web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

COMO SUPERAR EL FRACASO Y OBTENER EL ÉXITO

Capitulo 8

Cortesía y servicio

Napoleon Hill

 
 
 

Cortesía y servicio

 

“Cortesía“ y “Servicio” es el lema para la comercialización y aplica a la persona que esta mercadeando servicios personales en forma más directa que el empleador para el cual trabaja, por que en el análisis final, ambos, el empleador y su empleado son EMPLEADOS POR EL PUBLICO QUE SIRVEN. Si fallan en el buen servicio ellos pagan por la pérdida de sus privilegios de estar sirviendo.

Todos podemos recordar el tiempo cuando el señor que leía el medidor de gas golpeaba a la puerta lo suficientemente fuerte como para romper el panel.

Cuando la puerta se abría él mismo se entraba sin ser invitado, con un ceño en su cara que plenamente decía, “¿por qué demonios me hizo esperar?.”

Todo eso ha atravesado un cambio. El hombre del medidor ahora se comporta como un caballero que esta “encantado de estar a su servicio.” Antes que las compañías de gas aprendieran que sus hombres ceñosos estaban acumulando lastre nunca a ser despejado, el vendedor cortés de las hornillas de aceite vino adelante e hizo un negocio de oficina de tierra.

 

Durante la depresión, pasé varios meses en la región minera de antracita de Pensilvania, estudiando las condiciones, que destruyeron la industria hullera.

Entre algunos descubrimientos muy significativos, el hecho fue la avaricia por parte de los operadores y sus empleados, la causa principal de la pérdida del negocio para los operadores y la pérdida de trabajo para los mineros.

A través de la presión de un grupo ferviente de líderes gremiales, representando a los empleados y la avaricia por ganancias por parte de los operadores, el negocio de la antracita de repente disminuyó. Los operadores de carbón y sus empleados condujeron a la baja de los acuerdos, añadiendo el costo del “acuerdo” al precio del carbón, hasta que finalmente, descubrieron que habían CONSTRUIDO UN NEGOCIO MARAVILLOSO PARA LOS FABRICANTES DE EQUIPOS DE HORNILLAS DE ACEITE Y LOS PRODUCTORES DE PETROLEO CRUDO.

     

“¡Los sueldos del pecado son la muerte!” Muchos han leído esto en la Biblia pero pocos han descubierto su significado. Ahora y por algunos años el mundo entero ha estado escuchando A LA FUERZA, un sermón el cual puede ser bien llamado “LO QUE UN HOMBRE SIEMBRA ES LO QUE RECOGE.”

Nada tan generalizado y efectivo como la depresión podría posiblemente ser “sólo una coincidencia.” Detrás de la depresión había una CAUSA. Nunca ocurre algo sin alguna CAUSA. La causa de la depresión es atribuida directamente al hábito mundial de tratar de COSECHAR sin SEMBRAR.

Esto no se debe confundir para significar que la depresión representa una cosecha en la cual el mundo esta siendo FORZADO a recoger sin haber SEMBRADO. El problema es que el mundo sembró el tipo de semilla equivocada. Cualquier agricultor sabe que no puede sembrar semillas de cardo y tener una cosecha de granos. Al comienzo de la guerra mundial las personas del mundo empezaron a sembrar la semilla inadecuada de servicios, tanto como en calidad como en cantidad. Casi todo el mundo estaba comprometido con el pasatiempo de tratar de RECIBIR SIN DAR.

Estas ilustraciones son para llamar la atención de aquellos que tienen servicios personales para mercadear, nosotros somos de donde estamos y lo que somos, debido a nuestra propia conducta! Si hay un principio de causa y efecto, que controla los negocios, finanzas y transportación, este mismo principio, controla individuos y determina su estatus económico.

 

¿Cuál es su grado de “CCE“?

Las causas del éxito en el mercadeo de servicios EFECTIVO y permanentemente, han sido claramente descritas. A menos que esas causas sean estudiadas, analizadas, entendidas y APLICADAS, ningún hombre puede mercadear sus servicios efectiva y permanentemente. Cada persona debe ser su propio vendedor de servicios personales.

La CALIDAD, la CANTIDAD de servicio prestado y el ESPÍRITU el cual se ofrece, determina en toda su extensión, el precio y la duración de empleo. Para

mercadear servicios personales efectivamente, (significa un mercado permanente y precio satisfactorio bajo condiciones placenteras), uno debe adoptar y seguir el “CCE” fórmula que significa que: CALIDAD, más CANTIDAD, más el apropiado ESPIRITU de cooperación, iguala a un experto en ventas de servicios.

 

¡Recuerde la fórmula “CCE”, – APLIQUELA COMO UN HABITO!

Analicemos la fórmula para asegurarnos que entendemos exactamente lo que significa.

  1. CALIDAD de servicios significa que debe ser interpretada como el  funcionamiento de cada detalle, en conexión con su posición, de la manera  más eficientemente posible con el objeto de siempre tener en mente la  mejoría de la eficiencia.

 

2. CANTIDAD de servicio debe ser entendida como el HABITO de presta  todos los servicios de los cuales uno es capaz de ofrecer a toda hora, co  el propósito de incrementar el monto de servicios presentados con mayores habilidades desarrolladas a través de la práctica y experiencia. El énfasis es de nuevo puesto en la palabra HABITO.

 

3. ESPIRITU de servicio significa que debe ser interpretado como e HABITO de ser agradable, conducta armoniosa, la cual inducirá a la cooperación de los asociados y los empleados.

 

La aptitud de CALIDAD y CANTIDAD de servicio no es suficiente para mantener un mercado permanente de sus servicios, la conducta o el ESPIRITU el cual usted da su servicio, es un factor determinante en conexión con ambos: el precio que recibe y la duración de empleo.

 

Andrew Carnegie enfatizó sobre este punto más que otros en conexión con su descripción de los factores que llevan al éxito en el mercadeo de servicios personales. Él recalca, una y otra vez la necesidad de una CONDUCTA ARMONIOSA. Él enfatiza el hecho que el no retendrá, no importa que tan grande sea la CANTIDAD, o tan eficiente la CALIDAD de su trabajo, a menos que él trabaje en un espíritu de ARMONIA. El señor Carnegie insistía a los hombres en ser AGRADABLES. Para comprobar que él ponía un gran valor sobre esta calidad, él permitía que muchos hombres que conformaban sus estándares se convirtieran en hombres adinerados.  

 

Aquellos que no loconformaban, tenían que hacer espacio para otros.

La importancia de una personalidad grata ha sido recalcada por que es un factor que le permite a uno prestar servicios con un ESPIRITU apropiado. Si uno tiene una personalidad GRATA y presta servicios con espíritu de ARMONIA, estos valores a menudo reemplazan las deficiencias de CALIDAD y la CANTIDAD de servicios que uno presta. Es decir, nada puede EXITOSAMENTE SUSTITUIR UNA CONDUCTA GRATA.

El valor capital de sus servicios

La persona cuyo ingreso se deriva completamente de la venta de servicios personales, no es menos comerciante que el hombre que vende artículos y  también se le puede agregar, que tal persona está sujeta a LAS MISMAS REGLAS de conducta, como el comerciante que vende mercancía.

Esto ha sido enfatizado, por que la mayoría de las personas que viven de la venta de servicios personales cometen el error de considerarse libre de las reglas de conducta y responsabilidades adjuntas, para aquellos que están comprometidos mercadeando artículos.

La nueva manera de mercadear servicios ha prácticamente forzado empleadores y empleados en una alianza de asociación a través de la cual ambas toman en consideración los derechos de los terceros, EL PUBLICO AL QUE ATIENDEN.

El día del “vaya y agarre“ ha pasado. Ha sido suplantando por el “vaya y dé.”

Finalmente los métodos de presión en los negocios volaron la tapa. Nunca habrá la necesidad de poner la tapa otra vez, por que en el futuro, los negocios serán conducidos por métodos que no requerirán de presión.

El valor actual del capital de sus cerebros puede ser determinado por la cantidad de ingreso que puede producir (mercadeando sus servicios.) Un estimado justo del valor capital de sus servicios se puede hacer multiplicando su ingreso anual por dieciséis y dos tercios, como lo es razonable estimar que su ingreso anual representa el 6% de su valor capital. El dinero da un rendimiento de 6% anual.

 

El valor del dinero no vale más que el valor del cerebro. A veces vale mucho menos.Los “cerebros” competentes, si son efectivamente mercadeados, representan aún más una forma deseada de capital, que aquel que es requerido para conducir una negociación en artículos, por que los “cerebros” son una forma de capital que no puede ser permanentemente desvalorizadas por depresiones económicas, ni tampoco este tipo de capital puede ser robado o gastado. Aún más, el dinero que es esencial para la conducción de negocios no vale nada, como una duna de arena, hasta que no haya sido mezclado con “cerebros” eficientes.

 

 
 
 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas