Llama Violeta

Llama Violeta


 

 
 
 
 
 
 
 

Canalización de Jesús del  4/6/97

 
Interlocutor: Estamos listos para recibir los mensajes...

Maestro Jesús: Gozoso de estar nuevamente con ustedes.  Soy  Ieshu ben
Josef.  Para ustedes, el Maestro Jesús.

Interlocutor: Lo saludo, Maestro, y escucho su mensaje.

Maestro Jesús: Vine expresamente para efectuar algunas aclaraciones
necesarias con respecto a los niveles vibracionales. Hay seis planos
espirituales de vibración, en positivo, empezando por el nivel 1, que es el
de los seres encarnados, es decir, el nivel físico. Siguen los niveles
espirituales 2 y 3, que son planos del Error, el plano 4, que es un nivel de
Maestría, y el plano 5, donde moran los espíritus de máxima Luz. El plano 6
pertenece al mundo angélico.  Este plano, en realidad, no está por encima
del plano 5, pero dando un ejemplo terrenal: un delfín y un elefante
conviven en el mismo plano, pero en distinto hábitat.

Además, hay dos niveles inferiores al plano físico: El nivel -1, que es una
vibración donde el espíritu está completamente aislado y el nivel -2, donde
cada espíritu comparte el dolor de todos los demás espíritus que habitan en
ese plano.  Esa vibración tan densa  es llamada también la Octava esfera
[2].

Aparte, existe el nivel vibracional 7, donde habitan las Energías Divinas  y
el nivel vibracional 8, de los Elohim o dioses menores.

En vida, estando encarnado, hace casi dos mil años, la Energía Divina que me
comunicó con mi Padre era el Cristo, en ese entonces, el Logos Solar.

Hay mucha mala información cuando dicen que el Cristo era el Logos
Planetario,  pues ese cargo lo tenía entonces el Eloah Jehová.  El Cristo
era Logos Solar y estaba en aquel entonces a cargo de todo el sistema
planetario. El Logos Dimensional era la Energía Divina Abraxas.

El Eloah Jehová, cuyo nivel de vibración era el 8º, envió parte de él al
plano 4º para poder facilitar su comunicación con los seres encarnados. Así
fue como se comunicó telepáticamente con Moisés. Lamentablemente, el ser
humano no tenía otra forma de comunicación espiritual y confundió a este
Eloah con el Padre. Como agravante, Jehová tuvo muchísimas desviaciones de
conducta e incurrió en actitudes despóticas con los seres encarnados,
rozando a veces los límites de la crueldad.

Interlocutor: ¿Fue bajado de nivel?

Maestro Jesús: No, en los planos espirituales no hay alguien encargado de
subir o de bajar de nivel de vibración a los que se portan bien o mal. Las
propias entidades pueden ascender o descender, de acuerdo a su
comportamiento, pues éste las vuelve más sutiles o más densas.

Más, en el caso de un Eloah, pertenece al plano 8º y no puede bajar de
nivel. Pero al no ayudar a la humanidad a elevarse espiritualmente en dos
mil años, esta sola circunstancia ya es bastante retroceso en una entidad
como Jehová... ¿O no?
Interlocutor:  Maestro... ¿qué pasó con usted cuando desencarnó?

Maestro Jesús: Cuando desencarné le pedí con todo mi Amor al Padre que me
permitiera descender a la Octava esfera para compartir el dolor de las
entidades que habitaban ese nivel y aliviar su sufrimiento. Inmediatamente
después fui al nivel 4º de Maestría y me fue comunicado el nombramiento como
nuevo Logos Planetario.

Mil años después de desencarnar, tuve la dicha de ascender a la 5º vibración
y fui nombrado Logos Solar.

A su vez, la Energía Divina, el Cristo, pasó a ser el nuevo Logos
Dimensional en lugar de Abraxas.

Interlocutor: ¿Cuál es la función de un Logos Dimensional?

Maestro Jesús: El Logos Dimensional no solamente orienta el destino de todos
los sistema estelares de esta galaxia, sino también de los sistemas
estelares de todas las galaxias del universo físico. Y también puede
comunicarse con los demás Logos Dimensionales que habitan los 22 universos
paralelos.  Los Logos Dimensionales son, además, mensajeros directos del
Altísimo.

Otra errónea información es que cierta parte del cristianismo ortodoxo,
llamado Catolicismo, dice que yo soy  un integrante de la Trinidad.

¡Nada más equivocado! Soy un hijo del Absoluto, como todas las personas que
moran en cualquier mundo [3].

Interlocutor: Maestro, ¿por qué se comenta que al desencarnar descendió al
infierno?

Maestro Jesús: Se comenta que descendí a ese inventado infierno porque, como
dije antes,  pedí bajar a la  Octava  Esfera,  la vibración -2.

Sepan que ese plano es el sitio más denso de la Creación, donde moran los
espíritus que tienen una extrema crueldad. Allí pueden palpar el dolor de
los otros espíritus y cada uno lo vive como propio. Es un estado de gran
agobio, hasta que cada entidad entiende que todos sufren por igual y
aprenden a compartir el dolor.

Sepan  que ningún espíritu es igual a otro. Por el libre albedrío que otorga
el Padre, cada espíritu puede optar por servir, amar, compartir o vivir para
sus semejantes. También puede elegir someter, dominar, absorber, confundir,
dañar o vivir de los otros espíritus.

Aquel que vive del otro, aquel que somete al otro, que se sumerge en
equivocaciones permanentes, en error, en maldad, puede bajar a la Octava
Esfera.

Pero también hay una equivocación en esto. Se pensaba que la Octava Esfera
era un centro dimensional energético tan negativo, que el espíritu cruel que
llegaba allí, se desintegraba con la energía cósmica.

No es real,  porque el espíritu es inmortal, no muere. Y aparte, el Padre
jamás permitiría que se destruyera ninguna vida. El mal se transmuta, no se
destruye

Interlocutor:  Entonces... ¿La Octava Esfera no es el fin del mago negro?

Maestro Jesús:  Es la transmutación del mago negro. No hay destrucción ni
fuego eterno.

Cuando yo pedí ir a la Octava esfera era porque necesitaba vivir las
experiencias de aquellos que sufrían.

Interlocutor:  Ahora entiendo por qué se escribió: "...Y descendió a los
infiernos". ¿Cuál fue su actividad allí, Maestro?

Maestro Jesús: Calmé pesares, cerré heridas, di consuelo, pero estaban tan
ciegos -no de la vista, sino espiritualmente- que no escuchaban ni tomaban
conciencia de lo que les transmitía.

Me tenté y traté de seguirles brindando esas perlas, contradiciendo lo que
les había dicho a mis seguidores, al ver tanto dolor. Después reflexioné y
pensé que solamente la Misericordia Divina de mi Padre puede llegar a
inducirlos a que se eleven lentamente y dejen de retorcerse en la agonía.

Interlocutor:  Está clarísimo, Maestro.

Maestro Jesús: Otro de los errores de concepto es creer que cuanto más alto
es el nivel de vibración, menos se sufre. Es todo lo contrario. Pero,
obviamente, en los planos de Luz no se sufre por equivocaciones propias, sí
por los errores ajenos, por las equivocaciones de los seres que están en
vibraciones densas, queriendo manipular a otros seres de su misma vibración
para beneficio propio.

En el nivel 5º de vibración espiritual tenemos mucha tarea. Se vive para
Servir, con muchas entidades que sienten que la meta es compartir, que
disfrutan el ver felices a otros, que gozan con la alegría de los demás,
pero no todo es dicha. También se sufre por el dolor de aquellos que les
domina el ego. Penamos por aquellos que sólo piensan en dominar.

Sabemos que el sufrimiento no es para siempre. Ya fue dictado a este
receptáculo que habrá una gran comunión con el Padre, sin perder la
individualidad, para poder gozar en El. Y así será.

Los dejo  y  estoy con vosotros,  siempre.

Interlocutor: Hasta luego, Maestro, y gracias por los mensajes. ¿Alguna
entidad más desea dar una orientación?

Johnakan: Les habla Johnakan Ur-el. Ratifico las palabras de mi amado
Maestro y agrego: Cuando se sufre en los planos de Luz se sufre por empatía.
Envolvemos con nuestro Rayo al espíritu del Error que se halla en crisis y
tratamos de consolarlo. No siempre lo logramos, pues hay espíritus que se
rebelan por soberbia y no permiten ser ayudados.

Eso mismo sucede también  en el plano físico. Hay muchas personas que creen
poseer la verdad absoluta y no escuchan ninguna orientación. Otras
directamente tienen mala intención y, guiadas por el ego, hacen una crítica
destructiva contra aquellos que sólo buscan servir.

Hay todavía mucho por hacer, pero no solamente transmitiendo la palabra,
sino mediante la obra.  Porque la palabra sin la acción es estéril, es como
la flor sin aroma.

Es necesario que todo lo que se proyecte, se lleve después a cabo. Nada se
podrá lograr sin sacrificio, pero sabemos que el sendero del Bien es un
camino con espinas. Nunca rehuyan un compromiso,  nunca dejen de responder a
un pedido de ayuda. Tampoco ignoren la palabra dada, porque el honor es
primordial.

No dejen nunca de adquirir conocimiento, porque cuanto más conocimiento
tengan, más van a poder transmitirlo a los otros. Y nunca mezquinen lo que
sepan, porque el conocimiento que no se da se pudre dentro de la persona
mezquina. El compartir también es Servicio.

Con todo mi amor se despide de ustedes Johnakan Ur-el.
 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas