Llama Violeta

Llama Violeta


 
 
 
 
 

El Secreto

El Secreto y el Dinero

Rhonda Byrne

 

El Secreto y el Dinero

«Todo lo que la mente puede concebir se puede lograr».

 W. Clement Stone  (1902 – 2002)

JACK CANFIELD

El Secreto supuso una auténtica transformación para mí, pues crecí con un padre muy negativo que pensaba que los ricos habían hecho su fortuna explotando a los demás y que quien tenía dinero era porque había engañado a alguien. De modo que crecí rodeado de muchas creencias negativas respecto al dinero; que si lo tenías te hacía malo, que sólo las personas malvadas tenían dinero y que éste no crecía en los árboles. «¿Quién te piensas que soy, Rockefeller?», ésta era una de las frases favoritas de mi padre. Así que me eduqué creyendo que realmente la vida era difícil. Sólo cuando conocí a W. Clement Stone empezó a cambiar mi vida.

 
   

Cuando trabajaba con Stone, un día me dijo: «Quiero que te propongas una meta tan grande que cuando la consigas, rompa todos tus esquemas mentales y sepas que la habrás conseguido sólo gracias a lo que te he enseñado». En aquel entonces granaba unos ocho mil dólares anuales, así que dije: «Voy a manifestar eso, me lo voy a creer, voy a actuar como si fuera cierto y a liberar este pensamiento». Y así lo hice.

Una de las cosas que me enseñó fue a cerrar los ojos y a visualizar las metas como si ya las hubiera conseguido. Había impreso un billete de cien mil dólares y lo había pegado en el techo. Lo primero que veía por la mañana al abrir los ojos era el billete de cien mil dólares y lo había pegado en el techo. Lo primero que veía por la mañana al abrir los ojos era el billete y era un recordatorio de mi propósito. Luego cerraba los ojos y visualizaba el estilo de vida con ese sueldo. Curiosamente, no pasó nada importante durante casi un mes. No tuve ninguna idea decisiva, nadie me ofrecía dinero.  

Cuando ya casi había transcurrido el mes, tuve una idea de cien mil dólares. Se me ocurrió de repente. Tenía un libro que había escrito y pensé: «Si puedo vender cuatrocientos mil ejemplares de mi libro a veinticinco centavos de dólar cada uno, eso sumará cien mil dólares». Ahí estaba el libro, pero jamás se me había ocurrido eso antes. (Uno de Los Secretos es que cuando tienes una idea inspirada tienes que confiar en ella y ponerla en práctica). No sabía cómo iba a vender cuatrocientos mil ejemplares.

Luego vi. el National Enquirer en el supermercado. Lo había visto millones de veces, estaba al fondo de la estantería de revistas. De pronto, lo vi resaltado como si estuviera entre las primeras. Pensé: «Si los lectores supieran de mi libro, seguro que habría cuatrocientas mil personas que lo comprarían».

Unas seis semanas más tarde di una charla en el Hunter College de Nueva York ante seiscientos profesores y cuando terminé se me acercó una mujer y me dijo: «Ha sido una charla estupenda. Quisiera hacerle una entrevista. Aquí tiene mi tarjeta». Resultó ser una escritora que trabajaba por cuenta propia y que vendía sus historias al National Enquirer. De pronto empezó a sonar en mi mente la música de La Dimensión Desconocida, como anunciando que esto realmente estaba funcionando. El artículo se publicó y las ventas de mi libro empezaron a dispararse.

Lo que quiero resaltar es que estaba atrayendo a mi vida todos estos acontecimientos distintos, incluida a esta persona. Para resumir la historia, ese año no gané cien mil dólares. Ganamos noventa y dos mil trescientos veintisiete dólares. Pero ¿crees que nos deprimimos pensando «¿Esto no ha funcionado?». Todo lo contrario, no parábamos de decir: «¡Esto es sorprendente!» Entonces mi esposa me dijo: «Si ha funcionado con cien mil dólares, ¿crees que funcionará con un millón?» Y yo le respondí: «No lo sé, creo que sí. Vamos a probarlo».

Mi editor me mandó un cheque por los derechos de autor de nuestro primer libro Sopa de pollo para el alma. Y dibujó una sonrisa en su firma, porque era el primer cheque que había hecho por esa cantidad.

Así que lo sé por experiencia propia, porque quise probarlo. ¿Funciona realmente este Secreto? Nosotros lo pusimos a prueba. Funcionó y ahora lo vivo cada día.

El conocimiento de El Secreto y el uso intencionado de la ley de la atracción se puede aplicar a todos los aspectos de tu vida. Es el mismo proceso para todo lo que quieras crear y la cuestión del dinero no es diferente.

Para atraer dinero te has de enfocar en la riqueza. Es imposible atraer más dinero a tu vida cuando sientes que no tienes suficiente, porque eso significa que tienes pensamientos de carencia. Enfócate en que no tienes suficiente dinero y crearás muchas más situaciones de carencia del mismo. Has de enfocarte en la abundancia de dinero para que éste venga a ti.

Debes emitir una nueva señal con tus pensamientos y ésta debe ser que actualmente tienes más que suficiente. Realmente has de recurrir a tu imaginación y fingir que ya tienes el dinero que necesitas. ¡Es muy divertido hacerlo!. Mientras finges y juegas a pretender que tienes dinero observarás que en el acto te sientes mejor respecto al mismo, y en cuanto te sientas mejor, éste empezará a fluir en tu vida.

La maravillosa historia de Jack inspiró al equipo de El Secreto a crear un cheque en blanco en nuestra web, www.thesecret.tv, para que te lo descargues gratuitamente. El cheque en blanco es para ti y es del Banco del Universo. Lo rellenas con tu nombre, la cantidad, los datos pertinentes y lo colocas en un lugar donde puedas verlo cada día. Cuando mires tu cheque, siente como si ya tuvieras ese dinero. Imagina que gastas ese dinero, todas las cosas que quieres comprar y las cosas que harías. ¡Siente lo maravilloso que es! Sabes que es tuyo, porque cuando pides, se te da. Hemos recibido cientos de historias de personas que han obtenido grandes sumas de dinero utilizando el cheque de El Secreto. ¡Es un juego divertido que funciona!.

Atrae la Abundancia

La única razón por la que una persona no tiene suficiente dinero es porque está bloqueando su llegada con sus pensamientos. Todo pensamiento, sentimiento o emoción negativos bloquean que lo bueno llegue hasta ti, eso incluye el dinero. No es que el Universo retenga tu dinero, porque todo el dinero que necesitas ya existe en este mismo instante en el plano invisible. Si no tienes bastante es porque estás deteniendo el flujo de dinero y lo estás haciendo con tus pensamientos. Debes compensar el equilibrio entre tus pensamientos de falta de dinero y los de tener más que suficiente. Ten más pensamientos de abundancia que de carencia y habrás compensado la balanza.

Cuando sientes que necesitas dinero, experimentas un sentimiento muy fuerte y, por supuesto, por la ley de la atracción continúas atrayendo esa necesidad de dinero.

Respecto a este tema del dinero puedo hablar por propia experiencia, porque justo antes de descubrir El Secreto mis contables me dijeron que mi empresa había sufrido grandes pérdidas ese año y que, en el plazo de tres meses, me declararía en quiebra. Después de diez años de duro trabajo, mi empresa se me escapaba de las manos. Al necesitar más dinero para salvarla, las cosas empeoraron. No parecía haber salida.

Entonces descubrí El Secreto y todo en mi vida ―incluida mi empresa― se transformó por completo, porque cambié mi forma de pensar. Mientras mis contables seguían echándose las manos a la cabeza enfocándose en eso, yo me enfoqué en la abundancia y en el bienestar. Estaba convencida hasta la médula de que el Universo proveería, y así fue. Lo hizo de modos totalmente insospechados. Tuve mis momentos de duda, pero cada vez que aparecía una duda, inmediatamente cambiaba mis pensamientos hacia el resultado que quería. Daba gracias por ello y sentía la felicidad de tenerlo, y ¡tuve fe!.

Voy a contarte un secreto sobre El Secreto. El atajo hacia cualquier cosa que desees en la vida es ¡SER y SENTIRTE feliz ahora! Es la vía más rápida de atraer dinero y todo lo que desees a tu vida. Cuando lo hagas atraerás todo lo que te aporta dicha y felicidad, que no sólo incluirá dinero en abundancia, sino todo lo que desees. Has de irradiar la señal de que te devuelvan lo que has pedido. Cuando irradias esos sentimientos de felicidad, vuelven a ti en las imágenes y experiencias de tu vida. La ley de la atracción está reflejando tus pensamientos y sentimientos más íntimos.

Enfócate en la Prosperidad

 DR. JOE VITALE

Puedo imaginarme que muchas personas piensan: «¿Cómo puedo atraer más dinero a mi vida? ¿Cómo puedo conseguir más billetes? ¿Cómo puedo lograr más riqueza y prosperidad? ¿Cómo puedo, si me gusta mi trabajo, hacer frente a la deuda que he contraído con la tarjeta de crédito y la realidad de que hay un tope en mis ingresos puesto que éstos proceden de mi trabajo? ¿Cómo puedo conseguir más?» ¡Inténtalo!.

La anterior se refiere a una de las cosas de las que hemos estado hablando a lo largo de todo El Secreto. Tu deber es manifestar lo que te gustaría tener del catálogo del Universo. Si el dinero en efectivo es una de esas cosas, especifica cuánto te gustaría tener. «Me gustaría tener unos ingresos inesperados de veinticinco mil dólares en los próximos treinta días», o cualquier otra cosa. Tiene que ser creíble para ti.

Si alguna vez habías pensado que el dinero solo podía proceder del trabajo, deshazte inmediatamente de ese pensamiento. ¿Te das cuenta de que mientras sigues pensando eso ésa deberá ser tu experiencia? Ese tipo de pensamiento no te sirve.

Ahora empiezas a entender que hay abundancia para ti y que tu trabajo no es el «como» te llegará ese dinero. Tu deber es pedir, creer que estás recibiendo y sentirte feliz ahora. Deja los detalles de cómo sucederá al Universo.

BOB PROCTOR

La mayoría de las personas tienen como meta pagar sus deudas. Eso te mantendrá siempre endeudado. Aquello en lo que pienses es lo que atraerás. Aunque digas: «Pero se trata de no tener deudas». Si estás pensando en deudas, no me importa si es contraerlas o pagarlas, estás pensando en endeudamiento, estás atrayendo la deuda. Establece un programa de amortización de deudas y empieza a enfocarte en la prosperidad.

Cuando tengas una pila de facturas que no tienes ni idea de cómo vas a pagar, no te enfoques en esas facturas, porque lo único que conseguirás es atraer más. Tienes que encontrar una solución enfocándote en la prosperidad, a pesar de las facturas que te rodean. Debes encontrar la manera de sentirte bien, para poder atraer lo bueno.

JAMES RAY

Muchas veces las personas me dicen: «Me gustaría duplicar mis ingresos el año que viene». Pero luego ves sus acciones y no están haciendo lo que deberían hacer para que eso suceda. Se darán la vuelta y dirán: «No puedo hacer eso» ¿Te acuerdas? «Tus deseos son órdenes».

Aunque ya hayas pronunciado las palabras «No puedo hacer eso», todavía tienes poder para cambiarlas. Cámbialas por «¡Puedo hacerlo! ¡Puedo comprarlo!». Repítelo varias veces. Repite como un loro. Durante los próximos treinta días proponte mirar todo lo que te gusta y decirte: «Puedo permitírmelo. Puedo comprarlo». Cuando veas la ropa que te gusta o pienses en unas vacaciones, di: «Puedo permitírmelo». A medida que vayas haciendo esto irás cambiando y empezarás a sentirte mejor respecto al dinero. Comenzarás a convencerte de que puedes comprar esas cosas, y cuando lo hagas, las imágenes de tu vida cambiarán.

LISA NICHOLS

Cuando te enfocas en la carencia y en lo que no tienes, hablas de ello con tu familia, con tus amigos, dices a tus hijos que no tienes suficiente ―«No nos llega para esto, no podemos permitirnos esto»―, nunca tendrás suficiente, porque empiezas a atraer más de lo que no tienes. Si quieres abundancia, prosperidad, enfócate en la abundancia. Enfócate en la prosperidad.

«La sustancia espiritual de la que surge toda la riqueza visible nunca se agota. Está siempre contigo y responde a tu fe en ella y a tus peticiones»

 Charles Fillmore  (1854-1948)

Ahora que ya conoces El Secreto, cuando veas a una persona rica sabrás que los pensamientos que predominan en esa persona son de riqueza no de escasez, y que ha atraído la riqueza, tanto si lo ha hecho conscientemente como si lo ha hecho inconscientemente. Se ha enfocado en pensamientos de riqueza y el Universo ha puesto en marcha a las personas, circunstancias y acontecimientos necesarios para entregársela.

La riqueza que esas personas poseen también la posees tú. La única diferencia es que ellas han tenido los pensamientos correctos para atraer la riqueza. Tu riqueza te está esperando en el plano invisible, tráela al mundo visible, ¡piensa en riqueza!.

DAVID SCHIRMER

Cuando entendí El Secreto, cada día me llegaban un montón de facturas por correo. «¿Cómo puedo cambiar esto?», pensé. La ley de la atracción afirma que aquello en lo que te enfocas es lo que atraes. De modo que cogí un extracto bancario, borré el total y puse otro. Puse exactamente lo que quería ver en el banco. «¿Y si visualizo que me llegan cheques por correo?» pensé. Así que visualicé que me llegaban, un montón de cheques. En un mes las cosas empezaron a cambiar. Es sorprendente, ahora sólo recibo cheques. Bueno, recibo algunas facturas, pero más cheques que facturas.

Desde que se estrenó el documental El Secreto hemos recibido cientos de cartas de personas que han dicho que desde  que lo han visto han recibido cheques inesperados. Eso les ha sucedido porque concentrarse en la historia de David les ha aportado cheques.

Un juego que yo misma diseñé me ayudó a cambiar mis sentimientos respecto a las facturas, se basaba en fingir que éstas eran cheques. Daba saltos de alegría cada vez que abría un sobre «¡Más dinero! Gracias. Gracias». Imaginaba que cada factura era un cheque y luego le añadía un cero mentalmente para que aumentara la cantidad. Cogía un bloc de notas y al principio de la página escribía: «He recibido», y luego anotaba todas las cantidades de las facturas añadiendo un cero. Cerca de la cifra escribía «Gracias», y me sentía agradecida por haberla recibido, hasta que me llenaban los ojos de lágrimas. Luego cogía cada factura, que me parecía muy pequeña en comparación con lo que había recibido, y la pagaba con gratitud.

Nunca abría los sobres con facturas hasta que podía sentir que eran cheques. Si abría los sobres antes de convencerme de que eran cheques, se me encogía el estómago al abrirlos. Sabía que esa sensación de encogérseme el estómago atraería más facturas. Sabía que tenía que eliminar ese sentimiento para atraer más dinero a mi vida. Ante una pila de facturas, ese juego me funcionó y cambió mi vida. Puedes crear muchos juegos, y sabrás cuál es el que mejor te funciona observando cómo te sientes. ¡Cuando pretendes que ya ha sucedido algo los resultados se producen rápidamente!.

LORAL LANGEMEIER

ESTRATEGA FINANCEIRA, ORADORA Y COACH PERSONAL Y EMPRESARIAL

A mí me educaron con la idea de «Para ganar dinero has de trabajar mucho». Yo la reemplacé por «El dinero viene fácilmente y con frecuencia». Al principio suena como una mentira, ¿verdad? Es la parte de tu cerebro que te dice: «¡Mentirosa! Cuesta mucho ganar dinero». Has de ser consciente de que este pequeño partido de tenis durará algún tiempo.

Si alguna vez has pensado «Tengo que trabajar mucho y esforzarme para ganar dinero», elimina inmediatamente ese tipo de pensamientos. Pensando de esa manera has emitido una frecuencia que se ha convertido en las imágenes de la experiencia de tu vida. Sigue el consejo de Loral Langemeier y sustituye esos pensamientos por otros del tipo «El dinero viene fácilmente y con frecuencia».

DAVID SCHIRMER

Cuando se trata de crear riqueza, ésta es un estado mental. Todo radica en tu modo de pensar.

LORAL LANGEMEIER

Creo que el 80 por ciento del coaching les sirve a mis clientes para trabajar sus aspectos psicológicos y su forma de pensar. Cuando me dicen: «Ah, tú sí que puedes hacerlo, yo no», sé que tienen la capacidad de cambiar su relación interior y su conversación con el dinero.

«La buena noticia es que cuando decidas que lo que sabes es más importante que lo que te han enseñado a creer habrás cambiado de velocidad en tu búsqueda de la abundancia. El éxito viene de tu interior, no de fuera».

Ralph Waldo Emerson  (1803-1882)

Debes sentirte bien respecto al dinero para atraer más hacia ti. Como es natural, cuando las personas carecen de suficiente dinero no se sienten bien respecto al mismo, porque no tienen suficiente. ¡Pero esos sentimientos negativos con los que impiden que te llegue más dinero! Debes parar el ciclo, y eso lo consigues sintiéndote bien con el dinero y dando gracias por lo que tienes. Empieza a sentirte bien y siente «Tengo más que suficiente», «Hay dinero en abundancia y viene hacia mí», «Soy un imán para el dinero», «Me encanta el dinero y yo le gusto al dinero», «Cada día recibo dinero», «Gracias. Gracias. Gracias».

Da Dinero para Recibir Dinero

Dar es una acción muy poderosa para atraer más dinero a tu vida, porque cuando das estás diciendo «Tengo suficiente». No te sorprendas cuando te enteres de que las personas más ricas del mundo son los grandes filántropos. Donan grandes cantidades de dinero, y al dar, por la ley de la atracción, el Universo se abre y les ¡inunda devolviéndoselas multiplicadas!.

Si estás pensando «No tengo bastante dinero», ¡bingo! ¿Ahora no tendrás bastante dinero! Cuando pienses que no tienes suficiente para dar, empieza a dar. Cuando das muestras de tu fe dando, la ley de la atracción te da más para que puedas seguir dando.

Existe una gran diferencia entre dar y sacrificar. Dar con el corazón rebosante te hace sentir bien. Sacrificar no te ayuda a sentirte bien. No te confundas con estas dos actitudes, son radicalmente opuestas. Una emite una señal de carencia, mientras que la otra emite la señal de tener más que suficiente. Con una te sientes bien y con la otra no. El sacrificio acabará conduciéndote al resentimiento. Dar con un corazón lleno es una de las acciones más hermosas que puedes realizar y la ley de la atracción captará la señal y traerá más a tu vida. Puedes sentir la diferencia.

JAMES RAY

Conozco a muchas personas que ganan grandes cantidades de dinero, pero sus relaciones son un desastre. Eso no es riqueza. Puede que persigas el dinero y que te hagas rico, pero eso no te garantiza que lo seas. No te estoy diciendo que el dinero no forme parte de la riqueza, desde luego que sí. Pero sólo una parte. También conozco a muchas personas «espirituales», pero que siempre están enfermas y sin dinero. Eso tampoco es riqueza. La vida es abundancia en todas las áreas.

Si has sido educado para creer que ser rico no es espiritual, te recomiendo que leas The Millonaires of the Biblie Series de Catherine Ponder. En estos maravillosos libros descubrirás que Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés y Jesús no sólo eran maestros de la prosperidad, sino también millonarios, con unos estilos de vida más prósperos de lo que muchos millonarios actuales podrían concebir.

Eres el heredero del reino. La prosperidad es tu derecho de nacimiento y tienes la llave para toda la abundancia ―en todas las áreas de tu vida― que puedas llegar a imaginar. Te mereces todas las cosas buenas que desees y el Universo te las concederá, pero debes invocarlo en tu vida. Ahora ya conoces el Secreto. Tienes la llave. La llave son tus pensamientos y sentimientos y la has tenido siempre durante toda tu vida.

MARCI SHIMOFF

Muchos occidentales se esfuerzan por tener éxito. Quieren tener una gran casa, que les funcione su negocio, desean tener muchas cosas del mundo exterior. Pero lo que hemos descubierto en nuestra investigación es que tener esas cosas no necesariamente garantiza lo que realmente queremos, que es la felicidad. Salimos en busca de cosas externas pensando que van a darnos la felicidad, pero es la inversa. Primero debes buscar la felicidad, la paz y la visión interior y luego se manifestará todo en el exterior.

¡Lo que necesitas es un trabajo interior! El mundo exterior es el mundo de los efectos; es el resultado de los pensamientos. Sintoniza tus pensamientos y frecuencia con la felicidad. Irradia sentimientos de felicidad en tu interior y transmítelos al Universo con toda tu fuerza y experimentarás el cielo en la tierra.

Resumen de El Secreto

•  Para atraer dinero, enfócate en la riqueza. Es imposible atraer más dinero a tu vida cuando te enfocas en la falta del mismo.

  Utilizar la imaginación y fingir que ya tenemos el dinero que queremos es una herramienta útil. Juega a tener riqueza y te sentirás mejor con el dinero; cuando te sientas mejor, llegará más a tu vida.

•  Ser feliz es la vía más rápida de atraer dinero a tu vida.

•  Mira todo lo que te guste y di «Puedo permitírmelo. Puedo comprarlo». Cambiarás tu forma de pensar y empezaras a sentirte mejor respecto al dinero.

•  Da dinero para atraer más a tu vida. Cuando eres generoso con el dinero y te sientes bien compartiéndolo, estás diciendo: «Tengo en abundancia».

•  Visualiza que te llegan cheques por correo.

•  Equilibra la balanza de tus pensamientos de riqueza. Piensa en riqueza

 

 
 
 
 
 
 
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas