Llama Violeta

Llama Violeta


 
 
 
 
 

SESIÓN DEL 7/8/96

..

Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Horacio Velmont.

Entidad que se presentó a dialogar: Maestro Jesús, actual Logos Solar, Kether, el Anciano de los días, Logos Solar de Aní, y Asdoel, extraterrestre de Anthea 4.   

 

Interlocutor: ¿Quién se va a comunicar?

Maestro Jesús: Soy el Maestro Jesús. Seré muy breve, voy a dar un corto mensaje porque hay dos hermanos míos que también quieren comunicarse y evacuar algunas inquietudes de ustedes.

Interlocutor: Está bien, Maestro, escucho.

Maestro Jesús: Quiero relatarles una pequeña historia… Estando encarnado en Galilea, estaba recolectando gente para el grupo. El grupo no tenía nombre. Y había un ser muy bueno que se llamaba Juan ben Zebedeo −johnakan Ur-el− que tenía sus conflictos. Buscaba el conocimiento, buscaba la sabiduría y no la encontraba. Entonces, cuando se topa conmigo le dijo:

−Tú eres un pescador. Pero ese tipo de pesca te va a saciar solamente el apetito material, pero no el apetito espiritual. Tienes que ayudarme a pescar almas.

−Quisiera que seas mi Maestro −me pidió.

−Precisamente eso es lo que te estoy ofreciendo −le respondí. Y muy humildemente fue mi discípulo.

Con toda la humildad que tenía llegué a amarlo. A su vez conocí a otra persona que quería formar parte de los discípulos, lo que ustedes llaman “apóstoles”.  Se llamaba en esa encarnación Josef ben Samuel y era una persona de mucho conocimiento pero que entorpecía al grupo, y lo hacía de una manera tan alevosa que siempre ponía “peros”.

Él decía que era un enviado por altas entidades espirituales y que poniendo peros era como el grupo tenía que crecer, pero me entorpecía muchísimo la misión, a punto tal que un día teníamos que ir a Cafarnaún… no sabíamos si llegar a Jericó, lugar donde teníamos que predicar, y aun con mi altísimo nivel espiritual estaba confundido. Ni siquiera Johnakan podía decirme lo que tenía que hacer, porque él estaba tan confundido como yo, por lo que estaba haciendo Josef ben Samuel:

“A Jericó no sirve porque nos vamos a encontrar con este problema… A Cafarnaún tampoco sirve porque nos vamos a encontrar con aquél obstáculo”, y siempre nos bombardeaba con distintas intrigas y hablaba con las demás personas del grupo, hablaba con distintos apóstoles diciéndoles que la enseñanza que yo le daba no era la correcta, que los confundía, y había algunos que se confundían, como Judas, que esperaba un reino material.

Interlocutor: ¿Esta persona está actualmente encarnada y forma parte del Grupo Elron?

Maestro Jesús: Exactamente… No me interesa dar el nombre actual, pero está actuando de la misma manera… El rol mío ahora lo está ejerciendo mi discípulo amado, Johnakan

Johnakan está tratando de sacar el grupo adelante y esta persona está confundida, quizás pensando que está haciendo un rol de elevación del grupo, pero lo que está haciendo en realidad es obstaculizarlo.

Mi alta jerarquía no me permite culpar ni odiar a nadie, simplemente expongo los hechos para que los demás no se atrasen en el Camino.

¿Qué pasó en aquel entonces? En aquel entonces seguía el tremendo obstáculo que esta persona ponía, pero siempre lo ponía en el nombre del “amor”. Siempre decía. “Maestro, humildemente te digo que esto no es lo correcto, porque de esa manera no se hace”.

No se olviden ustedes que actualmente la mayoría de la humanidad me considera de una manera muchísimo más elevada que lo que me consideraban en aquel entonces.

No me veneraban − yo no lo hubiera permitido−, porque era uno más. A veces me hacían chanzas. A veces incluso me faltaban el respecto, se burlaban… ¡No era tan sencillo!

No es como se pinta en la Escrituras, donde todo era a favor mío. Tuve muchos obstáculos.

En un momento determinado estuve a punto de disolver el grupo y el mismo Judas, que no le interesaba para nada la parte espiritual, saltó y dijo: “¡No, cómo vamos a disolver el grupo, hay que lugar para defender al Maestros Jesú!”, y esta persona, Josef ben Samuel, habló y dijo: “El Maestro Jesús no es lo que interesa, lo que interesa es el grupo”.

Una frase similar escuchó mi receptáculo hace pocos días: “Aquí lo que interesa no es Olguín, aquí lo que interesa es el grupo”.

Pero sin vanidad para Johnakan, porque Johnakan odia a la falsa modestia, él sabía con certeza que sin Jorge no habría grupo.

Si Jesús se hubiera apartado del grupo, el grupo hubiera dejado de ser… Yo tenía una misión muy importante, que era convertir todas esas almas a una idea, que era el amor hacia el Padre, rama que después fue cambiada, rama que después, por distintas creencias, fue modificada en contra de la humanidad, pero la base la dejé, la semilla la sembré.

Actualmente, mis directivas hacia Johnakan son: dirigir el grupo hacia una vibración más alta, hacia el amor del Padre, encaminar al grupo; entonces, esta persona, encarnada actualmente, Josef ben Samuel, está diciendo: “Aquí lo que interesa no es Olguín, aquí lo que interesa es el grupo”.

Sin ninguna vanidad para Johnakan, lo que Johnakan está buscando es Servir, no está buscando ningún provecho material, no está buscando ningún provecho espiritual…

El único provecho redituable para las entidades de Luz es que todas las demás personas también sean redituables espiritualmente, de lo contrario nada sirve.

Encarnado anteriormente en Galilea, en aquella oportunidad no hubiera podido elevarme de nivel al desencarnar si no hubiera llevado adelante en vibración a todo el grupo.

  Entonces, mi discípulo necesita todo el apoyo, tanto espiritual como material, y que cada uno de ustedes defiendan la postura de Johnakan, esto es muy importante recalcarlo y transmitirlo no solamente a todos los colaboradores del grupo sino también a todas las personas que van a vuestras conferencias.

Es importante transmitir que el único afán del grupo es ir hacia la vibración del Padre.

En su momento seréis apoyados. Cuando anteriormente se dijo: “No podemos intervenir directamente, cada uno triunfará por su propio esfuerzo”, esto es parcialmente cierto, porque nunca se los deja de lado.

El esfuerzo será recompensado; nunca, repito, se los deja de lado. Simplemente a veces se dice eso como para que reaccionen, porque ustedes son, encarnados, como seres pequeñitos, a los que hay que darles palmadas en las nalgas, cariñosamente hablando.

Nunca dudéis de mi amor. Cuando de alguna manera hago alguna reprimenda, o corrijo algunas circunstancias, jamás me enojo, porque el amor no enoja, el amor corrige, pero corrige para bien.

Éste es el mensaje y deseo que sea transcripto.

Interlocutor: Lo haré, Maestro, téngalo por seguro.

Maestro Jesús: Muchas personas que integran el grupo están perdiendo el tiempo en otras enseñanzas que no le van a redituar ningún fruto. Es imprescindible que todo su dinero, todo su tiempo, lo vuelquen a la enseñanza del Camino hacia el Padre.

A veces, y esto lo sé porque me comunico telepáticamente con cada Thetán, de que hay por lo menos dos espíritus del grupo que invierten su dinero en otras enseñanzas que le van a dar frutos estériles… Allá ellos si siguen con esta tesitura, porque mi Padre, que es vuestro Padre, da libre albedrío, pero mi misión es por lo menos hacérselos saber.

Cada uno es dueño después de hacer su voluntad… El Padre respeta la voluntad de cada uno…

Con todas mis bendiciones, como todo mi amor, los saludo hasta la próxima sesión.

Interlocutor: Muchas gracias, Maestro, por su mensaje, y hasta la próxima… ¿Quién se va a comunicar ahora?

Kether: Mi nombre es Kether… Ustedes me conocen como “El anciano de los días”. En Aní, mi mundo, mi planeta, me conocen como “El anciano de las rotaciones”.

He venido para darles un pequeño mensaje. He venido a entregarles la siguiente reflexión.

Hubo una gran confusión en vuestro mundo en la antigüedad al pensar que mi espíritu y el espíritu de Sanat Kumara eran el mismo y no es así.

Sanat Kumara fue, en encarnaciones anteriores, 12.000 años atrás de los vuestros, un discípulo aventajado mío. Le he dado conocimiento y él, a su vez, ha adquirido sabiduría. Llegó a ser Logos Planetario de vuestro mundo, así como yo en esa época era Logos Planetario de Aní.

En aquel entonces en Aní hubo un cisma, hubo desinteligencias, y se necesitaba que encarnara alguien de extrema sabiduría y que fuera imparcial en los juicios.

Y en muy pocos casos se ha dado que un Logos Planetario Vuelva a encarnar… Así ocurrió conmigo: volví a encarnar en Aní por segunda vez. Antes había encarnado en la Tierra dos veces, en la Atlántida y en Lemuria.

Gracias a la última encarnación pude encaminar la unión en Aní, logrando evitar que ese cisma, que esa grieta espiritual entre los habitantes de mi mundo, se agigantara y dividiera la espiritualidad de sus habitantes.

Una aclaración: No me es dictado, por lo tanto no sé de otro caso donde un Logos Planetario haya encarnado, pero sí, yo, Kether, el Anciano de las Rotaciones fui Logos planetario de Aní, así como mi querido discípulo Sanat Jumara fue Logos Planetario de vuestro planeta Tierra.

En su viaje espiritual, Sanat Kumara tuvo tres colaboradores espirituales: Sanaka, Sanándana y Sanátana… Fueron seres elevados del 4º nivel de vibración espiritual.

El error fue que antiguas recopilaciones de más de dos mil años dicen que esos discípulos estaban en el nivel espiritual de Siddharta Gautama, un avatar de ustedes, los del Planeta Tierra. Y esto no es así, pues Siddharta encarnado estaba en un nivel espiritual como el mío, el 5º nivel de vibración.

He logrado unificar criterios en Lemuria y en Atlántida. Desgraciadamente, una vez que desencarné no tuve el control de esa unión y pasó lo que pasó, que ya les será explicado.

Luego, gracias al Absoluto, encarné en Aní y logré detener esos desequilibrios espirituales.

Siempre los espíritus elevados estamos en misión. Así como en vuestro mundo encarnaron Siddharta y Jesús, este Maestro de Luz tan venerado de ustedes y de nosotros, porque nos ha visitado muchas veces espiritualmente.

En diferentes mundos de esta galaxia encarnan distintos avatares para que el espíritu de cada ser humano, humanoide, vegetal, o con partes minerales, no se desequilibre…

No es fácil lograr la misión y no en todos los casos esta misión es reconocida.

Hay cosas que cuestan mucho… Muy pocas veces somos entendidos, muy pocas veces somos escuchados y muy pocas veces se guarda el verdadero mensaje, lo que en el fondo se quiere decir.

Sufrimos por el dolor de ustedes, sufrimos mucho… Estoy muy consciente del dolor de ustedes… Quería transmitirles esta reflexión, quería informarles para que no repitan el error de concepto, porque a veces en vuestros escritos la información se va desvirtuando.

Bien, deseo comunicarles muchas cosas que no terminan de cerrarme. He estado estudiando a nivel telepático a vuestro grupo. He estado comunicándome con algunos de vuestros Thetanes, con Kumi An, con Radael, con Mía, con Johnakan y con otros Thetanes de distintos seres encarnados que forman el grupo y veo con dolor desinteligencias.

Pensaréis que hablo con parábolas, que no hablo en forma clara, o personas que han lamentado sus adversidades, distintas situaciones personales de su entorno, y una vez que las han revertido, han dado la espalda a eso que les ha conseguido el Padre.

Hubo personas que han pedido ayuda, se les ha dado, y luego han hecho caso omiso a todos lo que se les ha brindado.

Hubo también otras personas que se ha refugiado en su cobardía, no jugándose por sus ideales, yéndose en promesas vanas. ¡Eso no sirve porque no alcanza!

Hubo también otras personas que han tenido ciclos altos y bajos y eso tampoco alcanza.

No se puede brindar una noche una sonrisa y otra noche una mueca de odio. El espíritu tienes que ser diáfano. Tiene que haber una claridad. No puede haber dualidad. O lo uno o lo otro. O el amor o el odio. Pero no ambos mezclados.

Este hermoso grupo puede ser saboteado inconscientemente. Algunas personas porque son títeres, que se dejan dominar. Algunas personas porque les gusta ser manejadas. Otras no se juegan por sus ideales y quieren todo servido.

Me he contactado telepáticamente con Johnakan Ur-el, el Maestro de la Devoción y actual poseedor del Rayo Violeta, y está inmerso en el dolor porque ve que muchas cosas no salen como debieran.

Les digo yo, Kether, que voy a estar en misión a nivel espiritual en vuestro planeta Tierra, para una vez más tratar de evitar un cisma, para una vez más tratar de evitar grietas espirituales, como ya lo hice en encarnaciones anteriores.

A mi cuerpo le cuesta este viaje astral, pero lo hago con amor. Pero no quiero que juguéis el rol de hipócritas. Es preferible la franqueza, no neguéis cooperación, no neguéis ayuda. No os escondáis atrás de un supuesto manejo turbio ni deleguéis responsabilidades diciendo que “a veces no somos nosotros los que tomamos las decisiones”.

Eso es cobardía y el Absoluto, por sobre todas las cosas, desea que os juguéis por el Camino del Bien.

Esconderse detrás de una excusa vana es retroceder espiritualmente. Esconderse atrás de una excusa vana es palidecer de esa Luz divina que podéis tener.

También me duele la falta de comprensión de seres que están en el nivel de Luz y no comprenden las cosas más sencillas, lo más obvio, lo más simple, lo que tenéis al alcance de vuestra vista.

Por otro lado, sé que en el mundo encarnado hay falencias, limitaciones, errores de conceptos, pero no debéis cebaros en el que está caído. Todo es retroceso. Es retroceso el cobarde, es retroceso el que se esconde buscando excusas, es retroceso el de aquel que pidió ayuda y después que le fue dada dio la espalda.

Es retroceso aquel que se disfraza de víctima y no lo es. Es retroceso aquel que esconde una doble vida queriendo disfrazarse de víctima del entorno. No es fácil salir de todo eso. Nadie os obliga a encarar el Camino de la Luz, pero si lo queréis, luchad, sacrificaos.

El Camino de la Luz no es competencia, es solidaridad, es misericordia, es ayudar al que está más atrás, no ponerle el pie. Y veo que a veces eso hacéis, y critican y dudan. Ése no es el Camino.

A veces no se os dice sus falencias en los mensajes para no heriros. Pero tiene que haber alguien que les señale los errores, incluso la hipocresía, la comodidad, la mezquindad. Porque cada uno sabe lo que tiene para darle al otro y lo mezquinan, lo viven mezquinando. Sois hipócritas en muchas cosas y adoptáis el papel de víctimas.

A veces, para unir una grieta, para que la grieta deje de ser, es necesario forzar y hacer presión, de lo contrario no sucederá. El destacar a veces el error es una presión para que la grieta desaparezca. Depende de ustedes el aceptar la orientación. Nadie está obligado a nada. Pero si queréis la Luz, buscadla en la misericordia y en el desprendimiento, no en la tontería.

Estoy viendo seres encarnados de primerísimo nivel criticando, no entendiendo, poniéndose una venda en los ojos, confundiéndose… A veces dudo de esa Luz, a veces dudo de esa vibración elevada. De ustedes depende.

No suelo hablar sencillo. No todo el mundo me va a entender.

Me duele porque los amo. Por eso no tengo indiferencia. Porque son enemigo de la indiferencia, como soy enemigo de la sscuridad. El Absoluto no quiere indiferentes, pero tampoco quiere duales. Tampoco quiere seres que no se definan. Tampoco quiere hipócritas, Tampoco quiere temerosos.

No creo que cambien en lo inmediato. Puede ser que el mensaje les entre en su espíritu interior, a vuestro cuerpo encarnado. Espero que lo retengan en su memoria.

Con amor, con dolor, pero con esperanza, los saluda Kether, de Aní, el Anciano de las Rotaciones. Hasta pronto.

Interlocutor: Gracias, Maestro, por haber venido hasta aquí y por su mensaje, que tendremos muy en cuenta… ¿Se va a comunicar alguien más?

Asdoel: A veces no se entienden los mensajes que se dan, sea por interferencias del receptáculo que los transmite o por la mediana capacidad de comprensión de algunas personas que escuchan dichos mensajes.

Mi nombre es Asdoel, de Anthea 4 y he venido para evacuar algunas dudas.

Nuestro planeta está dividido en dos hemisferios, en uno de los cuales habitan seres más pequeños en estatura, pero más desarrollados en conocimientos técnicos.

Han desarrollado la manera de viajar por el espacio, mientras nosotros nos dedicamos más a la filosofía y a cultivar el espíritu.

Una de las naves que cayó en Roswell, hace 50 años terrestres, era una nave de Anthea 4, donde viajaban lo que nosotros llamamos “los pequeños”.

A pesar de cultivar la parte espiritual, también desarrollamos una mediana tecnología y podemos viajar a los distintos mundos, con ningún ánimo de conquista, sino simplemente para transmitir, a aquellos que nos quieran escuchar, nuestro conocimiento filosófico.

Le damos poca importancia a la parte material en todos los aspectos, incluso en la parte alimentaria. Le damos más importancia a la parte energética, a punto tal que nuestro cuerpo se nutre energéticamente en un 80 %. Por eso no damos tanta importancia a la parte alimenticia.

Lo mismo sucede con el apareamiento. Tenemos dos sexos, pero el apareamiento es áurico. Mezclamos nuestra energías y llegamos a un orgasmo total en todo el cuerpo energético.

Tenemos puntos avanzados en filosofía espiritual. Hemos vencido a lo que ustedes llaman el ego. Nosotros lo llamamos el undo, que vendría a ser una traducción parecida a vuestro “Yo Inferior”.

Evocamos es undo para alcanzar la Luz espiritual. No tenemos ningún inconveniente en transportarnos a nivel astral a todos los confines de nuestra galaxia.

Próximamente, si el Absoluto lo quiere, lo permite, vamos a hacer un contacto del Tercer Tipo con alguno de ustedes.

El secreto es que estéis preparados y que no tengáis miedo de ver una figura distinta a la vuestra.

No tenemos el poder de inducir en vuestra mente una visión telepática como si fuéramos humanos, para no causaros una impresión desagradable a vuestra vista.

Me despido de ustedes con todo el amor y con la esperanza de que sí nos vamos a ver en una próxima realidad.

Hasta pronto.

Interlocutor: Hasta pronto y muchas gracias por el mensaje.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas