Llama Violeta

Llama Violeta


 
 
 
 
 

¿Qué páginas ven otros?

 

Canalización de Jesús del 6/9/01

 

 
Interlocutor: ¿Quién se va a presentar en primer lugar?

Maestro Jesús: Queridos hermanos, estoy aquí con ustedes con un gozo
tremendo.Mi nombre es Ieshu ben Josef, para ustedes el Maestro Jesús.

Interlocutor: ¿Cómo le va, Maestro, tanto tiempo? Escucho su mensaje.

Maestro Jesús: Hay muchas contradicciones en este plano físico, queridos
hermanos. Percibo a seres hermosos de todos colores vibratorios, verde,
celeste, azules. Son colores de estados de ánimos que tienen mis compañeros,
Maestros de Luz de los planos 4 y 5. Pero también percibo tristemente, en
proporción de 100 a 1, como nunca he percibido anteriormente en otras
sesiones a las que he venido a comunicaros, que hay también centenas de
espíritus del Error que vienen a tentar vuestros cuerpos de deseos.

Hay que estar muy preparado para frenar esos acosos. Son acosos tan grandes,
pero tan grandes, que estas entidades del Error pueden llegar a
desestabilizarlos.

Cada uno de ustedes, hermanos, en este último período, incluso mi
receptáculo, mi discípulo, tú, la parte encarnada de Radael, la parte
encarnada de Animé, que están aquí presente, han pasado grandes pruebas,
algunas confrontadas con éxito y otras todavía en preparación de terminar de
confrontarlas.

Les pido mucha cautela cuando toman decisiones, les pido mucha perseverancia
para apoyarse los unos a los otros. Les pido mucha luz para saber discernir
entre lo bueno y lo bonito.

Quiero aclarar la diferencia. Lo bueno, lo hermoso, lo elevado, es aquello
que se da desde el interior de cada ser. Lo bonito es sólo lo externo, lo
figurativo, la cáscara, la personalidad. Eso es lo efímero. Lo bonito no
tiene ningún sentido porque es algo provisorio. Es, como ustedes dirían en
vuestro plano físico, simplemente un "maquillaje".

Lo bonito no está mal, porque en muchas personas puede levantarles la
autoestima. Pero quiero dejar el mensaje de que lo verdaderamente importante
es lo bueno, y lo bueno está dentro de cada persona, lo bueno está en el
interior de cada uno, y lo bueno está por encima de todas las cosas sin
sentido, a las que muchos de vosotros dais una importancia exagerada.

Yo concibo que cada ser humano dé valor a cada cosa física, porque al
momento en que estáis en el plano 1 vivís de lo físico, pero les pido,
humildemente, que den importancia a lo interno. Es lo único que queda con
vosotros una vez que dejan este plano. ¿Se entiende lo que quiero decir?

Interlocutor: Perfectamente, Maestro.

Maestro Jesús: En el plano físico hay mucho dolor, mucho sufrimiento.
Vosotros que estáis en los planos de Luz y de Maestría, junto con mi
receptáculo debéis apoyaros. Sé positivamente que hay cosas difíciles, pero
la dignidad de vosotros está por encima de eso. Lo que no desearía es que os
denigréis. La dignidad es importantísima. Todo lo que tengan que hacer en el
plano físico háganlo con dignidad, porque esto es lo más importante.

¿Vosotros pensáis que cuando yo estaba encarnado y les lavé los pies a mis
discípulos he perdido mi dignidad? Simplemente di un ejemplo para mostrarles
que sirviendo, que siendo útil, es la única razón por la cual estáis aquí en
el plano físico. No hay otra razón aparte de la de aprender a "curtirse",
que es una palabra nueva entre ustedes.

Interlocutor: ¿El lavado de pies tiene también relación con aquello de que
el líder es un Servidor? Creo que sus palabras fueron algo así como
"quienquiera de ustedes que sea el jefe que sea vuestro Servidor".

