Llama Violeta

Llama Violeta


 
 
 
 
 

¿Qué páginas ven otros?

 

Canalización de Jesús del 18/9/99 

 
Maestro Jesús: Los saludo con todas mis bendiciones... He venido para dar un
mensaje, como los miles que he dado a mis hermanos queridos a lo largo de
todos estos años... Soy Ieshu ben Iosef, vuestro hermano Jesús... La
humanidad tiene dos alternativas: todo esto que estoy diciendo es porque lo
he ido investigando y también porque me lo han comentado hermanos
científicos de este hermoso planeta Tierra, que tan poco cuidáis.

No todas las especies de la antigüedad se fundieron por catástrofes, sino
también por órdenes genéticas.

Así como el ser humano encarnado, desde antes de su nacimiento, ya tiene
registrado en sus genes cuándo va a desencarnar... no importa si esa persona
se cuida o no se cuida, no va a acortar su período de vida, salvo, por
supuesto, esos seres humanos que se envician con esas drogas actuales, o la
nicotina, o el alcohol, y pueden generar en su organismo males tan grandes que provoquen su desencarnación anticipada...

Interlocutor: ¿Cómo con el suicidio?

Maestro Jesús: Como con el suicidio... Pero tanto la nicotina como el
alcohol no acortan, per se, la vida del ser humano, porque si hay una orden
genética que dice que ese ser humano tiene que vivir tantos años, ese ser
humano va a vivir esos tantos años.

Esto es muy importante que quede registrado. Lo que se le va a acortar es la
calidad de vida, no la vida en sí.

Pero, reitero, para que no haya malos entendidos: si ese ser humano
encarnado tiene excesos, y es la primera vez que me refiero a temas tan
mundanos, -¿y por que no los iba a tocar si al fin y al cabo yo estuve
encarnado y tocaba temas mundanos?-, y es presa, por ejemplo, de esa
enfermedad que ustedes llaman cirrosis, puede desencarnar a los, digamos, 30
años de vida, cuando su expectativa genética era a lo mejor de 80 años...

¿Se entiende esto?

Interlocutor: Perfectamente, Maestro.

Maestro Jesús: La nicotina, por ejemplo, puede provocar a una persona un
paro cardiorrespiratorio a los 60 años, cuando por su genética podría vivir
77 u 85 años.

Interlocutor: ¿Y cuál es la consecuencia para el espíritu de una
desencarnación prematura de esa naturaleza?

Maestro Jesús:  Evidentemente se le genera un karma, dilucidándose en su
próxima encarnación qué responsabilidad le corresponde.

Pero hay una cosa que la ciencia no sabe aún. La ciencia, los sabios, con
tanto conocimiento, tan egoicos, que han creado maravillas, como con los
aparatos voladores actuales... Cuando yo estaba encarnado sólo había
pájaros... y en estos momentos tienen aparatos voladores que son un
verdadero prodigio...

En otros planetas hay naves que surcan los espacios siderales que también
son un prodigio...

¿Pero qué es lo que no saben en este planeta?

La raza humana actual tiene dos códigos genéticos. Un código genético que
dice cuánto va a vivir un individuo y un segundo código genético oculto que
dice cuánto va a vivir la raza.

No importa cómo se cuide la raza, la raza tiene un período de vida entre 2 y
4 millones de años.

Esto significa que el ser humano estaría -no digo está- condenado a
desaparecer en 2 ó en 4 millones de años.
 


Restémosle los 100.000 años que ya ha vivido la raza Homo sapiens
sapiens -que es el actual ser humano-, y nos da que el hombre tiene una
expectativa de vida de un millón novecientos mil a tres millones novecientos
mil años.

Hay animales antiguos que han desaparecido directamente porque su código
genético les dijo que como raza ya no podían seguir. Entonces las hembras
paulatinamente se iban volviendo estériles hasta no tener más hijos.

Interlocutor: ¿Estamos hablando exclusivamente desde el punto de vista
físico? Pregunto esto porque, según tengo entendido, el espíritu no depende
para existir de la raza...

Maestro Jesús: Ésa es la disyuntiva. Es importante saber que la raza Homo
sapiens sapiens está evolucionando más rápidamente en la parte tecnológica
que en su parte espiritual.

En estos últimos 10.000 años de civilización actual, la raza Homo sapiens
sapiens -que tiene casi 100.000 años de antigüedad- ha avanzado muchísimo, y
en estos 500 últimos años ha avanzado más aún... ¿y qué es en lo que más
lento ha avanzado?

Interlocutor: Supongo que no será en la parte científica...

Maestro Jesús: No, porque en la ciencia ha avanzado mucho... Lo más lento en
lo que ha avanzado es en la espiritualidad.

Hay seres de la antigüedad, como el hombre de Neanderthal o alguna rama
separada del Pitecanthropus erectus -distinta a la del Homo sapiens sapiens-
que ha desaparecido, y no porque el Homo sapiens sapiens de la antigüedad lo
ha matado.

No es que el hombre de Cromagnon mató a otro y que el Pitecanthropus fue
muerto por otra raza superior.

Sucedió que su código genético decía que ese Pitecanthropus tenía que vivir
dos millones de años, y murió como raza.

Quiero aclarar que cuanto más avanzada es la especie, menos expectativa de
longevidad tiene su código genético.

Fíjense ustedes que los dinosaurios vivieron más de 200 millones de años.

¿Cómo puede ser entonces que el ser humano tenga una expectativa de vida 100
veces menor, es decir, de 2 a 4 millones de años?

La respuesta es que es una raza más evolucionada. Y cuanto más evolucionada
es la raza, reitero que tiene menos expectativa de vida en su código
genético.

Al fin y al cabo esto no es ningún caos. Si la raza humana termina, no es el
fin de nada, porque así como los seres humanos desencarnan, y se van a su
plano espiritual correspondiente, si la raza humana desapareciera todos los
espíritus seguirían vivos.

¿Hasta aquí se entiende?

Interlocutor: Perfectamente.

Maestro Jesús: ¿Entonces cuál es la disyuntiva? Con el tiempo, la ciencia va
avanzar tanto que es muy probable que así como en este momento se está
detectando el genoma humano, y se va a llegar a saber - esto ya fue dicho-
el término de vida de cada persona,  también se va a descubrir el código
genético secreto de la misma raza... e incluso se va a poder modificar...

Interlocutor: Pero, Maestro, con respecto al código genético individual,
pienso que a nadie le gustará saber cuánta expectativa de vida tiene...

Maestro Jesús: Es cierto que muchos no la van a querer saber, porque nadie
quiere saber el día de su desencarnación, aún sabiendo que hay otra vida.

Esto sucede porque muchas personas tienen dudas y carecen de fe. Tú mismo,
por ejemplo, tienes equis edad y yo te transmito: "dentro de tanto tiempo te
va a pasar tal y tal cosa", por un lado, como sabes que existe un mundo
espiritual vas a estar tranquilo, pero cuando vaya acercándose el momento,
vas a tener la misma inquietud que si tuvieras que subir a un aparato
volador con fallas...

Interlocutor: Tengo la certeza de que será así...

Maestro Jesús: Retomando el hilo de lo que decía, es muy posible que la
ciencia descubra, quizás dentro de los próximos 100 años, ese código
genético de la duración de la especie, y lo pueda transmutar, y al
transmutarlo, la raza humana podrá vivir muchísimo más tiempo.

¿Hasta aquí se entiende?

Interlocutor: Sí, pero la pregunta es: ¿para qué va a vivir más tiempo el
espíritu metido en un cuerpo que ya no le sirve para evolucionar? ¿No está
relacionada la duración del código genético con lo que le pueda servir al
espíritu? O sea, si el espíritu necesita una raza más elevada para
evolucionar, no podría hacerlo si sigue ocupando esos cuerpos para él ya
obsoletos...

Maestro Jesús: Pero la raza encarnada eso lo ignora y entonces lo que le
interesa es la durabilidad de la vida física, a punto tal que la expectativa
de vida cuando yo estuve encarnado era de 40 años y ahora es prácticamente
el doble.

¿Sí o no?

Interlocutor: Obviamente, sí.

Maestro Jesús: Y hay una expectativa de vida para que dentro de un siglo
pueda el ser humano llegar a vivir 150 años. Y como dicen en la jerga
cotidiana de vuestro país, todos "chochos".

Porque en el fondo, tú lo sabes, no les interesa el mundo espiritual, y esto
es una paradoja, porque en realidad éste es su verdadero hogar y no el plano
físico 1, y la mayoría que habla de la "vida después de la vida" lo toma con
pinzas... ¿o no?

Interlocutor: Sí, lamentablemente.

Maestro Jesús: Entonces, lo que les interesa es vivir la mayor cantidad de
años posible en el mundo físico. No solamente le interesa esto al individuo,
sino a la raza entera.

Interlocutor: ¿Cómo es posible que el ser humano pueda hacer una
transmutación del código genético?

Maestro Jesús: Puede haber una transmutación, pero la raza también va a
transmutar, porque el código genético siempre va a ser más inteligente que
el hombre mismo. ¿Por qué? ¡Porque el código genético es una creación divina
de los Elohim! [5]

Interlocutor: Eso es precisamente lo que iba a preguntar...

Maestro Jesús: Entonces, si el hombre hace trampa modificando el código
genético para que la raza en lugar de 2 ó 4 millones de años viva 10 ó 20
millones de años, puede haber metamorfosis y es muy probable que de aquí a
5000 años haya una nueva raza, un homo superior que deje de lado al Homo
sapiens actual, en inteligencia, en discernimiento, y en todo...

Interlocutor: Maestro, ¿no han venido a este presente viajeros de un futuro
de 5000 años a decir, por ejemplo, qué va a suceder con la raza humana?

Maestro Jesús: Han venido viajeros del futuro, pero son muy reacios a
comentar cosas. Lo que sucede -como dijo mi hermano Johnakan, a quien amo
tanto-, es que a veces, ese viajero puede filtrar información porque,
aunque, como dicen en el plano físico, no "abra la boca", su Thetán está
conectado telepáticamente con otros Thetanes de distintos  planos de este
presente y le extraen información del futuro.

En cada época sucede una historia distinta.

Interlocutor: O sea que hay un Logos Solar del día de mañana, por ejemplo.

Maestro Jesús: ¡Por supuesto!

Interlocutor: ¿La pregunta concreta es, entonces, la siguiente: ¿Existe
alguna forma de comunicarse telepáticamente con ese Logos Solar de mañana,
más allá de que éste después no quiera "abrir la boca?"

Maestro Jesús: No, nosotros no tenemos potestad para comunicarnos
telepáticamente con otro tiempo, salvo que la entidad del futuro viaje hasta
nuestro presente por el plano físico 1.

Interlocutor: Está perfectamente aclarada la pregunta...

Maestro Jesús: A lo que quiero llegar, y esto lo digo como mensaje final:
Está bien que la raza se preocupe por su salud mientras está en el plano
físico, porque ya se dijo en innumerables ocasiones que cuando el espíritu
está encarnado en un cuerpo saludable, puede hacer más cosas por su propia
evolución...

Interlocutor: ¡Y por los demás!

Maestro Jesús: Y por los demás, así es, que en definitiva es lo único que
importa, es decir, el Servicio, que es lo que enseñé dos mil años atrás.

Ahora bien, si solamente se preocupan por su parte física, por sus valores
físicos, corremos el riesgo de que dejen de lado del todo la parte
espiritual.

Entonces tiene que haber un equilibrio, y ese equilibrio, lamentablemente,
no está dado.

Mi receptáculo, mi discípulo amado, a quien cada vez respeto más, porque
tiene mucho discernimiento y averigua cosas, conversa permanentemente con
gente de distintas religiones y lamentablemente cada vez sale más
decepcionado.

Interlocutor: Maestro, entonces, ¿a quién podemos transmitirle todo esto? Si
es que se puede transmitir...

Maestro Jesús: Se puede transmitir. Es deber transmitirlo. Todo lo que
nosotros, como entidades, decimos tiene que ser transmitido, porque como se
dijo en innumerables ocasiones, si la Sabiduría no se transmite, se pudre
dentro del espíritu.

Todo, pues, hay que transmitirlo. Si después no lo interpretan, no importa.
La responsabilidad ya es de ellos. Y en otros casos, que tomen lo que les
sirve y lo demás lo dejen.

Todo se propone, nada se impone.

Interlocutor: Maestro, hay un aforismo que escribió Jorge, la parte
encarnada de Johnakan, que habla de que cuanto más elevada es la entidad más
difíciles son las pruebas... Entonces yo tengo que pensar que las pruebas
que está sufriendo Jorge en estos momentos son proporcionalmente tan
difíciles como lo es su elevación espiritual.

Si fuera un dolor físico quizás sería fácilmente soportable, pero tener
tanto para dar y no poder hacerlo por el desinterés de muchos...

Maestro Jesús: Yo no sé si es una de las pruebas más difíciles, pero sé que
es muy difícil.

Hay personas que van a leer esto que estoy diciendo que sostendrán que hay
pruebas más difíciles, como por ejemplo la muerte de un ser querido, madre,
padre, esposo, hijo... No, yo no hablo de muertes, yo estoy hablando de
pruebas de soledad y de tratar de enseñar el Camino de la Luz. De este tipo
de pruebas estoy hablando.

Interlocutor: ¿Usted acaso no las pasó en mayor medida en su tiempo, hace
dos mil años? Jorge, por lo menos, se encuentra con gente preparada... pero
usted estaba rodeado de campesinos toscos...

Maestro Jesús: No, no es así. Creo que es más difícil lo que está pasando
Johnakan ahora, porque se contacta con personas de mucho conocimiento y eso
es una traba, aunque resulte ilógico. Muchos de esos campesinos, como eran
humildes, me escuchaban...
Por favor, esto quiero que quede escrito: "El que es humilde, escucha, y
estos seudomaestros, no escuchan".

Cuando yo estaba encarnado, la mayoría eran iletrados, la mayoría no sabía leer, no sabían lo que era un papiro. ¡Sin embargo tenían una amplitud
espiritual tan grande, tan grande, que me dejaban satisfecho, y ahora Johnakan se roza con grandes maestros, pero esos grandes maestros están
subidos en el pedestal de la soberbia y sólo se escuchan a sí mismos.
Entonces, no sé cuál de las pruebas sea más grande... Tal vez sean parejas... La única diferencia es que ahora, al haber civilización, a Johnakan no lo van a crucificar... o tal vez lo crucifiquen de otra manera... Esperemos que no.
Y me despido dejando como siempre todo mi Amor.
Mis bendiciones y hasta todo momento.
Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias.

 

 
 
 
 
 
 
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas