Respirar para producir ondas gamma y alfa

Victor

Administrator
Staff member
Apr 25, 2020
41
0
6
Respirar para producir ondas gamma y alfa
El autor de Sobrenatural, explica una técnica de respiración particular previa a las prácticas de meditación. Esta forma de respiración busca separar la mente del cuerpo y desplazar la energía acumulada hacia el cerebro, lo que se traducirá en una restauración del campo electromagnético.

La técnica propuesta por Dispenza consiste en la siguiente secuencia:

  1. Contraer los músculos internos del perineo cuando inspiramos
  2. Encoger los músculos del abdomen inferior y luego los del superior.
  3. Mantener la tensión en estas zonas durante un rato, lo que generará que se propague el líquido cefalorraquídeo hasta lo alto de la columna.
  4. De forma simultánea, es necesario atraer la atención a cada fase del proceso.
  5. Luego de apretar los músculos, sé consciente del recorrido desde la columna vertebral. Pasando por el pecho, la garganta, el cerebro y la cima de la cabeza
  6. Al llegar nuestra atención a la coronilla, será el momento de contener el aliento y seguir apretando.
Al acelerar el movimiento ascendente del líquido cefalorraquídeo se genera una corriente que fluye. Dicha fluidez se traduce en la formación de un campo electromagnético tridimensional, es decir, nuestro cuerpo empieza a actuar como un gran imán.

Se empiezan a generar ondas gamma y de continuar haciendo esta práctica de manera adecuada, incluso se pueden producir ondas cerebrales alfa.

Otro efecto de este tipo de respiración es que se transmuta la melatonina en benzodiacepinas. Estos activos químicos inhiben las sustancias que nos hacen sentir miedo, rabia, agresividad, dolor o tristeza. El resultado es una mente analítica relajada y el despertar las zonas de la creatividad.

Cuando la glándula pineal se activa y atrae energía al interior del cuerpo, recibe información que no es visible ni perceptible por los cinco sentidos.

Esta información proviene directamente del campo cuántico, según explica Dispenza.

Esto nos hace experimentar una energía muy poderosa, descritas por algunos como un orgasmo en el cerebro y por otros como el movimiento de la kundalini.

Para saber más sobre esta técnica usada por el Dr. Joe Dispenza, te recomendamos ver este video (en inglés) en el que explica todos los detalles.

Protege tu glándula pineal

Acondicionar la epífisis cerebral

A pesar de estar en un sitio privilegiado de nuestro cerebro, la glándula pineal es sumamente sensible al entorno. Por ello, se recomienda tomar ciertos cuidados para protegerla de efectos indeseables. Entre las acciones para mantenerla en óptimas condiciones están:

  1. Cuidarse de los campos electromagnéticos – La luz del teléfono móvil y otros dispositivos electrónicos, emiten ondas que impactan el funcionamiento de la glándula y puede alterar la secreción de melatonina. Esto puede significar menor rendimiento laboral, estrés, fatiga, insomnio e inhibición del efecto energético propio de su activación.
  2. Mantener en armonía nuestros hábitos diarios con la luz solar – Esto supone dormir preferiblemente cuando está oscuro y despertarse cuando el día esté despuntando. Esto evitará que se distorsione tu ritmo circadiano.
  3. Ingerir alimentos y suplementos que la potencien – Más allá de una dieta saludable, se sugiere agregar chocolate puro, ácido cítrico, aceite de orégano, cúrcuma y verduras en el menú diario. De igual forma, los jugos vegetales, la remolacha y el vinagre de manzana pueden ser favorables. En cuanto a los suplementos que la benefician, están la zeolita, la bentonita, el polvo orgánico MSM y el ormus.
Es sorprendente cómo este órgano del tamaño de una nuez y de apenas 150 miligramos de peso, pueda tener todos esos efectos al funcionar a su máxima potencia. Puede que no sea el asiento del alma, pero la evidencia científica parece perfilar este órgano como un puente hacia una vida más trascendente y a una realidad más compleja y extrasensorial.