web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

LAS NUEVAS

 REVELACIONES

 

Capitulo 25

 

 Neale Donald Walsch 

 

Capitulo 25

Estás haciendo esto tan... irresistible. No sé qué decir.

       Di la verdad y después sé la verdad. Di sólo la palabra y tu alma será curada.

       “Soy un ángel. Soy Uno con Dios y Dios es Uno conmigo”.

       Bien. Muy bien.

 
   

       ¿Es verdad esto? ¿Realmente es verdad? ¿No estoy separado de ti? Toda mi vida me han dicho..

Tus religiones elitistas, exclusivistas no te han servido ni a ti ni a la humanidad, sólo han creado en ambos un enorme malentendido. Esto es porque el mensaje central de esas religiones es un mensaje de separación de Dios, cuando la realidad es que están eternamente unificados conmigo.

       ¿Estás diciendo que, básicamente, toda la vida está unificada?

       Sí.

       Sin embargo los humanos siempre han tenido esta pregunta en sus mentes. La ciencia ha estado

tratando de responderla durante siglos.

       Eso es exactamente de lo que se trata todo esto.

       Y ahora lo estamos escuchando en términos como la Teoría de la Super Red y otras descripciones

similares de nuestros físicos mientras tratan de explicamos en términos científicos lo que nos acabas de

explicar espiritualmente.

       Sí, ciencia y espiritualidad se están acercando cada vez más en tu planeta, y pronto se descubrirá

que las dos siempre fueron una. Es la misma disciplina, estudiada desde diferentes puntos de vista. Es el

estudio de la vida, y lo que la vida verdaderamente es, examinada y explorada desde diferentes

perspectivas.

       Muy pronto la ciencia confirmará muchísimas cosas que la espiritualidad les ha estado diciendo

desde siempre.

       Cuando lo haga, la raza humana se enfrentará con decisiones éticas y filosóficas a las que nunca

antes se había enfrentado.

       ¿Qué significa eso? No entiendo.

       La espiritualidad les ha estado diciendo que la vida es eterna, que ustedes son inmortales, que la

muerte es sólo un horizonte. La ciencia está a punto de demostrarles -y enseñarles maneras que puedan

empujar hacia atrás ese horizonte hacia un futuro muy distante.

       Quieres decir, extender nuestras vidas.

       Sí. Más allá de cualquier cosa que pudieran haber imaginado. La espiritualidad les ha estado

diciendo que ustedes crean su propia realidad, que ustedes tienen todos los secretos y el poder de la

vida en su interior. La ciencia está ahora a punto de enseñarles precisamente eso -y mostrarles maneras

en que pueden usar ese poder y esos secretos.

       La espiritualidad les ha estado diciendo que ustedes son Dios. No sólo que son una parte de Dios,

sino que son dioses, en una forma humana -”¿Acaso no les he dicho: sois dioses?'~. La ciencia está por

enseñarles eso -y mostrarles las maneras en que pueden influir en la vida con el poder de dioses.

       Cuando empiecen a poder hacer esto -y esto va suceder ahora, no dentro de décadas, sino años e

incluso meses- se enfrentarán con muchas, muchas decisiones. “¿Jugaremos a ser Dios?” se

preguntarán.

       Ésta va a ser la pregunta central del siglo XXI.

       ¿Hasta qué punto podrán “interferir” en asuntos que estaban acostumbrados a pensar que

supuestamente se le “dejaban a Dios”?, y, ¿hasta qué punto Dios les llama para que usen las

herramientas que les dio y con las cuales pueden obrar milagros?

       Éstas son el tipo de decisiones éticas para las que las religiones están esperando a prepararlos a

tomarlas en el futuro, tal y como en el pasado trataron de ayudarlas a tomar las decisiones sociales,

políticas y económicas. Sin embargo, a menos que ellos amplíen su propio sistema de creencias, las

religiones -aunque tengan buenas intenciones- no tendrán más éxito mañana del que tuvieron ayer.

        La religión organizada va a tener que expandir amplia y profundamente su comprensión de la

Vida y Dios antes de poder atacar los problemas de hoy, de lo contrario, mucho menos podrá con los del

mañana.

        ¿Serán peores los problemas del mañana?

        No peores, sino más complejos. Difícilmente podrían tener peores problemas que enfrentar que la

amenaza de su propia extinción, que es el que enfrentan hoy en día. Pero, los retos del mañana serán

mucho más complicados que la simple cuestión de si quieren vivir o desean morir.

        ¿Más complicada que la cuestión de si queremos vivir?

        Sí. En el futuro, después de haber tomado esta decisión, la cuestión no será si quieren vivir; sino

“¿Cómo?” y “¿Por cuánto tiempo?”

        Bueno, espera un minuto. Ahora has abierto toda un área de discusión. Antes que nada, clasificas a

los problemas de hoy como “una simple cuestión” de si queremos vivir o morir. ¿Así es realmente como

lo ves?

        En efecto, porque así es realmente como es. Eso es todo lo que la raza humana está decidiendo

ahora mismo.

        Tal como con las culturas que empiezan, su especie está haciendo una precoz decisión para su

desarrollo:¿Desea que ésta continúe o escoge la extinción? ¿Desea sobrevivir, o decide autodestruirse?

        Con cada decisión que toman en su vida en esta etapa de desarrollo inicial, están tomando esa

decisión más grande.

        Estoy seguro de no verlo de ese modo.

        No, tú no, y eso es lo que te marca como una cultura en su estado inicial de desarrollo. Como

niños, no ven las implicaciones a largo plazo de sus decisiones en-el-momento. Como niños, les interesan

más los resultados a corto plazo. Quieren lo que quieren, y lo quieren ahora.

        Sin embargo, cuando tu cultura pase de la niñez a la adolescencia, empezarán a identificar metas

a largo plazo que no pueden ser alcanzadas con un pensamiento a corto plazo. La gratificación

instantánea será remplazada con satisfacciones de largo alcance si deciden prolongar su existencia y

experimentarla en paz y con alegría.

        Esto no es de ninguna manera un asunto concluido. Esto no es de ninguna manera una decisión ya

tomada. Si ya lo hubieran decidido, no se estarían comportando en muchas de las maneras en las que se

están comportando ahora, individual y colectivamente.

        En un sentido muy real, están tomando esta decisión cada día, a cada momento. Cada momento es

un Punto de Decisión. Es en cada momento cuando decides si quieres “vivir una larga y próspera vida “,

como diría el popular personaje del programa televisivo de ciencia ficción, el Sr. Spock, o morir joven.

        ¿Estamos decidiendo a cada momento?

        Así es -para ustedes mismos y para su especie. En algunas maneras que son obvias, y en algunas

formas que son sutiles. Tu decisión de respirar es una decisión de vivir. Tu decisión de comer es una

decisión de vivir.

        Bueno, por supuesto que a ese nivel estamos decidiendo entre la vida y la muerte, pero, ¿quién

decide no respirar? ¿Quién decide no comer?

        Toda clase de gente. Gente que toma estas decisiones todo el tiempo. ¿Nunca has oído de alguien

que ha decidido dejar de comer?

        ¿O que pide que se apague su respirador?

        No es justo. Ésas son personas que ya se están muriendo, y las están manteniendo vivas con

medidas extraordinarias. Ellos simplemente están pidiendo “no tener medidas extraordinarias”.

        Y ellos se están muriendo ahora por otras decisiones que tomaron durante sus vidas. Decisiones

colectivas y decisiones individuales.

        Decisiones de contaminar su ambiente y después vivir en la contaminación. Decisiones de

envenenar su tierra y después comer la comida que crece en ese veneno. Decisiones de inhalar e ingerir

cosas que nunca se debieron introducir en el cuerpo, que no tienen uso y no tienen por qué estar allí.

Toda clase de decisiones, grandes y chicas, tomadas todo el día, todos los días.

        No piensan en estas decisiones como de “vida o muerte” porque están en una cultura que apenas

está despertando, porque aún no están completamente conscientes de las consecuencias de sus actos -y,

cuando lo están, pasan por alto lo que saben porque no pueden rechazar una gratificación a corlo plazo.

        Cuando maduren, como individuos y como especie, abandonarán la gratificación a corlo plazo a

favor de metas a largo plazo y muchas de las elecciones que hacen día a día y momento a momento, así

como sus conductas, cambiarán.

        Entonces, al final, tomarán la decisión de querer vivir una vida larga y próspera, y de que quieren

lo mismo para toda su especie. Es entonces cuando surgirán las preguntas más complejas.

        He pensado en eso, y creo saber la clase de preguntas de las que hablas.

        ¿Sí? Bien. ¿Qué clase de preguntas crees que son a las que me refiero?

        Bueno, el 8 de marzo de 2002 leí un artículo en el Arizona Republic de la Associated Press que

decía que “por primera vez los científicos dicen que han usado la éticamente delicada tecnología de

donación terapéutica para reparar una enfermedad hereditaria en un animal de laboratorio”.

        El artículo sigue informando, “Los expertos dicen que esto demuestra el potencial para corregir

muchos males comunes que afectan a los humanos”.

        Exactamente de esa clase de cosas es de lo que estoy hablando. Y eso es sólo el principio.

        Lo sé, lo sé. También acabo de leer acerca de un artículo nuevo y muy caro que aparecerá pronto

en los menús de los más finos restaurantes: filete de vaca donada.

        ¿Perdón?

        Filete de vaca donada. USA Today informó en la primavera del 2002 que “en la búsqueda del

filete perfecto, los científicos han creado la primera vaca donada de un costado de res de dos días. La

hazaña significa que los productores de carne escogerán células de res de una vaca muerta después de

que su carne ha sido evaluada, para crear entonces un rebaño de dones grado-A. El primero de tal don

nació en  la Universidad de Georgia, y forma parte de una colaboración de investigaciones entre el

Colegio de Ciencias Agrícolas y Ambientales y una compañía privada”.

        Sí, bueno, ése es un buen ejemplo de a dónde se dirige su sociedad con sus nuevas tecnologías, y

los humanos muy pronto tendrán que tomar decisiones que nunca se habrían imaginado que tendrían que

tomar.

        La investigación de células madre va a abrir perspectivas que una vez pensaron como cosas de películas de ciencia ficción, incluyendo la posibilidad de una vida muy larga, de reparar el daño del cuerpo y curar las principales enfermedades con una simple inyección, y de prevenir muchas de los principales enfermedades para que no vuelvan a aparecer, mediante la manipulación genética prenatal.

        Asombroso. Esto da lugar a preguntas como: ¿Es correcto dejar que un niño nazca con una predisposición genética para, digamos, la distrofia muscular, si la terapia prenatal de transplante genético la puede prevenir? O, ¿qué hace que esté bien el tratar a un niño con distrofia muscular después del nacimiento, pero no antes de nacer?

        Exactamente.

        ¿Pero no es Dios el que decide qué niño llega a vivir una vida normal y quién llega discapacitado?

¿No se espera que lo prevengamos, o si? Si no quisieras que un niño nazca incapacitado, no dejarías que pasara.

        ¿Es eso lo que crees?

        Algunos de nosotros lo creemos así. Las cosas pasan porque tú quieres que pasen. Es la “Voluntad de Dios”.

        Ya veo. ¿.y quién crees que “dejó que pasara” que los investigadores médicos encontraran una

manera de prevenir tales tragedias a través de la terapia genética prenatal?

        ¡El diablo! ¡El diablo los hizo hacerla! ¡La ciencia está siendo atacada por locura homicida! ¡Esto es llevar las cosas demasiado lejos!

Eso es lo que muchas personas dirán. Eso es lo que muchas personas están diciendo ahora mismo.

        Sí. Es la creencia actual de mucha gente en la tierra de que Dios es quien decide cuáles humanos deben sufrir y cuáles no. Será un gran shock para la humanidad saber que ustedes son los que están tomando esta decisión. La están tomando todos los días y están fingiendo que no lo están.

        Se resistirán a “jugar a ser Dios” hasta que la evidencia de que era su destino actuar como tal

sea tan grande que ya no puedan continuar ignorándolo.

        Como a Hermann Kümmell en Hamburgo a finales de los 80 del siglo pasado, a sus investigadores de hoy les será muy difícil convencer a los demás que es una buena idea usar los adelantos técnicos médicos en la prevención de enfermedades debilitadoras hasta que se vuelva dolorosamente obvio -y digo estas palabras de manera literal... hasta que se vuelva dolorosa mente obvio- que no hacerla sería inhumano.

        Mira, si fuese una cuestión de ciencia pura, no habría más que hablar. Pero no han permitido que sea sólo una cuestión de la ciencia. Lo han convertido en una cuestión teológica.

        La cuestión se ensombrece cuando llegan al punto de pensar en que es lo que “Dios” quiere, cuando empiezan a argüir que el área de genética es el “dominio de Dios” y no el dominio apropiado de la ciencia médica.

        Ahora se vuelve un asunto “moral”-una cuestión de “correcto” o “incorrecto “, no un asunto de lo que 'funciona” y lo que “no funciona“.

        Incluso no haría ninguna diferencia el que se pudiera demostrar que una terapia de trasplante genético prenatal 'funciona” para prevenir enfermedades discapacitantes en niños. Los humanos seguirían insistiendo que es “incorrecto” si pueden sostener que es “inmoral”.

        Ésta es la clase de cuestiones complejas que enfrentarán y las decisiones difíciles que tendrán que

tomar en un futuro muy cercano y a lo largo del siglo XXI -asumiendo que tu respuesta a la primera

pregunta “¿Nosotros como especie, deseamos sobrevivir?” sea afirmativa.

        Si ni siquiera pueden explorar efectivamente esa pregunta, mucho menos podrán contestarla,

mientras se vean a sí mismos como separados de todos los demás, y éste es el mensaje central de su

actual sistema de creencias. .

        Pero no entiendo por qué ese pensamiento -aunque sea inexacto- ha tenido tanta fuerza destructiva

en la experiencia humana.

Incluso si pensamos que no todos somos “uno”, ¿no podrían los seres que todavía piensan en sí mismos

como individuos encontrar una manera de llevarse bien?

        El problema es éste. El instinto principal de su especie es la sobrevivencia.

Recuerda lo que te dije. Los Principios Básicos de la Vida son Funcionalidad, Adaptabilidad y

Sustentabilidad.

        En esta etapa de su desarrollo colectivo todavía no tienen claro que su Sustentabilidad no está en

cuestión.

        ¿Significa que no lo está?

        No. No es posible que no sobrevivan. Te explicaré esto más adelante cuando revisemos la Novena

Nueva Revelación, dentro de poco. Por ahora, vaya preguntarte si lo aceptas.

        Está bien.

        Eso Que Son (y recuerda, ustedes No son su cuerpo) siempre “sobrevivirá “.No puede no

sobrevivir, porque su esencia es la Vida Misma -y la Vida expresa el principio de Sustentabilidad en,

por y a través de ti, eternamente.

        Así que no es una cuestión de si sobrevivirán, sino en qué forma lo harán.

        ¿Suponemos que deseamos sobrevivir en nuestra forma actual, en forma humana?

        Bueno, por supuesto, ésa es la forma en que desean sobrevivir, principalmente porque no conocen

ninguna otra forma. Lo han olvidado. No la recuerdan.

        Muchos de ustedes ni siquiera están seguros de que sobrevivirán a la muerte de su cuerpo en lo

absoluto, en ninguna otra forma. Así que es muy comprensible que se apeguen profundamente a la

sobrevivencia de su cuerpo físico. Profundamente.

        ¿Qué tiene de malo? Eso es saludable, diría yo.

        No hay nada malo en ello. Hasta se podría decir que 'funciona” -siempre y cuando sepas que este

“cuerpo” que imaginas es mucho más grande de lo que parece. Esto es, si te das cuenta que TODOS los

cuerpos son parte de Un Solo Cuerpo. En ese caso, tú pelea por la sobrevivencia será una pelea

colectiva, y una expresión del Principio Básico de la Vida en sí -el principio de Sustentabilidad.

        Si pensaras que todos esos cuerpos son parte de Un Solo Cuerpo, no harías nada que redujera las

oportunidades de sobrevivencia de toda la humanidad, y harías todo para incrementar esas

oportunidades.

        Esto es exactamente lo opuesto a lo que han estado haciendo hasta ahora.

        Con su maltrato al ambiente y su ecología, con su mal uso de sus políticas y sus economías, con su

comprensión incompleta de la verdad espiritual tal como fue expresada en tantas de sus religiones, con

los errores de sus construcciones mentales y sus convencionalismos sociales, y con todas esas conductas

que surgen de todo esto, están haciendo muchas cosas que reducen las oportunidades de sobrevivencia

para la colectividad llamada humanidad. Tantas cosas, de hecho, que esas oportunidades se están

reduciendo cada vez más cada día.

        Los humanos están haciendo estas cosas precisamente porque la mayoría no piensa en sí misma

como parte de una colectividad.

Se piensan como seres separados viviendo vidas separadas en un planeta donde otros seres separados

están viviendo otras vidas separadas.

        Y mientras no sepan y entiendan perfectamente en algún nivel que los seres separados pueden

vivir mejor cuando cooperan unos con los otros que cuando no lo hacen, continuarán viviendo de

acuerdo con la idea de “sobrevivencia del más fuerte” cada vez que se sientan amenazados.

        Es la idea de “mi-sobrevivencia-primero-y-la tuya-si-estoy-deacuerdo-y-lo-puedo-manejar” -que

aunque no la muestran todos los seres humanos, sí lo hace la mayoría- que trabaja en contra del bien

colectivo y, de hecho, crea un mundo en el que está constantemente amenazado, y en peligro de ser

destruido.

        Como se imaginan que son un cuerpo separado, creen que las experiencias que crean para ustedes

sólo las experimentan ustedes. También creen que las cosas que piensan, hacen y dicen respecto a otros

no tienen un efecto directo en ustedes. Ésta es la idea que permite que los seres humanos cometan actos

impensables y despiadados de violencia.

        Pero no todas las acciones humanas y no todos los seres humanos son violentos. En algunas

personas hay bondad, valor, caridad, amabilidad y compasión.

        Eso es profundamente verdadero y esto frecuentemente surge a través de conductas humanas.

Actos de heroísmo y amabilidad, compasión y bondad abundan en los anales de la historia humana, y en

la actualidad saltan a la vista en todas partes.

        Así que de lo que se trata es de qué lado de la naturaleza humana vencerá.

        ¡No!

        No, no y mil veces no.

        Nadie es violento porque esa sea la “naturaleza humana “.

        Odio decido, pero como yo lo veo, de alguna manera me parece algo muy normal.

        “Normal” no es “natural”.

        Decir que una cosa es normal sólo significa que es algo que se hace a menudo y de manera

regular. Decir que algo es natural significa que es intrínsecamente parte de algo.

        La violencia no es una parte intrínseca de los seres humanos. Sin embargo, la ilusión de que es

una forma efectiva de resolver los problemas humanos se ha vuelto tan persuasiva que se asume que es

una condición humana natural. Pero los seres humanos no son violentos por naturaleza.

        ¿Pero qué pasa con esos que dicen que es la naturaleza de la vida ser violentos? Argumentan que la

vida misma es violenta. Señalan que la violencia en el reino animal y la violencia en la naturaleza y la

violencia en el Universo, con estrellas que explotan e implosionan y asteroides chocando y galaxia s

enteras desapareciendo, apoyan su afirmación de que por supuesto los humanos son violentos por

naturaleza. De que la Violencia es la naturaleza de las cosas.

        Hay una enorme diferencia entre resultados de ocurrencia natural -como el proceso del sistema

solar que describes- y resultados de creación consciente, tal como la decisión de responder

violentamente a las circunstancias humanas.

        También hay una diferencia entre la respuesta instintiva de algunas especies vivientes y la

respuesta consciente de otros.

        La Vida se expresa a sí misma en muchos diferentes niveles de conciencia y autoconciencia. A

mayor nivel de conciencia, mayor grado de autodeterminación, a mayor habilidad para escoger y decidir,

anunciar y declarar, expresar y completar, mayor es la noción que uno tiene de quién y qué es.

        Cada acto es un acto de autodefinición.

        Estoy confundido. Creí que habías dicho que la idea de ser “mejor” es lo que mete a los seres

humanos en problemas. Ahora estás diciendo que algunos seres vivos operan a un mayor nivel de

conciencia que otros. ¿Cómo cuadra todo esto en tus afirmaciones anteriores de que la superioridad es

una ilusión?

        Un alto nivel de conciencia no es “mejor” que uno bajo.

        Estar en sexto grado no es “mejor” que estar en tercero. Es simplemente estar en sexto. Con sus

acciones y con su forma de ser los animales anuncian en qué grado están. Lo mismo hacen los humanos.

        Los animales demuestran no cómo es la vida intrínsecamente, sino su nivel de conciencia acerca

de cómo es la vida en realidad.

Y así, con sus acciones, lo demuestran los humanos.

        Los seres humanos una vez afirmaron ser el más grandioso logro de Dios, los seres de mayor nivel

de desarrollo, con dominio sobre las criaturas que se arrastran y los pájaros que vuelan y los peces en el

mar. Hasta ese punto llegaba su arrogancia.

        Caray, éste es un punto de vista que todavía se tiene y se enseña en algunas de las religiones del

mundo.

        Sí. Pero no puede continuar siendo suscrito seriamente ni siquiera por un observador casual del

comportamiento humano.

        Entonces, si la violencia no es natural, ¿qué es lo normal? ¿Por qué la ira es un aspecto constante

de la conducta humana?

        Espera un minuto. Igualaste la violencia con la ira. Hiciste que pareciera que son uno. Pero la ira

y la violencia no son la misma cosa, y no deben confundirse.

        La ira es una emoción natural. Es muy natural enojarse a veces.

Incluso es bueno hacerlo. Es decir, funciona, si lo que deseas es vivir una vida armoniosa.

        ¿Qué? No entiendo. Siempre he experimentado la ira como trastornadora.

        Es porque no has conocido una manera apacible y amorosa de expresarla.

        Expresada con amor, la ira es la descarga de la desarmonía, no la creadora de ella.

        Nunca había oído eso antes. Nunca lo pensé de esa manera.

        Pues ésa es la única función de la ira. Está construida dentro del sistema. Forma parte del ser

humano. Es una válvula de presión para liberar energía negativa.

        No es la liberación de energía negativa, sino la manera en que la liberas lo que te mete en

problemas. No es la expresión de la ira, sino el modo en que la expresas lo que te causa preocupación.

        Hay muchas formas de liberar la ira que no implican ninguna clase de violencia, ni física ni

verbal. Aprender a liberar la ira de estas maneras es un signo de madurez.

        ¿Cómo puedo hacerlo? .

        Hay muchas maneras en que lo puedes hacer y mucha gente que puede ayudarte a aprenderlas.

Algunas personas asisten a clases de administración de la ira. Otras aprenden a meditar. Otras

simplemente empiezan a hacer nuevas elecciones sobre cómo van a expresar su ira, con base en nuevas

decisiones sobre quiénes son. Quien está en verdad interesado en aprender cómo expresar la ira con

amor, puede encontrar la ayuda fácilmente.

         Por ahora, entiende que la ira no es una emoción negativa, es sanadora. La ira libera energía

negativa. Lo que hace que sea una emoción positiva es que te ayuda deshacerte de algo que no quieres y

a vivir una vida armoniosa.

         La ira y la armonía van de la mano. La ira que se expresa completamente, con la maravilla de sus

cualidades curativas, es una ira que se expresa maravillosa y completamente, y que puede enriquecer

cualquier momento entre los seres humanos, porque es producto de la autenticidad y la verdad y no hay

mayor sanador que eso, ni camino más corto hacia la armonía.

         La ira que no se expresa maravillosamente, sino a través de violencia física o verbal, daña en vez

de sanar.

         Un daño no puede curar un daño, sin importar cuánto esfuerzo se haga intentándolo.

         Entonces, ¿por qué continuamos usando la violencia como el medio principal cuando tratamos de

resolver un conflicto?

         Porque la violencia ha sido inyectada profundamente en su cultura moderna.

         Hay cientos de maneras en que los humanos han permitido que esto ocurra -cada uno de los

cuales los humanos vehementemente niegan.

         Algunos humanos niegan con vehemencia que las imágenes de violencia -las películas y

programas de televisión muestran violencia, los comics y juegos de video son una constante andanada de

representaciones de violencia en todas las maneras imaginables tengan algún efecto en el

comportamiento humano. Al mismo tiempo, en Estados Unidos pagan millones de dólares para presentar

sesenta segundos de imágenes violentas, a los aficionados, en un comercial del SuperBowl, precisamente

porque saben cómo influyen esas imágenes en el comportamiento humano.

         Si nos basamos en su propia clara evidencia sociológica, parecería imposible concluir que las

imágenes violentas que constantemente se ponen frente a los humanos no tienen nada que ver con

concebir la violencia como un medio aceptable de resolver los conflictos humanos.

         Y te digo esto: Lo que concibes, recibes.

         El proceso de creación humana es muy simple. Es un proceso que podrías llamar Cebida.

         ¿Cebida? ¿Ésa es una palabra?

         Es parte de una palabra, y describe perfectamente el proceso por el cual los seres humanos ponen

creaciones a trabajar. Es cómo construyen la vida que están viviendo.

         Primero, una idea es con-Cebida. Es decir, nace dentro de su cultura. Después, la idea es Per-

Cibida. O sea que adoptan un punto de vista acerca de ella. Finalmente, la idea es re-Cibida. Es decir, la

vuelven a experimentar, esta vez en una forma física. Esto significa que de un pensamiento interior se

convierte en una realidad física exterior.

         Para entender esto con más claridad, veamos cómo ha funcionado este proceso en la creación de

la experiencia de incrementar la violencia en su planeta.

         Primero, advierte que la idea de que se puede usar la violencia efectivamente como una solución a

los problemas humanos se está gestando de manera amplia en su cultura. En épocas pasadas habría sido

difícil para muchas personas concebir siquiera tal cosa.

Ahora, tales ideas son compartidas incluso por los jóvenes, en una variedad de formas.

         Con la amplia difusión de este mensaje, la gente de su especie y particularmente los jóvenes -

quienes no pueden recordar un tiempo en que no se mostrara la violencia como una manera de resolver

problemas- forman su punto de vista personal acerca de esta idea.

Lo que fue con-Cebido ahora esper-Cibido, y la Percepción es que la violencia es efectiva y, por lo tanto,

aceptable.

         Esta idea regresa a quienes la pensaron. Regresa en una forma manifestada físicamente. Lo que es

con-Cebido y per-Cibido es de esta manera re-Cibido.

         El resultado de este proceso es lo que están recibiendo cada día.

         Pero los seres humanos eran violentos mucho antes de que las tecnologías de difusión masiva

extendieran la idea de la violencia como un medio de resolver conflictos.

        Tienes razón en eso. Sus medios masivos y sus tecnologías, su actual habilidad para compartir

instantánea y gráficamente sus comunicaciones más violentas, sólo ha hecho que el problema se eleve a

proporciones que amenazan al planeta. Pero como lo señalas, la violencia ha existido durante siglos.

        Primero surgió de la comprensión más primitiva de la Vida y de Dios del hombre. Repasa otra vez

la primera parte de este diálogo en donde lo describimos. Recordarás que, en suma, los humanos han

asumido que las fuerzas de la naturaleza que de tiempo en tiempo parecía que trabajaban en su contra,

eran el resultado de decisiones concientes tomadas por algo ajeno que era más fuerte que ellos. Esto

evolucionó hacia el pensamiento de que ellos eran los elegidos de una deidad enojada. De ahí en adelantelos nativos buscaron no “hacer enojar a los dioses”. Así que desarrollaron rituales para aplacarlos y pacificarlos.

        Más adelante estas ideas primitivas dieron lugar a una mayor comprensión de la naturaleza, pero no era fácil deshacerse de la superstición. Los sistemas de creencias ya se habían construido, y cuando la concluyente evidencia física de cómo funcionaba el mundo las desmintió, simplemente las ajustaron para adaptarlas al nuevo conocimiento.

        Al final, surgieron las religiones organizadas, y muchas de estas instituciones -en particular aquéllas que promulgaron doctrinas de superioridad y exclusividad-- alentaron la percepción de un Dios enfadado que quería las cosas de una manera, Su manera, y a quien tenían que apaciguar y aplacar.

        Así, la venganza y la violencia se convirtió en una característica Divina, de la que se habla en muchas Escrituras Sagradas, como hemos mostrado gráfica y repetidamente en este diálogo.

        Y ya sea que las religiones de esas Escrituras efectivamente estimulen o no la violencia, muchos de sus seguidores han estado dispuestos a creer que sí lo hacen, pues en tales creencias yace su justificación para hacer cosas injustificables y decir que hacen justicia.

        Todavía no lo entiendo. A medida que los seres humanos evolucionaron y se volvieron cada vez

más y más sofisticados en su comprensión de la naturaleza y la vida y cómo funcionaba todo, seguramente

podrían haber abandonado la idea de que la violencia era “natural” y, por consiguiente, que era correcta.

¿Cómo pudieron continuar creyendo eso?

        Porque esta creencia está basada en otras creencias, creencias subyacentes que nunca han sido

seriamente desafiadas.

        Éstas son creencias fundamentales, inculcadas a la sociedad tan precisa y seguramente como la

violencia masiva es inculcada en su sociedad de hoy.

        El Mito de la Creación de casi cada cultura humana cuenta, de una forma u otra, una historia de

una Deidad enfadada que se separa a Sí Misma de los humanos con una perorata sobre la inhabilidad de

éstos para hacer lo que Él ha pedido.

        Para reforzar el mensaje, las escrituras de casi cada religión importante contienen pasajes que

describen vívidamente nuevos actos de ira y violencia de un Dios iracundo.

        La ilusión de desunión e indignidad -la idea de que toda la vida está separada, en vez de

intrínsecamente unificada, y de que los humanos son inherentemente malos- es la causa de conductas

disfuncionales y violentas.

        Los humanos actúan violentamente porque creen que están solos -que, al final, están aislados- y

que deben hacer lo que sea para preservar, proteger y defenderse en un mundo lleno de maldad.

        ¿Y qué es ese 'yo” que deben defender? Pues el cuerpo, por supuesto. Eso es lo que piensan. Y así,

la sobrevivencia del cuerpo se convierte en el principal motivador de los humanos, y en cuanto sienten

que la seguridad, estabilidad o sobrevivencia de sus cuerpos es amenazada, atacan a otros en defensa del

yo que creen que son -y dicen que lo hacen en defensa propia.

        Como has visto a otros cuerpos como el tuyo hacer lo que llaman “morir”, piensas que tú también

puedes morir, así que haces todo lo posible por evitarlo -porque crees que si mueres será tu fin.

        Tu observación de que tu cuerpo puede “morir” -es decir, dejar de funcionar- es correcta, pero no lo es el pensamiento de que tú eres tu cuerpo.

        Aquí es donde está tu confusión, aquí es donde se origina tu miedo, y ésta es la fuente de todo el horror que han creado colectivamente y experimentado en conjunto en su vida en la Tierra.

        Mas ahora es tiempo de que tu confusión termine. Es el momento para que dejes de crear el infierno sobre tu Tierra.

De que elijas entre crear el último horror, el cual terminará con la vida en la Tierra, o dejar de crearlo.

        Así que aquí está mi invitación de hoy:

        No termines con tu vida, termina con tu confusión.

 

 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas