web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

LA ACTITUD MENTAL POSITIVA

Cuarta parte

¡Preparese a alcanzar el exito!

Capitulo 17

Usted puede gozar de buena salud y vivir mas tiempo

Napoleon Hill - Clement Stone  

 
 

USTED PUEDE GOZAR DE BUENA SALUD Y VIVIR MAS TIEMPO

 

La Actitud Mental Positiva desempeña un importante papel en su salud y en sus energías y esfuerzos cotidianos por su vi da y por su trabajo. La frase «Cada día en todos los sentidos, por medio de la gracia de Dios, voy mejorando cada vez más» no constituye una especie de amuleto para el hombre que la repite varias veces al día al despertarse y al acostarse.

  En cierto modo, lo que éste hace es utilizar en su propio beneficio las fuerzas de la AMP. Está utilizando las fuerzas que atraen las mejores cosas de la vida para él. Está utilizando las fuerzas que los autores de La actitud mental positiva: un camino hacia el éxito desean que usted utilice.

   DE QUÉ FORMA LE AYUDA LA AMP. La AMP le ayudará a desarrollar su salud mental y física y a vivir más. Y la AMN dañará con toda seguridad su salud mental y física y acortará su vida. Todo depende de la cara del talismán que usted elija. La Actitud Mental Positiva adecuadamente empleada ha salvado las vidas de muchas personas porque alguien cercano a ellas tenía una acusada Actitud Mental Positiva. Nos lo demuestra el siguiente caso.

   El niño contaba apenas dos días cuando el médico dijo: «El niño no vivirá».

   «¡El niño vivirá!», contestó el padre. El padre tenía una Actitud Mental Positiva, tenía fe y creía en el milagro de la oración. Rezó. Y creyó en la acción. ¡ Y entró en acción! Encomendó el niño a los cuidados de un pediatra que también tenía una Actitud Mental Positiva, un médico que sabía por experiencia que, para todas las debilidades físicas, la Naturaleza proporciona un factor de compensación. ¡Y el niño vivió!

           ¡YA NO PUEDO SEGUIR!

LA MUERTE SEPARA A UNA PAREJA... DE REPENTE

  Estos titulares aparecieron en el Chicago Daily News. El artículo señalaba que un ingeniero de la construcción de sesenta y dos años regresó a casa con dolores en el pecho y dificultades respiratorias. Su mujer, que tenía diez  años menos, se alarmó y empezó a frotar esperanzada los brazos de su marido para activarle la circulación. Pero el marido murió.

  «Ya no puedo seguir viviendo», le dijo la viuda a su madre, que se encontraba a su lado.

  Y entonces la viuda murió de repente. ¡ Aquel mismo día!

  El niño que vivió y la viuda que murió constituyen una demostración de las poderosas fuerzas de las actitudes mentales positiva y negativa. Sabiendo que la acentuación de la positiva le reportará cosas buenas y que la aceptación de la negativa le traerá cosas malas, ¿no le parece más sensato desarrollar pensamientos y actitudes positivas?

  Si todavía no lo ha hecho, ha llegado el momento de que desarrolle una filosofía de AMP. Prepárese para cualquier posible emergencia. Tenga siempre algo por lo que valga la pena vivir. Y recuerde que, cuando tiene ese algo, el subconciente envía a su conciencia factores de motivación para mantenerle con vida en momentos de emergencia. Para demostrarlo, nos basta el caso de Rafael Correa.

   UNA NOCHE MEMORABLE. No tenía más que veinte años. Su familia no era rica, pero sí muy estimada. Por consiguiente, seis médicos y un joven interno se esforzaron toda la noche en aquella pequeña sala de operaciones de San Juan de Puerto Rico, tratando de salvar la vida de Rafael. Ahora, tras doce horas de vigilancia y atención, estaban cansados y soñolientos. A pesar de intentarlo con todas sus fuerzas, al final no pudieron oír los latidos de su corazón. No podían encontrarle el pulso.

   El cirujano jefe abrió las venas de la muñeca de Rafael. El líquido era amarillento. El cirujano no había utilizado anestesia porque el cuerpo del muchacho estaba tan débil que el dolor no parecía posible. Los médicos pensaron que no podía oír lo que estaban diciendo. Y hablaron como si hubiera muerto. Uno dijo «¡Ni un milagro puede salvarle ahora!».

   El cirujano jefe se quitó la bata de operar, disponiéndose a abandonar la sala. El joven interno preguntó: «¿Puedo llevarme el cuerpo?» «Sí», fue la respuesta. Y los médicos abandonaron la sala.

   Pero está escrito: Por eso no nos desanimamos... Porque no contemplamos las cosas visibles sino las in- visibles; porque las cosas visibles son pasajeras y, en cambio, las invisibles son eternas.

   Ellos podían ver el cuerpo físico, pero Rafael era una mente con un cuerpo. ¿Qué le estaba ocurriendo a la mente de Rafael Correa que no era visible?

   En aquel estado intermedio entre la vida y la muerte, Rafael no podía mover conscientemente su cuerpo. Pero, gracias a la Actitud Mental Positiva que había desarrollado en su subconsciente mediante la lectura de libros de inspiración, su mente se estaba comunicando con una Potencia Superior. Sentía que Dios estaba con él.

   Empezó a hablarle a Dios como a un amigo... como un hombre que hablara con otro. «Tú me conoces. Tú estás dentro de mí. Tú eres mi sangre. Tú eres mi vida. Tú lo eres todo para mí. No hay más que una mente, un principio, una sustancia en el universo y yo estoy unido a todo lo demás.

   »Si muero, no pierdo nada. Cambio tan sólo de forma. Pero no tengo más que veinte años. Díos mío querido, no temo morir... ¡pero deseo vivir! Si me quieres otorgar la vida, algún día, de alguna manera, podré y querré, gracias a tu misericordia, llevar una vida mejor y ayudar a los demás.»

   Al acercarse a Rafael, el interno miró su rostro y vio un parpadeo y una lágrima que asomaba por el rabillo de su ojo izquierdo. «¡Doctor, doctor, venga en seguida! ¡ Creo que está vivo! », gritó muy excitado. Tardó más de un año en recuperar las fuerzas. ¡ Pero Rafael Correa vivió!

   Algunos años más tarde, Rafael voló de San Juan a Chicago para pedir a los autores de este libro que participaran en un seminario de tres tardes sobre la AMP en San Juan. Fue entonces cuando Rafael nos contó la historia de aquella memorable noche de su vida.

   Su historia nos inspiró, al igual que el hecho de que, tras haber podido conservar la vida, hubiera tratado de cumplir su promesa de ayudar a los demás. Nos trasladamos a San Juan para dirigir el seminario. Durante nuestra estancia en San Juan, Rafael nos presentó al cirujano que había permanecido con él toda la noche y el médico confirmó la historia de Rafael. En el transcurso de la conversación, le preguntamos a éste: «¿Cómo se titulaba el libro que influyó en usted en aquel momento de necesidad?». Rafael contestó: «Yo había leído muchos libros de inspiración, pero creo que los pensamientos que cruzaron por mi cerebro aquella noche pertenecían en buena parte a la obra La ciencia y la salud, con una clave para la comprensión de las Escrituras, de Mary Baker Eddy».

   Como demostró Rafael, los libros de inspiración tienen una gran utilidad para cambiar la vida. Y no hay libro que proporcione más inspiración v estímulo que la Biblia. La Biblia ha cambiado más vidas que cualquier otro libro y ha contribuido a que miles de personas desarrollen una salud física, mental y moral. Leyendo la Biblia muchas personas han adquirido una mejor comprensión de sus verdades y han experimentado el deseo de acercarse más a su iglesia. Porque la Biblia las ha estimulado a una acción positiva.

   Un libro de inspiración como el que usted está leyendo ahora también puede estimularle. Puede ser el catalizador que le induzca a empezar a avanzar por el camino de la acción deseable y positiva, así como del éxito.

  UTILICE UN LIBRO COMO CATALIZADOR. El diccionario define el catalizador en química física como la sustancia capaz de provocar o acelerar una reacción química. El diccionario explica también que un anticatalizador o catalizador negativo retrasa la reacción.

  Los autores le recomiendan que utilice buenos libros de inspiración en calidad de catalizadores positivos, capaces de acelerar su avance hacia la consecución del verdadero éxito en la vida. Y se apresuran a advertirle de que elija semejantes catalizadores con sumo esmero. En el capítulo 22 de este libro, titulado «El asombroso poder de una bibliografía», encontrará usted la lista de muchos libros que, según le garantizan los autores, podrán actuar de catalizadores positivos en su vida... si está usted dispuesto.

  Martin J. Kohe, en su libro Su mayor poder, nos habla de un regimiento británico que utilizó el salmo 91 como catalizador no sólo para alcanzar un éxito material sino también para la supervivencia misma: Kohe escribió: «F. R. Rawson, conocido ingeniero y uno de los más grandes científicos de Inglaterra, en su libro

Entender la vida, nos ofrece el relato de un regimiento británico que bajo las órdenes del coronel Whitlesey sirvió durante más de cuatro años en la guerra mundial sin perder un solo hombre. Este récord sin precedentes fue posible gracias a la activa colaboración de los oficiales y de los hombres que se aprendieron de memoria y repetían con regularidad las palabras del salmo 91, que ha sido llamado el Salmo de la Protección».

  La protección de la vida se puede alcanzar también protegiendo la propia salud. ¡ Y que no haya malen- tendidos a este respecto! Su salud es una de sus más preciadas posesiones. Muchos hombres estarían hoy dispuestos a cambiar su riqueza por la buena salud.

  «¡PREFIERO TENER MI SALUD QUE SU DINERO! »Se dice que un fuerte y ambicioso empleado de una fábrica de Cleveland, Ohio, se hizo el firme propósito de convertirse en el hombre más rico del mundo. A la edad de cincuenta y siete años, se retiró por consejo del médico. Al igual que otros muchos hombres de negocios norteamericanos, lo había conseguido: ¡una úlcera de estómago y los nervios destrozados!

Además, era un hombre aborrecido.

  «Prefiero tener mi salud que su dinero», decían muchos. John K. Winkler nos cuenta la historia en John D., retrato al óleo.

  ¿PUEDE EL DINERO COMPRAR LA SALUD FÍSICA Y MENTAL, UNA VIDA MÁS LARGA... Y LA ESTIMA DE SUS SEMEJANTES? Cuando John D. Rockefeller se retiró de los negocios activos, sus principales metas fueron lograr un cuerpo sano, mantener una mente sana, vivir una larga vida y ganarse después la estima de sus semejantes. ¿Podía el dinero comprar estas cosas? En efecto. Veamos cómo lo hizo Rockefeller y qué puede significar eso para usted. Rockefeller:

 -Asistía a los servicios de la Iglesia bautista todos los domingos y tomaba notas para aprender los principios que tal vez pudiera aplicar en su vida cotidiana.

 -Dormía ocho horas todas las noches y echaba breves siestas cada día. Y, a través del descanso,  evitaba la fatiga perjudicial.

 - Tomaba un baño o una ducha todos los días. Era pulcro y aseado en su aspecto.

 -Se trasladó a Florida, a un clima capaz de asegurarle buena salud y longevidad.

 -Llevaba una vida bien equilibrada porque absorbía el aire puro y la luz del sol mientras practicaba    diariamente su deporte al aire libre preferido: el golf. Se entregaba también con regularidad a distracciones domésticas tales como la lectura y otras actividades saludables.

Comía despacio y con moderación y lo masticaba todo muy bien. Dejaba que la saliva se mezclara con las comidas masticadas y los líquidos y éstos ya estaban bien digeridos antes de tragárselos. Los ingería a la temperatura corporal. Los alimentos demasiado fríos o demasiadomcalientes ya no pasaban por ello al estómago.

Digería vitaminas mentales y espirituales. A cada comida, recitaba la acción de gracias. Y a la hora de cenar, tenía por costumbre que su secretario, un invitado o algún miembro de su familia leyera la Biblia, un sermón, un poema de inspiración, algún estimulante artículo de un periódico, revista o libro.

Tenía a su servicio en régimen de plena dedicación al doctor Hamilton Fisk Biggar. Al doctor Biggar se le pagaba para que conservara el bienestar, la felicidad y la vida de John D. Y así lo hizo, estimulando a su paciente a desarrollar una actitud animada y feliz. Y Rockefeller vi - vió hasta los noventa y siete años.

No quería que el odio de sus semejantes fuera heredado por los miembros de su familia. Por lo tanto, empezó a repartir inteligentemente una parte de sus bienes entre los necesitados.

Al principio, los motivos de Rockefeller fueron primordialmente egoístas. Quería crearse una buena reputación. ¡Pero entonces ocurrió algo! Actuando con generosidad, se volvió generoso. Y llevando la felicidad y la salud a muchos a través de sus obras benéficas y filantrópicas, las halló también para sí mismo. Y la Fundación que estableció beneficiará a la humanidad en las generaciones venideras. Su vida y su dinero fueron instrumentos del bien.

  ¡Este mundo es un mundo mejor y más sano en el que vivir gracias a John D. Rockefeller! No sería necesario amasar una fortuna para comprender que la AMP genera una salud perfecta. Sin embargo, hay otros ingredientes que deberían utilizarse junto con la AMP y uno de ellos es la educación sanitaria. No sea ignorante respecto a su salud.

  ¡EL PRECIO DE LA IGNORANCIA ES EL PECADO, LA ENFERMEDAD Y LA MUERTE! ¿Qué sabe usted acerca de la higiene? La higiene se define como «un sistema de principios o normas encaminadas a fomentar la salud». La higiene social se refiere a menudo específicamente al contagio venéreo. La ignorancia respecto a la higiene física, mental y social puede conducir al pecado, la enfermedad y la muerte.

  Si es usted tímido a la hora de discutir estas materias, lea La aventura de la fe de Mary Alice y Harold Blake Walker. Hoy en día, gracias a la AMP, la familia, las escuelas, las iglesias, la prensa, la profesión médica, los gobiernos federales y estatal y las organizaciones juveniles se esfuerzan por disipar la negra nube de la ignorancia en relación con la higiene física, mental y social por medio de la educación. Y se enseña no sólo la prevención sino también el tratamiento.

  Sin embargo, no es tan fácil incluir el tratamiento del alcoholismo en la educación sanitaria. El alcoholismo es en los Estados el cuarto problema sanitario más grave que tiene planteado la nación. Se trata de una de las principales causas de las enfermedades mentales y morales. Los costes del alcoholismo se elevan a 25.000 millones de dólares anuales. Buena parte de ello corresponde a pérdidas económicas en la industria, seguida de. costes hospitalarios y daños físicos... causados principalmente por los accidentes de tráfico. Sin embargo, las pérdidas económicas carecen de importancia comparadas con la salud física, mental y moral y con las pérdidas de vidas humanas por causa del alcoholismo.

  Un alcohólico padece una enfermedad mental que se encuentra en estado latente hasta que bebe por primera vez. Si no adquiere esta costumbre, la bebida no le atrae. Si bebe, la afinidad será muy fuerte y beberá en exceso. Si bebe en exceso, la atracción puede ser irresistible, o parecerlo. Y cuando trate de resistir y no lo consiga, es probable que crea que no puede curarse.
     

  ¿QUÉ LES OCURRE A LOS QUE BEBEN DEMASIADO?

 Se sabe que el alcohol altera las ondas cerebrales, tal como lo registra el instrumento científico que se cono -ce con el nombre de electroencefalógrafo. Ejerce una Poderosa influencia sobre el metabolismo de las células nerviosas, lo cual se traduce en una disminución de los ritmos y una eventual supresión del «voltaje», produciéndose un cambio en el nivel de conciencia. Un cuerpo humano está vivo mientras funciona su subconsciente.

Puede mantenerse vivo durante mucho tiempo sin el funcionamiento de la conciencia. Hay distintos grados de conciencia.

  La cordura es aquel saludable estado mental en el que las actividades de la conciencia y del subconsciente se hallan equilibradas. Aunque ambos funcionan juntos, cada uno tiene misiones específicas y factores de inhibición. Aunque a veces es sano y saludable que una persona haga las cosas que desea hacer pero que están prohibidas, nuestros juicios y acciones debieran ser el resultado de un equilibrado funcionamiento de la conciencia y el subconsciente.

  La inteligencia y otras facultades de la conciencia actúan como un gobernador que regulara el subcons- ciente cuando una persona se halla en un estado conciente de actividad. A medida que la actividad de este gobernador disminuye, la máquina empieza a descomponerse y es posible que el individuo se

comporte en forma ilógica. Sus actividades incontroladas pueden oscilar desde un simple acto de insensatez hasta aquel estado mental comúnmente conocido como locura.

  A medida que las barreras inhibidoras disminuyen, debido al efecto del alcohol sobre las células cere- brales, los controles restrictivos de la conciencia resultan menos eficaces. Cuando las emociones, las pasiones y otras actividades del subconsciente se desenfrenan demasiado, sin la adecuada regulación de la rueda compensadora del intelecto, el individuo en este estado mental semiconsciente cometerá actos insensatos e indeseables debidos a la influencia del alcohol.

  El alcoholismo es en efecto una temible enfermedad. Si llega a dominar la vida de una persona, esta persona puede acabar física, mental y moralmente enferma y vivir en un infierno. Una vez el alcohol se ha adueñado de la vida de alguien, no es fácil que la abandone.

  ¡Pero hay una cura!

  ¡SIEMPRE HAY UNA CURA! ¿Cuál es? ¡ Dejar de beber! Para el alcohólico, eso es más fácil de decir que de hacer. Lo importante es que se puede hacer. ¡ Y él puede hacerlo!

  Cuando usted desarrolla una Actitud Mental Positiva, no desiste de seguir intentándolo por haber fra- casado en otra ocasión o por conocer casos en los que otros han fracasado. Puede usted estimularse y concebir esperanzas por medio de experiencias afortunadas. A un niño que está aprendiendo a andar no se le critica por caerse tras dar los primeros pasos. Se le concede un margen de confianza por los progresos que hace en respuesta a su esfuerzo consciente.

  El alcohólico puede hallar ayuda en muchos lugares. Se han conseguido curas completas del alcoholis- mo gracias a las influencias ambientales de la terapia religiosa de las distintas iglesias; a las misiones de rescate como la Pacific Garden Mission de Chicago; a las reuniones de evangelistas como Oral Roberts ; a los Alcohólicos Anónimos; a los hospitales privados como el Instituto Keeley de Dwight, Illinois; o a libros de inspiración como ¡Te desafío!

  No obstante, cada individuo tiene que ganar su propia victoria interna. Generalmente, sin embargo es necesario que se sitúe bajo la influencia ambiental de alguien que le ayude a través de la sugestión hasta que pueda controlar su propio poder. O, si usted quiere, hasta que haya desarrollado una Actitud Mental Positiva tan sólida que le impida recaer en una Actitud Mental Negativa. La AMP puede obrar prodigios en un alcohólico siempre y cuando éste la ponga en práctica. Y la AMP obrará también prodigios en usted, ;atrayendo la riqueza y la longevidad.

  La incertidumbre sobre su salud puede socavar su AMP si usted se preocupa por cada pequeño dolorque sienta. Cuanto más se prolongue su incertidumbre tanto más cambiará su actitud de dirección y pasará de positiva a negativa. Y si los síntomas que usted ha advertido denotan realmente una situación que requiere atención, cuanto más se prolongue su incertidumbre y no haga nada al respecto, tanto mayores serán las probabilidades de que dicha situación se desarrolle. No esté inseguro de su salud. ¡

Entre en acción!

  ¡ELIMINE LAS CONJETURAS SOBRE SU SALUD! Era un joven, dinámico y afortunado jefe de ventas del sector del automóvil. ¡ Tenía todo el futuro por delante y, sin embargo, estaba muy deprimido! ¡ En realidad, creía que iba a morir! Hasta eligió y compró un nicho en el cementerio y adoptó disposiciones relativas a su entierro. Ordenó su casa... Pero veamos lo que ocurrió en realidad.

  A veces le faltaba la respiración. El corazón empezaba a latirle con fuerza. Se le hacía un nudo en la garganta. Al final acudió a su médico de cabecera, que era también un hábil cirujano. El médico le aconsejó que se tomara un descanso, que se tomara la vida con calma, que se retirara del trabajo que tanto le gustaba, del emocionante juego de vender automóviles.

  El jefe de ventas se quedó en casa algún tiempo y concedió un descanso a su cuerpo, pero su mente no estaba a gusto. Seguía faltándole la respiración. El corazón le latía con rapidez. La garganta le oprimía.

Era verano y el médico le aconsejó que se tomara unas vacaciones en Colorado.

  Le trasladaron al compartimiento del coche Pullman. Colorado, con su saludable clima y sus hermosas montañas, no impidió que sus temores siguieran manifestándose. Experimentaba con frecuencia dificulta- des respiratorias, aceleración del pulso y sensación de ahogo. Al cabo de una semana, regresó a casa.

Creía que su muerte se acercaba.

  « ¡Elimina las conjeturas sobre ello! » -le dijo uno de los autores de este libro (como se lo podría decir a usted)-. Lo tienes todo que ganar y nada que perder, yendo a una clínica como la Mayo Brothers de Rochester, Minnesota. ¡Hazlo ahora!». Accediendo a su petición, un pariente le acompañó a Rochester. El temía morir por el camino.

  Tras ser sometido a reconocimiento en la clínica, al jefe de ventas le revelaron lo que le ocurría. El mé- dico le dijo: «Su problema consiste en que usted respira demasiado oxígeno». Él se rió y dijo: « ¡ Eso es una tontería!». El médico contestó: «Salte arriba y abajo cincuenta veces, como si saltara a la cuerda». Le faltó la respiración, el corazón empezó a latirle con fuerza y la garganta le oprimía.

  «¿Qué puedo hacer?», preguntó el joven. El médico contestó: «Cuando note que se producen estos sín- tomas, puede usted: (1) respirar en una bolsa de papel, o (2) contener un ratito la respiración». Después el médico le entregó una bolsa de papel. El paciente siguió las instrucciones. El corazón dejó de latirle con

fuerza, la respiración se normalizó y la garganta ya no le causó problemas. Abandonó la clínica muy contento.

  Siempre que se manifestaban los síntomas de su enfermedad, contenía un rato la respiración y su cuer- po volvía a funcionar con normalidad. Al cabo de unos meses, perdió los temores y los síntomas desaparecieron. Ello sucedió hace más de treinta años. No ha vuelto a precisar de cuidados médicos desde entonces.

  Como es lógico, no todas las curas son tan fáciles. Hay veces en que tal vez tenga que echar mano de todos sus recursos antes de hallar una solución. Sin embargo, conviene seguir buscándola con insistencia y con una Actitud Mental Positiva. Semejante decisión y optimismo suelen dar buenos resultados. Es lo que le ocurrió a otro jefe de ventas. Vamos a contarle su historia.

  SIEMPRE HAY UNA CURA... ¡ BÚSQUELA !Este jefe de ventas acudió a un hotel de una pequeña localidad y se rompió la pierna mientras entraba en la habitación que le habían asignado. El director del hotel condujo al jefe de ventas al hospital más próximo, donde el médico de guardia le escayoló la pierna.

Algunos días más tarde, se consideró que podría ser trasladado y él regresó a su casa.

  Convaleció durante varias semanas bajo los cuidados de su médico de cabecera. Pero, a pesar de que parecía mejorar, la fractura no sanaba. Al cabo de varias semanas, el médico le dijo que iría empeorando progresivamente y que se iba a quedar cojo. El jefe de ventas se trastornó mucho porque su trabajo lenexigía permanecer mucho tiempo de pie.

  Comentó el asunto con uno de los autores de este libro, que le dijo: « ¡No lo creas! Siempre hay una cura... ¡búscala! Elimina las conjeturas de ello. ¡Hazlo ahora!» Le contaron la historia del jefe de ventas de automóviles que anteriormente le hemos contado a usted y le aconsejaron que ingresara en la clínica Mayo Brothers.

  Salió de la clínica convertido en un hombre feliz. ¿Por qué? Le dijeron: «Su sistema necesita calcio. Le podríamos atiborrar de esta sustancia, pero el calcio desaparecería. Limítese a beber diariamente un litro de leche». Así lo hizo. Y, a su debido tiempo, la pierna lastimada adquirió la misma fuerza que la sana.

  Una Actitud Mental Positiva aplicada a la salud toma en consideración la posibilidad de accidentes. En realidad, el lema La seguridad primero es un símbolo de la AMP. A través del mismo, se le hace a usted la sugerencia de permanecer despierto y reforzar su deseo de vivir... para salvar su vida y sus propiedades

   PROCURE NO CONDUCIR SU AUTOMÓVIL HACIA SU PROPIO ENTIERRO. El titular de un artículo de periódico rezaba lo siguiente: «Con retraso a un entierro. Seis personas mueren en un accidente a 170 kilómetros por hora.» La introducción decía “Seis entierros se adelantaron el domingo a causa del accidente de un automóvil cuyo conductor pisó el acelerador, pensando que él y sus familiares llegarían tarde a un funeral”.

   Conduzca con cuidado si quiere estar física y mentalmente sano y si quiere vivir más tiempo. En tanto que peatón, esté atento a los peligros y obedezca las leyes del tráfico. Y cuando viaje en un automóvil a cuyo volante se encuentre otra persona, recuerde que se halla usted a merced de sus debilidades físicas mentales, si las hubiera, así como del estado mecánico de su vehículo. Tenga el valor de rehusar viajar con un conductor embriagado o en un vehículo cuyos frenos no funcionen adecuadamente... aunque sea usted su propietario. «¡La vida que salve puede ser la suya! »

  LA SEGURIDAD SALVA PRIMERO VIDAS CON UNA AMP. A pesar de que cada una de sus cuarenta y cinco plantas costó un millón de dólares, el Edificio Prudencial de Chicago fue el edificio comercial más barato de su clase que jamás se haya construido. ¿Por qué? ¡ Porque no costó ni una sola vida! No se produjo ningún accidente grave. Se adoptaron medidas de seguridad gracias a la AMP.

  En cambio, unas actitudes mentales negativas en las que se incluían la ignorancia y la negligencia, pro- vocaron trágicos accidentes:

  ¡Una muerte por cada treinta metros de altura en el edificio Empire State !

  ¡Ciento diez muertos en la construcción de la presa Hoover!

  ¡Una vida por cada treinta y cinco metros en la construcción del puente de la Bahía San Francisco Oakland!

  ¡Ochenta muertos en la construcción del acueducto del río Colorado !

  ¡Mil doscientos diecinueve muertos en la construcción del canal de Panamá! (Ocurrieron cuatro mil setecientos sesenta y seis muertes durante la construcción de este proyecto, pero por otras causas). ¡Noventa y siete muertos en la construcción de la presa Grand Coulee y el proyecto de la cuenca del río Columbia !

  Como es lógico, nadie sabe realmente cuándo se producirá la tragedia. Pero siempre es mejor estar preparado. Estará usted preparado si tiene una Actitud Mental Positiva. Tía Kitty lo estaba.

  ¡CUANDO SE PRODUCE LA TRAGEDIA! Tía Kitty perdió a su único hijo cuando éste tenía nueve años. Al igual que muchas amas de casa y madres, no tenía ninguna preparación laboral. Pero sí tenía una profunda fe religiosa. Sabía que, a pesar de su gran pérdida, su misión era seguir viviendo para contribuir a que este mundo fuera un mundo mejor. Pero, ¿cómo podía conservar su salud física y mental para poder seguir vi - viendo?

  Tía Kitty llegó a la conclusión de que para aliviar su dolor y llenar el gran vacío de su vida, tendría que mantenerse muy ocupada y hacer todo cuanto estuviera en su mano para hacer felices a otras personas, ya que no podía hacerlo para su hijo.

  Por consiguiente, se buscó un trabajo de camarera en un bullicioso restaurante. Su horario era muy largo. Su trabajo le exigía hablar con la gente y mostrarse alegre. La fe en su religión y su sincero interés por las demás personas, combinados con el trabajo y el tiempo, neutralizaron su dolor y salvaron su salud física y mental.

  De hecho, su salud puede verse afectada por muchas influencias internas. Y algunas de estas influencias quizá sean producto de la imaginación.

  ¡UNA ALUMNA DE UNA ESCUELA SUPERIOR SUFRE DOLORES ANTES DE LOS EXÁMENES! A causa de las interrelaciones entre la mente y el cuerpo, el subconsciente puede producir desórdenes corporales aparentes provocados por trastornos emocionales con el fin de conseguir un determinado resultado.

Una experiencia sacada de la realidad nos lo demostrará.

  Una estudiante de escuela superior experimentaba unos fuertes dolores en la espalda cada día que tenía que examinarse de alemán o de historia. Ninguna de dichas asignaturas le gustaba. No estaba adecuada- mente preparada. Sus dolores eran tan fuertes, que le parecía que no podía levantarse de la cama. No simu- laba. Sufría de veras.

  Una peculiar característica del dolor lo constituía el hecho de que empezaba a ceder hacia las 3,30 de la tarde, cuando terminaba la escuela. ¡ Al anochecer del mismo día, cuando su novio acudía a visitarla, el dolor desaparecía de forma prodigiosa! Probablemente estará usted pensando que a aquella muchacha no le hubiera venido mal un poco de ayuda psiquiátrica. Así es, en efecto. Ella y otras muchas personas como ella se han beneficiado de la religión y la psiquiatría. Ambas cosas no están tan alejadas como parece. ¿Por qué?

   RELIGIÓN Y PSIQUIATRÍA. Las normas y regulaciones relativas a la salud física y mental y a la longevi dad se hallaban ligadas a la religión mucho antes de que las palabras fisiología, psicología y psiquiatría formaran parte del lenguaje. Ello es especialmente cierto en lo que hace referencia a la aplicación de técnicas relacionadas con el subconsciente.

   Se comprende fácilmente que las clínicas psiquiátricas y los servicios de asesoramiento estén convir- tiéndose en una parte integral de las organizaciones religiosas de distintas denominaciones.

  ¡EL REVERENDO AYUDA A LOS ENFERMOS! El reverendo Norman Vincent Peale y el doctor Smiley Blanton crearon la Fundación Americana de Religión y Psiquiatría, que ahora se llama Instituto de Religión y Salud. Se trata de una clínica no sectaria y sin ánimo de lucro que funciona en la ciudad de Nueva York.

Cualquiera que sufra algún problema emocional puede recibir ayuda, independientemente de la raza, la religión o la solvencia económica. Hoy en día, cuenta con un equipo profesional de treinta y cinco personas entre las que figuran psiquiatras, clérigos, psicólogos y asistentes sociales especializados en psiquiatría, los cuales trabajan en régimen de plena dedicación o bien con horario reducido.

  Si desea recibir información sobre cómo establecer un servicio de asesoramiento en su iglesia, escriba a los Institutos.

  ¿QUÉ HAY POR DELANTE? ¿Qué es lo que le espera? La salud mental y física son dos grandes recompensas de la Actitud Mental Positiva. Es cierto, hace falta esfuerzo, paciencia y práctica para adquirir y conservar una Actitud Mental Positiva. Sin embargo, un propósito definido, una reflexión limpia y clara, una vi sión creadora, una acción valiente, la perseverancia y la verdadera percepción, todo ello aplicado con entusiasmo y fe, le serán de mucha utilidad para alcanzar y conservar una Actitud Mental Positiva.

  ¿Y qué hay por delante a medida que usted se vaya aproximando a sus objetivos?

  Hay por delante la felicidad.

  Si es usted feliz ahora, querrá conservar y aumentar esta maravillosa felicidad que ya tiene. Si ahora no es feliz, querrá aprender de qué manera puede serlo. Pasemos al capítulo 18, titulado «Cómo ser feliz» al objeto de hallar unos principios adicionales del éxito con AMP capaces de acelerar nuestro avance hacia la felicidad.

GUÍA Nº 17

  Ideas a seguir

 

1.Puede usted gozar de una salud más plena. Una Actitud Mental Positiva repercute en su salud. Y atrae la buena salud. La Actitud Mental Negativa atrae la mala salud.

2.El hecho de tener pensamientos buenos, positivos y alegres mejorará su forma de sentirse. Lo que afecta a su mente afecta también a su cuerpo.

3.Una Actitud Mental Positiva en relación con las personas a las que ama puede ser el medio de salvar sus vidas. Recuerde al padre que salvó la vida d su hijo, entrando en acción con una Actitude Mental Positiva.

 

  4.Aprenda a practicar la AMP, en lugar de ceder a la AMN tal como hizo la esposa del ingeniero. Su AMN la llevó a la muerte.

  5. Desarrolle en su interior una Actitud Mental Positiva tan poderosa que pueda transmitirse desde su conciencia a su subconsciente. Si lo hace, observará que, en momentos de necesidad y emergencia, dicha actitud aflorará automáticamente a su conciencia. Incluso en la mayor emergencia de la vida: la muerte.

 6. Estudie la Biblia y otros libros de inspiración. Le ayudarán y le enseñarán a estimularse a sí mismo para emprender una acción positiva y deseable de tal manera que pueda alcanzar los objetivos que desee.

 7. Aprenda a utilizar los 17 principios del éxito y a aplicarlos a su vida. ¿Se los ha aprendido de memoria?

 8. Toda la riqueza del mundo por sí misma no puede comprar la salud. Pero usted puede alcanzar una buena  salud, esforzándose por hallarla y observando unas simples normas y hábitos de higiene y buena salud.

    Recuerde que John D. Rockefeller tuvo que retirarse a la edad de 57 años a causa de su mala salud, pero, a través de una Actitud Mental Positiva y una vida sana, alcanzó la avanzada edad de 97 años.

 9. La AMP reconoce la importancia de la educación en la higiene física, mental y social, así como el hecho de  que la ignorancia de estas cuestiones puede llevar al pecado, la enfermedad y la muerte. Manténgase al día en lo concerniente a los actuales progresos sobre la salud mental, moral y física.

10. Nunca abandone la esperanza... porque siempre hay una cura potencial para todas las dolencias. Desarrolle una AMP y elimine las conjeturas en lo concerniente a su salud, buscando ayuda en el    momento adecuado.

11. La AMP repele los accidentes y las tragedias, manteniendo a la persona con una AMP alerta ante los peligros en todo momento. No obstante, si se produjera la tragedia, la AMP puede ayudarle a afrontar las dificultades con calma y serenidad.

12. Se puede alcanzar una mente sana y un cuerpo sano si se utiliza una AMP. Recuerde, podrá gozar de buena salud y vivir más tiempo con una AMP.

 

¡ME SIENTO SANOI ¡ME SIENTO FELIZ! ¡ME ENCUENTRO ESTUPENDAMENTE 
 
 
 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas