Llama Violeta

Llama Violeta


 

 
 
 
 
 
 
 

EL INCREÍBLE PODER DE LAS EMOCIONES

Atrévete a  dejarte guiar por los  sentimientos

Esther y Abraham están listo para empezar

Esther y Jerry Hicks

 

 

Están listos para empezar

 

Esther:  Hola, Abraham.  Ya    que  lo  sabéis,  pero  me  gustaría  empezar  diciéndoos que  estoy  muy  contenta  de  poder  traducir  vuestra  información.  Escribir  libros  y  dar seminarios  es  una  experiencia  maravillosa  para  mí.  Me  encanta  sentiros  y  que  os comuniquéis a través de mí.  

Tengo  la  intención  de  dedicar  unas  cuantas  horas  cada  mañana  para  que  podáis escribir este nuevo libro. Creo que he encontrado el entorno perfecto para hacerlo. Nunca había estado en un lugar más hermoso, ni me había sentido mejor. Estoy en armonía con todo,  y  atribuyo  la  tremenda  evolución  de  mi  estado  emocional  a  vuestras  últimas enseñanzas con las analogías de la Corriente: a contracorriente/a favor de la corriente.

Bueno,  sólo  quería  conversar  un  poco  antes  de  empezar  y  deciros  que  os  quiero, que me encanta trabajar con vosotros y que deseo seguir haciéndolo eternamente.

Cierro   los   ojos   y   respiro,   escribiré   vuestras   palabras   a   medida   que   las   vaya recibiendo.

Abraham: Esther, todo esto es un proceso interesante. ¿Estás de acuerdo? Tenemos todo  un  libro  (de  hecho,  una  infinidad  de  libros)  preparado  para  que  lo  recibas.  Vuestro mundo y habéis hecho la petición, y el libro ya ha sido concedido y se encuentra en el Depósito  Vibratorio,  listo  para  vosotros. Ahora,  de  ti  depende  que  encuentres  el  tiempo para sintonizar y recibirlo.

Sabemos cómo te sientes porque en muchas ocasiones ya has tenido la experiencia

de  prepararte  para  recibir  nuestras  palabras,  pero  ahora,  ante  tantos  comentarios  como

ha habido recientemente, eres todavía más consciente del valor que tiene tu papel en esta obra.  Todo  lo  que  desean  los  seres  humanos  ya  les  ha  sido  concedido.  Pero  para recibirlo,  verlo  y  obtenerlo,  deberán  -—en  cualquier  circunstancia—  convertirse  en  los Homólogos Vibratorios de sus peticiones.

En  una  delicada  combinación  permites  que  la  conciencia  que  tienes  de  tu  mundo físico  pueda  sintonizar  con  la  vibración  propia  de Abraham,  al  tiempo  que  mantienes  tu conexión con tu mundo físico para captar nuestro mensaje y traducirlo de forma que tenga sentido  y  pueda  ser  comprendido  por  tu  mundo.  Este  equilibrio  requiere  la  notable estabilidad y claridad que has logrado.

De modo que comencemos a escribir otro maravilloso libro.

 

 El Místico en tus favoritos  El Místico como tu página de Inicio  
 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas