Llama Violeta

Llama Violeta


 

 
 
 
 
 
 
 

Canalización de Jesús del 10/7/97

 
Interlocutor: ¿Quién está presente?

Maestro Jesús: Los saludo, amados hermanos, soy el Maestro Jesús... Quiero
explicar brevemente que me ha traído en este momento a tomar este
receptáculo una vez más...

Siempre van a tener esas espinas clavadas de personas que a si bien a nivel
espiritual pueden estar alto, también están invadidos por tremendo egoísmo.
Ese tremendo egoísmo que los invade va a ponerles a grupo barreras, barreras
lógicas, porque si el grupo está buscando ayudar, si el grupo está buscando
crecer para poder servir, que es mi meta, y quiero que todos mis discípulos
la tengan, siempre va a haber entidades negativas que van a querer cortarles
el camino.

Entre ustedes mismos hay personas que sirven al Bien y también por egoísmo
sirven al Error. Son duales, son ambiguas. Pero hay que permitirles que
conformen el grupo para ser de alguna manera ayudadas.

No hay riesgos, porque si el grupo se sigue elevando, y esas personas no
evolucionan, esas mismas personas van a dejar el grupo.

Aquí no  se debe dejar de lado a nadie que quiera participar. Al contrario,
a todo el que quiera participar hay que brindarle amor.

Debemos amar a nuestro prójimo, tenderle una mano solidaria, y si quieren
conocimiento, transmítanle el conocimiento; poco o mucho, transmítanselo. El
conocimiento que no lastima, el conocimiento con amor.

Pero ese conocimiento después será responsabilidad de ellos cómo lo usen. No
de ustedes. Lo importante es no dejar de lado a nadie. Pero va a seguir
habiendo espinas. Gente antigua, gente nueva, que conforman el grupo, que
pongan objeciones a la metodología, a la diagramación, a las charlas, a las
comunicaciones espirituales.

Pero, bueno, no hay que preocuparse por ello. Hay que seguir adelante con
amor.

Hay muchas entidades espirituales que apoyan al grupo. Y hay un ángel
conectado con mi receptáculo, exactamente el Arcángel Gabriel, que está
permanentemente velando, no solamente por mi receptáculo sino también por
todo el grupo.

Interlocutor: Lo interrumpo, Maestro, para hacerle una pregunta que viene al
caso. Yo no soy muy amigo de orar, pero Ron Hubbard me dijo que las
oraciones son llaves...

Maestro Jesús: El Padre Nuestro no solamente conecta con el Yo superior,
sino también con el Absoluto.

Interlocutor: ¿Es necesario hacer otro tipo de invocación?

Maestro Jesús: No es necesario, porque para comunicarse con Padre basta
directamente mentalizarse en una evocación de amor. La evocación de amor es
tan o más fuerte que la invocación. No hay secretos.

Interlocutor: ¿Maestro, como lo ve al grupo en estos momentos? ¿Está bien
encaminado; en canto a los pasos que se están dando?

Maestro Jesús: Recién ahora se está encaminando porque hay mucha gente que
es dadivosa. Antes no lo estuvo porque había mucha gente que no lo era.

Y como dijo mi amado discípulo Johnakan, hay que ser dadivoso, no mendigo. Y
muchas de las personas que han ido al grupo en función de charla, no han
aportado económicamente.
 


Es necesario el esfuerzo para crecer, aun el monetario. Y aquel que diga:
"Sí, pero yo no puedo invertir cinco pesos por cada integrante de mi familia
en el grupo", está mintiendo, porque después tal vez lo gaste en una
nimiedad, en una cosa que después no sirve. ¡Escapad de esa gente!

Hay mucha gente que va al grupo a olas reuniones que ustedes hacen por la
tarde, y después a las reuniones que hay que pagar no vienen, o si vienen no
aportan y después quizás se compran una cosa insulsa y gastan cinco veces
más. Se aprovechan a lo mejor de vuestra permisividad.

Yo, cuando estuve encarnado, no fui permisivo. No hay que ser permisivo con
los aprovechadores. Ustedes, a los que me refiero, y también a mi
receptáculo, tienen el don de dar, pero, como fue escrito, el Padre quiere
buenos, pero la bondad tiene límites, sino ya no  es bondad, es tontería.

Entonces, así como ustedes y el receptáculo da, y se empeñan económicamente,
que entonces también los otros lo hagan.

Interlocutor: Con respecto al enfoque de los avisos, ¿está bien?

Maestro Jesús: Ustedes están en la búsqueda. Entonces, lo que hay que poner
son mensajes de búsqueda. Éste es el secreto. Ustedes sabrán qué hacer.

Todos buscamos respuestas. Ustedes se preguntarán si un Logos Solar busca
respuestas. ¡Por supuesto que sí! Todos buscamos respuestas, porque cada uno
en su nivel se pregunta, por ejemplo, qué es el dolor.

En vuestro nivel el dolor puede ser de carencias. En mi nivel el dolor son
las carencias de ustedes. ¿Comprenden la diferencia? El que tenga ojos para
ver que vea.

Voy a misionar en otro lugar, que no voy a explicar porque está fuera de
vuestra comprensión. Es en otro universo. Pero antes quiero decirles que
tienen mi bendición permanente. Mis rayos de Luz dorada están siempre con
ustedes.

Así como tienen en forma permanente los rayos de Luz violeta de Johnakan, mi
discípulo, y la Luz blanca del Padre.

Entre la Luz blanca del Padre, mi Luz dorada y la Luz violeta de Johnakan,
tienen la bendición permanente, porque forman una tríada de colores, y son
los colores del Padre: blanco, dorado, violeta.

Actualmente, el poseedor del Rayo violeta es Johnakan. Quiero que lo sepan.
Quiero que lo anoten y se lo transmitan a todos ?el Rayo violeta?, así como
yo tengo en este momento y desde hace bastante tiempo; atrás, el Rayo
dorado, que es el Rayo que me transmite, en forma permanente, el Logos
Dimensional, que es la Energía Crística. Y a su vez, yo se la transmito a
ustedes. Ésta es la bendición que tienen permanentemente.

Una palabra que puede transmitir por este receptáculo es una bendición
verbal. Obviamente que os bendigo, pero los bendigo en pensamiento en forma
permanente porque los amo.

Interlocutor: ¿Además de la auditación dianética del Thetán a través de un
médium, habría otra forma de sanación que podríamos utilizar?

Maestro Jesús: La auditación dianética no es la única forma de sanación. Hay
otras formas de sanación, por ejemplo, intencionando con la mente.

Así como Johnakan tiene el poder de sanación, así también ustedes los tienen
que desarrollar. Es cuestión de que lo crean.

En este momento son tres los que están reunidos en mi nombre. Y saben que
habiendo tres reunidos en mi nombre, o cuatro, o diez, pueden sanar. ¡Saben
que pueden sanar! Grábenselo. Depende de ustedes que tengan esa fe. Si
ustedes no  tienen esa fe, la entidad que quieran curar no va a sanarse.

No es solamente utilizando la técnica dianética como van a tener éxito, sino
creyendo que lo pueden lograr. ¿O no han entendido cuando les dije que la fe
mueve montañas, figuradamente hablando?

Con todo el amor de mi espíritu, los saludo hasta la próxima sesión.

Interlocutor: Hasta luego Maestro...

 

 
 
 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas