web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

LAS NUEVAS

 REVELACIONES

 

Capitulo 26

 

 Neale Donald Walsch  

 

Capitulo 26

¿Ésa es realmente la opción que tenemos, verdad?

        Ésa es realmente.

 
   

        Lo he puesto en términos tan rígidos para que pudieras captar con rapidez la gravedad de tu

situación actual.

 No te confundas respecto a esto. Se han puesto ustedes mismos en la más terrible de las

circunstancias. Han llenado los corazones de millones de humanos de desesperanza, de ira, de odio y de

intenciones desesperadas.

        Y ahora, gracias al rápido desarrollo de sus tecnologías modernas, han puesto

en las manos de esos humanos enojados la habilidad de ventilar su negatividad con herramientas de

destrucción más allá de cualquier cosa que pudieran haber soñado en sus peores pesadillas.

        ¡Y sigues haciendo hincapié en esto! ¿Estás tratando de desalentamos más allá de toda esperanza?

        No, estoy tratando de despertarte.

        Está bien, está bien. Ya estoy despierto. Pero ahora que estoy despierto y consciente, todo lo veo

peor y no mejor. ¿Hay alguna esperanza?

        ¡Hay enormes esperanzas! ¡Hay una extraordinaria oportunidad! ¡Hay una oportunidad

grandiosa! Pero deben de estar dispuestos ahora, ahora mismo, a capturar el momento, a capturar el día.

        Debes decidir -aquí y ahora, en estos días y tiempos, no en un distante y lejano futuro- si el mundo

será modelado con herramientas de devastación o con herramientas de recreación, con palabras de odio

o palabras de esperanza, con actos de guerra o actos de paz, con pensamientos de temor o pensamientos

de amor.

        Debes decidir si vas a ser DEStructivo o CONStructivo.

        Ahora pueden ustedes destruirse completamente, o pueden recrearse de nuevo en una versión más

grande de la visión más grande que hayan tenido jamás acerca de quiénes son -como individuos y como una especie llamada Raza Humana.

        ¿Cómo podemos recreamos a nosotros mismos de nuevo? ¿Cómo podemos crear un Nuevo Humano? ¿Una Nueva Sociedad? ¿Una Nueva Espiritualidad? ¿Una Nueva Política? ¿Una Nueva Economía? ¿Un Nuevo Mundo? ¿Cómo lo haremos?

        Lo has preguntado otra vez, así que lo contestaré otra vez. Empieza en el nivel de las creencias.

        He estado diciendo que la causa que origina los problemas de la humanidad es lo que creen. Sin embargo, muchas personas no lo creen. Preferirían creer las creencias que han Producido lo increíble.

        Su actual sistema de creencias ha producido un horror increíble, devastación increíble, destrucción increíble, crueldad increíble, tristeza y sufrimientos increíbles; opresión, ira, odio, conflictos, guerras y matanzas increíbles.

        Las maneras en que los seres humanos se conducen, las cosas que los seres humanos se hacen unos a otros, son increíbles. Sin embargo, muchos humanos preferirían aceptar que ellos no pueden creer que cambien las cosas que hacen.

        Entonces, es irremediable...

        No, no lo es, porque por primera vez en mucho tiempo, el número de esas personas está disminuyendo.

        El número de personas que ven que sus viejas creencias ya no funcionan está aumentando. El número de personas dispuestas a decir “Debe de haber otra manera” está creciendo.

        Ese número está llegando rápidamente a la masa crítica -y lo que tú puedes hacer es ayudar a alcanzarla.

        Ahora aquí hay algo que debes saber. “La masa crítica” no es tan difícil de alcanzar. El número ni siquiera es tan alto como piensa la mayoría de las personas. Se toma sólo un porcentaje muy pequeño del total para formar la suficiente masa que afecte al todo.

        La masa crítica no es más de la mitad, no es 25 o 30%, ni siquiera es 10%. La masa crítica se puede obtener con menos de 5% del total moviéndose en una sola dirección.

        Puesto de otra manera, se toma sólo una ficha del dominó para hacer que caiga el resto de las fichas.

        Y así, es tal como dije las dos veces anteriores. Lo que se necesita ahora es un pequeño número de personas, un diminuto porcentaje que esté dispuesto a convertirse -en sus naciones, sus ciudades, sus pueblos, sus colonias y comunidades e iglesias, sinagogas, templos y mezquitas, salas comunitarias yasambleas de partidos políticos e incluso en sus propios hogares- en la Primera Ficha del Dominó.

        ¿Como qué parece eso? ¿Cómo puede hacer eso la gente?

        Parece como gente defendiendo lo que cree -pero que antes está dispuesta a mirar lo que cree, a probar lo que cree contrastándolo con los resultados que sus creencias están produciendo, y a cambiar lo que cree si hay indicios claros de que es necesario cambiarlo.

        En otras palabras, parece como dar los Cinco Pasos hacia la Paz.

        Sí. Cada persona lo debe hacer individualmente.

        Después parece como tener la apertura y la valentía de explorar y examinar, de un modo serio, cualquier nueva revelación que le sea dada al alma humana cuando el corazón humano se abre para crear una mente abierta.

        Puedes, como punto de partida, considerar las Nuevas Revelaciones que les he dado aquí. No las deseches sin más ni más, ni las alabes hasta el cielo, en vez de eso examínalas profundamente. Ve si

pudiera haber alguna verdad en ellas para ti; determina si pudiera haber algún valor en ellas para la

raza humana.

        Se lo deben a sí mismos. Es más, te lo debes a ti mismo. No ha habido ninguna nueva construcción

teológica seria presentada a la raza humana en un milenio. No ha habido una expansión de sus teologías en cien generaciones. No han desafiado a su Dios en mucho tiempo.

        Ha llegado el momento de que tengas más valor que para ninguna guerra a la que te hayan llamado, más que el que ninguna penuria te haya demandado alguna vez, más que el que cualquier sufrimiento haya requerido. Ha llegado el momento de que te confrontes a ti mismo en el nivel de tus creencias. La razón por la que esto requerirá tanto valor es que sus creencias forman las bases de quienes creen que son.

        Debes retarte.

        Debes retar a tu sociedad.

        Debes retar a tu mundo.

        Deben preguntar colectivamente:

        ¿Es esto quienes somos? ¿Es esto lo que elegimos ser?¿Es ésta la única manera en que podemos vivir? ¿Es ésta la única manera de comportamos que conocemos? ¿Es posible que haya alguna otra manera?

        ¿Podría esta otra manera acercarnos más a lo que decimos, como especie, que realmente queremos? ¿Nos estamos perdiendo de algo aquí? ¿Tenemos el valor de mirar seriamente a lo que eso podría ser? ¿Tenemos el valor de aceptar la respuesta que nuestra búsqueda nos descubra?

        ¿Cómo podemos hacer esta búsqueda, este cuestionamiento, en una manera que marque una diferencia? La gente se ha estado haciendo estas preguntas desde siempre. No veo que el preguntar, el buscar y ni siquiera el encontrar nuevas respuestas haya cambiado mucho la manera en que funciona el mundo.

        Lo que se requiere ahora es acción de grupo. No puedes hacer esto solo, ni un líder carismático o maestro espiritual podrían producir solos el milagro. El tiempo de gurús individuales que vienen a cambiar el mundo se acabó. Llegó el momento de cambiar la realidad colectiva mediante la conciencia y la acción colectiva.

        Así es como debe de ser, pues tu realidad presente ha sido creada colectivamente. Ahora es tiempo de que lo recrees colectivamente.

       Trabajen, pues, en forma colectiva. No sigan el dominio individual, sino dominar individualmente la conciencia colectiva.

       Después trabajen colectivamente para despertar al colectivo llamado Humanidad.

       El mundo está ahora listo y dispuesto para tomar tal acción, pues ahora se puede establecer la

comunicación de grupo como nunca antes. Ahora todo el mundo está conectado. El planeta entero está

ahora conectado. Tienen herramientas que nunca antes habían tenido.

       ¿Estás hablando del Internet?

       De todas sus tecnologías modernas. Todas ellas. El Internet, teléfonos celulares, faxes, correo

electrónico, videos caseros hechos fácilmente, discos compactos que pueden quemar en su propia

computadora en casa y mandarlos a todos lados.

       Tú dime. Han avanzado hacia una era de comunicación mundial instantánea y fácil.

       Se ha dicho que sus tecnologías rápidamente desarrolladas están amenazando con destruir a la

humanidad. Pero son ellas mismas las que la pueden salvar.

       Úsenlas para crear la Nueva Realidad que deseen experimentar. Úsenlas para crear al Nuevo

Humano en que se quieren convertir. Úsenlas para construir la Nueva Espiritualidad que desean

expresar.

       Pero recuerden usarlas colectivamente. Es una acción colectiva lo que está destruyendo al mundo.

Es sólo una acción colectiva lo que lo puede salvar.

       Sí. Por eso es qué he sugerido que la gente forme grupos que se comprometan colectivamente a dar

los Cinco Pasos hacia la Paz. Recopilen firmas. Patrocinen discusiones y diálogos. Impriman folletos y

volantes.

       Publiquen los Cinco Pasos en el periódico, algo así como:

       COMO BUSCAMOS CREAR ARMONÍA EN NUESTRO MUNDO, NOSOTROS, LOS

FIRMANTES, NOS COMPROMETEMOS AQUÍ PÚBLICAMENTEA DAR LOS CINCO PASOS

HACIA LA PAZ:

       1. Reconocemos que ciertas viejas creencias acerca de la Vida y acerca de Dios ya no están

funcionando.

       2. Reconocemos que hay algo que no entendemos acerca de Dios y acerca de la Vida, cuya

comprensión podría cambiar todo.

       3. Estamos dispuestos a nuevas comprensiones de Dios y la Vida de hoy en adelante,

comprensiones que podrían producir una nueva forma de vida en este planeta.

       4. Estamos dispuestos a explorar y examinar estas nuevas comprensiones y, si se alinean con

nuestra verdad y comprensión más profunda, incluirlas para ampliar nuestro sistema de creencias.

       5. Estamos dispuestos a vivir nuestras vidas como una demostración de nuestras creencias.

Pídanles a figuras prominentes de la comunidad -incluyendo líderes políticos y de negocios- que lo firmen

antes de publicarlo e incluyan sus firmas al final del documento. Creen una marejada. Involucren a

grupos. Grupos de ciudadanos, cívicos y de servicio, grupos de la iglesia y religiosos, grupos culturales y

educacionales, grupos de ancianos y jóvenes, grupos de gobierno y legislativos. Creen coaliciones de

grupos ya existentes. Formen nuevos grupos. No dejen que la idea se diluya.

       Pero ¿qué se puede hacer para motivar a las personas a cruzar una línea como ésta?

       La excitación de nuevas posibilidades. Y la seguridad de que ellos tienen el poder de cambiar el

mundo. Si la gente cree que es impotente, no hará nada. Si la gente realmente cree que hay algo que

puede hacer, lo hará.

       Deben convencer a las personas de que hay algo que pueden hacer. Después enséñenles cómo se

puede hacer más fácilmente de lo que nunca pudieran haber imaginado, si primero crean un estado de

ser, después permiten que lo que hagan fluya naturalmente de lo que están siendo, en vez de tratar de

encontrar algo que hacer “por hacer algo” sin cambiar totalmente lo que están siendo.

       Sólo hacer algo no es la respuesta. Toda la comunidad mundial ha estado intentando “hacer

algo” respecto a sus problemas durante mucho tiempo. Nada ha hecho un cambio duradero. La raza

humana está todavía actuando como lo ha estado haciendo durante siglos.

        Ser algo es la respuesta. La comunidad mundial entera no ha tratado de “ser algo” en respuesta a

sus problemas durante mucho tiempo. Pero esto es lo que produce un cambio duradero. La raza humana

podría entonces dejar de actuar como lo ha estado haciendo por siglos.

        Cuando lo que hagas sea un reflejo de lo que eres, en vez de un intento de crear lo que desearías

ser, sabrás que has producido un cambio duradero en ti mismo. Esto es lo que produce un cambio

duradero en el mundo.

        Recuerda lo que dije anteriormente. No puedes “hacer” tranquilo, sólo puedes “ser” tranquilo.

No puedes “hacer” amoroso, sólo puedes “ser” amoroso. No puedes “hacer” unificado, sólo puedes

“ser” unificado.

        Busca entonces cambiar tu estado de ser. No busques primero cambiar el mundo, busca primero

cambiar el ser.

        Cuando lo logres, tus acciones cambiarán automática mente.

        Cómo. ¿No busques cambiar el mundo? ¡Toda esta conversación ha sido acerca de cambiar el

mundo!

        Dije, no busques primero cambiar el mundo. No cambiarás el mundo comenzando por tratar de

cambiar el mundo. Lo cambiarás si primero cambias tu ser. Debes decidir primero algunas cosas

importantes acerca de tu ser, llegar a algunas nuevas conclusiones dentro de ti mismo acerca de quién

eres, acerca de Dios y acerca de la Vida, y después comenzar a vivir esas decisiones.

        Este proceso interior puede, de hecho, producir cambios en el mundo que te rodea, porque el

mundo que tocas es afectado por la manera en que lo tocas.

        Quién eres y cómo eres afecta al mundo en un grado mucho mayor de lo que te puedes imaginar.

Pero recuerda esto. No puedes lograr la paz interior si estás nervioso por no alcanzar la paz exterior.

        Por lo tanto, no ates tus esfuerzos para una transformación personal a un resultado llamado

transformación planetaria, o puede que no logres ninguna.

        Comparte con la gente del mundo, si deseas, pero comparte con ellos no lo que tú piensas que sus

experiencias debieran ser, sino lo que sabes que tu experiencia ha sido. Enseña a otros si preguntan, pero

enséñales que tú no tienes sus respuestas, sino que ellos tienen las suyas.

        Y deja a un lado cualquier expectativa de que cualquier decisión que estás tomando, o cualquier

información que estás compartiendo acerca de lo que tú eres y lo que eliges ser, tendrán algún impacto

en algo o en alguien más.

        No requieras esos resultados.

        ¿Por qué? No lo entiendo. ¿No son los resultados los que nos dan una sensación de satisfacción y

nos permiten seguir adelante?

        Si son los resultados los que te dan una sensación de satisfacción y los que te permiten seguir

adelante, entonces la falta de resultados te traerá un sentido de frustración que ocasionará que te

detengas. Y esto te derrotará.

        Ya lo veo, ¿pero cómo evitarlo?

        Para empezar, siendo claros en por qué estás involucrado en lo que sea que estés siendo y

haciendo.

        Que es....

        La autorrealización. Percibir al Ser en el siguiente nivel más alto. Para saber quién eres

realmente y experimentarlo.

        A esto se le llama evolución.

        Éste es el trabajo de toda la humanidad. Y es un regocijo. Pues tu alegría está en convertirte en

algo más grande de lo que eres y en saberte como tal. Especies enteras evolucionan de ésta y de ninguna

otra manera.

        No cambies tus creencias porque quieres que otras personas cambien las suyas. Cambia tus creencias porque tus nuevas creencias anuncian más exactamente quién eres.

        Sin embargo, mientras cambias, no te sorprenda si otras personas cambian, y si el mundo a tu alrededor cambia. Pues el cambio en ti actuará como catalizador en producir cambios en otros. No porque hayas buscado producir el cambio en otros, sino que, más probablemente, porque no lo hashecho.

        Las personas no cambian porque se les diga que cambien. Las personas pueden cambiar temporalmente su conducta porque quienes tienen poder sobre ellas les piden que lo hagan, pero ése no será un cambio real. Éste es sólo un cambio superficial de su proceder exterior. La verdad interior no ha cambiado. Tan pronto como el poder que se tiene sobre ellos se levanta, o ya no se puede ejercer, la conducta de las personas regresa a lo que su verdad interior los motiva a hacer.

        El padre de cada adolescente lo sabe.

        El tirano que rige cualquier país lo descubre.

        El cambio es un acto de libertad, no un acto de complacencia.

        La obediencia no es una creación, y la creación es el único acto de evolución.

        No busques, por lo tanto, cambiar al mundo. Busca SER el cambio que desearías VER en el mundo.

        ¿No dijo eso Gandhi?

        Sí. Y lo demostró.

        Primero, alcanzó el estado de ser. Éste es un trabajo que hizo desde su interior. Entonces, y sólo entonces, hizo que su “hacer” exterior se convirtiera en la clase de “hacer” que cambió el mundo.

        No logró un estado de ser como resultado de lo que estaba haciendo.

Lo que estaba haciendo reflejaba el estado de ser que había alcanzado.

        ¿Lo entiendes ahora?

        Lo entiendo -lo has explicado muy bien- pero no entiendo cómo hacer que funcione. Es decir, no entiendo cómo ponerlo en marcha, cómo hacer que suceda. ¿Cómo cambias tu estado interior de ser? Y ¿No podría ser que lo que estás haciendo afecte lo que eres? ¿No es cierto que escuchar música suave en ocasiones te ayuda a “ser” más calmado? ¿No es la oración o meditación lo que a veces te ayuda a “estar”

en paz?

        Sí. Puedes alcanzar el estado de ser por lo que estás haciendo. Estás en lo correcto en este punto.

Lo has notado y es cierto. Sin embargo, llegar a ese estado de ser a través de algo que estás haciendo es tomar el camino más largo y, mucho más importante, sería raro que el resultado no fuera temporal.

        La mayoría de la gente no pone una pieza de música suave y permanece calmada el resto de su vida. La mayoría de la gente no reza y permanece en paz en cada momento sucesivo.

        Una decisión que viene de la paz y el amor, en vez de tratar de llegar a ellos, cambia todo alrededor. Cambia completamente el eje de tu experiencia. Coloca la fuente de lo que deseas en tu interior en vez de en tu exterior. Esto hace que esté accesible para ti en todo momento y en todo lugar.

        Éste es un poder genuino. La clase de poder que cambia vidas y cambia el mundo.

        Este nivel de paz interior completa y amor total por la humanidad puede ser alcanzado en un solo momento. Pero también te puede llevar toda una vida. Todo depende de ti. Todo depende de qué tan profundamente lo desees.

        Puedes alcanzar cualquier estado de ser que quieras con tan sólo escogerlo y atraerlo.

        En el presente, la mayoría de sus estados de ser son “reacciones”.

No tienen que ser así. Puedes hacer que sean “creaciones”.

        Ayúdame con esto. ¿Qué quieres decir? ¿De qué estás hablando?

        Déjame darte un ejemplo a manera de explicación.

        Ahora mismo cuando avanzas hacia cualquier momento, raramente lo haces con un estado de ser

determinado por adelantado. Esperas hasta ver qué contiene y provee el momento, y entonces respondes

siendo algo.

        Quizá acabas sintiéndote triste. Quizá acabas sintiéndote contento. Quizá acabas sintiéndote

decepcionado o exaltado.

        Pero ahora, supón que decides por adelantado cómo vas a ser cuando te mueves hacia ese

momento. Supón que has decidido que vas a ser apacible, sin importar lo que muestre ese momento,

¿crees que eso haría alguna diferencia en la manera en que experimentaras el momento en sí?

        Por supuesto que la haría.

        Déjame decirte algo. Cuando decides cómo vas a ser antes del momento muestras que has

comenzado a avanzar al dominio. Has aprendido a dominar el momento, y que estás en el inicio del

dominio de la vida.

        Cuando decides por adelantado que tu estado interior de ser avance a ser apacible, y amoroso,

comprensivo y compasivo, que comparte y perdona, sin importar qué momento traiga el exterior,

entonces el mundo exterior pierde su poder sobre ti.

        Nadie te podrá convencer de que te les unas en sus conductas si éstas no coinciden con tu estado

interior de ser. Líderes políticos y religiosos buscarán animarte hacia su causa, pero será en vano -a

menos que estés en armonía en la parte más profunda de tu ser con lo que ellos digan o hagan.

        ¡Esto suena tan maravilloso! ¿Pero qué me haría escoger un estado interior de ser que es diferente

de lo que el mundo exterior me está mandando? Es decir, ¿cómo puedo “ser” algo que el mundo no me

deja ser? ¿Entiendes la pregunta? ¿Cómo puedo ser “apacible” si el mundo se está destruyendo a sí

mismo? -Por usar tan sólo un ejemplo.

        Puedes ser apacible sin importar lo que el mundo exterior esté haciendo -y la maravillosa ironía

de esto es que lo que el mundo exterior está haciendo a menudo es afectado por lo que estás siendo.

        Estoy seguro que ya has oído el consejo de que si te encuentras una víbora, para no salir lastimado lo mejor que puedes hacer es permanecer calmado y avanzar hacia atrás lentamente. Lo último que debes hacer es dar la vuelta y correr.

        Estoy seguro que has oído el consejo de que cuando te estés subiendo a un caballo, lo último que debes hacer es dejar que el caballo piense que tienes miedo. Si no haces que el caballo sepa que quien manda eres tú, el caballo te mandará a ti.

        Has escuchado estas cosas, ¿verdad?

        Sí.

        Bien. Estoy usándolas aquí como una metáfora de la vida. ¿Cómo permanecer apacible cuando el mundo demuestra todo menos paz? ¿Cómo amar, cuando el mundo está demostrando todo menos amor?

¿Perdonar, cuando el mundo está demostrando todo menos perdón?

        Insiste en ser quien eres sin importar lo que sea el resto del mundo.

        Lentamente, el mundo que tocas cambiará.

        Ahora imagina qué pasaría si todos lo hicieran.

        Sin embargo, no puedes insistir en ser quien eres si no sabes quién eres. Por consiguiente, tienes que decidir esto por adelantado.

Recuerda esto siempre: Lo que eres es quien eres.

        No eres lo que estás haciendo.

        Eres un humano, siendo.

 

 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas