web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

Enseñanzas de los Maestros Ascendidos

 
  Antiguos manuscritos tibetanos dicen que Jesús pasó 17 años (edad 12 a la 29) en oriente como estudiante y como maestro. Él obtuvo su maestría en las escrituras Hindúes y Budistas, aprendió a curar y a exorcizar demonios, y se preparó para su misión palestina.

   “Para mí el gran descubrimiento de esos textos es que Jesús no se clamaba nacido un Dios”, dice la señora Prophet, “El se veía a sí mismo como un discípulo. Él estudió y aprendió. El se convirtió en un gran adepto. Jesús es nuestro salvador quien nos salvo de forma que nosotros pudiéramos caminar el mismo sendero de discipulado que el camino”

   El principio fundamental de las Enseñanzas de los Maestros Ascendidos es que todos los hijos e hijas de Dios tienen una llama Divina la cual es su potencial para convertirse, o realizar, al Cristo interno y ascender como Jesús lo hizo.

   Este concepto esta en el corazón de la mayoría de las religiones, de Este y Occidente. Y esto era parte de las enseñanzas originales de Jesús a sus discípulos la cual fue o destruida u obscurecida por los padres de la Iglesia.

   Jesús nunca dijo que el era el único y exclusivo hijo de Dios. Cuando en Juan 3:16 el habló del “hijo unigénito”, el se estaba refiriendo al Cristo Universal, cuyo cuerpo esta individualizado (segmentado) para cada uno de nosotros como nuestro Maestro interno personal. A este Maestro nos dirigimos como nuestro Amado Santo ser Cristico –“La verdadera luz que alumbra a todo hombre que viene al mundo”, como Juan escribió.

   La palabra Cristo viene del Griego Christos, significando “ungido”. Entonces el Cristo es aquél que esta ungido con la Luz del Señor, la “Presencia YO SOY”. Este es el YO SOY EL QUE YO SOY (Yod He Vau He) presenciado por Moisés el cual Dios individualizó para cada uno de sus hijos e hijas.

   Los primeros Cristianos Gnósticos, cuyas escrituras fueron suprimidas por la Ortodoxia, enseñaron los mismos principios. El evangelio Gnóstico de “Philip” describe al seguidor de Jesús que camina completamente en sus pasos como “No como un Cristiano pero como un Cristo”. En el evangelio Gnóstico de Tomas, Jesús dice, “Yo no soy su Maestro... Aquél que beberá de mi boca se convertirá como yo: Yo mismo me convertiré en él”.

   El entendimiento de que cada alma tiene el potencial de externar su divina naturaleza también se encuentra en los textos Budistas que hablan de la “Esencia del Buda” que esta “En todos los seres en todos los tiempos”.

   La Sra. Prophet dice, “El concepto de la encarnación de la Luz de Dios, el Buda interno y el Cristo interno, es lo que ha sido sacado de nosotros en la Iglesia de Occidente (Oeste), en las sinagogas, mezquitas, y templos”

   La culminación del sendero de la Cristeidad es la iniciación de la Ascensión, una aceleración espiritual de conciencia que toma lugar a la conclusión de nuestras vidas cuando el alma regresa al Padre y es liberada de la rueda de Karma y Reencarnación.
   

Amigos en "Lugares Altos" Los Maestros Ascendidos

“Que podría ser más deleitable que Recibir a nuestros amigos de lugares lejanos”
- Confucio

   Confucio empujaba a sus discípulos a encontrar buenos amigos. Jesús lavó los pies de sus compañeros y los sanó. Y el Buda enseñó que las amistades eran la clave para el éxito en el sendero espiritual.

   ¿Dónde estaríamos sin amigos? Ellos nos apoyan de manera que nunca podremos comprender. El lazo se hace profundo y nosotros obtenemos fortaleza de cada amistad. Y el Amor que damos y recibimos nos permite crecer a todos y obtener nuestras metas.

   Cualquier cosa es posible cuando tenemos amigos grandiosos. Las comunidades de amigos pueden cambiar el mundo especialmente cuando unimos fuerzas con amigos que tienen una influencia extraordinaria.

   Has meditado, te has conectado con tu niño interno y has experimentado la paz. Pero no lo hiciste solo.

   Tus Amigos en las alturas te estuvieron guiando, inspirando y protegiendo. Saint Germain, Kuthumi, El Morya, Afra, Madre María, Santa Teresa de Avila, San Miguel Arcángel, Moises, Godfre, Lao Tzu, Confucio, Kuan Yin y Jesús por nombrar algunos.

   Estos seres espirituales inmortales son conocidos como los Maestros Ascendidos. Ellos ganaron su libertad eterna, su ascensión abrazando el sendero del Amor, cultivando su divinidad innata, obteniendo la maestría de su karma y sirviendo a otros. Ellos caminaron por la Tierra como grandes místicos y fueron innovadores en la religión, gobierno, ciencias, artes, educación y otros campos. Los conocimos en encarnaciones pasadas como nuestros amigos, nuestra familia, co - trabajadores y lideres.

   Quizás has sentido la presencia amorosa de un Maestro al lado tuyo dándote esperanza. O has sentido una mano que te guía revelándote el próximo paso en tu sendero. O escuchado una voz advirtiéndote un peligro. Pero tu pensabas que los inmortales estaban en otro lado. De hecho, ellos han estado aquí mismo, a lo largo, guiando, enseñando, confortando. Su Mensaje para ti: Tu, también, puedes reunirte con Dios.

   En la Iglesia Universal y Triunfante, en nuestro Centro de Enseñanzas, nosotros trabajamos con una gran comunidad espiritual de Maestros Ascendidos y procuramos seguir su ejemplo. Y en ese espíritu nosotros te extendemos una bienvenida de Corazón.

La Gran Hermandad Blanca

   Los Maestros Ascendidos son parte de una jerarquía de seres conocida como “La Gran Hermandad Blanca”, una Orden de Santos occidentales y Maestros orientales. (El término “blanca” no se refiere a la raza sino al aura de luz blanca que rodea a estos inmortales). Ellos son nuestros hermanos y hermanas mayores en el sendero de la cristeidad personal que se han graduado de la escuela de la tierra, ascendiendo como Jesús lo hizo al concluir su misión terrenal.

   Ellos son la gran multitud de santos “vestidos de túnicas blancas” que estaban delante del trono de Dios
. La Hermandad trabaja con buscadores serios y servidores públicos de cada raza, religión y forma de vida para asistir a la humanidad en su evolución ascendente.

 

 
 
 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas