web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

Ensimismamientos

“DESIDERATA”

Cuyo significado en latín es:

“Expresión de deseos”

Desear es anhelar, querer y ansiar.

El querer tiene su raíz en la voluntad.

La voluntad mueve. . .

Mueve el bien que se conoce como bueno.

Cuando se tiene lo bueno, no se ansía, se goza.

El texto: propone la felicidad, la libertad, la alegría,

la buena compañía y la nobleza, que rechaza lo que se opone a eso.

Aconseja el examen de conciencia al terminar la jornada.

De esta manera, da inclinación al análisis de lo actuado.

Hay otro modo de proponerlo, al comenzar el día.

No como un filme de lo  histórico,

sino como parte del proyecto de vida

que cada ser humano está buscando.

 CONSTRUYE TU FELICIDAD

 Cuando la ansiedad empuja tu vida,
trata de ser tu mismo y muéstrate como eres.
El tiempo te dará la razón para sentirte
libre como el viento; utiliza todas las
alegrías y las emociones compartidas o no;
dibuja en tu rostro el espejo de tu alma y
verás un mundo diferente.

Cuando muere el día, repasa tus verdades y tus mentiras;

apártate del engaño, del egoísmo y de la perversidad,

porque son males de la época,

proclama las ideas que sustentas,

si son nobles, quedarán grabadas en tu ayer y

te alimentaran las ilusiones del presente.

¡Si amas tu vida!, aléjate del orgullo y de la soberbia

porque son expresiones efímeras.

No te unas a las incongruentes pluralidades
que viven pensando en formar un bosque,
sabiendo que lo harán con árboles de raíces muertas.

En cada anochecer, apacienta tu alma y

cuando despiertes, encontraras un nuevo día,

sabiendo que eres una realidad del presente,

con tu propia historia, sin hundirte en el lodo.
Utiliza tu dimensión, no para armar trampas,
sino para que te encuentres tú mismo y

puedas sentirte como un ser humano feliz.


 

EL VALOR SUPREMO DE LA FE

¡La fe... es el símbolo de la grandeza!.
Es el testimonio de lo que puedas lograr mañana.
Es el agua que vivifica tu existencia.
Es la infinitud de la humanidad para sentirse más dueña de sí misma.
Es el asombro y la tolerancia de todos aquellos, que
no saben por dónde caminan.
Es la luz de la esperanza , cubre todos los espacios.
Es la esencia de la fertilidad y la creación.
Son los sueños y la realidad de tu ser en desarrollo.
Es el compendio de lo infinito como creencia;
y por sobre todas las cosas,
es la esencia de la vida... en uno mismo.


 

SUEÑOS ENSIMISMADOS

 

¡OH DIOS. . . !

Tú que te asemejas al silencio de las piedras.

Eres el asombro de todos los tiempos y de todos los hombres.

La luz de la esperanza dice que nunca envejeces y

guarda lo permanente, que es el dolor de la vida y

la ansiedad de todos en querer verte.

Como penitente, deseo revolcarme sobre el lugar que tú estás pisando,

para desprenderme de los imperfectos, que tienen matices diferentes.

Todo es como un sueño ensimismado,

aunado a los acontecimientos que me lastiman y entristecen,

en semejanza a una flor, que llora en silencio su lenta agonía.

¡OH DIOS. . .!

¿Cuándo podré ver tu rostro en el espejo y no el mío?

Para poder hablar contigo, y me pintes el sabor de la vida,

como tú bien sabes, y me respondas:

¿En dónde puedo encontrar la verdad, sobre esta tierra que piso?

 

 

MEDITACIÓN

 

Cuando el fulgor de la desesperanza, golpea tus sentimientos, detente.

Piensa en lo que acontece.

Busca un lugar apacible y silencioso;

cierra tus ojos, ahondándote dentro de tu espacio

y sin darte cuenta, vas a navegar con la brisa suave del viento,

dentro del silencio que llevas en tu interior,

en semejanza a las aves que se quedan en el espacio sin mover sus alas.

Cuando llegues al silencio profundo,

te encontrarás contigo mismo, libre de todas sutilezas.

El resplandor que alumbra el camino,

te empujará por la senda, con un nuevo amanecer,

 una nueva esperanza, y un futuro  sin agobios ni tristezas.

Antonio Juan José Sacchetti
ajjsacchetti@ciudad.com.ar

 
 
 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas