web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

LAS NUEVAS

 REVELACIONES

 

Capitulo 6

 

 Neale Donald Walsch

 

Capitulo 6

Está bien, ya lo entendí. Estoy convencido. Entonces regresemos a eso. En realidad nunca comentamos esos Cinco Pasos para la Paz. ¿Podemos analizarlos?

 
   

Sí. Pueden elegir dar esos pasos ahora si lo que desean lograr es cambiar su mundo y la dirección autodestructiva hacia la que está avanzando. Declaren esto:

1. Reconozco que algunas de mis antiguas Creencias sobre Dios y la Vida ya no funcionan.
2. Reconozco que hay algo que no entiendo sobre Dios y la Vida, cuya interpretación podría modificarlo todo.
3. Estoy dispuesto a concebir nuevas comprensiones de Dios y la Vida, comprensiones que podrían producir un nuevo modo de vida en este planeta.

4. Estoy dispuesto a explorar y examinar estas nuevas comprensiones y, si están de acuerdo con
mi verdad y conocimiento interiores, a ampliar mi sistema de creencias a fin de incluirlas.
5. Estoy dispuesto a vivir mi vida como una demostración de mis creencias.

Bueno, demos el primero. Hay mucha gente que no está en absoluto dispuesta a admitir que sus creencias no funcionan. En particular sus creencias religiosas. De hecho, afirman que un poquito de la Religión de los Tiempos Antiguos es exactamente lo que este mundo necesita ahora. Que todo funcionaría
a la perfección si tan sólo comenzáramos a escuchada, obedecerla y hacer lo que dice.
Sí. A un grupo de creyentes religiosos que han dicho esto se les conoce como “fundamentalistas”. Éstos son lo que algunos han llamado “puristas religiosos': que creen que el camino hacia delante es el camino hacia atrás, hacia las palabras originales y exactas de la Sagrada Escritura -cualquiera que sea
la Escritura en la que crean- para leerla al pie de la letra y aplicarla literalmente. Hay fundamentalistas en cada movimiento de fe.
¿Tienen razón? ¿El mundo sería mejor si tan sólo escucháramos esas palabras exactas y las obedeciéramos?
La primera dificultad es que escucharlas no es suficiente. Tienen que interpretarlas -y al momento en que lo hacen, se convierten en quien decide lo que significan. En ese momento dejan de ser la Palabra de Dios. Son sus palabras sobre la Palabra de Dios. Y todo el mundo ha dado por hecho que ustedes saben de lo que hablan. Por supuesto, simplemente no hay manera de saberlo, por lo tanto, los demás tienen que confiar en su palabra.
Varias religiones intentan otorgar infalibilidad sobre escrituras o autoridad suprema sobre individuos en posiciones de liderazgo espiritual para soslayar este problema.
¿No han hecho los católicos romanos esto con el Papa?
Sí. La teología católica romana proclama que el Papa, al actuar como maestro supremo, y en ciertas condiciones -al hablar ex cathedra, o “desde su púlpito ''-, no puede equivocarse cuando enseña en materias de fe o moral.


¿Y acaso en el Bhagavad-Gita no hay algunas afirmaciones acerca de que las palabras atribuidas al
Señor Krishna son infalibles?
Es verdad que en el Bhagavad-Gita, Arjuna dice al Señor Sri Krishna que acepta que lo que dice
es completamente perfecto.
“Sarvam etad rtam manye” son las palabras exactas o, “Acepto que todo lo que Tú dices es verdad”.
¿Y acaso los musulmanes no proclamaron que el Corán es infalible, y también confirieron
infalibilidad a los ulama –maestros religiosos y “eruditos” en la umma, o comunidad?
Por supuesto. En el Islam se le otorga amplia autoridad al ulama en materias de dimensión tanto moral como temporal en la vida de los musulmanes desde su nacimiento hasta su muerte.
¿No se tiene también la idea, en algunas interpretaciones del Islam, de que los musulmanes deben
seguir siempre el camino de la mayoría de la comunidad, a la que el Corán ha asignado una misión y
ordenado aceptar un reto, y de quienes se dice están siempre protegidos por la mano de Dios -y, por lo tanto, se les ha otorgado infalibilidad?
Veo que le has echado un ojo a la teología comparativa.
Sí.
¿Y qué has concluido?
Que ningún ser humano es infalible, y que asignar infalibilidad a alguna persona o grupo puede ser muy peligroso. Veo que la doctrina de infalibilidad -la idea de que “siempre tenemos razón”- conduce invariablemente a que el otro esté equivocado. Produce desavenencia y conflicto. También puede producir cierta arrogancia, que es lo opuesto a la humildad que supuestamente es el fundamento de todas las religiones.
En realidad lo ha hecho.
Pero tengo curiosidad. ¿Qué le dirías a la gente que afirma que seguir las palabras de su Escritura
Sagrada al pie de la letra, e interpretarlas literalmente es el único camino?
Les pediría darse cuenta de que esas palabras fueron escritas en una época diferente y en un lugar
y circunstancia muy diferentes. Les advertiría que, aunque estas enseñanzas tuvieron como base un conjunto firme de principios, interpretar ahora sus palabras literalmente, en vez de tratar de entender el principio subyacente que revelan, podría conducir, al final, a una falsa interpretación
y, en el peor de los casos, a una pérdida de la sabiduría original en la que se basaban.
Invitaría a los humanos a explorar si acaso no se obtendrían más beneficios de las enseñanzas originales de todas las tradiciones de la fe si se las enmarcara en el contexto de una sociedad en constante evolución.
En otras palabras, a permanecer abiertos a la posibilidad de nuevas interpretaciones que nos
permitirían aplicar mejor la antigua sabiduría a la vida contemporánea.
Exacto.
Finalmente le diría a la gente de todas partes: Crean lo que deseen, sigan su corazón y su alma hacia donde los lleven, pero no busquen imponer sus puntos de vista a otros -y, por supuesto, no intenten hacer lo por la fuerza.
¿Y si insisten en que la suya es la única “manera correcta” de vivir? ¿Y si piensan que se les exige
que hagan vivir a otros de la misma manera?
Les preguntaría: ¿Quién se los exige?
¿Y si respondieran que “Dios”?
Les diría, “Me han malinterpretado. No les pido hacer eso. No quiero que lo hagan. Nunca le daría el libre albedrío a la gente sólo para que ustedes se lo quitaran”.
Ésa es una afirmación poderosa. Es muy impactante, porque hasta los fundamentalistas radicales creen en la doctrina del Libre Albedrío. Ahora, quiero entender algo, y tengo que tener un “caso específico” para poderlo hacer.
Adelante.
¿Cómo pueden religiosos fundamentalistas como los talibanes de Afganistán exigir que las mujeres se cubran de la cabeza a los pies con una burka, y que todos los hombres lleven la barba de cierto largo, decir a las mujeres que no pueden salir de sus casas sin un pariente masculino de la misma sangre, que no pueden trabajar y que las niñas no pueden ir a la escuela hasta que ellos vuelvan a diseñar el programa de estudios para enseñarles sólo lo que se supone que deben oír? No lo entiendo. Trato de entenderlo y no lo logro.


Hay escritos en el Corán y en el Hadith que se pueden interpretar que respaldan todos estos preceptos.
Pero son exigencias represivas. ¿Por qué pedirían tales cosas?
Las sociedades represivas han existido desde los inicios de la historia registrada. Las exigencias y
las restricciones de quienes dirigen tales sociedades no se basan en la voluntad de Dios, sino en lo que
los líderes religiosos sostienen que son las “Leyes de Dios': basados en sus propios temores de que la libertad completa permitiría a la gente desviarse del camino que tales líderes desean que siga. Y, de
hecho, probablemente muchas personas seguirían otro camino por la simple razón de que lo preferirían.
Sin embargo, en una sociedad represiva no hay lugar para las preferencias personales. Y en una sociedad represiva basada en los principios de una religión organizada, sólo hay lugar para las preferencias de Dios.
¿Pero quién puede decir que realmente las conoce?
Los líderes y maestros de cada sociedad represiva. ¡Sólo pregúntales!
Sin embargo, ¿qué clase de líder guía por la fuerza? y, ¿qué clase de maestro debe usar la fuerza para convencer a sus estudiantes sobre la sabiduría de sus enseñanzas?
Y, ¿qué clase de sociedad no permitiría a sus propios miembros ser educados o expuestos a pensamientos diferentes a aquellos con los que ella está de acuerdo?
¿Acaso ésta no es una sociedad que vive en el miedo extremo? ¿Angustiada porque una vez oídos esos pensamientos diferentes pudieran resultar más atractivos? ¿Y una sociedad temerosa, con qué herramienta podría modelarse a sí misma si no con el mismo miedo?
Sin embargo, no sorprende que surjan sociedades humanas como éstas, pues es así como ustedes imaginan que es el reino de Dios.
Imaginan que Dios les exige que lo amen o de lo contrario. .. Les exige que acepten sus
enseñanzas sino no... Les exige que se comporten de cierta manera o de lo contrario...
Sólo un Dios miedoso haría esto. Un Dios amoroso nunca lo haría. Un Dios amoroso nunca tendría que hacerla, pues el amor engendra su propia lealtad, mientras el miedo la rechaza.
Sin embargo, si Dios se comporta miedosamente y usa el miedo para obtener lo que quiere y necesita, ¿no tendrían ustedes que hacerla también? y, por supuesto, ¿no deberían hacerla en Su Nombre?
Éste es el círculo de la lógica que han creado y ustedes mismos han quedado atrapados en él. Es
un círculo vicioso, y están experimentando lo que tiene de vicioso en este momento en su planeta.
¡Lo sé! Por eso te pido ayuda. Dinos qué hacer. Todos queremos la paz. Todos queremos poner un hasta aquí a la tristeza, al sufrimiento y a los asesinatos que cometemos contra los demás y no parecemos capaces de detener. Buscamos un mundo nuevo. Dinos qué es lo que funcionará.
Por favor.
Te lo he dicho. Primero debes reconocer que lo que hacen ahora no funciona.
Y no es sólo su religión lo que no funciona. Tampoco lo hacen sus estructuras políticas ni sus sistemas económicos ni sus programas educativos.
Ninguna de las construcciones que han colocado en su sociedad la están sosteniendo, por el contrario, la están hundiendo.
Todas estas estructuras están firmemente basadas en creencias que no reflejan la realidad. Ya no les sirven. Libérense de ellas.
¿Liberamos de ellas? ¿Deshacemos de todo lo que hemos hecho para crear la civilización?
Lo que han creado no es civilización. Es todo menos “civilizado”.
Sin embargo, no digo que se “deshagan de todo”. No digo que destruyan las 'estructuras de su sociedad. Cuando afirmé: “Libérense de ellas': me refería a algunas de las creencias que han creado las estructuras de su sociedad en su forma actual.
Ésas son las que tienen que cambiar.
No destruyan las estructuras políticas, económicas y educativas; añádanles, altérenlas, mejórenlas.
¿Incluso nuestras religiones?
En especial sus religiones.
Están invitados a crear una nueva manera de experimentar sus religiones examinando profundamente la sabiduría que hay en el/as, para después utilizar esa sabiduría a fin de moldear una nueva expresión de la naturaleza espiritual de ustedes.
Están invitados a abrirse a nuevas ideas, nuevos pensamientos y nuevas revelaciones cuando exploren esta nueva expresión espiritual.
Entonces necesitamos de una revisión completa, ¿verdad?
Si lo que eligen es lo que dicen que eligen -un mundo que viva en paz, armonía y felicidad- la respuesta es sí.
 

Deben remodelar su mundo y su sociedad a todos los niveles.
El universo los invita ahora a recrearse a ustedes mismos, en la próxima y más grande versión de
la más grandiosa visión que hayan tenido sobre Quiénes Son.

 

 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas