web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

Neale Donald Walsch

Conversaciones con Dios 3

Capitulo V

 

Recuerdo una oración que me enseñaron cuando era niño. “Señor, yo no soy digno de que Tú entres en mi morada, pero una palabra tuya sanará mi alma”. Tu dijiste estas palabras y me siento curado. Ya no me siento indigno. Tienes una forma de hacerme sentir digno. Si pudiera dar un regalo a todos los seres humanos, ése sería.

 Ya les diste ese regalo, con este diálogo.

 Me gustaría continuar dándoselos, cuando termine esta conversación.

 Esta conversación nunca terminará.

 Entonces, cuando esta trilogía esté terminada.

 Habrá formas para que hagas eso.

Estoy muy feliz por eso, porque este es el regalo que mi alma anhela dar. Todos nosotros tenemos un regalo para dar. Me gustaría que éste fuera el mío.

 Adelante, dalo. Trata que todas las personas cuya vida toques se sientan dignas. Da a todos un sentido de su propio valor como personas, un sentido de la verdadera maravilla de quiénes son. Da este regalo y sanarás el mundo.

 Humildemente pido tu ayuda.

 Siempre la tendrás. Somos amigos.

 Mientras tanto, adoro este diálogo y me gustaría formular una pregunta sobre algo que Tú dijiste anteriormente.

 Estoy aquí.

 Cuando hablabas sobre la vida “entre vidas”, por decirlo así, dijiste, “Puedes recrear la experiencia de tu Yo individual siempre que lo elijas”. ¿Qué significa eso?

Significa que puedes surgir de El Todo siempre que lo desees, como un nuevo “Yo” o el mismo Yo que eras antes.

 ¿Quieres decir que puedo conservar y volver a mi consciencia individual, a mi conocimiento de “mí”?

 Si. En cualquier momento puedes tener la experiencia que desees.

 Entonces, ¿puedo volver a esta vida, a la Tierra, como la misma persona que era antes de “morir”?

 Sí.

 ¿En la carne?

 ¿Has oído hablar de Jesús?

 Sí, pero yo no soy Jesús ni nunca pediría ser como él.

 ¿Acaso no dijo él, “Ustedes también podrán hacer estas cosas y más”?

 Sí, pero él no hablaba de milagros como ése, no lo creo.

 Lamento que no lo creas, porque Jesús no fue el único que resucitó entre los muertos.

 ¿No lo fue? ¿Otros han resucitado de entre los muertos?

 Sí.

     

 ¡Cielos, eso es una blasfemia!

 ¿Es una blasfemia que alguien, además de Cristo, haya resucitado de entre los muertos?

 Algunas personas dirían que sí lo es.

 Entonces, esas personas nunca han leído la Biblia.

 ¿La Biblia? ¿La Biblia dice que otras personas, además de Jesús, volvieron al cuerpo después de la muerte?

¿No has oído hablar de Lázaro?

 Oh, fue a través del poder de Cristo que él se levantó de entre los muertos.

 Precisamente. ¿Piensas que el “poder de Cristo”, como tú lo llamas, estaba reservado únicamente para Lázaro? ¿Una persona en la historia del mundo?

 No lo había pensado de esa manera.

 Te diré esto: ha habido muchos que se han levantado de entre los “muertos”. Ha habido muchos que han “regresado a la vida”. Sucede todos los días, en este momento, en sus hospitales.

 Oh, vamos, no es así. Eso es ciencia médica, no teología.

 Oh, comprendo. Dios no tiene nada que ver con los milagros actuales, sólo con los pasados.

 Hmph... de acuerdo, aceptaré lo que dices sobre una base técnica. Sin embargo, ¡nadie se ha levantado de entre los muertos por cuenta propia, como lo hizo Jesús! Nadie ha regresado de entre los “muertos” de esa manera.

 ¿Estás seguro?

 Bueno... bastante seguro...

 ¿Nunca has oído hablar de Mahavatar Babaji?

 No creo que debamos incluir la mística oriental en esto. Muchas personas no creen esas cosas.

 Comprendo. Por supuesto, deben tener razón.

 Permíteme aclarar esto. ¿Estas diciendo que las almas pueden regresar de lo que llamamos “muerte” en forma de espíritu o en forma física, si eso es lo que desean?

Ahora empiezas a comprender.

De acuerdo, entonces, ¿por qué no lo han hecho más personas? ¿Por qué no lo escuchamos todos los días? Este tipo de tema sería una noticia internacional.

En realidad muchas personas lo hacen, en forma de espíritu. Admitiré que no muchas eligen regresar al cuerpo.

¡Ah! ¡Vaya! ¿Por qué no? Si eso es tan fácil, ¿Por qué no lo hacen más almas?

No es una cuestión de facilidad, sino de desearlo.

¿Qué significa eso?

Significa que es muy rara el alma que desea regresar a lo físico en la misma forma que antes.

Si un alma elige regresar al cuerpo, casi siempre lo hace con otro cuerpo; con uno diferente. De esta manera, empieza una nueva agenda, experimenta nuevos recuerdos, lleva a cabo nuevas aventuras.

Por lo general, las almas dejan los cuerpos porque terminaron con ellos. Completaron eso por lo que se unieron con el cuerpo. Vivieron la experiencia que buscaban.

¿Qué hay acerca de las personas que mueren accidentalmente? ¿Habían terminado con su experiencia o ésta se “interrumpió”?

¿Aún imaginas que la gente muere por accidente?

¿Quieres decir que no es así?

Nada en este universo ocurre por accidente. No existe el “accidente” ni la “coincidencia”.

Si pudiera convencerme de que eso es verdad, no volvería a sufrir por aquellos que murieron.

Sufrir por ellos es lo último que hubieran deseado que hicieras.

Si supieras dónde están y que están allí por su elección suprema, celebrarías su partida. Si experimentaras por un momento lo que ustedes llaman la otra vida, habiendo llegado a ella con tu pensamiento más grandioso respecto a ti y a Dios, sonreirías con la sonrisa más grande en su funeral y permitirás que tu corazón se llenara de alegría.

En los funerales, lloramos por nuestra pérdida. Nos sentimos tristes al saber que no volveremos a verlos, que nunca los abrazaremos ni tocaremos ni estaremos con alguien a quién amábamos.

Ése es un buen llanto. Eso honra su amor y a su ser amado. Sin embargo, incluso este dolor se acortaría, si supieran las grandiosas realidades y maravillosas experiencias que esperan a las almas felices que dejan el cuerpo.

¿Cómo es la otra vida? Realmente. Cuéntamelo todo.

Hay algunas cosas que no pueden revelarse, no porque Yo no elija hacerlo, sino porque en su condición presente, en su nivel actual de comprensión, no podrían concebir lo que yo les dijera. No obstante, hay más que puedo decir.

Como lo discutimos anteriormente, pueden hacer una de tres cosas en lo que ustedes llaman la otra vida, así como en la vida que ahora experimentan. Pueden someterse a las creaciones de sus pensamientos incontrolables, pueden crear su experiencia conscientemente por elección o pueden experimentar la consciencia colectiva de Todo Lo Que Es. Esta última experiencia se llama Reunificación o Reunirse nuevamente con el Uno.

Si siguen el primer camino, la mayoría de ustedes no lo hará por mucho tiempo (a diferencia de la forma como se comportaron en la Tierra). Esto es por que en el momento que no les guste lo que están experimentando, elegirán crear una nueva realidad más placentera, lo que harán deteniendo simplemente sus pensamientos negativos.

Debido a esto, nunca experimentarán el “infierno” al que tanto temen, a no ser que lo elijan. Incluso en ese caso, estarán “felices”, porque obtendrán lo que desean. (Más personas de las que crees son “felices” siendo “miserables”.) Continuarán experimentándolo, hasta que decidan ya no hacerlo.

Para la mayoría de ustedes, en el momento en que empiecen a experimentarlo, se alejarán de esto y crearán algo nuevo.

Pueden eliminar el infierno en su vida en la Tierra exactamente de la misma manera.

Si siguen el segundo camino y en forma consciente crean su experiencia, sin duda experimentarán ir “directamente al cielo”, por que eso es lo que creará cualquiera que elija libremente y que crea en el cielo. Si no creen ene el cielo, experimentarán lo que deseen experimentar y en el momento en que comprendan eso, sus deseos serán cada vez mejores. ¡Entonces crearán en el cielo!

Si siguen el tercer camino y se someten a las creaciones de la consciencia colectiva, se moverán velozmente hacia la aceptación total, la paz total, la alegría total, la consciencia total y el amor total, porque ésa es la consciencia de lo colectivo. Serán entonces uno con la Unidad y no habrá nada más, excepto Eso Que Son, que es Todo Lo Que Siempre Fue, hasta que decidan que debe haber algo más. Esto es nirvana, la experiencia del “uno con la Unidad”, que muchos de ustedes han tenido en forma muy breve en la meditación y es un éxtasis indescriptible.

Después de experimentar la Unidad por un tiempo - no tiempo infinito, dejarán de experimentarla, porque no pueden experimentar la Unidad como Unidad, a no ser que también exista Eso Que No es Uno y hasta que exista. Al comprender esto, crearán una vez más la idea y el pensamiento de separación o de falta de unidad.

Continuarán viajando en la Rueda Cósmica, moviéndose, formando círculos, siendo, por siempre e incluso por siempre jamás.

Regresarán a la Unidad muchas veces (un número infinito de veces y por un período infinito cada vez) y sabrán que tienen las herramientas para regresar a la Unidad en cualquier punto de la Rueda Cósmica.

Pueden hacerlo ahora, incluso mientras leen esto.

Pueden hacerlo mañana, en su meditación.

Pueden hacerlo en cualquier momento.

¿Dijiste que no tenemos que permanecer en el nivel de consciencia que estamos cuando morimos?

No. Pueden moverse hacia otro nivel con la rapidez que lo deseen o tardar todo el “tiempo” que quieran. Si “mueren” en un estado de perspectiva limitada y de pensamientos incontrolados, experimentarán lo que ese estado les proporcione, hasta que ya no lo deseen. Entonces, “despertarán” (estarán conscientes) y empezarán a experimentar que crean su realidad.

Mirarán hacia atrás la primera etapa y la llamarán purgatorio. La segunda etapa, como pueden tener cualquier cosa que deseen con la velocidad del pensamiento, la llamarán cielo. La tercera etapa cuando experimenten la dicha de la Unidad, la llamarán Nirvana.

Hay una cosa más que me gustaría explorar en estas líneas. No se trata de “después de la muerte”, sino de experiencias fuera del cuerpo, ¿Puedes explicármelas? ¿Qué sucede allí?

La esencia de Quién eres dejó simplemente el cuerpo físico. Esto puede suceder durante el sueño normal, a menudo durante la meditación y, frecuentemente, en una forma sutil mientras el cuerpo está en el sueño profundo.

Durante tal “excursión”, el alma puede estar en cualquier lugar que desee. Con frecuencia, la persona que reporta tal experiencia no recuerda haber tomado decisiones voluntarias sobre esto. Pueden experimentarlo como “algo que sucedió”. No obstante, nada que incluye una actividad del alma es involuntari

¿Cómo nos pueden “mostrar” cosas, cómo nos pueden “revelar” cosas durante una de estas experiencias, si todo lo que estamos haciendo es crear al pasar? Me parece en que la única manera en que nos pueden revelar cosas sería si esas cosas existieran separadas de nosotros, no como parte de nuestra propia creación. Necesito ayuda en esto.

Nada existe separado de ustedes y todo es su propia creación. Incluso su aparente falta de comprensión es su propia creación; literalmente, es un fragmento de su imaginación. Imaginan que no conocen la respuesta a esta pregunta y, por lo tanto, no la conocen. Sin embargo, tan pronto como imaginan que la conocen, así es.

Se permiten tener esta clase de imaginación, Para que el Proceso pueda continuar

¿El Proceso?

La vida. El proceso eterno.

En esos momentos, durante los cuales experimentan ser “revelados” a sí mismos, ya sea que se trate de lo que llaman experiencias fuera del cuerpo o sueños o momentos mágicos o vigilia cuando tienen una claridad cristalina, lo que sucedió es que simplemente se deslizaron hacia “recordar”. Están recordando lo que ya crearon y estos recuerdos pueden ser muy poderosos. Pueden producir una epifanía personal.

Una vez que hayan tenido esa experiencia magnífica, puede ser muy difícil regresar a la “vida real” de una manera que se mezcle bien con lo que otras personas llaman “realidad”. Esto es por que su realidad ha cambiado. Se ha convertido en algo más. Se ha expandido, crecido y no puede encogerse de nuevo. Es como tratar de meter de nuevo al genio en la botella. No puede hacerse.

¿Es por eso que muchas personas que regresan de experiencias fuera del cuerpo o de las llamadas experiencias “cercanas a la muerte”, a veces parecen muy diferentes?

Exactamente. Son diferentes, porque ahora saben mucho más. Con frecuencia, mientras más obtienen de dichas experiencias, mientras más tiempo transcurra, más recaen en sus antiguos comportamientos, porque olvidaron nuevamente lo que saben.

¿Hay alguna forma para “continuar recordando”?

Sí. Actúa tu conocimiento en cada momento. Continúa actuando lo que sabes, en lugar de lo que te muestra el mundo de la ilusión. Permanece con esto, sin importar lo engañosas que sean las apariencias.

Esto es lo que han hecho todos los maestros y lo que hacen. Juzgan no por las apariencias, sino que actúan de acuerdo con lo que saben.

Hay otra forma para recordar.

¿Sí?

Haz que otra persona recuerde. Eso que desees para ti, dalo a otro.

Eso es lo que siento que estoy haciendo con estos libros.

Eso es con exactitud lo que estás haciendo y mientras más lo hagas, menos tendrás que hacerlo. Mientras más envíes a otros este mensaje, menos tendrás que enviarlo a tu Yo.

Porque mi Yo y la otra persona son Uno y lo que yo doy a otro, me lo doy.

Como ves, ahora me estás dando las respuestas. Por supuesto, así es como funciona.

Acabo de dar una respuesta a Dios. Eso es excelente, en verdad excelente.

Tú me lo estás diciendo.

Eso es lo que es excelente, el hecho de que yo Te lo esté diciendo.

Te diré esto: llegará el día en que hablaremos como Uno. Ese día llegará para todas las personas.

Si ese día va a llegar para mí, me gustaría asegurarme de que comprendo con exactitud lo que Tú estás diciendo. Me gustaría volver a algo más, sólo una vez más. Sé que dijiste esto en más de una ocasión, pero en realidad deseo asegurarme de que lo comprendo totalmente.

¿Entendí bien que una vez que alcancemos este estado de Unidad que muchos llaman Nirvana (una vez que regresemos a la Fuente) no nos quedaremos allí? El motivo por el que pregunto esto de nuevo es que parece ir en contra de mi comprensión de muchas enseñanzas esotéricas y místicas orientales.

Permanecer en el estado de nada sublime o Unidad con el Todo, haría imposible estar allí. Como te acabo de explicar, Eso Que Es no puede ser, excepto en el espacio de Eso Que No es. Incluso la dicha total de Unidad no puede experimentarse como “dicha total”, a no ser que exista algo menos que la dicha total. Así, algo menos que la dicha total de la Unidad total tiene que ser (y continuamente tiene que ser) creada.

Cuando experimentamos la dicha total, cuando nos hemos mezclado una vez más con la Unidad, cuando nos hemos convertido en Todo/Nada, ¿cómo podemos saber que existimos? Puesto que no hay nada más que estemos experimentando... No lo sé. Parece que no comprendo esto. Es algo que parece que no puedo dominar.

Estás describiendo lo que Yo llamo el Dilema Divino. Es el mismo dilema que Dios siempre ha tenido y que Dios solucionó con la creación de eso que no era Dios (o que pensó que no lo era).

Dios dio (y da de nuevo a cada instante) una parte de Sí a la Experiencia Inferior de no conocerse a Sí Mismo, por lo que el Resto de Sí Mismo puede conocerse a Sí Mismo como Quién y Que es Realmente.

Así, “Dios dio a Su único hijo engendrado, para que ustedes pudieran salvarse”. Ahora podrás comprender de dónde surgió esta mitología.

Creo que todos somos Dios y que constantemente, cada uno de nosotros está yendo de Saber a No Saber que Sabe, de ser a no estar siendo de nuevo, de la Unidad a la Separación de la Unidad de nuevo, en un ciclo continuo. Éste es el ciclo continuo de la vida, lo que Tú llamas la Rueda Cósmica.

Exactamente. Precisamente. Está bien expresado.

¿Todos tenemos que regresar al punto cero? ¿Siempre tenemos que empezar de nuevo, completamente? ¿Volver al principio? ¿Regresar al primer cuadro? ¿No pasamos “adelante”, no cobramos $200?

No tienen que hacer nada. No en esta vida ni en ninguna otra. Tendrán una alternativa, siempre tendrán libre albedrío, para ir a cualquier parte que deseen ir, para hacer cualquier cosa que deseen hacer, en su recreación de la experiencia de Dios. Pueden moverse hacia cualquier lugar en la Rueda Cósmica. Pueden “regresar” como cualquier cosa que deseen o en cualquier otra dimensión, realidad, sistema solar o civilización que elijan. Algunos de los que han llegado al lugar de unión total con lo Divino han incluso elegido “regresar” como maestros iluminados. Sí, algunos eran maestros iluminados cuando partieron y eligieron “regresar” como ellos mismos.

Con toda seguridad tienes noticias de los reportes de gurús y maestros que han regresado a su mundo una y otra vez, manifestándose en repetidas apariciones a través de décadas y de siglos.

Tienen una religión entera basada en dicho reporte. Se llama la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y se basa en el reporte de Joseph Smith, acerca de que el Ser que se llamó a sí mismo Jesús regresó a la tierra muchos siglos después de su partida aparentemente “final”, en esta ocasión, apareciendo en Estados Unidos.

Por lo tanto, pueden regresar a cualquier punto en la Rueda Cósmica, al que les agrade regresar.

Sin embargo, aún eso podría ser deprimente. ¿Nunca vamos a descansar? ¿Nunca vamos a quedarnos en Nirvana, para permanecer allí? ¿Estamos condenados eternamente a este “ir y venir”, a esta rutina de “ahora ves y ahora no ves”? ¿Hacemos un viaje eterno hacia ninguna parte?

Sí. Ésa es la mayor verdad. No hay adónde ir, nada que hacer y nadie que tengas que “ser”, excepto exactamente quién estás siendo en este momento.

La verdad es que no hay viaje. En este momento eres lo que estás intentando ser. En este momento estás donde estás intentando ir.

Es el maestro quién sabe esto y, así, termina la lucha. Entonces, el maestro intenta asistirte para que termines tu lucha, así como tú tratarás de poner fin a la lucha de otros cuando alcances la maestría.

Sin embargo, este proceso, esta Rueda Cósmica, no es una rutina deprimente. Es una reafirmación gloriosa y continua de la suprema magnificencia de Dios y de toda la vida y no hay nada deprimente en eso.

Me sigue pareciendo deprimente.

Déjame ver si puedo cambiar tu opinión. ¿Te gusta el sexo?

Me encanta.

A la mayoría de la gente le encanta, excepto a aquellos con ideas realmente extrañas respecto a éste. Si yo te dijera que a partir de mañana podrás tener sexo con todas las personas hacia quienes sientas atracción y amor, ¿eso te haría feliz?

¿Esto tendría que ser en contra de su voluntad?

No, lo arreglaría para que cada persona con la que desearas celebrar la experiencia humana del amor de esta manera, también deseara tenerla contigo. Sentirían una gran atracción y amor hacia ti.

¡Vaya! ¡Hey... sí!

Sólo hay una condición: tendrás que detenerte entre cada una. No podrás ir de una a otra sin interrupción.

Explícamelo.

Para experimentar el éxtasis de esta clase de unión física, tienes que experimentar también no estar unido sexualmente con alguien, aunque sea por un tiempo.

Creo que comprendo hacia dónde te diriges.

Sí. Incluso el éxtasis no sería éxtasis, sino hubiera un tiempo en que no hubiera dicho éxtasis. Esto es igualmente cierto con el éxtasis espiritual que con el físico.

No hay nada deprimente en el ciclo de la vida, sólo hay alegría. Simplemente alegría y más alegría.

Los verdaderos maestros siempre están alegres. Este permanecer en el nivel de la maestría es lo que ahora puede parecerte deseable. Entonces, puedes entrar y salir del éxtasis y siempre estar gozoso. No necesitas el éxtasis para estar gozoso. Estás alegre simplemente al saber lo que es el éxtasis.

 

 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas