web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

EL MISTICISMO SE MANIFIESTA

en todas las épocas y culturas. Sin embargo, son pocos los que siguen un camino de entrega y dedicación que desemboca en la obtención de asombrosos poderes psíquicos.
 

Salvador Hernaez
"NOSOTROS HEMOS SOÑADO EL mundo. Lo hemos soñado resistente, misterioso, visible, ubicuo en el espacio y firme en el tiempo; pero hemos consentido en su arquitectura tenues y eternos intersticios de sinrazón para saber que es falso'
Jorge Luis Borges.
Otras Inquisiciones.


Es una mujer menuda, de ojos chispeantes y sonrisa de apóstol (en su acepción del que se consagra a la propagación de alguna idea generosa), sus blancos cabellos impregnan de maternidad, esto es, de sabiduría, a sus palabras. lndra Devi o Mataji, antes Jean Peterson y antes aún Zhenia Zitovich, es una mujer excepcional instalada desde hace muchos años en Argentina y de la que el presidente Menem dijo: "Sabe donde está el poder... la luz...". Medio siglo enseñando yoga y, lo que es más importante, enseñando a los demás a encontrarse consigo mismo. Eso es el misticismo: la obtención de la paz espiritual, encontrar la armonía interior, armonizar con el mundo exterior y hallar el equilibrio en las relaciones con amigos y parientes. Como dice lndra Devi, 'todo eso cualquiera puede conseguirlo, siempre y cuando pueda despertar dentro de sí mismo sus posibilidades físicas, mentales y espirituales adormecidas".

Todos tenemos la capacidad de ser místicos ("hombres que miran hacia el interior, aquellos cuya cárcel da al infinito", los definió el escritor Aimé Michel), de alcanzar ese "estado que consiste en cierta unión inefable del alma con Dios por el amor, y que va acompañada accidentalmente de éxtasis y revelaciones' (Diccionario Ideológico de Julio Casares). Marsha Sinetar en Monjes y místicos de la vida cotidiana (Libro Guía) asegura que "las personas corrientes pueden y llegan a alcanzar su integridad (...). Experimentan en la conciencia diaria el sentido místico". Sin embargo, no todos tenemos la capacidad de seguir la vía ascética necesaria para alcanzar ese grado de madurez espiritual, aunque como veremos también se intenta atajar por otros caminos, no tan sufridos.

 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas