Llama Violeta

Llama Violeta


 
 
 
 
 
 
 

Sesión con Eón, 19/3/08

Médium: Jorge Olguín.

Interlocutor: Horacio Velmont.

Entidad que se presentó a dialogar: Eón, el Absoluto.

 

 Habló sobre su conocimiento, su creación, de otra creación, del más allá de su manifestación. Adelantó que la masa no se hace infinita al ir a la velocidad de la luz. Habló sobre su felicidad, sobre el por qué no le preguntan todo, sobre el Demiurgo y su razón, si interactúan. Finalizó con un comentario sobre su objetivo.

 Sesión en MP3 (3.345 KB)

Interlocutor: ¿Eón?

Eón: Estoy aquí con vosotros tratando de responder a vuestros interrogantes.

Interlocutor: Perfecto. ¿Algún mensaje? O leo esto que tengo ya previsto, que va a ser, que diríamos, la tónica en general de la sesión. Después veríamos. ¿Está bien?

Eón: Perfectamente. Puedes hacerlo.

Interlocutor: Bueno.

Interlocutor: Hay varias intrigas que han surgido desde que nos comunicamos con Eón. Y entre ellas son: La cuestión del movimiento, ya que si Eón es el todo no habría lugar para moverse. Y si el movimiento es conceptual, y por tanto no necesitaría espacio, ¿cuándo empezó?, ¿existió siempre?
La pregunta es porque desde nuestro punto de vista, un movimiento tiene que empezar en algún momento. Inclusive el movimiento del mar tuvo que tener un comienzo.
El otro aspecto de la pregunta es con respecto a las últimas sesiones realizadas con Morgan-El y Johnakan sobre las investigaciones supuestamente más allá de Eón; es decir como si Eón no fuera en realidad el Todo. La pregunta inicial es por qué ellos como espíritus tienen que investigar cuando en realidad se lo podrían preguntar directamente a Eón, bueno, o por lo menos para allanarse el camino de la investigación.
¿O es que nosotros podemos hacerlo a través de la mediumnidad, claro está, y ellos no?
La siguiente pregunta es qué es concretamente el Caos, el Demiurgo, los Primordiales y por supuesto los universos burbuja.

Quedaría también una pregunta, quizás la más difícil de hacer y la más difícil de responder para Eón de modo que la entendamos obviamente, y es esta: ¿Cómo se ve a sí mismo Eón? ¿Cómo interpreta su propia esencia? ¿Cuál es la felicidad de Eón?, es decir, de alguien que todo lo sabe, que todo lo tiene, es un presente continuo sin cambios y sin poder cambiar nada. Digo sin poder cambiar nada porque en este mismo instante Jesús está siendo crucificado, Nerón está incendiando Roma y Kennedy está siendo asesinado. Y en Eón, que es un eterno presente esto sucede en este instante sin tiempo pasado ni futuro.  

Para que quede más clara la pregunta, acaso Eón diría algo así como: Que raro que soy, siempre he existido, nadie me creó y no puedo cambiar nada porque de acuerdo a lo que soy, a mi esencia, todo está hecho desde la misma eternidad, como el círculo, que siempre existió, ya que si hubiera tenido un comienzo su creación, habría que preguntarse qué había antes y así sucesivamente.
Lo que ocurre es que en mi caso me resulta difícil percibir como que todo está sucediendo, ya que veo las cosas desde el punto de vista del eterno presente de Eón y cuando voy por ejemplo, yendo a determinado lugar no puedo dejar de pensar que también hay otro Horacio que también soy yo, que ya ha llegado, y que si tuviera un aparato para trasladarme en el tiempo podría ir a ese lugar y verme llegar.
Bueno, esto es en general las intrigas que tengo para esta sesión.

Eón: Querido hijo. Vamos a tratar de hacer un diálogo y voy a dar algunas frases porque no es sencillo para este receptáculo traducir fielmente mis conceptos.
Yo sé todo lo que sé. Así como uno de mis hijos llamado Sócrates hacía mayéutica, voy a tratar de hacer mayéutica contigo para que desgloses mi frase "Yo sé todo lo que sé". ¿Puedes tratar de explicármela?

Interlocutor: Sí, entiendo que es una frase paradojal porque "Yo sé todo lo que sé" lo que significa que hay cosas que Eón no sabría. Esa es la interpretación que yo doy.

Eón: Podría ser una interpretación así. Si tú de repente, hijo mío, homo sapiens, pudieras tener un diálogo mediúmnico con una hormiga de vuestro mundo y la hormiga tuviera un pensamiento abstracto suficientemente abstracto como para entenderte, tu conocimiento sería inconmensurable para la hormiga, porque tienes un conocimiento de casi todas las materias desde que has crecido.

Interlocutor: Pero hay cosas que ignoro. ¿Y lo mismo le sucedería a Eón? ¿Que hay cosas que ignora?, O sea, que Eón...

Eón: “Sé todo lo que sé", significa que en mi todo no ignoro nada.

Interlocutor: En su todo.

Eón: ...puedo ignorar lo que hay más allá de ese todo. Yo me he manifestado a través de vuestro universo físico y en los distintos universos suprafísicos. No hay nada en el universo que escape a mí o que esté fuera de mí. Pero paradójicamente el universo se está expandiendo. Si el universo se está expandiendo la pregunta siguiente sería, que yo ya la sé, pero quiero también que tú pienses y que tú elucubres, ¿donde se está expandiendo? ¿En qué se está expandiendo?

Interlocutor: Claro, esa sería, diríamos, la pregunta.

Eón: En algo llamado 'Nada', en algo llamado 'Caos'. Si yo soy el universo manifestado, yo me estoy expandiendo...

Interlocutor: Sí, pero también Eón es el universo no-manifestado. O estamos hablando no del universo físico sino del universo físico y espiritual o suprafísico. ¿Estamos hablando del todo cuando hablamos de expandir?

Eón: Yo me manifiesto en todos los universos. En los universos paralelos, me manifiesto en los universos alternos que gracias al libre albedrío vosotros podéis crear...

Interlocutor: ¿Físicos y suprafísicos?

Eón: Por supuesto.

Interlocutor: Está bien. Ahora entendí. Ahora, la pregunta es: yo sé que aparte de lo que yo conozco hay algo más. La pregunta es: ¿Eón sabe o ignora si hay algo más allá de Eón?

Eón: Sé que hay algo más. Pero no fue creado por mí. En realidad yo no le llamo 'creación'. En realidad yo le llamo 'manifestación'. Todo lo que vosotros podéis percibir con vuestros sentidos, con vuestros aparatos, las galaxias, la teoría de la materia oscura, de la energía oscura, las novas, los agujeros negros, el horizonte de sucesos… todo eso es mí manifestación.

Interlocutor: Sí, pero si Eón es un eterno presente, ¿cómo puede ser que se esté expandiendo realmente?

Eón: Porque en vuestro presente me estoy expandiendo.

Interlocutor: ¡Ah! En nuestro presente. Porque desde el punto de vista de Eón todo está hecho. No hay expansión.

Eón: No hay expansión desde mí punto de vista...

Interlocutor: A eso me refiero.

Eón: ...porque todo fue, porque todo es y porque todo será. Porque todo ha pasado, todo está pasando pero también todo pasará. Entonces va a llegar un momento cuando este universo empiece a encogerse, donde yo también me encogeré... ¿Cómo Eón se puede encoger?

Interlocutor: ¡Parte de Eón!

Eón: ¡Eón! No parte de Eón. Yo ahora me estoy expandiendo, para que tú me entiendas, porque es muy difícil que...

Interlocutor: Lo estoy entendiendo, lo estoy entendiendo...

Eón: ...el decodificador de este receptáculo pueda captar fielmente, ¿sabes?
Mi manifestación se está expandiendo. Mi manifestación luego se va a encoger. Todo yo está fuera de esta manifestación, en otro plano fuera de esta manifestación. Pero cuando yo me manifiesto me manifiesto dentro de algo. Ese algo le puedes llamar la Nada, a ese algo le puedes llamar el Caos. Entonces yo empiezo a expandirme en ese Caos. Ese Caos ya estaba habitado por otra manifestación llamada Demiurgo que sería la no-manifestación que a su vez modeló unas criaturas llamadas Primordiales que existen desde siempre, se podría decir, como yo también existo desde siempre.

Interlocutor: O sea. Todo es un eterno presente y de cualquier cosa de que estemos hablando todo es un eterno presente. Para nosotros solamente transcurre. ¿Es así?

Eón: Lo que no han dicho estos queridos hermanos, para vosotros, hijos para mí, investigadores, Morgan-El y Johnakan, que han investigado muy bien, con precisión, es que hay algo más todavía.

Interlocutor: ¿Más allá del Caos?

Eón: Supongamos, lo hablo para vosotros, que por un lado está el Todo, que soy yo manifestado. Por el otro lado está la Nada que es donde lo manifestado se está abriendo, expandiendo. ¿Hasta ahí me sigues?

Interlocutor: Sí.

Eón: Pero yo no me manifesté en su totalidad, o sea, fuera de mi manifestación también estoy en otro plano más allá que es incognoscible para vosotros. Que por ahora no podréis llegar.
Entonces, yo estoy expandiéndome, se podría decir, ocupando el lugar, sacando parte del Caos, sacando parte de la Nada...

Interlocutor: Está bien, pero siendo Eón...

Eón: ...pero así como los Maestros, hijos míos, han descubierto que el universo no es infinito al momento que se expande, contra lo que dicen los científicos, yo sí podría decir que en esa manifestación el Caos, la Nada, sí son infinitos porque permiten la expansión de esta manifestación mía. ¿Hasta ahí se entiende?

Interlocutor: Sí. Pero desde el punto de vista de Eón, desde el punto de vista de Eón, ¿Eón percibe que se está expandiendo?...

Eón: Sí, totalmente.

Interlocutor: ...porque si es todo un presente, o sea, ¿hay un futuro para Eón que Eón no conoce? No sé si está clara la pregunta, parecía una pregunta un poco absurda...

Eón: No, no, no. Conozco todo lo que sucede con mi manifestación lo que ha sucedido y lo que sucederá.

Interlocutor: Pero si se está expandiendo ¿significa que hay algo que Eón no conoce? No sé si...

Eón: Mi manifestación se está expandiendo en este latido llamado Big Bang.
Cuando llega a un límite, mi manifestación que es equilibrada va a permitir que esa materia obscura, con su gravitación, contraiga el universo. Pero entonces yo también en mi manifestación comenzaré a contraerme hasta que se produzca el Big Crunch.
Me manifestaré nuevamente y produciré un nuevo latido, un nuevo Big Bang.

Interlocutor: Está bien. Pero desde el punto de vista de Eón, todo eso no es que transcurre; transcurrió, porque es un eterno presente...

Eón: Y transcurrirá. Y transcurrirá. Porque soy el eterno presente del punto de vista tuyo. Soy el eterno pasado y soy el eterno futuro también. Aparte del eterno presente. Porque tú lo ves desde mi punto de vista, como que yo percibo todo en todas las eras.

Claro, percibo todo en todas las eras de este universo, de los anteriores y de los que vendrán también. Y la medida de tiempo es tanta, tanta, que sería imposible transmitirla a vosotros. Imposible.

Interlocutor: Pero ¿no sería contradictorio hablar de expansión y de un eterno presente al mismo tiempo?

Eón: No. Es contradictorio para que tú lo puedas digerir pero no, no es contradictorio. No es contradictorio.

Interlocutor: O sea. Eón se expande y conoce el futuro de esa expansión.

Eón: ¡Por supuesto! Ahí se marca el eterno presente. Pero en realidad, todo es relativo. En realidad, todo es relativo.
Si bien en mí no se puede despertar admiración, porque yo conozco todo lo que pasó, lo que está pasando y lo que pasará, entonces nada puede sorprenderme; porque si tú conoces algo, ¿cómo te va a sorprender si ya lo conoces?
Cuando digo 'me sorprende' es en función de que ustedes entiendan lo que quiero decir.
Me sorprende la actuación de Morgan-El en vuestro presente y de Johnakan Ur-El en vuestro presente, al punto tal que están a punto de descubrir que no es cierto que la masa se haga infinita a la velocidad de la luz. No es cierto. Y ellos tienen el argumento para explicar por qué no es cierto.
Y tú también me preguntas por qué si soy un eterno presente puedo expandirme o puedo moverme, si ocupo todo.
Interlocutor: ¿Hay un tiempo de Eón?

Eón: Ocupo todo lo que se está expandiendo, para que me entiendas.
Si yo ocupo todo lo que está expandiendo la misma expansión va a hacer que todo se expanda. Hasta ahí me sigues. Con respecto a si hay un tiempo para mí, todos los tiempos son míos.

Interlocutor: Claro.

Eón: Porque me manifiesto también en el tiempo. Pero tienen razón estos hijos míos cuando dicen que el tiempo no es una dimensión. Entonces la palabra espacio-tiempo fue mal encarada, como también consideran la gravedad una cuarta fuerza, también fue mal encarado. Por eso no avanza la ciencia, que se ha quedado frenada.

     

Interlocutor: Antes de continuar, quería preguntarle sobre la base de lo que está Usted diciendo, ¿eso da lugar para que haya otra entidad más o menos similar a Eón?

Eón: ¡Eso lo dices tú!

Interlocutor: No, no. Lo pregunto.

Eón: No. Yo simplemente sé lo que sé. Y lo que yo sé es que yo me manifiesto en este universo que se está expandiendo en una Nada habitada por un ser que es bastante, bastante extenso también en su manifestación, él se manifiesta en la Nada mientras yo me manifiesto en el Todo y que a su vez modeló unos seres llamados Primordiales que no encarnan, que no encarnan.

Interlocutor: Sí, ahora vamos a hablar de eso. Con quién alterna Eón.

Eón: Conmigo mismo. Lo que sucede es que hay una parte mía que no conocéis y que es la parte no manifestada que está en otro plano, fuera de lo que es la manifestación física y suprafísica.

Interlocutor: Pero ¿no sería como alternar uno con el espejo? Así un poco...

Eón: Podría ser algo así, pero no es exactamente así. Podría ser algo así. Es muy difícil de explicar a vuestras mentes.

Interlocutor: Pero ¿cuál es la felicidad, diríamos, de Eón? Porque si la felicidad de Eón es de que por ejemplo...

Eón: Lo que pasa es que vosotros tenéis un sentido de felicidad distinto al sentido de la felicidad que pueda tener yo, porque vosotros os basáis en proyectos y en afectos. Vuestra felicidad es un proyecto, y está bien. Vuestra felicidad es una relación afectiva, y está bien. Vuestra felicidad es un viaje, y está bien. El dar vida, y está bien. El lograr metas, y está bien.
Si yo para ti soy un eterno presente, yo no tengo metas.

Interlocutor: Y ¿no habría felicidad entonces?

Eón: Yo no tengo proyectos,...

Interlocutor: Porque la felicidad es que...

Eón: ...yo no tengo, a vuestra mentalidad, una pareja... no tengo nada de eso y sin embargo lo tengo todo. ¿Por qué?
Porque vosotros sois mi manifestación, entonces yo experimento la felicidad a través vuestro. ¿Se entiende ahora?

Interlocutor: Sí, sí. Totalmente.

Eón: Pero no por mí propiamente dicho. Lo no manifestado mío no tiene meta.

Interlocutor: Sería algo así como el Thetán, goza, digamos, de alguna manera, de lo que le sucede al 10%.

Eón: Correcto.

Interlocutor: ¿Algo así sería?

Eón: El Thetán, la parte no encarnada, percibe a través de los cinco sentidos físicos.

Interlocutor: Claro.

Eón: Y si tú estando encarnado tienes placer, tu parte espiritual va a sentir este placer a través tuyo.

Interlocutor: Claro, porque en definitiva, son lo mismo.

Eón: Y yo percibo ese placer a través vuestro, como percibo el dolor de los fracasos, el dolor de las angustias, el dolor de los actos hostiles.

Interlocutor: Claro, pero Eón sabe que esto es pasajero.

Eón: O eterno, porque siempre hay una manifestación, siempre hay una expansión, siempre hay una contracción, es pasajera cada vida en el plano físico, el espíritu vuelve a encarnar en este, en el otro Big Bang.

Interlocutor: Es pasajera la infelicidad, me refería...

Eón: Y es pasajera la felicidad. Todo es pasajero y a la vez nada es pasajero. Todo es relativo.

Interlocutor: Claro. Ahora. Desde el punto de vista de Eón, no es algo extraño que perciba a un Jesús eternamente crucificado y sufriendo en la cruz, a un Kennedy asesinado, a un...

Eón: Y percibo a un Jesús amando eternamente y percibo a un Horacio sufriendo y percibo a un Horacio amando.

Interlocutor: Está bien. Está claro. Pero desde el punto de vista de Eón ¿no es algo extraño que con todo el poder absoluto o casi absoluto de Eón no pueda modificar eso que forma parte de su esencia?

Eón: Y ¿para qué modificarlo?, si va a volver a ser nuevamente, otros protagonismos, otros actores. ¿Para que modificarlo?

Interlocutor: Bueno, pero ¿no podría modificarlo? ¿No podría modificar su esencia?

Eón: Tú has hecho famosa una frase mía donde tú me preguntas "¿Y por qué sí?" y yo te digo "¿Y por qué no?"

Interlocutor: Sí. Es una buena respuesta.

Eón: Y siempre has comentado esta frase. Y el propio Johnakan, que es un hijo muy querido, piensa que según la jerga terrenal, yo me voy por las ramas diciendo "¿Y por qué no?".
Simplemente es que no hay otra respuesta. ¿Por qué habría de modificarlo?

Interlocutor: Es algo así como yo siempre digo que a un piano no se le puede preguntar por qué es un piano. Porque su esencia es ser un piano. Y no hay otra respuesta. ¿Es así?, ¿algo así?

Eón: O por qué la nota 'mi' puede llegar a alterar determinado patrón genético. Porque bueno, vibra en una sintonía que puede llegar a alterar cierto patrón genético. Y la nota 're', no lo hace.

Interlocutor: ¿Y esto existe desde la eternidad?

Eón: Y esto existe desde la eternidad.

Interlocutor: Está bien.

Eón: Y seguirá existiendo para la eternidad.

Interlocutor: Un poco difícil y hemos de comprender, pero en forma abstracta, digamos, sí.
Antes de pasar a lo que existe, diríamos, en ese Caos o en esa Nada, los espíritus ¿pueden contactarse con Usted? Sí. Por supuesto que sí.

Eón: Sí. Intencionan y se contactan mucho más fácilmente que vosotros. Tú me preguntarás ¿por qué no inquirieron a mi ser, estos queridos espíritus investigadores en lugar de investigar por su cuenta?

Interlocutor: Sí, sí, esa es la pregunta...

Eón: Porque ellos entienden que tampoco tienen todo... y acá me copio de una frase vuestra "Todo se debe servir en bandeja" y que es necesario que también así como el querido Johnakan proclamó una frase muy válida "La meta es la búsqueda", ellos gozan la búsqueda; no gozan teniendo todo servido en bandeja. Entonces por eso no acuden a mí. Eso no significa que en determinados momentos no acudan. Han acudido miles de veces pero lo no tienen porque decir.

Interlocutor: Muy bien. Está clarísimo. Una respuesta correcta. Pasaríamos a ver lo que hay, diríamos entre comillas, fuera de Eón.

Eón: Voy a comentarlo porque el receptáculo está un poco agotado.
Al Demiurgo lo conozco desde siempre. Es un ser que sería antagónico a mí. Su punto de vista es tan respetable como el mío. Yo creo el amor, él crea el desamor. Y él manifiesta que el desamor equilibra el amor que yo creo y que es necesario como compensación. Así como en las partículas existe el positivo y el negativo, él sería para vosotros el negativo.

Interlocutor: Claro, pero a ver, ¿cuál es la relación entre el Demiurgo y Eón? O sea...

Eón: No hay una relación. Directamente es la antítesis. Es la 'contraparte'.

Interlocutor: Pero me refiero a la relación en otro sentido. No en una relación de igualdad, de similitud…

Eón: No nos complementamos, no debatimos...

Interlocutor: Pero ¿son entidades distintas como puede ser Jorge i yo?

Eón: Entidades distintas.

Interlocutor: La pregunta es para saber si ese Demiurgo abarca a Eón o es un...

Eón: No. Ni Eón abarca al Demiurgo.

Interlocutor: Son entidades distintas.

Eón: Sí.

Interlocutor: Ahora, fuera Eón...

Eón: EL Demiurgo se ha dado a conocer en distintas épocas porque si bien el Demiurgo es una entidad mas allá de lo suprafísico, igual que yo, yo me manifiesto en el suprafísico aparte de lo físico. Estoy más allá de lo suprafísico todavía. El Demiurgo también. Y las partículas modeladas por él llamadas Primordiales, habitan el universo suprafísico. O sea, la Nada suprafísica, el Caos suprafísico. Pero pueden interactuar en el universo por mí manifestado. Pueden interactuar y lo hacen. Y lo hacen.
Si tú me preguntas, infantilmente, ¿por qué lo permito? yo te digo "porque yo también estoy, entre comillas, ligado al libre albedrío por mí creado y debo respetarlo.

Interlocutor: Claro. Ahora: Tenemos a Eón por un lado. Usted dice que no existe otra entidad, digamos, similar, parecida a Eón, ¿O no lo sabe?

Eón: No lo sé.

Interlocutor: Ahí está lo que había dicho Usted antes de que Usted sabe lo que sabe. Algo así.

Eón: Correcto.

Interlocutor: Está bien. Entonces puede haber otras entidades, pero si las hay Usted no las conoce.

Eón: No.

Interlocutor: Perfecto. Y si hay otro Demiurgo, ¿tampoco?

Eón: Entiendo que no lo hay. Entiendo que no lo hay.

Interlocutor: Está bien. Ahora, la pregunta es: Ese Demiurgo ¿también ha sido increado? ¿Es increado? ¿Ha existido siempre?

Eón: Entiendo que ha existido siempre. Entiendo que ha existido siempre.

Interlocutor: Ahora, nosotros tenemos un futuro, diríamos. Nos vamos a integrar en determinado momento a Eón...

Eón: Sé a donde quieres llegar. Los Primordiales no se van a integrar al Demiurgo porque no hay un ciclo. En ellos no hay un ciclo.

Eón: Va, ya se hablará de ese tema. Es más, dejo al decodificador.

Interlocutor: Pero... ¿una pregunta más?

Eón: Muy breve.

Interlocutor: Hacia donde se dirige Eón, porque yo sé que voy a desencarnar etcétera, etcétera... pero ¿cuál es el futuro de Eón?

Eón: No me dirijo. Soy. Desglosa luego esta palabra. No me dirijo. Soy. Hasta todo momento.

 Consultas recibidas

 Hola maestro.
 
Apenas hoy escuche la sesión con Eón y es una cosa fabulosa, me despejó muchas dudas pero así como me despejó dudas también se generaron muchas otras.
 
Le cuento que yo estuve en la gfu solar del sur cuyo maestro es el dr. Jose Rafael Estrada Valero. Bueno, se hacía un ritual y una de sus oraciones era la oración al Demiurgo, no la recuerdo toda pero le pongo la parte que recuerdo:
 
oh demiurgo!                                                                   Oh demiurgo!
Ecutue mua                                                                    escúchame
demurgo eternel,infini, unic                                                demiurgo eterno, infinito y unico
force, justice, amour                                                        fuerza, justicia , amor
ade mua                                                                        ayúdame
tu qui is flame, tu qui is feu, tu qui is lumiere                        tu que eres flama, fuego, luz
protech mua                                                                   protégeme
tua sustance espiritual,etreternel ,ingenere,inmuable    tu sustancia espiritual, eterna, ingenrada inmutable.
 
Bueno, esta oración es muy larga y no la recuerdo toda, sólo sé que está en francés porque el dr. De la Ferriere era francés, pero la pregunta aquí sería si este grupo confunde a Eón con Demiurgo o ellos adoran a Demiurgo sin saber que es la antítesis de Eón.

  Supongo que ellos adoran al Demiurgo sin saber qué es... Como los judíos y los cristianos evangélicos (protestantes) adoran a Jehová, creyendo que es el padre.

Fíjate cuanta ignorancia hay en las religiones y en las escuelas esotéricas!!!!


Otras dudas que se me generaron con lo que escuche de Eón serían:
 
¿No hay lucha de poderes entre Eón y demiurgo?

 Como que cada uno tiene su "territorio"...


Fuera del tiempo que existe en el universo que creó Eón ¿existe tiempo fuera del tiempo de Eón? ¿O sea existe tiempo para demiurgo y Eón? ¿Independiente del tiempo de nosotros?

 Eón se manifestó en el universo físico y en los universos suprafísicos...  El tiempo existió siempre.


¿Podemos considerar a demiurgo como otro dios?

 No... No como dios... Sí como un ser muy poderoso...
 
Si Eón no sabe qué hay más allá en la nada, ¿cabria la posibilidad de que alguien creara a Eón y a demiurgo y ellos no lo supieran? 

 ¡Lo pensamos!  ¡Te digo que lo pensamos!!!
 
Si fuimos creados a semejanza de Eón ¿por que él no tiene pareja como a nosotros nos dio? Siendo que existe otro ser como él con sus mismas características de increado, eterno, etc.

 

¡Epa, que fuimos creados a semejanza del padre es una ocurrencia de las religiones! Y sobre las almas gemelas tienes esta página:

Almas gemelas

Bueno Maestro, mi curiosidad aumenta y sólo sé que no se nada.
 
Gracias por su ayuda.
 

Lo mismo digo... Sólo sé que no sé nada!!!!!!

Prof. Jorge.

 Pd.: ¡y por eso seguimos investigando!!!!

 

 
 
 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas