “allá” y tomando “tiempo” para hacerlo; sin embargo, se movían con tanta rapidez, que la Roca no parecía moverse, sólo estaba allí. Yacía allí, bebiendo el sol, empapándose con la lluvia y sin moverse.

-         ¿Qué es esto que se mueve en mi interior? - preguntó la Roca.

-         Eres Tú - respondió un Voz lejana.

-         ¿Yo? - respondió la Roca -. Eso es imposible. No me estoy moviendo. Cualquiera puede ver eso.

-         Sí, desde cierta distancia - estuvo de acuerdo la Voz -. Desde aquí parece que eres sólida, que estás quieta, que no te mueves. Sin embargo, si me acerco más y veo desde muy cerca lo que en realidad esta sucediendo, veo que todo lo que compone Lo Que Tú Eres se está moviendo. Se mueve a una velocidad increíble a través del tiempo y del espacio, con un patrón particular que te crea a Ti como la cosa llamada “Roca”. Por lo tanto. ¡eres como la magia! Te mueves y no te mueves al mismo tiempo.

-         Entonces, ¿cuál es la ilusión? - preguntó la Roca -. ¿La unidad, la quietud de la Roca o la separación y el movimiento de sus partes?

-         ¿Cuál es la ilusión entonces? - respondió la Voz ¿La unidad, la quietud de Dios? ¿O la separación y el movimiento de sus partes?

Les diré esto: sobre esta Roca edificaré Mi iglesia; porque ésta es la Roca del Tiempo. Ésta es la verdad eterna que no deja piedra sin mover. Se los he explicado ha todos ustedes aquí, en esta pequeña historia. Ésta es la Cosmología.

La vida es una serie de minutos, de movimientos increíblemente rápidos. Estos movimientos no afectan de ninguna manera la inmovilidad y el Ser de Todo Lo Que Es. No obstante, al igual que con los átomos de la roca, es el movimiento el que crea la quietud, justamente ante sus ojos.

Desde lejos, no hay separación. No puede haberla, porque Todo Lo Que Es es Todo Lo Que Hay y no hay nada más. Yo soy el Movedor Inmóvil.

Desde la perspectiva limitada con la que pueden ver Todo Lo Que Es, se ven como separados y apartados, no como un ser inmovible, sino como muchos, muchos seres que están en movimiento constante.

Ambas observaciones son precisas. Ambas realidades son “reales”.

Cuando “muera” no moriré, sino que simplemente cambiaré hacia el conocimiento del macrocosmos, donde no existe el “tiempo” ni el “espacio”, ahora y entonces, antes y después.

Precisamente. Lo has comprendido.

Permite que compruebe si puedo repetírtelo. Permite que vea si puedo describirlo.

Adelante.

Desde una perspectiva macro, no hay separación y desde “allá”, todas las partículas de todo simplemente parecen la Unidad.

Al mirar la roca a tus pies, ves la roca, entonces y allí, como una unidad, completa y perfecta. Sin embargo, incluso en la fracción de un momento en que sostienes esa roca en tu consciencia, suceden muchas cosas en el interior de dicha roca, hay un movimiento increíble, a una velocidad también increíble, de las partículas de esa roca. ¿Qué hacen esas partículas? Están haciendo que la roca sea lo que es.

Al mirar esta roca, no notas este proceso. Incluso si estás conceptualmente consciente de esto, para ti todo está sucediendo “ahora”. La roca no se está convirtiendo en una roca; es una roca, aquí y ahora.

No obstante , si fueras la consciencia de una de las partículas submoleculares en el interior de esa roca, te experimentarías moviéndote a una velocidad increíble, primero “aquí” y luego “allá”. Si una voz fuera de la roca te dijera, “Todo está sucediendo al mismo tiempo”, la llamarías mentirosa o charlatana.

No obstante, desde la perspectiva de una distancia de la roca, la idea de que cualquier parte de la roca está separada de cualquier otra parte y, más aún, que se mueve a una velocidad increíble, parecería ser la mentira, puesto que desde esa distancia podría notarse lo que no podría verse de cerca: que todo es Uno y que todo el movimiento no ha movido nada.

Lo has comprendido. Lo has captado. Lo que estás diciendo, y estás en lo correcto, es que la vida es sólo una cuestión de perspectiva. Si continúas comprendiendo esta verdad, empezarás a entender la realidad macro de Dios. Habrás descubierto un secreto de todo el universo: Todo es la misma cosa.

¡El universo es una molécula en el cuerpo de Dios!

En realidad, eso no está muy lejos de la verdad.

¿Cuándo hacemos eso que se llama “morir”, regresamos conscientemente a la realidad macro?

Sí, pero incluso la realidad macro a la que regresan es sólo una realidad micro de una de una realidad macro incluso más grande, que es una parte más pequeña de una realidad aún más grande. Así continuará y continuará, por siempre y siempre e incluso por siempre jamás, mundo sin final.

Somos Dios, el “Eso que Es”, constantemente en el acto de crearnos a Nosotros Mismos, constantemente en el acto de ser lo que somos ahora... hasta que ya no seamos eso y nos convirtamos en algo más.

Incluso la roca no será una roca eternamente, sino sólo lo que “parece eternamente”. Antes de ser una roca, era otra cosa. Se fosilizó y formó esa roca, a través de un proceso que tardó cientos de miles de años. Alguna vez fue otra cosa y volverá a ser otra cosa.

Lo mismo es verdad con ustedes. No siempre fueron el “ustedes” que son ahora. Fueron algo más y, en la actualidad, al estar allí con su gran magnificencia, realmente son... “algo más de nuevo”.

Eso es sorprendente. ¡Es absolutamente sorprendente! Nunca había oído algo así. Tomaste toda la cosmología de la vida y la expresaste en términos que yo pudiera captar en mi mente. Esto es sorprendente.

Gracias. Aprecio eso. Hago lo máximo que me es posible.

Estás haciendo un trabajo excelente.

Es probable que ésa no sea la frase que debiste haber elegido.

¡Vaya!

Sólo bromeo. Aliviano las cosas y me divierto un poco. En realidad, no puedo “ofenderme”. Sin embargo, tus congéneres humanos a menudo se permiten sentirse ofendidos en Mi nombre.

Eso he notado. Sin embargo, volviendo a lo anterior, creo que acabo de comprender algo

¿Qué cosa?

Toda esta explicación surgió cuando formulé una sola pregunta: “¿Cómo puede existir el “tiempo” cuando estamos en el cuerpo y no cuando el alma se libera?” Parece que lo que Tú estás diciendo es que el “tiempo” es en realidad perspectiva; esto es, que no “existe” ni “deja de existir”, sino que cuando el alma altera su perspectiva, experimentamos la realidad final en diferentes maneras.

¡Eso es con exactitud lo que estoy diciendo! ¡Lo has comprendido!

Has aclarado que en el macrocosmos, el alma está consciente de la relación directa entre el pensamiento y la creación; entre las propias ideas y la propia experiencia.

Sí, en el nivel macro, es como ver la roca y ver el movimiento en el interior de ésta. No hay “tiempo” entre el movimiento de los átomos y la aparición de la roca que crean. La roca “está”, incluso cuando ocurre el movimiento. En realidad, debido a que hay movimientos. Esta causa y efecto son instantáneos. El movimiento ocurre y la roca está “siendo”, todo al “mismo tiempo”.

Esto es lo que comprende el alma en el momento que ustedes llaman “muerte”. Es simplemente un cambio de perspectiva. Ven más y comprenden más.

Después de la muerte, ya no están limitados en su comprensión. Ven la roca y ven el interior de ésta. Verán lo que ahora parecen ser los aspectos más complejos de la vida y dirán, “Por supuesto”. Todo será muy claro para ustedes.

Entonces habrá nuevos misterios para ustedes. Al moverse alrededor de la Rueda Cósmica habrá realidades cada vez más grandes y verdades también cada vez más grandes.

Sin embargo, si pueden recordar esta verdad, su perspectiva crea sus pensamientos y sus pensamientos crean todo y si pueden recordarlo antes de abandonar el cuerpo, no después, toda su vida cambiará.

La forma de controlar los pensamientos es cambiando la perspectiva.

Precisamente. Si asumes una perspectiva diferente, tendrás un pensamiento diferente respecto a todo. De esta manera, habrás aprendido a controlar tu pensamiento y, en la creación de tu experiencia, el pensamiento controlado lo es todo.

Algunas personas llaman a esto oración constante.

Ya lo dijiste con anterioridad, pero no creo haber considerado la oración de esta manera.

¿Por qué no ves lo que sucede, si lo vez? Si imaginaras que controlar y dirigir tus pensamientos es la forma suprema de oración, sólo pensarías en cosas buenas y correctas. No ahondarías en la negatividad y en la oscuridad, aunque puedes estar sumergido en éstas. En los momentos en que las cosas parecen sombrías, sólo verías perfecci

Ya mencionaste eso de nuevo, lo mencionas una y otra vez.

Te estoy dando herramientas. Con estas herramientas puedes cambiar tu vida. Estoy repitiendo las más importantes; las repito una y otra vez, porque la repetición producirá reconocimiento, “saber de nuevo”, cuando más lo necesitas.

Todo lo que ocurre, todo lo que ha ocurrido, esta ocurriendo y ocurrirá, es la manifestación física externa de tus pensamientos más profundos, de tus elecciones, tus ideas y tus determinaciones relacionadas con Quién Eres y Quién Eliges Ser. Por lo tanto, no condenes esos aspectos de la vida con los que no estás de acuerdo. En cambio, trata de cambiarlos y también las condiciones que los hicieron posibles.

Contemplen la oscuridad, más no la maldigan. En cambio, sean una luz en la oscuridad y, de esta manera, transfórmenla. Permitan que su luz brille ante los hombres, que aquellos que se encuentran en la oscuridad sean iluminados por la luz de su ser y todos ustedes verán al fin Quiénes Son Realmente.

Sean quienes llevan la Luz. Su luz puede hacer algo más que iluminar su propio camino. Su luz puede ser la luz que en verdad ilumine el mundo.

¡Brillen, iluminados” ¡Brillen! Que el movimiento de su mayor oscuridad pueda convertirse en su don más grande. Incluso cuando estén dotados, dotarán a otros, dándoles el tesoro indescriptible: ellos mismos.

Permitan que ésta sea su tarea, permitan que ésta sea su mayor alegría: permitir que las personas se recuperen a sí mismas. Incluso en su hora más oscura, especialmente en esa hora.

El mundo los espera. Sánenlo, ahora, en el sitio donde están. Hay mucho que pueden hacer.

Mis ovejas están perdidas y deben ser encontradas ahora. Por lo tanto, sean como buenos pastores y condúzcanlas nuevamente hacia Mí.

 

 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas