web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

LAS NUEVAS

 REVELACIONES

 

Capitulo 14

 

 Neale Donald Walsch

 

Capitulo 14

Ésa es una gran acusación.

        La acusación reside en tu mente. Esparte de tu mentalidad “culpable/inocente”, “bueno/malo”.

 
   

Lo que he hecho es hacer una observación.

        Las observaciones no son juicios y las declaraciones no son acusaciones. La declaración de un

hecho es sólo eso, un recuento de lo que es.

La observación es el “¿qué es eso?” de cualquier situación,. El juicio es el “¿eso qué?”.

        Eres tú quien agrega el “¿eso qué?” a cualquier serie de hechos.

        Nada tiene significado, sólo el significado que tú le des.

        Eres tú quien decide si el ''¿'qué es eso?” es “bueno” o “malo”, “correcto” o “incorrecto”,

“bien” o “mal”, y tú basas esta decisión en tu apreciación de si “¿qué es eso?” funciona o no funciona,

dependiendo de qué es lo que estás eligiendo ser, hacer o tener.

        El proceso humano de presenciar, evaluar y escoger siempre ha funcionado de esta manera y es

circular.

        Tú presencias, evalúas y escoges, después presencias los resultados de tu elección, los evalúas y

escoges de nuevo, luego presencias de nuevo, vuelves a evaluar y escoges una vez más, en un ciclo sin fin.

        Es a través de este proceso que tú decides Quién Eres En Realidad.

        La constante toma de esta decisión es lo que tú llamas “evolución”.

        La razón de que las almas lleguen a un cuerpo es para evolucionar. Es decir, convertirse en una

versión más y más grandiosa de uno mismo.

        Éste es el propósito de tu vida en la Tierra y de la vida en cualquier lugar. Aplicar este proceso a

la parte de tu vida llamada religión ha sido difícil para ti, debido al gran arraigo emocional que tienes

con tus creencias.

        Tienes un profundo arraigo emocional con todas tus creencias, pero tus creencias sobre religión

han sido particularmente difíciles de soltar. Por lo tanto, la evolución de sus religiones se ha atrasado mucho respecto a la evolución de tus ciencias, tecnologías, psicologías; en realidad, tu entendimiento del resto de los aspectos de la vida.

        Han hecho las cosas que han estado haciendo entre en nombre de la religión porque muchas de tus religiones organizadas presentes, todas bien intencionadas y basadas en algún principio espiritual, simplemente no han sido bien comprendidas.

        No se ha permitido el crecimiento de la religión.

        Realmente, no la dejarán crecer. Dicen que cualquier nueva perspectiva que contradice o modifica a la anterior es blasfemia o herejía. Dicen que no puede ser posible que haya Nuevas

Revelaciones. Su posición es que todo lo que se debe decir ya se ha dicho, todo lo que había por saber ya se sabe, todo lo que había por entender ya fue entendido.

        Su lucha desesperada por mantener a tu especie viva, por lograr que sus miembros dejen de matarse entre y destruir toda la vida no terminará y podría terminar con ustedes, si no son capaces de aceptar un simple hecho:

        “Hay algo que no entiendo de Dios y de la Vida, algo que si puedo lograr entender cambiará todo.

        Debemos dar el Paso 2 de los Cinco Pasos para la Paz.

        Sí. Éste es un paso esencial e irremplazable, ya que sólo con un nuevo entendimiento de la Vida y de Dios es que los humanos podrán construir un código de conducta más factible y uniforme.

        Como están las cosas, crear tal código es muy difícil, ya que muchos de ustedes creen que su código de conducta viene de Dios y, por lo tanto, es el único que hay que seguir.

        El hecho es que la mayoría de las religiones exclusivistas del mundo dicen esto, y no les importa que las leyes sagradas del mundo sean diferentes. Todos creen que su código de conducta es el correcto.

        La creencia en esta corrección es la que los pierde.

        Tu comunidad mundial no puede funcionar así. Cuando tu planeta albergaba a un grupo de comunidades más pequeñas, la mayoría de ellas aisladas y desconectadas entre sí, los humanos podían funcionar. No funcionaban muy bien, y a veces no eran muy felices, pero las especies al menos sobrevivían.

        Ahora son una comunidad global, interconectada e interdependiente. Son Uno en verdad, estén o no listos para aceptarlo.

        En el presente, una disrupción en una parte de la comunidad trastorna el todo. Así que tendrán que aprender a vivir como uno solo si desean sobrevivir.

        Esto es algo en lo que tienen poca práctica. Al parecer muchos de ustedes piensan que la “unificación” es en realidad una amenaza. Así que continúan comportándose como antes, y permitiendo que sus diferencias produzcan divisiones, ignorando el hecho de que un hogar dividido no puede sostenerse. No se ven a mismos como parte de la misma casa. ¿Entonces por qué molestarse en preocuparse por las divisiones?

        Entonces, ¿la respuesta es que no podemos tener religiones diferentes o ideas diferentes sobre cómo experimentar a Dios?

        Por supuesto que no. Sólo significa que deben darse cuenta de su Unidad.

        Unidad no significa ser iguales. Unidad e individualidad no se excluyen mutuamente. Las diferencias no significan divisiones, y los contrastes no tienen por qué llevarlos a conflictos.

        Tus dedos no son los mismos. Se ven diferentes y tienen diferentes funciones.

Aun así, son parte de la misma mano y ambas manos son parte del mismo cuerpo.

        Tu nariz no se parece a tus ojos y tu barbilla no se asemeja a tu frente. Todas estas partes tienen diferentes funciones. Aun así, son parte de una cara, la cara que muestras al mundo.

        ¿Morderías tu nariz para molestar a tu cara?

        ¿Permitirías a tus religiones que hicieran eso a la cara de la humanidad?

Sigo pensando en ese artículo periodístico sobre los protestantes luteranos. No sólo estaban molestos porque un ministro luterano había rezado con gente que no era cristiana, ¡también les molestaba que hubiera orado con luteranos de otra denominación! Decían que haberlo hecho “representaba una ofensa atroz en contra del amor de Cristo”.

        ¿Y qué piensas al respecto?

        No puedo creer que Dios piense eso. No quisiera tener nada que ver con un Dios que pensara así.

Quiero salir y comprar una estampilla que diga: “DIOS, SÁLVAME DE TU GENTE”.

        Incluso es importante recordar que esos comportamientos no son “buenos” o “incorrectos”,

simplemente ya no funcionan. No funcionan efectivamente; dado que dices que lo que quieres es

sobrevivir en paz y en armonía.

        Lo que necesitan desesperadamente en la actualidad es el comportamiento funcional si quieren

que la vida, tal como la conocen, continúe en la Tierra.

        Justo ahora, nuestros comportamientos son lamentablemente disfuncionales. Hemos creado una

sociedad por completo disfuncional.

        Ésa es tu observación, tu evaluación y tu elección.

        No, no es mi elección. Es lo que observo, pero no es lo que escogí.

        Por supuesto que lo es. Lo escoges cada día al dejar de hacer algo al respecto.

   Eso no es justo. ¿Yo qué puedo hacer? ¡No puedo ser responsable de cambiar al planeta entero en un instante!

        Te preguntaré de nuevo. Si no es ahora, ¿cuándo? Si no lo haces tú, ¿quién lo hará?

 

 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas