web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

LAS NUEVAS

 REVELACIONES

 

Capitulo 24

 

 Neale Donald Walsch 

 

Capitulo 24

Sé lo que eso significa. Sé que, como seres en el Universo, somos más que un cuerpo...

        No, ustedes no son “sólo” un cuerpo. Tú no eres tu Cuerpo en lo absoluto. Tu Cuerpo es algo que

tienes, no es algo que eres. Quien eres es ilimitado e infinito.

 
   

        Entiendo. Lo que dices es que soy lo que llamo mi alma. Ésta es la esencia de quien soy. Pero

aunque acepte eso como una verdad espiritual, ¿qué tiene que ver con los problemas del mundo?

Mucho, ahora te lo demostraré. Para que puedas hacerla, tendremos que hacer un corto pero

intenso viaje hacia lo esotérico, y puede parecer, mientras estamos en este viaje, que esta conversación

se ha salido mucho de la realidad. En verdad estará tocando la realidad de una manera muy profunda.

        Así que debes tener un poco de paciencia, y confiar en que aunque nos “alejemos” mucho del

tema con la siguiente parte de la nueva revelación, vaya dar la vuelta y a volver al asunto que estamos

tratando en esta conversación. Di, ¿qué problema hay con tu mundo y qué puedes hacer al respecto?

        ¿Estás listo para una poca de diversión?

        Sí, y puedo manejarlo. Pero primero dime, ¿cómo la afirmación de “tú no eres tu cuerpo” se puede

considerar como una “nueva revelación”? Prácticamente cada religión en el mundo ha enseñado alguna

versión de esto.

        Tienes razón, ha sido enseñada de alguna forma o de otra por casi cada religión organizada que

hable de una vida después de la vida. El problema es que ha sido enseñada incompleta. Lo que es nuevo

en esta revelación es que va más allá de las enseñanzas tradicionales.

        Recuerda que dije que la Nueva Espiritualidad no rechazará por completo a la vieja, en vez de eso

se ampliará con base en ella. Ésta eliminará de lo viejo lo que es evidente que ya no te sirve y traerá una

nueva y más profunda comprensión de lo que sí te sirve. Pero conservará lo mejor de la sabiduría de tus

ancestros. Y así, algo de lo que encuentres aquí ya lo habrás escuchado antes. Pero ahora estamos dando

un paso adelante. Ahora estamos moviéndonos en un nivel más profundo.

        La mayoría de las religiones te han enseñado que eres “más que tu cuerpo”. El mensaje aquí es

que no eres tu cuerpo en lo absoluto. Tú eres la esencia de lo que ha dado su aliento de vida en tu cuerpo.

        Ésta es la llave.

        Ésta es la esencia.

        Ésta es la verdad central alrededor de la cual debe girar cualquier otra verdad que los humanos

vivan, si no desean experimentar perpetuamente el Ciclo de violencia, destrucción y muerte que ha

plagado su planeta durante miles de años.

        No eres tu cuerpo. Quien eres es ilimitado e infinito.

        Ésta es la llave.

        Ésta es la esencia.

        Todas las demás Nuevas Revelaciones cobran significado y se fortalecen cuando se entiende esta

revelación.

        Ésta es la Verdad Base. El Número Primo. La Causa Primera. Todo lo demás adquiere un nuevo

significado cuando este significado se vuelve claro.

        La construcción de su nuevo mundo comienza aquí. Los cimientos de la Nueva Espiritualidad

descansan aquí:

        No eres tu cuerpo. Quien eres es ilimitado e infinito.

        ¿Puedo preguntar de nuevo, qué tiene esto que ver con el actual predicamento del mundo?

        Todo, porque el hecho de que pienses que eres tu cuerpo es lo que ha causado y permitido a la

raza humana hacer todo lo que se ha hecho a sí misma.

        Así que ahora busquemos comprender el significado y la implicación de las diez palabras de la

Octava Nueva Revelación.

        Las palabras en sí mismas significan exactamente lo que quieren decir. No eres el conglomerado

de huesos, músculos y tejidos en sistemas internos que llamas tu cuerpo. Eso no Es lo Que Eres.

        Tu cuerpo es tuyo, pero no eres tú.

        Es algo que estás usando. Es una herramienta. Un artefacto. Un mecanismo que responde y

reacciona de maneras particulares bajo influencias particulares y cuando es sujeta a un estímulo

particular.

        Este mecanismo puede ser lastimado o dañado o destruido, Pero “tú” no. Esta herramienta puede

ser calificada como completamente ineficaz, pero tú, no. Este artefacto puede dejar de funcionar, pero

tú seguirás funcionando.

        El Principio Básico de la Vida que llamamos Funcionalidad se expresa eternamente, en, por ya

través de ti.

        Hay quienes creen que su cuerpo es lo que los contiene, el que alberga su esencia. Ése es el

pensamiento -que el cuerpo alberga la Esencia de la Vida que llamamos alma. Pero están equivocados, es el alma la que alberga al cuerpo.

        Tu alma no vive dentro de tu cuerpo. Es al revés. Tu cuerpo vive dentro del campo de fuerza que llamas alma. Está albergada dentro de la configuración de energía, dentro de la expresión localizada del Espíritu Universal, que es la Esencia de Quien Eres.

        Este campo de fuerza, este radiante paquete de energía pulsante que rodea tu cuerpo, es lo que piensas a veces que es el aura. Es más que eso, mucho más de lo que te imaginas que es el aura, pero es, sin embargo, una buena imaginación para ser tus primeras aventuras en el entendimiento, porque te presenta una imagen que puedes retener en la mente.

        La parte de ti que algunos de ustedes piensan que es su alma es la energía de la Vida Misma, localizada y concentrada en un punto en particular en lo que podrías llamar continuum Espacio-Tiempo.

Esta Energía de Vida vibra, resplandece, pulsa y brilla alrededor de cualquier objeto en el Universo.

Dependiendo de la frecuencia de su vibración, esta energía a veces puede ser vista. También puede producir otros efectos, como el calor.

        Algunas personas le llaman a eso brillo de la Luz, Eterna Flama, la Fuente, el Alma, o por otros nombres que convengan a su poesía particular. Es, de hecho, la Esencia Principal, la Sustancia Base, el Material central de todas las cosas. La Luz es Quien Eres.

        En su incomprensión, han pensado que esta Luz se radia desde todos los objetos físicos. De hecho, el proceso es exactamente al revés. Esta Luz radia hacia todos los objetos físicos, en consecuencia, los crea.

        El campo de energía que llamas Luz, o alma, envuelve al objeto físico que ha creado y se extiende hacia fuera desde el objeto hasta la eternidad. Es decir, la energía nunca termina. No hay lugar donde tu campo de energía finalice y empiece otro. Eso significa que no hay un lugar donde termine tu alma y empiece la de otro.

        Es como el delgado aire de tu casa. En tu hogar hay habitaciones separadas, pero sólo hay “un aire”. El aire de una habitación no se separa del aire de otra -lo cual descubres rápidamente cuando estás en tu sala y hueles el pan que se hornea en la cocina. No hay lugar donde termine el “aire de la sala” y empiece el “de la cocina “.

        Lo que es cierto es que cuanto más te alejes de la cocina, menos podrás sentir la porción de Todo el Aire que se respira en ella. Sin embargo, tu perro puede oler el aire que rodea la casa. Esto se debe a que el aire que rodea la casa, que envuelve la casa, no está de ninguna manera separado del aire del interior.

        Ésta es mi analogía, para ayudarte a entender. Y ¿no he dicho que en mi Reino hay muchas

mansiones?

        El campo de fuerza que es tu alma se vuelve delgado y se expande lo más lejos que se pueda

extender de su fuente localizada, pero nunca desaparece por completo, ni deja de ser. En vez de esto, se

mezcla y fusiona con otros campos de fuerza, formando otras concentraciones localizadas y creando un

complejo, entretejido patrón que se extiende hasta el infinito.

         Estamos hablando aquí de un campo de fuerza sin fronteras. Estamos describiendo al alma que es

infinita.

         Esto, de hecho, es lo que tú eres.

         Eres una energía que nunca termina, en tiempo o espacio.

         Nunca había oído antes una descripción del alma como ésta. Sigo teniendo la experiencia aquí de

oír la explicación de la vida de una manera que parece como si en realidad la estuviera oyendo por

primera vez.

         Por esto es que se llaman Nuevas Revelaciones. No porque la información sea nueva, sino porque

la presentación lo es. Para muchas personas esta información será “audible” por primera vez -lo que

hace que sea nueva.

         Pero ahora déjame preguntar, si mi alma se extiende infinitamente, y el alma de mi vecino hace lo

mismo, igual que cada alma en la tierra.

         Y en el Universo.

         Y en el Universo se extiende infinitamente, y si no hay un lugar donde un alma termine y empiece

otra, y todas se mezclan y funden y combinan... entonces... entonces...

         Tienes razón, tienes razón... sigue. Estás dando en blanco, estás reconociendo la verdad. Sólo dila.

         Entonces, ¡no hay un alma individual, y cada alma es sólo Una Alma, expresada local e

individualmente!

         En efecto, así es.

         Entonces esa sola Alma debe ser el Alma de Dios manifestándose en Todo lo Que Es.

         Eso es exactamente la verdad. Y eso es lo que las religiones tradicionalistas, exclusivistas, no

enseñan.

         Si las religiones organizadas enseñaran esta verdad, no podrían enseñar también que determinada

persona es mejor que otra, o que cualquier alma única agrada más a Dios que otra, o que cualquier

camino es el único camino a la Divinidad.

         No podrían enseñar que algunas almas van al “cielo” mientras que otras se condenan en el

“infierno “.

         Ésta es la enseñanza de sus filosofías separatistas y sus teologías exclusivistas que hace que algunas religiones organizadas no sólo sean inexactas, sino peligrosas.

         Pero la Nueva Espiritualidad puede cambiar todo esto.

         Sí. Puede presentar un nuevo punto de vista, uno que no sea exclusivista, ni elitista, ni separatista.

Puede invitar a la gente a considerar seriamente, por primera vez en siglos, algunas nuevas ideas teológicas. Puede ofrecer, para exploración y discusión, algunas

Nuevas Revelaciones.

         La Nueva Espiritualidad abrirá mentes a conceptos más amplios de los que acogen las actuales teologías, a ideas más grandes de las que consideran las actuales teologías y a oportunidades más grandiosas para la experiencia y expresión individual que las que las actuales teologías permiten.

         Tal como la idea de que hay, de hecho, sólo un campo de fuerza. Que hay solamente una energía.

Que ésta es la energía de la Vida Misma, y que ésta es la energía que algunas personas llaman Dios.

         Sí. Ya lo comprendiste.

         Esta energía tiene lo que podrías llamar, en tus términos, inteligencia.

Es al mismo tiempo la depositaria y la fuente de todo conocimiento, de toda conciencia, de todo dato e información y comprensión y experiencia.

         Es el Todo en el Todo, el Alfa y el Omega, el gran Soy/No Soy que han escuchado describir en mucha de su literatura sagrada.

         Tú eres esa energía, y esa energía eres tú, y no hay separación entre ambos. Tú eres uno con todo y todo es uno contigo, pues todo está comprendido en esta energía. Esto significa que también eres uno con todo en el mundo, no en un sentido teórico, sino en un sentido muy literal y específico.

         No hay nadie, ni ser humano en ningún lugar, de quien no seas parte -una parte intrínseca e íntima.

        Esto significa en términos prácticos que lo que es bueno para otro es bueno para ti, y lo que no es bueno para otro no es bueno para ti. Significa que lo que haces por otro, lo haces por ti y lo que dejas de hacer por otro, lo dejas de hacer para ti.

        Ésta es la verdad, y si los seres humanos vivieran de esta manera afectarían en forma notable la vida que los humanos están creando colectivamente. Antes preguntaste si esta exploración espiritual podría tener “implicaciones prácticas para el mundo de hoy”, y lo que te digo es esto: Si vivieran de esta manera, podrían cambiar el mundo.

        La simple conciencia de que todos son Uno-Uno con Dios y Uno el uno con el otro- y la creación de códigos de conducta y acuerdos internacionales que reflejen esta conciencia cambiaría la realidad política, económica y espiritual sobre la Tierra de maneras que las enseñanzas de sus actuales religiones exclusivistas nunca podrían hacer.

        Es por esto por lo que, si deseas cambiar tu mundo, y dices que lo quieres cambiar, estás invitado ahora a crear una Nueva Espiritualidad, basada en las Nuevas Revelaciones. Pues sus viejas religiones exclusivistas y elitistas, y sus teologías separatistas, ya no les sirven.

        Sus más grandes y más poderosas religiones organizadas no sólo les enseñan que están separados los unos de los otros, sino que también les enseñan que no son dignos de Dios. Les enseñan que son criaturas vergonzosas, culpables; que nacieron en pecado y no merecen el polvo que pisan los pies deDios. Les roban su autoestima.

        Les enseñan que no deben sentirse demasiado orgullosos de sí mismos y de sus talentos y logros.

La gloria no es para ser contemplada ni anunciada, pero si lo es tu naturaleza pecaminosa. No deben ir con Dios sonrientes, asombrados de su propia magnificencia, sino rogarle su misericordia por sus numerosas transgresiones.

        Más aún, las personas a las que se les roba su autoestima le roban la suya a otras. Las personas que no se aman a sí mismas no pueden amar a otras. Las personas que se ven a sí mismas como indignas, ven a otras como indignas.

        El mensaje central de la mayoría de las religiones organizadas no es de dicha, inocencia y autocomplacencia, sino de temor, culpa y autonegación.

        El reverendo Robert H. Schuller, el ministro cristiano estadounidense que fundó la famosa Catedral de Cristal en Garden Grove, California, dijo hace veinte años en su libro Autoestima: La Nueva Reforma que lo que se necesitaba es una segunda reforma dentro de la Iglesia, para eliminar sus mensajes de temor y culpa, venganza y condenación hacia una teología de autoestima.

        “La iglesia” -declaró llanamente- “está fallando en su nivel más profundo en generar dentro de los seres humanos esa cualidad de la personalidad que puede dar como resultado la clase de personas que pueden hacer de nuestro mundo una sociedad segura y sana”.

        El doctor Schuller continuó con la sugerencia de que “los cristianos sinceros” y las personas de la iglesia pueden encontrar una punta de lanza teológica en un acuerdo universal si logran ponerse de acuerdo en la necesidad del derecho universal e inexorable de cada persona a ser tratada con gran respeto simplemente porque él o ella es un ser humano.”

        Este ministro extraordinario también declaró: “Como cristiano, teólogo y hombre de la iglesia dentro de la tradición reformada, debo creer que es posible para la iglesia existir aunque pueda estar en grave error en sustancia, estrategia, estilo o espíritu”. Pero al final dijo, “los teólogos deben tener su estándar internacional, universal, más allá de los credos, es decir, su estándar debe ser transcultural y transracial.”

        El reverendo Schuller fue muy astuto en sus observaciones e increíblemente valiente al expresarlas en público. ¡Espero que esté orgulloso de sí mismo!

        Sugiero que tal estándar internacional, universal, más allá de los credos, transcultural y transracial para la teología sea la afirmación: “Todos Somos Uno. La nuestra no es la mejor manera, simplemente es otra manera”.

        Éste puede ser el Evangelio de una Nueva Espiritualidad. Puede ser la clase de espiritualidad que le dé a la gente un regreso a sí mismos.

        Éste es el trabajo que te estoy invitando a hacer en el mundo. Te estoy invitando a darle a la gente un regreso a sí mismos. La gente se vuelve a sí misma cuando le permiten pensar sus propios pensamientos más altos acerca de sí misma y anunciarlo. Le das a la gente un regreso a sí misma cuando lo anuncias por ellos.

        No dejes pasar ni un momento en el que tengas una oportunidad de decirle a alguien lo magnífico que es. No dejes pasar la oportunidad en que puedas ofrecer una alabanza. Dale a la gente el regalo de la autoestima, y les habrás dado un regalo que muchos no encuentran la forma de darse a sí mismos. Pero cuando se encuentren a sí mismos a través tuyo, y regresen a su más gloriosa visión y su propia grandiosa idea de lo que realmente son, ya no se perderán nunca más, porque los has regresado a sí mismos. Una vez estuvieron perdidos, pero ahora se han encontrado.

        Para cambiar el comportamiento de la gente cambia las ideas que la gente tiene sobre sí misma.

Para cambiar las ideas que la gente tiene de sí misma, cambia sus creencias acerca de la Vida y de Dios.

        Si crees que naciste en el pecado, que ahora eres un pecador y que siempre lo serás, ¿cómo crees que actuarás seguramente? Pero si crees que eres Uno con Dios, que caminas al mismo paso con la Divinidad, ¿cómo crees entonces que te comportarás?

        Te digo esto: Eres un ángel.

        Eres el ángel que alguien está esperando hoy.

        Ésta es una de las cosas más maravillosas que alguien me haya dicho nunca. Sólo desearía que fuera verdad.

        Es verdad. Pero si no puedes creer que lo sea, puede ser porque te han dicho que eres un pecador que no merece nada.

        Estoy de acuerdo contigo. Y no soy el único ser humano que lo cree.

        El rabino Harold S. Kushner expresa: “Siendo una persona que cree en un Dios amante, purificador y lleno de perdón, y uno que defiende la religión como una cura para las aflicciones del alma, me avergüenzo de que la religión se use para inducir la culpa más que para curarla, y por el número de personas de todos los credos que conozco y que me dicen sentirse constantemente abrumados por sentimientos de culpa e insuficiencia porque cometieron el error de tomar la religión muy en serio  cuando eran niños”.

        En su libro ¿Qué tan Buenos Tenemos que Ser?,el rabino Kushner también dice: “Es triste conocer a gente que se considera profundamente religiosa y descubrir que creen que la religión es, de hecho, un miedo infantil de perder el amor de Dios si alguna vez contrarían Su Voluntad”.

        El rabino Kushner habló con una voz que es valiente, clara y verdadera.

Ahora tienes una elección entre las creencias. Yo digo que eres mi ángel. Tú dices que no eres más que un modesto, servil pecador.

        ¿Qué creencia piensas que te sirve mejor? ¿Cuál crees que sirve mejor a la humanidad?

 

 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas