web
analytics
Estadísticas
 
 
 
 

Neale Donald Walsch

Conversaciones con Dios 3

Capitulo XIV

 

Estoy lleno de admiración y reverencia al leer esas palabras. Gracias por estar aquí conmigo de esta manera. Gracias por estar aquí con todos nosotros. Millones de personas han leído las palabras en estos diálogos y millones más las leerán. Estamos inmensamente dotados al venir Tú a nuestros corazones.

 Mis seres queridos, siempre he estado en sus corazones. Me da gusto que ahora puedan sentir en realidad que estoy allí.

Siempre he estado con ustedes, nunca los he dejado. Soy ustedes y ustedes son Yo y Nosotros nunca nos separaremos, jamás, porque eso no es posible.

 ¡Espera un momento! Parece como si ya lo hubiera experimentado esto. ¿Acaso no pronunciamos todas estas palabras anteriormente?

 ¡Por supuesto! Lee el principio del capitulo 12. Sólo que ahora significan más de lo que significaron la primera vez.

 ¿No sería bueno si lo de dejà vu fuera real y que en ocasiones verdaderamente experimentáramos algo “una vez más”, para que podamos obtener más significado de eso?

 ¿Qué piensas?

 ¡Pienso que eso es exactamente lo que a veces sucede!

 A no ser que no sea así.

 ¡A no ser que no sea así!

 Bien. ¡Bravo de nuevo! Te mueves con rapidez, con tanta rapidez hacia nuevas comprensiones masivas, que se torna alarmante.

 Sí, ¿no es así? Tengo algo importante que necesito discutir Contigo.

 Sí, lo sé. Adelante.

 ¿Cuándo se une el alma con el cuerpo?

 ¿Cuándo piensas que lo hace?

 Cuando elige hacerlo.

 Bien.

 Sin embargo, la gente desea una respuesta más definitiva. Desea saber cuando empieza la vida, como la conocemos.

 Comprendo.

 ¿Cuál es la señal? ¿Es cuando el cuerpo sale de la matriz, el nacimiento físico? ¿Es el momento de la concepción, la unión física de los elementos de la vida física?

La vida no tiene principio, porque la vida no tiene final. La vida simplemente se extiende; crea nuevas formas.

Debe ser como ese material viscoso de esas lámparas de lava caliente que fueron tan populares en los años sesenta. Las gotitas formaban pelotas grandes, suaves y redondas en el fondo y luego se elevaban con el calor, separándose y formando nuevas gotitas, que tomaban forma al elevarse, reuniéndose cada una en la parte superior y cayendo juntas para formar incluso gotas más grandes, para empezar todo de nuevo. Nunca había ninguna gota “nueva” en el tubo. Todo era el mismo material que se reformaba a sí mismo en lo que “parecía” un material nuevo y diferente. Las variedades no tenían fin y resultaba fascinante observar el proceso que se desarrollaba una y otra vez.

Ésa es una gran metáfora. Así es con las almas. El Alma Uno, que es realmente Todo Lo Que Hay, se reforma en partes cada vez más pequeñas de sí misma. Todas las “partes” estaban allí al principio. No hay partes “nuevas”, sino simplemente porciones de Todo Lo Que Siempre Estuvo, reformándose en lo que “parecen” partes nuevas y diferentes.

Hay una brillante canción pop, escrita e interpretada por Joan Osborne, que pregunta: “¿Y si Dios fuera uno de nosotros? ¿Sólo un sujeto como uno de nosotros?” Tendré que `pedirle que cambie la letra a “¿Y si Dios fuera uno de nosotros? ¿Sólo una gotita como uno de nosotros?”

 

 

¡Ah! Eso es muy bueno. Sabes, su canción era brillante. Impresionó mucho a la gente en todas partes. La gente no podía soportar el pensamiento de que Yo no fuera mejor que uno de ellos.

Esa reacción es un comentario interesante, no tanto sobre Dios, sino sobre la raza humana. Si lo consideramos una blasfemia comparar a Dios con uno de nosotros, ¿qué dice eso sobre nosotros?

¿Qué cosa realmente?

     

Sin embargo, Tú eres “uno de nosotros”. Eso es exactamente lo que estás diciendo aquí. Por lo tanto Joan tenía razón.

Por supuesto que la tenía. Tenía toda la razón.

Quiero regresar a mi pregunta. ¿puedes decirnos algo respecto a cuándo se inicia la vida como la conocemos? ¿En que momento entra el alma en el cuerpo?

El alma no entra en el cuerpo. El cuerpo es envuelto por el alma. ¿Recuerdas lo que dije antes? El cuerpo no alberga al alma. Es todo lo contrario.

Todo está siempre vivo. No existen los “muertos”. No hay tal estado de ser.

Eso Que Siempre Está Vivo simplemente toma una nueva forma, una nueva forma física. Esa forma cambia con la energía viviente, la energía de la vida, siempre.

La vida (si llamas vida a la energía que soy Yo) está siempre allí. Nunca no está allí. La vida nunca termina, entonces, ¿cómo puede haber un momento cuando la vida empiece?

Ayúdame con esto. Sabes lo que trato de decir.

¡Sí lo sé! Quieres que entre al debate del aborto.

¡Sí, eso quiero! Tengo a Dios aquí y tengo la oportunidad de hacer la pregunta monumental. ¿Cuándo empieza la vida?

La respuesta es tan monumental, que no puedes escucharla.

Pruébame de nuevo.

Nunca empieza. La vida nunca “empieza”, porque la vida nunca termina. Quieres entrar en tecnicismos biológicos, para que puedas hacer una “regla” basado en lo que deseas llamar la “ley de Dios”, acerca de cómo comportarse la gente, para después castigarla, si no se comporta de esa manera.

¿Qué hay de malo en eso? Eso nos permitiría matar a los médicos en los estacionamientos de las clínicas con impunidad.

Sí, comprendo. Me han utilizado y, también, lo que declararon que son Mis leyes, como justificación para toda clase de cosas a través de los años.

¡Oh, vamos! ¡Por qué no dices que terminar con un embarazo es un asesinato!

No pueden matar a nadie ni a nada.

No. ¡Sin embargo, podemos terminar con su “individualidad”! Y en nuestro idioma, eso es matar.

No pueden detener el proceso en el que una parte de Mí se expresa individualmente de cierta manera, sin que esté de acuerdo la parte de Mí que se está expresando de esa manera.

¿Qué? ¿Qué estás diciendo?

Estoy diciendo que nada sucede en contra de la voluntad de Dios.

La vida y todo lo que está ocurriendo es una expresión de la voluntad de Dios (comprende esto como tu voluntad manifestada).

En este diálogo he dicho que tu voluntad es Mi voluntad. Esto es porque sólo hay Uno de Nosotros.

La vida es voluntad de Dios, expresándose perfectamente. Si algo estuviera sucediendo contra la voluntad de Dios, esto no podría suceder. Por la definición de Quién y Qué Es Dios, esto no podría suceder. ¿Crees que de alguna manera, un alma puede decidir algo por otra? ¿Crees que, como individuos, pueden afectarse mutuamente en formas en las que el otro no desea ser afectado? Esa creencia tendría que estar basada en la idea de que están separados uno de otro.

¿Crees que puedes afectar la vida, de una manera en la que Dios no desea que resulte afectada? Dicha creencia tendría que basarse en la idea de que tú estás separado de Mí.

Ambas ideas son falsas.

Es sumamente arrogante que creas que puedes afectar el universo de una manera en la que el universo no está de acuerdo.

Estás tratando aquí con fuerzas poderosas y algunos de ustedes creen que son más poderosos que la fuerza más poderosa. Sin embargo, no lo son. Tampoco son menos poderosos que la fuerza más poderosa.

Ustedes son la fuerza más poderosa. Ni más ni menos. ¡Permitan que la fuerza esté con ustedes!

¿Estás diciendo que no puedo matar a nadie sin su consentimiento? ¿Estás diciéndome, en un nivel elevado, que a todos los que han matado, es porque ellos han estado de acuerdo en que los maten?

Estás mirando y pensando las cosas en términos terrenales y nada de eso tendrá sentido para ti.

No puedo evitar pensar en “términos terrenales”. ¡Estoy aquí, en este momento, en la Tierra!

Te diré esto: estás “en este mundo, más no eres de él”.

¿Entonces, mi realidad terrenal no es ninguna realidad?

¿En realidad pensaste que lo era?

No lo sé

¿Nunca has pensado, “que algo más grande está sucediendo aquí”?

Sí, por supuesto que lo he pensado.

Esto es lo que está sucediendo. Te lo estoy explicando.

Ya comprendí. ¡Entonces, supongo que ahora puedo salir y matar a cualquiera, porque no lo haría si esa persona no estuviera de acuerdo!

En realidad, la raza humana actúa de esa manera. Es interesante que estén teniendo tantos problemas con esto; sin embargo, dan vueltas al asunto, actuando como si de cualquier manera fuera verdad.

Peor aún, están matando gente contra su voluntad, ¡como si eso no importara!

¡Por supuesto que importa! Es sólo que lo que nosotros deseamos importa más. ¿No lo comprendes? En el momento en que nosotros, los seres humanos, matamos a alguien, no estamos diciendo que el que lo hayamos hecho no importa. Sería indiferente pensar así. Es sólo que lo que nosotros deseamos importa más.

Comprendo. Entonces, es más fácil para ustedes aceptar que está bien matar a otras personas contra su voluntad. Pueden hacer esto con impunidad. Lo hacen porque es la voluntad de esas personas la que consideran que está mal.

Nunca dije eso. No es así como piensan los seres humanos.

¿No lo es? Permite que te muestre lo hipócritas que son algunos de ustedes. Dicen que es correcto matar a alguien contra su voluntad, siempre que ustedes tengan un motivo bueno y suficiente para desear que mueran, como en la guerra, por ejemplo, o una ejecución (o un médico en el estacionamiento de una clínica dedicada al aborto). Sin embargo, si la otra persona considera que tiene un motivo bueno y suficiente para desear morir, ustedes no lo ayudan a morir. Eso sería “suicidio asistido” ¡y eso estaría mal!

Te estás burlando de mí.

No, tu te estás burlando de Mí. Éstas diciendo que yo condonaría que mataran a alguien en contra de su voluntad y que Yo condenaría que mataran a alguien de acuerdo con su voluntad.

Esto es una locura.

Sin embargo, no sólo no ven la locura de esto, sino que aseguran que aquellos que señalan la locura son los que están locos. Ustedes son los que tienen la razón y ellos sólo buscan dificultades.

Ésta es la clase de lógica torturada en la cual construyen vidas enteras y teologías completas

Nunca lo he visto de esa manera.

Te digo esto: ha llegado el momento en que vean las cosas de una manera diferente. Éste es el momento de su renacimiento, como individuos y como sociedad. Deben volver a crear su mundo ahora, antes de que lo destruyan con sus locuras.

Ahora, escúchame.

Todos Somos Uno.

Sólo hay Uno de Nosotros.

No están separados de Mí y no están separados el uno del otro.

Todo lo que nosotros estamos haciendo, lo hacemos de acuerdo mutuo

Nuestra realidad es una realidad cocreada. Si dan fin a un embarazo Nosotros terminamos el embarazo. Su voluntad es Mi voluntad.

Ningún aspecto individual de la Divinidad tiene poder sobre ningún otro aspecto de dicha Divinidad. No es posible que un alma afecte a otra en contra de su voluntad. No hay víctimas ni hay villanos.

No pueden comprender esto desde su perspectiva limitada; sin embargo les digo que es así.

Sólo hay un motivo para ser, hacer o tener cualquier cosa, como una afirmación directa de Quienes Somos. Sí, Quienes Son, como individuos y como sociedad, es quien eligen y desean ser, no hay motivo para cambiar nada. Si, por otra parte, consideran que los esperan una experiencia superior, una expresión de la Divinidad incluso mayor de la que se manifiesta actualmente, entonces, muévanse hacia esa verdad.

Puesto que todos Nosotros estamos cocreando, Nos puede servir hacer lo que podamos para mostrar a los demás el camino que algunos de Nosotros deseamos seguir. Puedes ser un mostrador del camino, demostrando la vida que te gustaría crear e invitando a los demás a seguir tu ejemplo. Incluso podrías decir: “Yo soy la vida y el camino. Síganme”. Sin embargo, ten cuidado. Han crucificado a algunas personas por hacer tales afirmaciones.

Gracias. Prestaré atención a la advertencia. Trataré de no llamar la atención.

Puedo ver que estás haciendo verdaderamente un buen trabajo con esto.

Cuando decimos que sostenemos una conversación con Dios, no es fácil pasar desapercibidos.

Como lo han descubierto otros.

Lo cual podría ser un buen motivo para mantener la boca cerrada.

Ya es un poco tarde para eso.

Bueno, ¿de quién es la culpa?

Sé a lo que te refieres.

Está bien. Te perdono.

¿Me perdonas?

Sí.

¿Cómo puedes perdonarme?

Porque puedo comprender por qué lo hiciste. Comprendo por qué viniste a mí e iniciaste este diálogo. Cuando comprendo por qué se hizo algo, puedo perdonar todas las complicaciones que eso haya causado o creado.

Hmmm... Eso es interesante. Para que pudieras pensar que Dios es tan magnificente como tú.

Estoy conmovido.

Tienes una relación poco usual conmigo. De alguna manera, piensas que nunca podrías ser tan magnificente como Yo y, en otra forma, piensas que Yo no puedo ser tan magnificente como tú.

¿No te parece interesante eso?

Fascinante.

Eso es porque piensas que nosotros estamos separados. No imaginarías esto, si pensaras que Nosotros Somos Uno.

Esta es la principal diferencia entre tu cultura (que es una cultura “bebé”, realmente, una cultura primitiva) y las culturas sumamente evolucionadas del universo. La diferencia más significativa es que en las culturas más evolucionadas, todos los seres sensibles comprenden con claridad que no hay separación entre ellos y lo que ustedes llaman “Dios”.

También comprenden con claridad que no existe separación entre ellos y los demás. Saben que cada uno de ellos está teniendo una experiencia individual de la Unidad.

Ahora vas a hablar sobre las sociedades muy evolucionadas del universo. Lo he estado esperando

Sí, creo que ya es tiempo de que exploremos eso.

No obstante, antes de que lo hagamos, debo tratar de nuevo por última vez el tema del aborto. Aquí no estás diciendo que, debido a que nada puede sucederle al alma humana en contra de su voluntad, es correcto matar a la gente, ¿no es así? No estás aprobando el aborto o dándonos una “salida” sobre este tema, ¿no es así?

No apruebo ni condeno el aborto, no apruebo ni condeno la guerra.

La gente de todos los países piensa que apruebo la guerra que están peleando y que condeno la guerra que su oponente está luchando. La gente de cada país cree que tiene a “Dios de su lado”. Cada causa asume lo mismo. En realidad, cada persona siente lo mismo o, al menos, espera que sea verdad siempre que se toma una decisión o se hace una elección.

¿Sabes por qué todas las criaturas creen que Dios está de su lado? Porque lo estoy. Todas las criaturas lo saben por intuición.

Ésta es sólo otra forma de decir, “su deseo para ustedes es Mi deseo para ustedes”. Ésa es otra forma de decir que a todos les di libre albedrío.

No existe el libre albedrío, si para ejercitarlo en cierta forma produce castigo. Eso es como una burla del libre albedrío y lo hace falso.

Por lo tanto, respecto al aborto y a la guerra, a comprar un coche o a casarse con cierta persona, a tener sexo y a no tenerlo, “a cumplir con su deber” o a no “cumplir con su deber” no existe lo correcto ni lo incorrecto. No tengo preferencias en el asunto.

Todos ustedes están en el proceso de definirse a sí mismos. Cada acto es un acto de autodefinición.

Si están contentos con la forma en que se crearon a sí mismos, si eso les sirve, continuarán haciéndolo de esa manera. Si no, se detendrán. Esto se llama evolución.

El proceso es lento, porque, al evolucionar, continúan cambiando sus ideas acerca de lo que realmente les sirve; continúan cambiando sus conceptos de “placer”.

Recuerda lo que dije anteriormente. Puedes saber qué tanto ha evolucionado una persona o una sociedad mediante lo que ese ser o sociedad llama “placer”. Añadiré aquí, lo que declara que les sirve.

Si les sirve ir a la guerra y matar a otros seres, lo harán. Si les sirve dar fin a un embarazo, lo harán. Lo único que cambia mientras evolucionan es su idea de lo que les sirve. Esto se basa en lo que piensan que están tratando de hacer.

Si están tratando de ir a Seattle, no les servirá dirigirse hacia San José. No es “moralmente malo” ir a San José, sino que simplemente, no les sirve.

Por lo tanto, la pregunta sobre lo que están tratando de hacer se convierte en un asunto de importancia primordial. No sólo en su vida general, sino también en cada momento de su vida específicamente; porque es en los momentos de la vida cuando se crea la vida en sí.

Todo esto se cubrió con gran detalle al inicio de nuestro diálogo sagrado que has llamado Libro 1. Lo repito aquí porque parece que necesitas un recordatorio, de lo contrario, nunca me hubieras hecho esa pregunta sobre el aborto.

Cuando se preparan para tener un aborto o cuando se preparan para fumar un cigarro o cuando se preparan para freír y comer a un animal y cuando se preparan para aniquilar a un hombre, sin importar si el asunto es grande o pequeño, sin importar si la decisión es mayor o menor, sólo hay una pregunta que se debe considerar: ¿es esto quien soy realmente? ¿Es esto quien elijo ser ahora?

Comprende esto: ningún asunto no tiene consecuencia. Todo tiene una consecuencia. La consecuencia es quién y qué eres.

Estás en el acto de definir tu Yo en este momento.

Ésa es tu respuesta a la pregunta sobre el aborto. Ésa es tu respuesta a tu pregunta sobre la guerra. Ésa es tu respuesta a la pregunta respecto a fumar y comer carne y a toda pregunta sobre el comportamiento que hayas tenido.

Todo acto es un acto de autodefinición. Todo lo que piensas, dices y haces declara: “Esto es Quien Soy”.

 

 
  >
 
 
 
 
 

 

 

 
         
         
       
       
       
Conferencias Místicas