Maestro Jesús: Es muy importante que os diga, ya que has tocado el tema, de
que cada uno de vosotros, incluso mi discípulo, estando ahora encarnado,
nunca deje la humildad, y que cada  persona que sepa quien es en el plano
espiritual, más humilde debe comportarse.

Pero no debéis confundiros, no debéis confundir humildad con falta de
dignidad. Recuerda, hermano, que yo puedo dar la otra mejilla como ejemplo
para mostraros de que mía no es la venganza, porque la mejor venganza ?y
ésta es una frase de mi discípulo Johnakan Ur-el, que ha aprendido tanto que
verdaderamente es un Maestro en todo el sentido de la palabra? es la que
nunca se toma.

Ya se dijo en una sesión anterior que en nuestro plano tenemos muchos
debates, donde únicamente se habla con conceptos y con emociones, y algunas
ideas las  he tenido que cambiar por cuestionamientos que me ha hecho
Johnakan.

Esto no significa que él sepa más, porque en los planos de Luz no se
compite, pero ha llegado a una elevación tan alta que hasta me ha corregido
algunas cosas que no tengo ningún reparo en decir.

Así como yo siempre les he dicho que este querido eloah Jehová ha sido
poseído por el orgullo, por el ego, por haber descendido al 4º nivel para
comunicarse con mi hermano Moisés y lo han poseído espíritus del Error y
energías Lúdicas, ¡cómo no!, así también les digo ahora que, para enseñar,
muchas veces yo a mis discípulos, que eran muy duros, les hice creer que
formaba parte del Absoluto, pero en otro sentido: les hice creer que yo era
como un componente de él, y nunca los he corregido.

Esto se puede interpretar como cierto pecado de vanidad por mi parte. Sin
embargo, yo le aclaré a Johnakan que en aquella época, estando encarnado,
era muy difícil explicar a seres tan poco evolucionados lo del mundo
espiritual como lo saben ustedes ahora. Entonces dejé que me alabaran y esto
Johnakan lo interpreta como un dejo de vanidad de mi parte, como cuando mi
querido Pedro, tan temeroso muchas veces ?seis veces me ha negado estando
encarnado? decía "tú eres el hijo de Dios.", y yo no lo corregía.

Pero, bueno, quiero que entiendan que yo estaba en el plano 4, que es un
plano de Maestría, y aún no tenía la máxima sabiduría, que ahora tampoco
tengo.

Y voy a corregir algo de Johnakan, y aquí no estamos haciendo un juego de a
ver quién corrige a quien, es simplemente una nota simpática que le doy a la
sesión. Johnakan dijo que "estando encarnados aprendemos hasta el último día
de nuestra encarnación".

¡Aprendemos hasta el último día de esta Creación, cuando estemos todos
nuevamente fundidos con el Absoluto y hasta que venga un nuevo Big Bang!

Interlocutor: En un momento dado uno de sus discípulos le pidió que le
mostrara al Padre y usted habría respondido: "¿Tanto hace que estoy con
vosotros y aún no habéis conocido?".

Esto fue tomado como que usted se estaba atribuyendo que fuera el Padre, el
Absoluto, pero yo sin embargo lo interpreté en el sentido de que usted
quería significarles que el Absoluto siempre está con nosotros. Sería algo
similar a que uno tenga un sombrero puesto siempre en la cabeza y le
pregunte "muéstrame el sombrero", siendo que lo tiene puesto
permanentemente.

Maestro Jesús: No, no es la interpretación exacta, la interpretación exacta
es la literal. La palabra "necesitar" suena a ego, pero a veces uno tiene
necesidad de enseñar y eso no es ego. De alguna manera, hermano, es que
necesitaba enseñar. Y a veces es muy difícil enseñar si aquel que está
aprendiendo no te tiene respeto. Entonces no queda otra alternativa para
conseguir ese respeto que mediante el temor, mediante la admiración o
mediante el respeto.

Es como que permití esa enorme confusión, que lamentablemente después llevó
?y eso es lo que me censuraba Johnakan? a crear un falso dogma en esa
religión llamada Catolicismo, donde piensan que soy un integrante del
Absoluto.

Pero yo en aquel entonces permití tal cosa a fin de ser mejor evaluado en
mis llamados sermones. Lo hice adrede y literalmente, no en el sentido
figurativo que tú le atribuyes.

Interlocutor: Lo curioso es que también se puede aplicar lo que usted dijo a
la interpretación que yo hice.

Maestro Jesús: Totalmente, pero tienes que tener en cuenta que en aquel
tiempo no eran tan sutiles como para que yo les dijera algo así y lo
entendieran. Ellos tomaron literalmente lo que les dije, es decir que yo era
"parte de".

Interlocutor: Está claro.

Maestro Jesús: Mi discípulo querido Johnakan, a quien amo tanto porque somos
almas gemelas, me adoraba tanto que cuando escribe sus notas siendo Juan
Zebedeo todo lo que yo decía lo ponía como si fuera la voz misma de Dios, a
tan punto que yo no tenía más remedio que retarlo.

Quiero ser claro en esto, queridos hermanos, soy la voz de Dios al igual que
ustedes, pero Juan lo decía de otra manera, en el sentido de que yo era la
única voz de Dios.

Fíjense que cuando escribe sus "memorias" ?así se llamaban en aquella época,
después se tradujo como "buena nueva"? él pone "en el principio fue el
 Verbo", y no se refería al Absoluto, sino que se refería a mí, y eso es
mucho decir, porque yo no fui creado en el principio. Yo fui creado
posteriormente como espíritu, ni menos ni más que otros. Fui creado,
reitero, después que se creó el universo.

El universo físico, tal como se lo conoce, y todos los universos paralelos
?al no haber vida aún no había aún universos alternos? fueron creados por el
Absoluto. El Absoluto, a su vez, crea a la Esencia y crea a los elohim y los
elohim son los que nos crean a nosotros.

Interlocutor: Los llamados "dioses menores".

Maestro Jesús: Correcto. Pero los dioses menores no crean el universo,
porque el universo es la manifestación física del Absoluto.

Interlocutor: Está claro.

Maestro Jesús: Entonces cuando Juan dice "en el principio era el Verbo",
refiriéndose a mí, no es así. En el principio solamente era el Absoluto, en
el principio es y será el Absoluto. Pero Juan tenía una devoción tan grande
hacia mí. Fíjense que en el diagrama de la Jerarquía Planetaria Johnakan
figura como devoción. Johnakan es un tremendo idealista, un incorregible
idealista... Y esto lo digo muy cariñosamente.

Interlocutor: He leído libros en los que se lo cataloga así, como idealista.

Maestro Jesús: Y un devoto. Pero devoto de mí, incondicional. Johnakan era
un temperamental y muchísimo más temperamental que ahora. Juan Zebedeo era
la pasión pura. En un momento dado lo tuve que retar porque en un
determinado pueblo donde la gente no entendía, Juan, tirándome de la manga
me dice ?Maestro, ¿por qué no les tiras rayos y centellas y destruyes todo
este pueblo ya que se portan tan mal?

¡Hubiera querido zamarrearlo en ese momento! ?Juan, ¿cómo me dices una cosa
así?, ¡ésa no es la manera de enseñar! ?Finalmente me entendió.

Interlocutor: ¿Pero no es bueno un poco de apasionamiento?

Maestro Jesús: El apasionamiento es bueno con equilibrio. Una vez en una
reunión donde se hablaba acerca de que los espíritus evolucionan, algunos
argumentaron: ¿cómo puede ser que los espíritus evolucionen si la parte
encarnada de Johnakan no tiene una trascendencia tan grande como la de Juan
Zebedeo?

Esto es un error, porque la sabiduría de la parte encarnada de Johnakan en
la actualidad es cien veces mayor que la que tenía como Juan Zebedeo.

Interlocutor: Está claro.

Maestro Jesús: Y al ser menos apasionado, esto le permite generar más ideas.
Pero no toméis la falta de apasionamiento con desamor, porque el amor que
tiene Johnakan por todos ustedes es solamente comparable al mío.

Interlocutor: Antes de que continúe hay algo que tengo que quiero preguntar
porque nadie mejor que usted para aclararlo. En la sesión pasada se presentó
Eón, una entidad que dijo ser el Absoluto, y yo estoy convencido de que sí
lo era. Obviamente habrá sido un infinitesimal seudópodo de él. ¿Qué nos
puede decir sobre esto?

Maestro Jesús: ¿Qué les puedo decir? Primero les puedo decir una cosa.
Cuando yo estaba encarnado tuve una trascendencia tan grande porque cambié
la mentalidad del pueblo judío, a tal punto que muchos fueron conversos, y
mientras algunos lo fueron para bien, otros cometieron las mismas tropelías
que cometieron los fariseos de ese entonces.

Y muchísimas veces se ha apoderado de mí el ego.

Interlocutor: ¿Usted se refiere a cuando echó a los mercaderes del templo a
latigazos?

Maestro Jesús: No solamente a cuando eché a los mercaderes del templo, sino
también cuando zamarreé a Pedro por cobardía, porque estaba con un miedo
tremendo. En algunos momentos él me tentaba diciéndome "salgamos de aquí
antes que llegue Judas con el sanedrín". Era tal el miedo que tenía, a pesar
de estar preparado.
 

Quizás me dejé llevar o me involucré demasiado con un amor terrenal por los
apóstoles. Y de alguna manera ?quiero que me lo interpreten bien sin
desfigurar? me "contaminé" de lo terrenal de ellos, y en un momento
determinado sí tuve miedo a las torturas.

Cuando voy al Huerto de los Olivos y oro sobre la roca, en ese instante me
toma primero un seudópodo de Adonai, uno de los más hermosos eloah, y luego
en un momento determinado se abre una Luz tan pero tan grande, tan pero tan
deslumbrante, aun para mi espíritu que en aquel entonces ya estaba tomado
por la Energía Crística, que directamente converso con el Padre.

"Conversar" es una forma de decir: tomo, extraigo la idea de que de alguna
manera lo que yo hacía era mostrar al mundo que la muerte tenía la
trascendencia de un camino, nada más que eso.

Interlocutor: Entiendo.

Maestro Jesús: Mi discípulo Johnakan se contacta, dos mil años después, con
el Absoluto nuevamente.

Interlocutor: ¿Fueron dos veces? Lo pregunto para ratificar lo que me dijo
este receptáculo.

Maestro Jesús: Una vez me he contactado yo en Getsemaní, y dos veces se
contacta Johnakan, la primera en estado de semisueño y la segunda en la
sesión pasada con ustedes.

Interlocutor: En este planeta, entonces, el Absoluto se conectó tres veces.

Maestro Jesús: Correcto. Todos los otros maestros se han contactado con
elohim, no con el Absoluto.

Interlocutor: ¿Y Moisés?

Maestro Jesús: Mi hermano Moisés se contactó con el eloah Jehová, que
lamentablemente le daba mensajes de ego.

Interlocutor: Para nosotros fue toda una sorpresa conversar con el Absoluto,
porque no sabíamos que algo así fuera posible. Me estoy refiriendo
obviamente a la sesión pasada donde él se presentó. ¿Cómo lo percibieron
ustedes al Absoluto?

Maestro Jesús: Amor puro.

Interlocutor: ¿Habría alguna razón especial por la que se haya contactado?

Maestro Jesús: Si el Absoluto se contacta es porque hay una misión que
cumplir o el dar a entender a alguien algo tan importante.

Interlocutor: ¿Habría alguien más en este plano físico, aparte de Johnakan,
para tomar al Absoluto?

Maestro Jesús: En este plano físico la única mente preparada para tomar al
Absoluto, por su discernimiento, es Johnakan.

Interlocutor: Entiendo.

Maestro Jesús: Pero como el Absoluto da libre albedrío, el que se haya
comunicado no es ninguna garantía de triunfo.

Interlocutor: Por supuesto. La pregunta es si de alguna manera ese contacto
con el Absoluto es un seudópodo solamente.

Maestro Jesús: Yo no lo llamaría "seudópodo", sino. es como si tu te
sumergieras en el mar y dijeras "yo me contacto con el océano". Sí, de
alguna manera te estás contactando porque el agua te está empapando, pero no
es un seudópodo de agua.

Interlocutor: Entiendo.

Maestro Jesús: El Absoluto te empapa y algo te conecta.

Interlocutor: Entiendo la idea. Maestro, yo quisiera preguntar algo que
siempre voy posponiendo, me refiero a la crucifixión más allá de la cuestión
física. Lo que quiero saber es si había algo más en ese acto más allá de la
tortura, que por otra parte era algo común en la época de los romanos para
castigar a cierto tipo de delincuentes.

Maestro Jesús: El Absoluto da libre albedrío.

Interlocutor: Mi pregunta va dirigida a saber si hubo algún tipo de
iniciación, como lo afirma Alice A. Bailey en uno de los libros dictados por
el Maestro de Luz Dwjal Khul, es decir el Tibetano.

Maestro Jesús: La iniciación no es por sufrimiento. El sufrimiento lo único
que hace es que aquel que tenga ojos para ver que vea, que aquel que tenga
oídos para oír que oiga. El sufrimiento es para aprender, a aquel que lo
quiera. Nunca vamos a aprender con el gozo, siempre vamos a aprender con el
no. Porque ¿qué es lo que nos hace recapacitar?, el no. ¿Una discusión no
hace valorar a la otra persona?

Interlocutor: Por supuesto.

Maestro Jesús: El sufrimiento hace aprender.

Interlocutor: Concretamente, entonces, la crucifixión fue un mero acto.

Maestro Jesús: Fue un mero acto físico sin ninguna trascendencia. Lo que a
mí me hace crecer es el haber estudiado mucho en el plano físico, distintas
culturas.
 
Interlocutor: ¿Entonces la crucifixión sólo sirvió para una trascendencia en
el sentido de que si a usted no lo hubieran crucificado sus enseñanzas no
hubieran perdurado en el tiempo como perduraron?

Maestro Jesús: Sirvió para eso solamente, pero hubo una confusión tremenda
con el tema del descenso a "los infiernos", que ustedes saben que en
realidad fui a la Octava Esfera en espíritu, nunca en carne.

 

Interlocutor: Obviamente.

Maestro Jesús: Les doy toda mi Luz, todo mi amor, mis bendiciones, un gran
abrazo a nivel mental, espiritual. Todo el sufrimiento sirve, y esto que les
digo ahora es una orientación: si ustedes no aprenden con el sufrimiento,
¿con qué van a aprender?

Interlocutor: Está claro.

Maestro Jesús: Tienen que tomar conciencia de la misión que tienen. Muchas
veces ni siquiera mi receptáculo la toma en cuenta. Es una misión
importantísima. Hay encarnadas más de seis mil millones de almas en este
planeta solamente, y quiero que entiendan que los espíritus cuando
desencarnan pueden encarnar en otros planetas y a veces tienen memoria
reencarnativa.

¿Qué significa esto? Que toda la enseñanza que se reciba en este planeta
puede ser llevada a otros. Por eso esta misión es tan importante. Por eso
esta enseñanza tiene que ser difundida. Por eso mi hermano Ron y mi querido
discípulo Johnakan le dan tanta importancia a los escritos que ustedes
tienen.

Interlocutor: Entiendo.

Maestro Jesús: Toda mi Luz, y todo mi gozo.

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias.
 

 
 
 
 
 
 
 
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas