Llama Violeta

Llama Violeta


 

 
 
 
 
 
 
 

 
 

Cap 17:

Sumario y Apéndice

 

 

 

Hay una MATERIA PENSADORA de la cual todas las cosas son hechas y que, en su estado original, impregna, penetra, y llena los interespacios del universo.

En esta SUSTANCIA, un PENSAMIENTO produce la cosa que es imaginada por ese pensamiento. El hombre puede formar cosas en su pensamiento, y si impregna con su pensamiento a la SUSTANCIA SIN FORMAR, puede causar la cosa que él piensa debe ser creada.

 

 

 

Para hacer esto, el hombre debe pasar de lo competitivo a la mente creativa; de otra manera, él no puede estar en armonía con la INTELIGENCIA SIN FORMAR, que es siempre creativa y nunca de espíritu competitivo. El hombre puede entrar en una plena armonía con la SUSTANCIA SIN FORMAR teniendo una GRATITUD viva y sincera para las bendiciones que esto le concede.

La gratitud unifica la mente de hombre con la INTELIGENCIA DE LA SUSTANCIA, para que los PENSAMIENTOS del hombre sean recibidos por la SUSTANCIA SIN FORMAR. El hombre puede permanecer en el nivel creativo sólo uniéndose con la INTELIGENCIA SIN FORMAR por medio de un sentimiento profundo y continuo de gratitud.

El hombre debe formarse una imagen mental clara y definida de las cosas que él desea tener, hacer, o convertirse; y él debe mantener esta imagen mental en sus pensamientos, estando profundamente agradecido al SUPREMO porque le concederá todos sus deseos.

El hombre que desea enriquecerse debe pasar sus horas de ocio en la contemplación de su VISIÓN, y en una formal acción de gracias por lo que recibe en la realidad.

Nunca es demasiada la importancia que se pone en la contemplación frecuente de la IMAGEN mental, acoplada con la FE firme y la GRATITUD devota.

Esto es el proceso por el que se IMPRIME E IMPREGNA la imagen en la SUSTANCIA SIN FORMAR, y las fuerzas creativas se ponen en movimiento.

La energía creativa trabaja por los canales establecidos de su crecimiento natural, y del orden industrial y social.

Todo lo que es incluido en su imagen mental seguramente le llegará al hombre que siga las instrucciones dadas, y cuya fe no vacile.

Lo que él quiera le llegará por los caminos del comercio establecido. Para recibir lo suyo cuando esto le llegue, el hombre debe ser activo; y esta actividad sólo puede consistir en cubrir ampliamente su lugar presente.

Él debe mantener en su mente el OBJETIVO de enriquecerse a través de la realización de su imagen mental. Y él debe hacer, cada día, todo lo que pue de ser hecho ese día, teniendo cuidado de hacer cada cosa de una manera correcta.

Él debe dar a cada hombre un valor de uso superior al valor en efectivo que él recibe, para que cada transacción produzca más vida; y él debe mantener el PENSAMIENTO DE AVANCE, para que la impresión de CRECIMIENTO sea comunicada a todos los que están en contacto con él.

Los hombres y las mujeres que practiquen las instrucciones precedentes seguramente se enriquecerán; y la riqueza que ellos reciban estará en proporción exacta con el carácter definitivo de su visión, la fijeza de su objetivo, la constancia de su fe, y la profundidad de su gratitud.

Final

Apéndice
Otros libros de Wallace D. Wattles:

"La Ciencia de estar bien"
“Este volumen es el segundo de una serie, de la cual el primero es LA CIENCIA DE HACERSE RICO. Así como aquel libro estaba destinado para aquellos que querían hacerse ricos, esté está enfocado para todos aquellos que quieren salud, y que desean una guía práctica y manejable, no un tratado filosófico. Es un instrumento para el uso del PRINCIPIO UNIVERSAL de la vida, y mi esfuerzo ha sido el de tratar de explicar todo de un modo tan sencillo y simple que el lector, aunque pueda no haber estudiado previamente el NUEVO PENSAMIENTO o la metafísica, pueda seguirlo fácilmente en su camino hacia la salud perfecta. Mientras retuve todos lo que es esencial, he eliminado cuidadosamente todo lo que no lo es; no he utilizado lenguaje técnico, incomprensible, o difícil, y he mantenido un único punto de vista en todo momento”. Wallace D. Wattles

 

  "La Ciencia de estar magnífico"
“Este libro es para hombres y mujeres, jóvenes y viejos, que desean hacer lo máximo de la vida haciendo lo máximo de ellos mismos. He tratado de demostrar sencillamente, simplemente, y sin palabras innecesarias, el camino hacia el poder y la capacidad; está escrito de tal manera para que aquel que corre pueda leerlo. Sé que el sistema aquí propuesto funcionará; no puede fallar. Y sé que los hombres y mujeres que practican estos métodos de acción con corazones sinceros ingresarán dentro de la vida poderosa; serán los niños del Altísimo, y se ubicarán dentro de los más grandes del mundo. Deseo que aquel que lea esto esté entre ellos. Ninguna mera lectura de este libro puede desarrollar una gran personalidad; nada puede hacerlo grande excepto el pensamiento; por lo tanto piense, Piense, ¡PIENSE!” Wallace D. Wattles

 

 

 

 El Místico en tus favoritos  El Místico como tu página de Inicio  
 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas