web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

LAS NUEVAS REVELACIONES

 

Capitulo 3

 

 Neale Donald Walsch

 

Capitulo 3

¿Todas las conductas son creadas por creencias? Todas.
¿No existe algo así como “reacciones automáticas”?

 
   

Hasta esas reacciones se basan en lo que tú crees que está ocurriendo, está por ocurrir o podría ocurrir.
Todas las conductas son auspiciadas por creencias.
No pueden realizar un cambio de conductas a largo plazo sin ocuparse de las creencias que las sustentan.

Voy a repetir eso, pues la brevedad de la afirmación contradice su importancia. Dije:
No pueden realizar un cambio de conductas a largo plazo sin ocuparse de las creencias que las sustenta
 

Entonces es en nuestras creencias en las que necesitamos enfocamos como sociedad.
Exacto. Yen esto es precisamente en lo que la mayoría de sus sociedades no se ha enfocado - excepto aquellas que hoy están causando, e históricamente han causado, los peores trastornos.
Pero si nosotros...
...Escúchame. Les estoy diciendo algo muy importante.
Lo que acabo de decir es que... Las sociedades que hoy están causando, e históricamente han causado, los peores trastornos en su mundo son aquéllas que se han enfocado en sus creencias.
La mayoría de los humanos trata de modificar las cosas enfocándose en las conductas. Siguen pensando que pueden mejorar las cosas haciendo algo. Por eso todos corren de un lado a otro tratando
de imaginar qué pueden hacer. El foco está en hacer algo, en vez de en creer algo.
Sin embargo, fuerzas radicales en sus sociedades siempre han intentando cambiar las cosas utilizando el poder del pensamiento, no la acción, pues saben que el pensamiento produce acción. Haz que una persona piense de cierta manera y puedes hacer que actúe de cierta manera. Lo contrario no ocurre fácilmente.
Ve el asesinato, por ejemplo. Es muy raro que alguien pueda hacer que una persona vaya y mate a otra simplemente diciéndole que lo haga. Tiene que darle una razón. Y la razón existe sólo en el pensamiento. Y el pensamiento se basa siempre en la Creencia.
Por lo tanto, si quieres que una persona mate a otra, el camino más rápido es darle una creencia que sustente la acción, y pueda patrocinarla.
¿Por ejemplo cuál?
Una creencia así podría ser que eso es lo que Dios quiere, que matar es hacer la Voluntad de
Dios, y que habrá recompensa en el cielo por hacerlo.
Ésa podría ser una creencia poderosa, un poderoso incentivo.
Y así, mientras la mayoría en el mundo intenta producir el cambio diciéndole a la gente qué HACER, quienes verdaderamente saben cómo motivar a la gente, producen el cambio diciéndoles en qué CREER.
¿Lo captas?
Guau. Sí.
Su mundo enfrenta problemas enormes en este momento, y ustedes deben resolverlos al nivel de la creencia. No pueden resolverlos al nivel de la conducta.
Intenten cambiar creencias, no conductas.
Después de cambiar una creencia, la conducta cambiará por sí misma.
Pero somos una sociedad muy orientada hacia la acción. El mundo occidental, en particular, ha encontrado siempre sus soluciones en la acción, no en la tranquila contemplación o la filosofía.

Pueden realizar cualquier acción que quieran para modificar la conducta o detener la conducta
de alguien, pero a menos que modifiquen las creencias que la producen, no alterarán ni detendrán nada. Pueden cambiar una creencia de dos maneras: ampliándola o cambiándola por completo. Pero deben hacer una u otra cosa o no modificarán la conducta, sólo la interrumpirán.
En otras palabras, la conducta volverá.
¿Hay alguna pregunta al respecto? ¿No ves cómo se repite su historia?
Claro que lo veo. Y es frustrante.
Su especie hace lo mismo una y otra vez porque no ha cambiado sus creencias básicas -sobre Dios
y sobre la Vida- en milenios.
En casi todas las escuelas de su planeta, en casi cada cultura, de una forma u otra, se enseñan creencias.
A menudo se presentan creencias como “hechos” pero, con todo, son creencias.
Esto no sería tan malo, y no produciría resultados tan terribles si lo que creen: si lo que enseñan, fuera cierto. Pero no lo es. Enseñan mentiras a sus hijos, y les dicen “esto es así”.
Por lo general no lo hacen intencionalmente. No saben que son mentiras. Después de todo, son las cosas que les enseñaron. Por lo tanto, asumen que son verdades. Así es como los pecados del padre se endosan al hijo hasta la séptima generación”.
El resultado es la creación en algunas escuelas -en particular algunas escuelas religiosas donde
se alienta a los niños en sus primeros años a ver la vida a través del prisma de doctrinas religiosas particulares y prejuicios culturales- de conductas increíblemente negativas que reflejan creencias por completo equivocadas.
Ustedes enseñan a sus hijos a creer en un Dios intolerante, y con ello aprueban tácitamente sus propias conductas de intolerancia.
Enseñan a sus hijos a creer en un Dios iracundo, y con ello dan aprobación tácita a sus propias conductas iracundas.
Enseñan a sus hijos a creer en un Dios vengativo, y con ello aprueban de manera tácita sus propias conductas vengativas.
Entonces mandan a sus hijos a luchar contra los demonios que ustedes mismos han creado. No es
un accidente que la mayoría de “guerreros” que participan en cualquier movimiento radical sean jóvenes.
Cuando trasladan a sus jóvenes de escuelas religiosas o academias militares directamente a sus
fuerzas de combate, asegurándoles que pelean por “una causa” o “un propósito grandioso” o que Dios está de su lado, ¿'qué pueden pensar?
¿Van a contradecir a sus mayores, sus maestros, sus sacerdotes, sus ulama?
Sin embargo, si no son cuidadosos, sus propios hijos los destruirán a ustedes.
Entonces debemos cambiar las creencias de los jóvenes.
Sí. Sin embargo, eso sólo puede ocurrir si cambian las creencias de quienes enseñan a los jóvenes. Y eso significa las de todos ustedes, dado que sus jóvenes no sólo aprenden en las escuelas sino
en cada momento de sus vidas, mientras los observan a ustedes, sus modelos, vivir sus vidas.
Esto es algo que deben entender: Su vida entera es una enseñanza.
Todo lo que piensan, dicen y hacen instruye a otros.
¿Imaginan que otros no saben lo que ustedes están pensando? ¿Piensan que ellos no escuchan lo que ustedes dicen? ¿Desean que no observen lo que ustedes hacen?
La gente joven, en especial, está ansiosa por aprender sobre la vida, y por lo general aprenden sobre la vida de la vida misma. Y esto lo saben intuitivamente. Es por eso que observan con tanta atención. A la gente joven no se le escapa nada. ¿Creen que la están engañando? Reflexionen sobre ello.
Los jóvenes ven el miedo. Ven la rabia. Ven la hipocresía. Observan cuando se dice una cosa y se hace otra. Y sí, incluso saben bastante de lo que ustedes piensan. Más de lo que ustedes creen que ellos saben.
Entonces debemos cambiar nuestras creencias antes de que podamos esperar que cambien las de
nuestros hijos.
Sí. Y si no lo hacen, estarán allí para ver de cerca a sus jóvenes hacer cosas terribles, inimaginables, y para preguntarse de dónde pudieron sacar semejantes ideas.
Como los jóvenes que llevaron a un universitario gay llamado Matthew Shepard a un alejado
tramo del camino vecinal a las afueras de Laramie, Wyorning, hace algunos años, lo amarraron a una cerca para ganado, lo golpearon brutalmente y lo dejaron allí para que muriera.
Como esos jóvenes, sí.
Sentían que merecía lo que le hicieron.
Sí.
Ni siquiera pasó por su mente que lo que hacían era inadecuado.
Nadie hace nada inadecuado dado su modelo del mundo.
Ahora ésa es una afirmación enormemente importante.
Lo es, así que vamos a repetirla. Dije...
Nadie hace nada inadecuado dado su modelo del mundo.
Entonces lo que tenemos que hacer es cambiar nuestro modelo del mundo.
Exactamente. Eso es lo que he estado diciendo aquí.
Y tenemos que cambiar las creencias de la gente, pues en ellas se basa nuestro modelo del mundo.
Exactamente.

Nuestros hijos sólo nos están imitando. Toda la gente sólo se está imitando una a otra. Sólo hacemos lo que vemos que otros hacen.
¿Sabes lo que le dijo un espejo al otro espejo?
No.
“Se acabó con la gente.”

 

 
 
 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas