web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 
 

 
 

Capitulo 2

Hay una Ciencia para hacerse Rico

 

 

 

HAY una Ciencia para hacerse rico, y es una ciencia exacta, como el álgebra o las matemáticas. Hay ciertas leyes que gobiernan el proceso de adquirir la riqueza; una vez que estas leyes son aprendidas y obedecidas por cualquier hombre, él se enriquecerá con una certeza matemática.

La posesión del dinero y las características, vienen como consecuencia de hacer cosas de un CIERTO MODO; los que hacen cosas de este CIERTO MODO, ya sea con intención o por casualidad, se enriquecen; mientras que aquellos que no hacen las cosas de ese CIERTO MODO, sin importar con qué fuerza trabajen o cómo sean de capaces, permanecerán pobres.


 

Es una ley natural que ciertas causas producen determinados efectos; y, por lo tanto, cualquier hombre o mujer que aprende a hacer las cosas de este CIERTO MODO, infaliblemente se enriquecerá. Que la precedente declaración sea verdadera, queda demostrado por los siguientes hechos: Hacerse rico no es un producto del medio ambiente, puesto que si lo fuera, toda la gente en ciertas vecindades se haría rica; la población de una ciudad sería toda ser rica, mientras que los de otras ciudades serían todos pobres; o los habitantes de un estado llegarían a la riqueza, mientras los de un estado contiguo estarían en la pobreza.

Pero por todas partes vemos a los ricos y a los pobres en el mismo ambiente, y a menudo ocupados en los mismos trabajos. Cuando dos hombres están en el mismo lugar, y en el mismo negocio, y uno se enriquece mientras el otro permanece pobre, demuestra que enriquecerse no es, principalmente, un resultado del medio ambiente. Algunos ambientes pueden ser más favorables que otros, pero cuando dos hombres que trabajan en el mismo negocio están en la misma vecindad, y uno se enriquece mientras otros no, esto indica que enriquecerse es el resultado de hacer las cosas de un CIERTO MODO. Y si vamos aún más allá, la capacidad de hacer las cosas de este CIERTO MODO no está tampoco reservada únicamente a la posesión de talento, pues muchas personas que tienen un gran talento permanecen pobres, mientras otros que tienen muy poco talento se enriquecen.

Estudiando a la gente que se enriqueció, encontramos que ellos son de una clase media desde todo punto de vista, y no tienen ningún talento o capacidad mayor que otros hombres. Es evidente que ellos no se enriquecieron porque poseen talentos y capacidades que otros hombres no tienen, sino porque ellos hicieron las cosas de un CIERTO MODO. Hacerse rico no es resultado del ahorro, o “la economía”; mucha gente muy indigente es pobre, mientras que los gastadores empedernidos a menudo se enriquecen. Tampoco se hacen ricos debido a que hacen cosas que otros no logran hacer; dos hombres en el mismo negocio a menudo hacen casi exactamente las mismas cosas, y uno se enriquece, mientras el otro permanece pobre o quiebra.

De todas estas cosas, debemos llegar a la conclusión de que enriquecerse es el resultado de hacer las cosas de un CIERTO MODO. Si enriquecerse es el resultado de hacer las cosas de un CIERTO MODO, y si las causas siempre producen efectos, entonces cualquier hombre o mujer que pueda hacer las cosas de ese modo puede hacerse rico, y el asunto entero está dentro del dominio de una ciencia exacta.

La pregunta que surge aquí es, si este CIERTO MODO puede ser tan difícil que sólo unos cuantos puedan seguirlo. Esto no puede ser verdadero, como hemos visto, porque la capacidad natural no está involucrada. La gente talentosa se enriquece, y los alcornoques también se enriquecen; la gente intelectualmente brillante se enriquece, y la gente sin muchas luces se enriquece; la gente físicamente fuerte se enriquece, y la gente débil y enferma se enriquece. Algún grado de capacidad para pensar y entender es, desde luego, esencial; pero en lo que corresponde a una capacidad natural; cualquier hombre o mujer que tiene la capacidad suficiente como para leer y entender estas palabras, seguramente puede enriquecerse.

También hemos visto que esto no es un resultado del medio ambiente. La posición cuenta algo; uno no iría al corazón del Sahara esperando hacer un negocio exitoso. Enriquecerse implica la necesidad de tratar con hombres, y de estar donde haya gente para ocuparse de ello; y si esta gente está interesada en seguir por el camino que usted quiere seguir, tanto mejor.

Pero esto es todo lo que puede ser importante referido al medio ambiente. Si cualquier persona en su ciudad puede enriquecerse, entonces usted también puede; y si cualquier persona en su estado puede enriquecerse, usted también. Otra vez le insisto, esto no es asunto de escoger algún negocio o profesión particular. La gente se enriquece en cualquier negocio, y en cualquier profesión, mientras sus vecinos en la misma ocupación permanecen en la pobreza.

Es verdad que usted hará todo lo posible en un negocio que le gusta, y que le resulta agradable; y si usted tiene ciertos talentos bien desarrollados, usted hará todo lo mejor posible en un negocio que necesita del ejercicio de esos talentos.

También usted hará todo lo mejor posible en un negocio que está bien ubicado en el lugar correcto; un local de venta de helados trabaja mejor en un clima cálido que en Groenlandia, y una factoría de salmón tendrá más éxito en el Noroeste que en la Florida, donde no hay ningún salmón.

Pero, aparte de esas limitaciones generales, enriquecerse no depende de su contratación en algún negocio en particular, sino de su estudio para hacer cosas de un CIERTO MODO. Si usted está ahora en el negocio, y alguien más en su localidad se enriquece con el mismo tipo de negocio, mientras usted no se enriquece, es porque usted no hace las cosas del mismo modo que la otra persona las hace. Nadie está impedido de hacerse rico por la carencia de capital. Por supuesto, si usted consigue el capital, el crecimiento se hace más fácil y rápido; pero el que tiene capital ya es rico, y no tiene que considerar cómo enriquecerse.

No importa cuán pobre pueda ser usted, si comienza a hacer cosas de CIERTO MODO, usted comenzará a enriquecerse; y usted comenzará a tener el capital. La adquisición de capital es una parte del proceso de enriquecimiento; y esto es una parte del resultado que invariablemente sigue al hacer las cosas de CIERTO MODO.



 

Usted puede ser el hombre más pobre del continente, y estar profundamente endeudado; usted puede no tener amigos, ni influencia, ni recursos; pero si usted comienza a hacer cosas de este modo, infaliblemente debe comenzar a enriquecerse, ya que determinadas causas producen determinados efectos.

Si usted no tiene ningún capital, puede conseguir el capital; si usted está en el negocio incorrecto, puede entrar en negocio correcto; si usted está en una localidad incorrecta, puede ir a la correcta; y usted puede hacer así comenzando en su negocio presente y en su actual localidad para hacer cosas del CIERTO MODO que lo llevará al éxito.

 

 El Místico en tus favoritos  El Místico como tu página de Inicio  
 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas