web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 
 

 
 

Cap 6:

Cómo vienen las riquezas hacia tí

 

 

 

CUANDO digo que usted no tiene que llevar a cabo negocios complicados, no significa que usted no conduzca ningún negocio en absoluto, o que usted está por encima de la necesidad de tener transacciones con los demás.

Quiero significar que usted no tendrá que lidiar con ellos infructuosamente; usted no tiene que conseguir algo para nada, pero debe dar a cada hombre más de lo que usted toma de él. Usted no puede darle a cada hombre más –en el valor en efectivo del mercado– de lo que usted toma de él, pero usted puede darle más en valor de uso, que el valor en efectivo de la cosa que usted toma de él.



 

 

El papel, la tinta, y los demás materiales de este libro pueden no merecer el dinero que usted paga por ello; pero si las ideas sugeridas por este libro le traen miles en dólares, usted no ha sido engañado por los que se lo vendieron; ellos le han dado a usted un gran valor de uso por un pequeño valor en efectivo. Vamos a suponer que yo poseo un cuadro de uno de los grandes artistas que, en cualquier comunidad civilizada, vale miles en dólares. Lo llevo a una conocida Galería de Arte y, por "el arte de vender" inducen a un esquimal a entregar por él un bulto de pieles que valen US$ 500. Realmente lo he engañado, ya que él no puede darle utilidad al cuadro; esto no tiene un valor de uso para él, porque eso no le añadirá nada a su vida. Pero, suponga que le doy un arma que vale US$50 por sus pieles; entonces él habrá hecho un buen negocio, porque puede emplear el arma; podrá conseguir muchas más pieles y mucho alimento; esto le añadirá de muchas formas cosas a su vida; eso lo hará rico.

Cuando usted se eleva desde la ubicación competitiva a la creativa, puede explorar muy estrictamente sus transacciones de negocios, y si usted le vende a algún hombre algo que no añade más a su vida que las cosas que él le da a cambio, usted puede permitirse detener la operación. Usted no necesita agredir a nadie en el negocio. Y si usted está en un negocio que lastima a las personas, salga de ello inmediatamente. Dé a cada hombre más en valor de uso, de lo que usted toma de él en valor efectivo; de esa forma usted añade algo a la vida del mundo por cada transacción de negocio. Si usted tiene gente que trabaja para usted, debe tomar de ellos más en valor en efectivo de lo que usted paga en los salarios; porque así usted podrá organizar su negocio, que estará lleno de empuje, y cada empleado que lo desee pueda avanzar un poco más cada día.

Usted puede lograr que su negocio haga por sus empleados lo mismo que este libro hace por usted. Usted puede así conducir su negocio como si fuera una especie de escalera, por la que cada empleado que haga el correspondiente esfuerzo podrá subir a la riqueza; pero, una vez ofrecida la oportunidad, si él no lo hace no será culpa suya, sino de él. Y, finalmente, si usted debe crear su riqueza de la SUSTANCIA SIN FORMAR que impregna todo su ambiente, esto no significa que deba tomar la forma de la atmósfera y “crearse” ante sus propios ojos. Si usted quiere una máquina de coser, por ejemplo, no significa que usted deba impregnar el pensamiento de una máquina de coser sobre la SUSTANCIA PENSADORA y que la máquina será formada, sin sus manos, en el espacio donde usted se encuentra, o en otro sitio. Si usted quiere una máquina de coser, sostenga la imagen mental de ello con la más positiva certeza de que esto ya está hecho, o está en camino hacia usted.

Después, una vez que ha logrado la formación del pensamiento, tenga la mayor fe, absoluta e incondicional, de que la máquina de coser vendrá; nunca piense en ello, o hable de ello, ya que de cualquier modo debe estar seguro de que va a llegar. Reclámelo ya como algo suyo.

Esto le será traído por el poder de la INTELIGENCIA SUPREMA, que actúa sobre las mentes de los hombres. Si usted vive en Maine, puede ser que un hombre venga desde Texas o Japón para contratar alguna transacción que hará posible la adquisición que usted quiere. Si es así, el asunto entero será una ventaja tanto para el hombre, como para usted.

No olvide ni un momento que la SUSTANCIA PENSADORA está a través de todo, en todo, comunicándose con todo, y puede influir en todos. El deseo de la SUSTANCIA PENSADORA para una más plena y mejor vida ha causado la creación de todas las máquinas de coser que ya han sido hechas; y esto puede causar la creación de millones más, y continuarán, siempre que los hombres pongan en movimiento el deseo y la fe, y actúen de un CIERTO MODO.

Usted puede tener una máquina de coser en su casa; y es cierto que usted puede tener cualquier otra cosa o cosas que usted quiere, y que usted usará para el avance de su propia vida y las vidas de otros. Usted no necesita vacilar sobre lo que dijo Jesús: " es el placer del Padre darles el Reino". La SUSTANCIA ORIGINAL quiere vivir todo lo que sea posible en usted, y quiere que usted tenga todo lo que pueda usar para tener una vida más abundante. Si usted fija en su conocimiento el hecho de que el deseo por la posesión de riqueza es sólo uno con el deseo de OMNIPOTENCIA para una más completa expresión, su fe se hará invencible.

Una vez vi a un niño sentado ante un piano, intentando en vano conseguir la armonía en las teclas; y vi que él estaba afligido y molesto por su inhabilidad de tocar verdadera música. Le pregunté la causa de su disgusto, y él contestó, "puedo sentir la música en mí, pero no puedo hacer que salga bien de mis manos". La música en él era el IMPULSO de la SUSTANCIA ORIGINAL, conteniendo todas las posibilidades de toda la vida; todo lo que hay de música buscaba la expresión a través del niño. Dios, la ÚNICA SUSTANCIA, intenta vivir y disfrutar de cosas a través de la humanidad. Él dice: "quiero manos que construyan maravillosas estructuras, ejecuten divinas armonías, pinten cuadros gloriosos; quiero pies que corran para hacer mis diligencias, ojos para ver mis bellezas, lenguas decir verdades poderosas y cantar maravillosas canciones", etcétera.

Todas las posibilidades que existen, buscan su expresión a través de los hombres. Dios quiere que los que pueden tocar música tengan pianos y cualquier otro instrumento, y tener los medios para cultivar sus talentos al máximo. Él quiere que los que pueden apreciar la belleza sean capaces de rodearse de hermosas cosas. Él quiere que los que pueden distinguir la verdad puedan tener la oportunidad de viajar y observar. Él quiere que los que pueden apreciar la ropa puedan estar maravillosamente vestidos, y los que pueden apreciar el buen alimento puedan ser delicadamente alimentados. Él quiere todas estas cosas porque es Él quien disfruta y las aprecia. Es Dios quien quiere jugar, y cantar, y disfrutar de la belleza, y proclamar la verdad y usar ropa fina, y comer alimentos buenos. "Es Dios el que trabaja en usted para desear y para hacer", dijo Pablo.

El deseo que usted tiene de riqueza es infinito, buscando que Él se exprese a través de usted así como Él procuró encontrar la expresión en el niño del piano. Entonces usted no necesita vacilar o preguntar demasiado. Su parte es focalizar y expresar el deseo de Dios. Esto es un punto difícil para la mayoría de la gente. Ellos conservan algo de la vieja idea de que la pobreza y el sacrificio complacen a Dios. Ellos consideran la pobreza como una parte del plan, una necesidad de la naturaleza. Ellos tienen la idea de que Dios ha terminado Su trabajo, y ha hecho todo lo que Él puede hacer, y que la mayoría de los hombres debe mantenerse pobre porque no hay bastante para todos.

Ellos están tan imbuidos de este pensamiento erróneo, que se avergüenzan de pedir riqueza. Ellos intentan no desear más que una habilidad muy modesta, lo justo para hacerlos sentir cómodos. Recuerdo ahora el caso de un estudiante a quien le contaron que él debía conseguir formar en su mente una imagen clara de las cosas que deseaba, para que el pensamiento creativo pudiera ser impregnado en la SUSTANCIA SIN FORMAR. Él era un hombre muy pobre, que vivía en una casa alquilada, y teniendo sólo lo que ganaba día a día; él no podía comprender el hecho de que toda la riqueza era suya.

Por eso, después meditar el asunto, decidió que, razonablemente, podría pedir una alfombra nueva para el piso de su mejor cuarto, y una estufa de carbón de antracita para calentar la casa durante el tiempo frío. Después de seguir las instrucciones dadas en este libro, él obtuvo estas cosas en unos meses; y luego se dio cuenta que no había pedido bastante. Él caminó a través de la casa en la que vivía, y planeó todas las mejoras que le gustaría hacer en ella; mentalmente agregó una ventana por aquí y otro cuarto por allí, antes de que eso estuviera completo en su mente como su ideal de casa; y luego él planeó su mobiliario.


Manteniendo la imagen entera en su mente, él comenzó a vivir de un CIERTO MODO, y moverse hacia lo que él quería; él posee ahora la casa, y la está reconstruyendo a partir de la forma de su imagen mental. Y ahora, con una fe muy grande, él continúa tratando de conseguir cosas más grandes. Ha sido así de acuerdo a su fe, y esto es así con usted y con todos nosotros.

 

 El Místico en tus favoritos  El Místico como tu página de Inicio  
 
 
 

 

     
         
         
       
       
       

Conferencias Místicas